Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-08-2017

Una Revolucin Bolivariana defendida

Carlos Meneses Reyes
Rebelin


Hoy, ante el triunfo de la Revolucin Bolivariana al instalar una Constituyente Comunal y Popular, rememoro como antecedente, un artculo de mi autora, publicado por el portal internacional www.rebelion.org , el 12 de diciembre de 2015: Una Revolucin NO Defendida, en el que con la pluma apoyada sobre la realidad, intentaba analizar el resultado de las elecciones del 6 de diciembre de ese ao, el da 6D, en que la oposicin de derecha logr la mayora de Diputados a la Asamblea Nacional Bolivariana. Iniciaba: Imposible desconocer que el panorama de los efectos nefastos con la derrota electoral del pasado 6D, al obtener la oposicin venezolana la mayora absoluta y calificada del poder legislativo en la Asamblea Nacional Bolivariana; se centra en el anlisis de la errada concepcin poltica econmica y no en desvo alguno de la esencia protectora del Estado de Derecho, en la observacin de los Derechos Humanos Fundamentales y en el ejercicio consolidado de la participacin ciudadana electoral.

Y acotaba: En honor a la brevedad dejar en el tintero, pero no olvidados, tres temas palpitantes: Uno. Lo referente al por qu Leopoldo Lpez es un poltico-preso. Dos. El triste papel de la conspiracin de los ex presidentes iberoamericanos, ninguno libre de culpas, contra sus gobernados, en un engranaje de las danzas de los millones y las agencias internacionales del imperio. Tres. El derrotero fantasioso del ensaamiento opositor por la salida del presidente Nicols Maduro, expresada en las abortadas 1. La Operacin Salida. 2. La Operacin Jeric. y 3. La ahora previsible Operacin Legislativa, que, a nuestro modesto modo de ver, atomizara an ms a la prrica victoria opositora de 29 grupos y partidos minoritarios sin ninguna cohesin ideolgica y poltica. Amanecer y veremos!

Y como a los analistas populares de izquierda no los gua intereses pecuniarios, ni la divina providencia, sino las frmulas polticas objetivas del anlisis concreto de la situacin concreta, asistimos a la derrota poltica de la dictadura meditica y el vasallaje arrodillado de las burguesas dominantes a favor del imperio.

No encuentro ningn artculo, de los consultados en el mbito iberoamericano y el eco estereotipado de la comunidad europea, que sustente la afirmacin que la constituyente popular y comunal fue un acto dictatorial del presidente Maduro. Que se fisieron a lo quijotesco- los doctos constitucionalistas de la otrora plyade de juristas colombianos y latinoamericanos? Todos los voceros gubernamentales, pro imperio desgatado de Trump, gritan al unsono, cual Fuente Ovejuna: Desconocemos la Constituyente en Venezuela. Comenzando con el gobierno de Colombia, aadieron los gobiernos de Panam, Per, Argentina, Brasil, Mxico, Costa Rica, Suiza, Chile, Espaa y Estados Unidos, en la lista de pases que no aceptaron la convocatoria a la Constituyente y peor an, no aceptar los resultados de las elecciones para la Constituyente Bolivariana Comunal y Popular triunfante. Algo totalmente indito en el ejercicio del Derecho Internacional Pblico, de violentar el principio universal de la libre determinacin de los pueblos. En el escenario diplomtico, o incluso en un ejercicio figurado del desempeo de la diplomacia por los voceros o cabeza de las relaciones internacionales de los pases, se mantiene, no solo una apariencia, sino real cortesa y manejo desinteresado en el desempeo de las interrelaciones entre las naciones. Ese comportamiento civilizado lo echaron por la borda los pases citados, bajo la imposicin de la diplomacia de las caoneras del dislocado Trump. Existe el que un pas califique de ilegitimo el gobierno de otro pas. Pero que un pas rechace el ejercicio del poder soberano electoral de otro pas, con un proceso electoral a ojos vista desarrollado, resalta el carcter injerencista de la derecha neoliberal e imperialista del continente y del mundo contra la poltica local de un pas soberano. Olvidan que a la Repblica Bolivariana de Venezuela la respalda el ALBA y los pases del Caribe, por no resaltar a la invencible y soberana Cuba y que Venezuela preside el grupo de Pases No Alineados, que son dos tercios de los pases del mundo. Pero todo ello demuestra que en realidad los que rechazan a la Constituyente y sus exitosos resultados, es la dictadura meditica continental y los gobiernos lacayos del imperio y no sus pueblos!

Por lo mismo sorprende el inusitado y descabellado traspis diplomtico del Vaticano, que desfigura al Papa Francisco, ad portas de su visita por la Paz a Colombia. La fineza y buen comportamiento del Estado Vaticano, queda en entredicho, cuando fuera de tiempo y de lugar, lanza un Comunicado, pidiendo la suspensin de la Asamblea Constituyente, cuando a la hora de Venezuela, ya el pueblo venezolano acuda a las calles a apoyar la Asamblea Constituyente y el Presidente Evo Morales enviaba su solidaridad con la Asamblea Constituyente. Cmo toma esa injerencia, siendo un Jefe de Estado, con el que mantiene relaciones diplomticas y adems es el lder espiritual de 25 millones de venezolanos?! Ver para creer!


VENEZUELA COMO PROYECTO DISTINTO.

Pero para que llover sobre mojado. El experimento de la revolucin bolivariana, lo es de todo el campo latinoamericano, como alternativa de poder popular, ante la decadencia del modelo injerencista del neoliberalismo capitalista salvaje. A ello le temen las oligarquas locales y el imperio.

La acadmica Pascualina Curcio, profesora de la Universidad Simn Bolvar, resalta que en la lucha del imperio contra la asediada Venezuela, la estrategia de las corporaciones capitalistas y los grupos oligrquicos locales, propiciaron el desconocimiento de los xitos del gobierno chavista en superar las tasas de desocupacin , de desnutricin y pobreza; la erradicacin del analfabetismo y ocupar el quinto lugar en el mundo por el porcentaje en matriculas para estudiantes universitarios, que agrego, obviamente, no son los hijos de papi y de mami que estn en las barricadas callejeras, como ya es conocida la rebelin de los ricos. A la imposicin de una guerra econmica asistiendo el desabastecimiento programado de mercancas y productos esenciales; el embargo comercial encubierto; el boicot en el suministro de bienes de primera necesidad; el bloqueo financiero internacional; la inflacin inducida y-agrego- el descarado deterioro de la divisa bolivariana en la frontera colombo-venezolana, permeada por la doble economa y/o economa subterrnea, alentada por el fallido narco-estado colombiano.


DE LA INCONSISTENCIA DE LA RUPTURA DEL ORDEN CONSTITUCIONAL EN VENEZUELA.

La causa de todo el debate lo ocasion la posesin de tres Diputados del estado del Amazonas, cuya ilegitimidad fue declarada por el Consejo Nacional Electoral(CNE). Pese a ello, la Asamblea Nacional, mayoritaria en su composicin, les dio posesin para contar, en forma torticera, con la mayora absoluta y calificada. El artculo 259 de la Constitucin de la Repblica Bolivariana de Venezuela (CB) indica que la jurisdiccin contenciosa administrativa corresponde al Tribunal Supremo de Justicia(TSJ), encargado de la declaracin de nulidad de los actos administrativos. Fue as como declar nula esas posesiones; pero la arrogancia de la oposicin mayoritaria desconoci tal fallo y en consecuencia fue declarada en desacato la Asamblea Constituyente y, por ende, nulas todas sus actuaciones, desde ese inicio y hasta el da de hoy. Todos los rganos del Estado emanan de la soberana popular y a ella estn sometidas (Articulo 5 CB), para que con engaifas argumenten que solo los particulares pueden ser declarados en desacato.

Los corifeos imperialistas, ante la decisin soberana del presidente Maduro de Convocar la Asamblea Constituyente Comunal y Popular Bolivariana, alegaron que de previo se deba someter a un referndum esa iniciativa. El artculo 348 CB, dice: La iniciativa de convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente podrn tomarla el Presidente o Presidenta de la Repblica en Consejo de Ministros; Eso fue, lo que el gobierno, en pleno, decidi el histrico 1 de mayo de 2017, como salida poltica al caos insurreccional incitado por la derecha iberoamericana, injerencista en Venezuela. La iniciativa de convocatoria a un referndum popular es propia del Presidente, lo consagra sabiamente el artculo 71 CB, y en modo alguno suple la voluntad del pueblo de Venezuela como depositario del poder originario (Artculo 347 CB), como raya en mala fe la interpretacin falsaria del gobierno colombiano y su sequito latinoamericano. Olvidan que en la Repblica Bolivariana de Venezuela impera la democracia directa y participativa y no el remedo de representacin democrtica indirecta, nido de voracidad de clientelismo politiquero, nsito en el sistema de resto de pases latinoamericanos. Invocan el artculo 2 CB, sobre la existencia del Estado de Derecho y los artculos 62 CB sobre la participacin en democracia directa de todos los ciudadanos y el artculo 63 CB, sobre el derecho al sufragio, con la impertinencia del engao y la estafa informativa; desconociendo la realidad de un pueblo, como el venezolano, viviendo y padeciendo un verdadero trnsito de proceso revolucionario.

Concluyo con desenmascarar a los pobres vergonzantes de la academia, desde la izquierda y la intelectualidad, de asumir, en la prctica, el papel de cajas de resonancia del amplio espectro publicitario de las polticas del Pentgono en la labor propia de informacin y desinformacin. Hacen eco del fuego enemigo de las posiciones de derecha que pretenden aislar internacionalmente al gobierno legtimo popular. Olvidan que son solo los venezolanos y venezolanas quienes pueden invocar el sagrado legado de Gloria al Bravo Pueblo de Bolvar!


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter