Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-08-2017

Para hablar de dictaduras est prohibido olvidar

Pablo M. Medina J.
Rebelin


Durante todo el Siglo XX hubo regmenes dictatoriales en la regin, con caractersticas varias: respondan a una etapa agitada en los pases (crisis econmicas, sociales, polticas), muchas de ellas creadas por fuerzas internas o externas, obtenan el apoyo logstico y material de cierto vecino norteo, con el objetivo nico de conservar cierto "orden social" que garantizara y ampliara sus beneficios econmicos. Las clases dominantes de los pases de Amrica Latina organizaron, promovieron golpes de estado llevados a cabo casi siempre por fuerzas militares, estableciendo posteriormente dictaduras, en franca ruptura y opresin de la voluntad popular. Muertos, desaparecidos, encarcelados, torturados: se persegua de manera flagrante a quien se manifestara en contra del rgimen instalado, violando sistemticamente toda clase de derecho a la ciudadana. Garantizada la supresin de toda clase de derecho fundamental: libertad de expresin, de reunin y asociacin, de manifestacin, culto, prensa, el derecho a la vida y a la integridad de la persona.

Ejemplos sobran. Slo con el de Trujillo sera ms que suficiente para ilustrar lo mencionado, sin embargo, puesto que estamos en un ejercicio de hacer memoria, aqu vamos. Trujillo en Repblica Dominicana, Batista en Cuba, Somoza en Nicaragua, Videla en Argentina, Stroessner en Paraguay, Ros Montt en Guatemala, Noriega en Panam, Pinochet en Chile, los Duvalier en Hait, Pinilla en Colombia, Banzer en Bolivia, Prez Jimnez en Venezuela En todos estos regmenes rein la forma autoritaria con que se impusieron leyes, con que se violaron sistemticamente los derechos humanos, en el uso constante de la fuerza. La oligarqua, la iglesia catlica y los del norte, cmplices y actores.

No olvidemos adems, para los que insisten en actuales "petrodictaduras" en algn pas latinoamericano, que es en ese pas donde ms procesos electorales se han realizado en un perodo de casi 20 aos, desde referendos hasta elecciones parlamentarias y presidenciales.

Si la oposicin (oligarca duea de los medios de comunicacin) gana entonces todo marcha excelente y la prensa nacional e internacional se vuelca en elogios para estos ganadores; si gana el voto popular apoyando al gobierno, entonces es una dictadura. Recordemos que el mismo Consejo Nacional Electoral, ente que rige el pode electoral) que confirm cierto triunfo asamblesta en diciembre de 2015 es el que hoy es desconocido por la oposicin en el proceso de hace una semana y escasos das proceso adems certificado y avalado por ensima vez como un proceso con uno de los sistemas de votacin ms fiables y blindados de todo el mundo, certificado adems por misiones de observacin internacionales, que all concurren, una y otra vez, durante casi 20 procesos electorales desde que hubo un cambio de mando hace casi dos dcadas.

No olvidemos tampoco que el actual mandatario es el presidente elegido constitucionalmente, dando cuenta una vez ms del proceso democrtico all instalado y que se quiere quebrantar. Debe respetarse el derecho a la autodeterminacin de los pueblos, su soberana, y su integridad territorial y que bajo ninguna circunstancia se repita lo ocurrido en Repblica Dominicana en 1965, en Granada en 1982, en Guatemala en 1954, en Hait, Cuba, Puerto Rico, Panam. No.

No nos contentemos con repetir lo que los medios de comunicacin oligrquicos nos imponen, sin un mnimo de razonamiento y sin ir ms all. Lo impuesto por unos cuantos sin tomar en cuenta la voluntad del colectivo, eso s es dictadura.


Pablo M. Medina J. Especialista en Relaciones Internacionales.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter