Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-08-2017

Dos artculos sobre la actualidad en Marruecos
Contina la crisis en el Rif

Issam El Yadari/Hassan Zerruky
Viento Sur


Imad Attabi, muerto como mrtir del Hirak

Issam El Yadari

Respondiendo a la convocatoria del Comit de apoyo a los presos polticos del Hirak, centenares de personas se han reunido en Casablanca y en el Rif para rendir un homenaje silencioso a la memoria de Imad Attabi, un joven muerto como consecuencia de las heridas recibidas en condiciones an no aclaradas en las manifestaciones del 20 de julio en Alhucemas.

Concentraciones similares han sido organizadas en otras ciudades del Rif, en Nador y Alhucemas, pero stas han sido dispersadas por la fuerza. (Igualmente se han producido manifestaciones y concentraciones de solidaridad en diferentes puntos de Europa ndt).

Attabi, que qued gravemente herido en la cabeza y transferido al hospital militar de Rabat para recibir los cuidados necesarios, ha muerto el pasado martes en ese mismo hospital, segn inform ese mismo da el fiscal general del Rey ante el tribunal de Alhucemas en un comunicado.

El paralelo entre esta muerte (tanto de la muerte en s como de caractersticas confusas de las investigaciones realizadas por las instancias oficiales ndt) y la de Mohcin Fikri, el vendedor de pescado que muri en un camin de basura hace ms de 9 meses salta a la vista y cuya muerte en circunstancias poco claras hizo saltar la chispa en el Rif y ms all ya es establecido por militantes y simpatizantes del Hirak.

Los y las militantes y simpatizantes del Hirak, as como ONGs como la Asociacin Marroqu de Derechos Humanos (AMDH) subrayan hechos confusos que rodean las circunstancias de la muerte del joven Attabi. Muy rpidamente despus de que fuera alcanzado por un proyectil no identificado, las autoridades avanzaban la tesis de un lanzamiento de piedras por parte de los manifestantes cuando ninguna investigacin haba sido an iniciada. Testigos oculares haban evocado, sin embargo, un disparo de granada lacrimgena de la que una resto metlico habra alcanzado la cabeza del difunto. Una tesis que parecen rechazar de facto las autoridades.

Llevado urgentemente en helicptero a Rabat para cuidados intensivos, el herido, en coma profundo, no haba podido ser visitado por su familia en un primer momento. Familia que ha asegurado, antes de resguardarse tras un muro de silencio, no haber podido tampoco tener acceso al expediente mdico.

Al anuncio de su muerte veinte das despus del incidente y cuando el Rif se ha apaciguado un poco, el fretro de Attabi ha sido sellado sin que su familia haya podido ver los restos del joven, segn varias fuentes cercanas al Hirak que aseguran que el Consejo Nacional de Derechos Humanos ha sido puesto al corriente de esta situacin. Zonas de sombra que hacen de Imad Attabi un nuevo mrtir para los manifestantes del movimiento social rifeo igual que Mohcin Fikri (Le Desk, 9/08/2017 https://ledesk.ma/2017/08/09/imad-attabi-mort-en-martyre-pour-le-hirak/)

******

La regin de Alhucemas sometida a un black-out meditico

Hassan Zerruky

La muerte del joven simpatizante del Hirak, que ha provocado desde el martes 8 de agosto numerosas concentraciones y manifestaciones de protesta, agrava las tensiones y confirma el fracaso de las polticas liberales y represivas de la monarqua.

Imad Al Attabi, gravemente herido en la cabeza el pasado 20 de julio en Alhucemas por una granada lacrimgena de fabricacin francesa, muri, el martes, en el hospital militar de Rabat. Su familia ha tenido prohibida la visita hasta el final.

El anuncio de la muerte del joven Imad, que ha hecho estallar las redes sociales (ver, en particular, https://twitter.com/Aydud24 ndt), ha provocado desde el martes numerosas concentraciones en Casablanca, Nador y ayer por la tarde ante el Parlamento en Rabat donde, ya el lunes, una manifestacin de solidaridad con el Rif haba sido truncada por las fuerzas del orden, pero tambin en el Rif: en Alhucemas, en un video subido a la red, se ve formarse en el corazn de la ciudad una concentracin pacfica que se transforma rpidamente en manifestacin hostil al poder antes de ser brutalmente dispersada por las fuerzas del orden locales. En otras partes, en esta regin sometida a un black-out meditico, hay pocas informaciones o ninguna en absoluto sobre lo que est ocurriendo. La regin est de hecho militarizada, nos confa Omar, joven militante, aadiendo que los contactos por Internet estn siendo interferidos por el majzn y no se reciben videos desde ayer por la noche. Sin embargo, en uno de ellos, tomado por un activista rifeo, se ve la llegada de un convoy militar con vehculos blindados a la localidad de Al Ruadhi cerca de Alhucemas.

Me han humillado y filmado desnuda, como Nasser Zefzafi

Con la gracia real selectiva de la que han gozado, con ocasin de la Fiesta del Trono, 58 manifestantes, de los 200 que se pudren en las mazmorras reales -Nasser Zefzafi, el dirigente del Hirak, no estaba evidentemente entre ellos- Mohammed VI pensaba hacer bajar una tensin que dura ya ms de diez meses. Entre las personas beneficiarias de esta medida, la joven Sylia Ziani no ha dejado, una vez liberada, de confiar, segn la pgina Rif Online, a la cadena de televisin americana en rabe Al-Hurra (Libertad) haber sido objeto de un trato degradante durante su detencin en la comisara de polica de Alhucemas: Me han humillado y filmado desnuda, como Nasser Zefzafi.

A fines de julio, en el Discurso del Trono, para mostrar que se preocupaba por la suerte de sus sbditos, Mohammed VI haba mostrado su descontento descargando las responsabilidades en los partidos del Majzn, a los que hizo responsables de la situacin en el Rif y otros lugares, calificndoles de partidos ausentes que no cumplen de forma alguna su misin. Y tras las amonestaciones reales, Elyas El Omari, dirigente de una de esas formaciones criticadas por el monarca, el Partido Autenticidad Modernidad (PAM, fundado por el amigo y confidente del rey Fuad Al Hima y cuya direccin asumi Elyas El Omari en octubre de 2016), ha dimitido de sus funciones. Y esto, afirman sus detractores, por haber fracasado doblemente: no ha logrado debilitar a los islamistas del Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD) que dirigen formalmente el gobierno ni restablecer el dilogo entre los rifeos y el Palacio, a lo que se haba comprometido. Presionado para que dimitiera, El Omari es la primera cabeza que rueda tras la clera real expresada en varias ocasiones como consecuencia de la crisis de Alhucemas, escriba el diario en lnea Le Desk. Otras cabezas van ciertamente a sufrir la cuchilla real, se susurra prfidamente en Rabat en los medios polticos cercanos al Palacio.

Frente al irredentismo rifeo se ha intentado de todo: adems de las cabezas de los polticos echadas como pasto al pueblo, las mltiples visitas ministeriales y otras delegaciones de partidos del majzn que se han sucedido en el Rif no han conseguido nada. En cuanto al proyecto Alhucemas faro del Mediterrneo, que se supona iba a mejorar la situacin de los rifeos, todava no se ha puesto en marcha. La falta sera de los partidos ausentes? (LHumanit el 10/08/2017. https://www.humanite.fr/maroc-imad-al-attabi-succombe-ses-blessures-640286)


Traducido de http://alencontre.org/afrique/maroc/maroc-imad-attabi-mort-en-martyr-pour-le-hirak.html

Traduccin: Faustino Eguberri para viento sur



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter