Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-08-2017

Y si la CNTE, con sus 400 mil profesores, funda un sindicato con cargos revocables, horizontal e igualitario?

Pedro Echeverra V.

Ponencia presentada en el Congreso de la Coordinadora (CNTE) celebrado en el DF los das 29 y 30 de abril de 2005, para volver a pensar.


Sobre sindicalismo y su historia se ha escrito ms que suficiente en Mxico, pero ms que eso hoy nos interesa resolver problemas ms concretos. Los sindicatos en nuestro pas y en el mundo son fruto del capitalismo y nacieron como organismos naturales de defensa de los intereses de los asalariados. En su proceso de lucha los sindicatos, adems de rganos de defensa gremial, se fueron transformando en apoyos para las luchas revolucionarias.

Los sindicatos en Mxico nacieron con la Revolucin Mexicana, aunque aparecan los primeros a fines del siglo XIX, distinguindose en el Porfiriato con la lucha magonista y en la Casa del Obrero Mundial. Despus de la Revolucin puede demostrarse que los sindicatos vivieron con el impulso y bajo la proteccin del nuevo Estado. Lo mismo puede decirse de los empresarios educados por la burguesa burocrtica en los gobiernos de Obregn, Calles y Crdenas.

El Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educacin (SNTE), que naci en 1943 para aglutinar y controlar las tres o cuatro organizaciones de profesores que aos antes existan, fue creado por el gobierno de vila Camacho y su nuevo secretario de Educacin Pblica, Torres Bodet para legitimar cambios constitucionales al artculo tercero. Nunca fue revolucionario ni progresista, el SNTE siempre estuvo al servicio del gobierno sexenal en turno.

La Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educacin (CNTE) naci en las ltimas semanas de 1979 en el seno del SNTE. Ha cumplido ya 25 aos en permanente lucha por consolidar una fuerza poltico sindical que sea capaz de democratizar esa institucin de milln y medio de sindicalizados. Sus batallas en las calles en marchas, caravanas, plantones y mtines- puede demostrarse fcilmente, han sido las ms importantes del pas.

La CNTE, con unos 300 mil seguidores, localizados esencialmente en ocho entidades del pas, se inscribe en la gran lucha nacional de trabajadores por la democracia, la independencia, la justicia y la libertad; contrario a la dirigencia del SNTE que, durante 62 aos, adems de servir incondicional a los diferentes gobiernos en turno, se ha agrupado con otros sindicatos, centrales y confederaciones para boicotear y golpear las luchas reivindicativas de los trabajadores.

En este contexto se inscribe una pregunta y una discusin que quiz se haya dado, pero parece que sigue siendo esencial en este momento y que me interesa introducir para ser analizada de manera honesta y profunda: Puede la CNTE independizarse del SNTE y transformarse en un sindicato nacional independiente de trabajadores de la educacin? Puede mediante movilizaciones y negociaciones legales conseguir su reconocimiento jurdico, lograr las cuotas sindicales de sus asociados y crecer en afiliacin?

Buscamos construir un sindicato nacional de lucha, que defienda de manera obligada a sus afiliados, que sea un organismo que colabore para la transformacin poltica del pas y que impulse la educacin nacional para que sea popular, gratuita, laica y para que se ponga sin pretexto alguno- al servicio del pueblo. O sea, desde hace ms de 15 aos, al parecer, tenemos las condiciones para fundar ese sindicato nacional por el que luchamos.

Por qu no seguir discutiendo el asunto? Cules son los fundamentos para no dar ese paso? Marx no trabaj el problema, aunque s discuti con Bakunin y los anarquistas el papel de la clase obrera en el capitalismo. Pero quien ms se confront fue Lenin junto a la nueva burocracia, que se hizo cargo del poder en en la Rusia de 1917, y los sindicalistas que discutieron en el X Congreso el papel de los sindicatos frente al poder no obrero.

Qu papel han cumplido los poderosos sindicatos y centrales como el SNTE, la CROM en los veinte, CTM desde fu fundacin, o los sindicatos de ferrocarrileros, electricistas o petroleros? A pesar de todo, han cumplido como instrumentos de Estado. Qu papel cumplieron los sindicatos en las llamadas sociedades socialistas? A pesar de todo fueron instrumentos del Estado. El discurso fue siempre ser independiente y democrtico, pero hasta ah.

La discusin sobre la relacin de los sindicatos y el poder es muy vieja. Para los dirigentes de la revolucin Rusa no haba duda de que los sindicatos deban defender la Revolucin que ellos llamaban proletaria. Lenin, a pesar de que en su Qu hacer? defendi al partido de cuadros contra el partido de masas de Rosa Luxemburgo, en su planteamiento del trabajo de los revolucionarios dijo que hay que trabajar en los grandes sindicatos y grandes ciudades.

De all se deriva aquella consigna de no hacer sindicatitos. Sin embargo, en contraparte, en el pas de Gramsci, en los aos veinte, comenzaron a surgir consejos obreros, consejos de fbrica, organismos autogestivos, para sustituir a los grandes sindicatos que slo haban servido para hacer ms slida la explotacin capitalista. Desde entonces surgiran en los viejos y grandes pases capitalistas los consejos autnomos y antiparlamentarios, las comisiones obreras, etc.

Un sindicato grande es muy importante por su gran poder de negociacin, desafortunamente ese poder lo usa contra la clase obrera y las luchas de los pueblos. Incluso, cuando despus de dcadas de lucha los sectores democrticos conquistan la direccin burocrtica de esos poderosos organismos, se convierten en dirigentes burocrticos de gestin que utilizan los estatutos y sus cargos para transformarse en modernos rganos de mediatizacin y represin.

Por eso en Italia y otros pases se ha luchado contra la centralizacin sindical y se ha buscado una simple coordinacin con la participacin de representantes obreros de empresas, fbricas o departamentos, con direcciones rotativas y representantes que obedecen los acuerdos de las bases, agrupadas en pequeos organismos o secciones poco numerosas para garantizar la participacin directa. La descentralizacin ha sido el signo dominante.

En conclusin: el planteamiento busca que la CNTE discuta a fondo su independencia del SNTE y la creacin de un sindicato nacional de 300 mil afiliados no sin analizar antes los problemas prcticos jurdicos que debe enfrentar. En los hechos no sera un sindicatito sino una poderosa fuerza independiente que continuara luchando, como hoy lo hace la CNTE, pero con una estructura y una descentralizacin a la que otros miles podran afiliase.

No pretendo, ni mucho menos, que estas ideas o simples puntos de vista, sea tomados tal como se presentan; por el contrario, busco simplemente que sean rebatidas con argumentos mucho ms claros y enriquecedores. Puede continuar la CNTE como hasta hoy: haciendo propuestas polticas, sindicales y acadmicas; luchando a brazo partido en las calles, en las plazas pblicas y en las escuelas pero, hasta cundo analizaremos los verdaderos avances o el estancamiento?

No me mueve ninguna ambicin personal, slo un compromiso con los profesores. Mi inquietud permanente en los ltimos 45 aos de reflexionar sobre mis experiencias, ha sido la bsqueda por lograr avances mucho ms rpidos que los que nos hace por lo general conformarnos con nuestros limitados triunfos. La lucha contra el capitalismo requiere de ms reflexiones y luchas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter