Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-08-2017

La profunda grieta que an divide a Estados Unidos

Alberto Lpez Girondo
Tiempo Argentino


La demora del presidente Donald Trump en condenar el ataque en Charlottesville del sbado pasado y las fuertes crticas que despert su tibio comunicado en que pone en un mismo nivel a racistas que a antirracistas, sumado a los enfrentamientos que todava despierta el enfoque sobre la guerra civil, revela que hay una profunda grieta en Estados Unidos que no se ha cerrado en ms un siglo y medio. Y precisamente este ao se cumplieron 140 aos del fin de un proceso virtuoso en el sur esclavista que haba llevado a la igualdad de derechos entre negros y blancos por la que haban muerto cerca de un milln de norteamericanos en la terrible guerra de Secesin.

Como se sabe por cientos de filmes de Hollywood, los estados sureos intentaron hacer rancho aparte de la Unin al negarse a terminar con el sistema de esclavitud, una de las promesas de Abraham Lincoln en su campaa electoral. Es as que en noviembre de 1860, tras el triunfo del candidato republicano (si, aquellos republicanos eran antiesclavistas, mientras que los demcratas eran esclavistas), Carolina del Sur anunci que se separaba de la Unin. Para febrero de 1861 siete distritos haban conformado los Estados Confederados de Amrica.

Lincoln asume el 4 de marzo y el 15 de abril estalla lo que Arturo Jauretche llam la guerra de las camisetas. Es decir, una conflagracin en la que se dirima dnde y cmo se iran a fabricar las prendas con el algodn producido por los esclavos negros del sur; si en el norte industrializado y con obreros asalariados o en Gran Bretaa.

En pocos meses los confederados eran 11 estados (Carolina del Sur, Mississippi, Florida, Alabama, Georgia, Luisiana, Texas, Virginia, Arkanzas, Carolina del Norte y Tennessee).

Tras un infierno de cuatro aos, el 9 abril de 1865 el general Robert E. Lee se rinde y comienza otro perodo en la historia de Estados Unidos. Un perodo que ya no protagonizar Lincoln, asesinado cinco das despus de este acontecimiento, durante una funcin a la que haba asistido en el Teatro Ford de Washington por un actor virginiano supremacista, John Wilkes Booth.

Asumi su vicepresidente, Andrew Johnson, no tan comprometido con la equiparacin de derechos entre negros y blancos como Lincoln, y que inici un Plan de Reconstruccin del sur derrotado en mayo de 1865. Para fin de ese ao, Johnson anunci el fin de ese proceso y que los estados confederados podan desde entonces regresar a la Unin respetando el fin de la esclavitud.

Pero esto no era todo por lo que se habi luchado y los legisladores republicanos no estaban de acuerdo: solo habra una verdadera reconstruccin del pas si los hombres liberados en el sur tuvieran todos los derechos que emanaban de ser ciudadanos estadounidenses. Para ese ao, tambin, nace el Ku Klux Klan, con el objetivo de mantener los privilegios de los blancos, escudados en la supremaca sobre otras razas.

Choque de poderes

Naci entonces un enfrentamiento entre el presidente y el Congreso, que por las suyas aprob un Acta de Reconstruccin Militar, en 1867, y pas por sobre el veto del mandatario. El sur fue dividido en cinco distritos militares gobernados cada uno por un general, respaldado en tropas federales, para garantizar que se cumpliera la 14 enmienda constitucional, que daba plenos derechos a negros y blancos.

Avanz en el Parlamento un impeachment contra Johnson, que se salv por un voto de ser destituido.

Como fuera, los antiguos esclavos pasaron a reclamar los 40 acres (16 hectreas) y una mula prometidos por ley. Y a participar activamente en la vida poltica, no solo como votantes sino como legisladores. De hecho, fueron primordiales para el triunfo de Ulysses Grant en 1868.

Para 1870 las quinta parte de los oficiales sureos eran afroamericanos, tenan 22 representantes en el Capitolio. Los esclavistas no se quedaron de brazos cruzados y desplegaron medidas legales para frenar los avances y cuando no pudieron, comenzaron con actos terroristas.

En 1871 se dictaron las Actas de Ejecucin, que convertan en ilegal el soborno, la fuerza o las tcticas de terror para impedir que otra persona vote. Hubo tambin apoyo para emprendimientos e inversiones industriales en el sur rebelde, cosa de convencer por el bolsillo de las ventajas del capitalismo sobre otros modelos de explotacin econmica.

Pero la situacin se fue enrareciendo y en 1872 se dict un Acta de Amnista por la cual los responsables de haber demorado o bloqueado las reformas por mtodos reidos con la civilizacin quedaron exculpados y entre otras cosas, recuperaran derechos civiles.

Desde entonces y lentamente los demcratas fueron tomando posiciones claves en el control de los estamentos del estado en cada distrito. Hasta que en 1876 se produce el hecho que los supremacistas, como se los llama ahora, estaban esperando.

Los demcratas postularon al gobernador de Nueva York, Samuel Tilden, los republicanos, a Rutheford Hayes. Tilden tuvo ms votos populares, pero quedaba a un elector de consagrarse presidente. Hayes decidi ganar a como diera lugar. Y lo hizo con la promesa de retirar al ejrcito de los estados sureos ni bien asumiera su cargo.

En marzo de 1877 el nuevo presidente retir todas las tropas federales. Desde ese momento y en muy pocas semanas, los negros fueron perdiendo todos sus derechos y comenzara una verdadera dictadura blanca que durara, al menos en los papeles, hasta la dcada de 1960. Hayes es el mismo personaje que como rbitro de una disputa fronteriza entre el estado argentino y lo que quedaba del pas de Francisco Solano Lpez luego de la guerra de la Triple Alianza (otra guerra por el algodn en cierto modo) laud a favor de Parguay, que en su honor nombr Presidente Hayes al distrito recuperado.

Un siglo debi pasar de aquella guerra contra la esclavitud para que, luego de una lucha que sum a Rosa Parks (la mujer que en diciembre de 1955 se neg a dejarle su asiento a un blanco en un autobs en Montgomery, Alabama), Martin Luther King, Malcolm X, Stokely Carmichael, W.E.B. Du Bois y tantos otros lderes, lograran que otro vicepresidente asumido en reemplazo de un mandatario asesinado, (Lyndon Jonhson, sucesor de John Kennedy) aprobara una ley de Derechos Civiles, en 1965, que volva a prohibir la discriminacin racial.

La llegada de Barack Obama a la presidencia, en 2009, hizo pensar que finalmente terminaba una era oscura en la historia de esa nacin y que se igualaban derechos no solo en los papeles sino en la cultura de los ciudadanos. Pero la seguidilla de casos de violencia policial contra negros durante su mandato revel que la brecha segua abierta.

Estos ltimos casos, en Charlottesville y ahora en Carolina del Norte, dan cuenta de una divisoria social que no se consigue cerrar. En Virginia, un joven fantico atropell a una multitud y mat a una mujer e hiri a casi 20 personas en manifestaciones a favor y en contra de destruir una estatua del general que se rindi ante las tropas federales. En Durham un grupo tir abajo la estatua de un soldado confederado para simbolizar la ruptura con ese pasado que sigue sin embago pesando en el imaginario estadounidense.

Fuente: http://www.tiempoar.com.ar/articulo/view/69911/la-profunda-grieta-que-aa-n-divide-a-estados-unidos



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter