Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-08-2017

2.095 das (y contando) de la huelga de SINTRADIT-Buga en contra de Cristar SAS

Jos Antonio Gutirrez D.
Rebelin


Aunque parezca increble, por seis aos, un grupo de obreros vallunos, especficamente de la ciudad de Buga, la ciudad seora del Milagroso, mantienen una huelga en las afueras de la empresa de vidrio Cristar SAS (filial de la multinacional norteamericana Owens Illinois Inc., que controla el 85% de la empresa). Ah estn en unas carpas, rodeados de carteles que atestiguan la solidaridad que han recibido de varios sindicatos del departamento. Se han mantenido firmes en esta huelga 35 obreros de los 60 que la iniciaron: las deserciones ocurrieron slo en los primeros meses, una muestra de la voluntad de estos trabajadores (1). Desde entonces este grupo de 35 obreros se ha mantenido inquebrantable reclamando sus derechos. La conciencia de clase y el sentido solidario de estos obreros es admirable.

El origen de este conflicto parte de las condiciones en que los obreros de esta fbrica laboraron -muchos por varias dcadas- a travs de la figura de cooperativas de trabajo asociado y empresas subcontratistas de fachada. De 750 trabajadores que haba en la fbrica, tan slo 120 eran contratados directamente por la empresa, casi todos trabajadores administrativos, jefes de rea e ingenieros. Cansados de las condiciones de trabajo en que se les vulneraban todos los derechos, con un sueldo bajsimo, sin prestaciones y con horas de trabajo muy por encima de lo legal, a la vez que conscientes de las medidas contra el trabajo asociado que se adelantaban en el legislativo colombiano gracias al debate suscitado por la huelga de los corteros de caa en el 2008, decidieron sindicalizarse, formando el Sindicato de Trabajadores Disponibles y Temporales (SINTRADIT). Es as como el el 24 de octubre del 2011, presentan un pliego de peticiones a la empresa. sta no solamente se neg a negociar y desconoci el derecho a sindicalizacin de los trabajadores, sino que desde el 22 de noviembre del mismo ao neg la entrada a casi todos los miembros del sindicato a la empresa. Luego la empresa contrat directamente a la mayora de los obreros, para evitar sanciones por malas prcticas: pero segn los obreros en huelga, casi todos estos trabajadores han sido despedidos con el tiempo, habiendo un recambio muy alto. Los obreros huelguistas denuncian un autntico apartheid en su contra, sealando que si alguno de los obreros de planta se acerca a hablar con ellos, inmediatamente se le despide.

Los obreros huelguistas no estn pidiendo nada extravagante. Estn pidiendo que se les cumplan tres exigencias totalmente bsicas y constitucionales: contratacin directa, libertad de asociacin y libertad para negociar. Nada ms, pero nada menos. Han golpeado, pidiendo estas tres cosas, todas las puertas de las instituciones colombianas, incluidas las cortes laborales y la inspeccin del trabajo, de las cuales no han recibido ninguna respuesta. Por eso han optado por buscar instancias internacionales como la OIT. Han sido visitados no slo por mltiples delegaciones sindicales nacionales e internacionales, sino tambin por misiones de derechos humanos como la Caravana de Juristas. Todo esto los ha ayudado a mantener la moral, pero es necesario reforzar la solidaridad y las acciones de presin en contra de la empresa para que se solucione esta ignominia.

Dentro del marco de acciones solidarias con esta huelga, se organiz una charla el 8 de Agosto (da 2.084 de la huelga), en la cual discutimos sobre qu significa el proceso de paz para los obreros de la alicada industria colombiana, as como para los trabajadores precarios que hoy pululan, en el contexto de destruccin sistemtica de los sindicatos y el aniquilamiento de sus dirigentes que se ha vivido en los ltimos 30 aos. Las garantas para que el pueblo pueda hacer poltica sin temor a su integridad fsica tambin incluyen el respeto a los sindicatos, segn varios asistentes expresaron. Como bien se sabe, los ataques sistemticos al sindicalismo en Colombia sigue poniendo a este pas en un verdadero rcord a nivel mundial.

Hoy, que Colombia asiste a una explosividad social inmensa, es importante que todas las luchas se unan y busquen puntos bsicos de convergencia. Nos deca un obrero, "aqu seguiremos, compaero, as nos toque estar 2.000 das ms, porque nuestra lucha es justa. Si la abandonamos, le fallamos a todos los trabajadores de este pas". Rodear a los obreros de SINTRADIT y acompaarlos en su titnica lucha, es un deber para todos aquellos a quienes se les arruga el alma ante tanta injusticia. No han pasado un da de esta huelga solos, pero necesitamos ms, muchos ms, para acompaarlos. Si ellos no nos abandonan, nosotros no los abandonemos a ellos.

Nota

(1) Sobre esta huelga, ver tambin un artculo previo http://www.rebelion.org/noticia.php?id=182980

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter