Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-08-2017

La campaa neoliberal de El Mercurio y La Segunda es alimentada por el establishment de economistas

Leopoldo Lavn Mujica
Rebelin


Basta con leer la prensa conservadora de estos das. La del jueves 17 de agosto era sintomtica de la maniobra meditica. Ah podemos ver cmo El Mercurio y La Segunda no han tenido ningn respeto por la tica periodstica del equilibrio informativo con tal de orquestar una campaa en favor del modelo neoliberal. ste, bien sabemos, favorece al gran empresariado y sus artfices y apologistas se encuentran tanto en Chile Vamos como en la Nueva Mayora y la DC. El gran beneficiado es Piera.

La ofensiva ocurre cuando se han hecho pblicas las faranicas utilidades de las Isapres. stas alcanzaron la suma de 55.646 millones segn la Superintendecia de Salud. Un incremento de 131,9 %. Un robo en plena democracia. Algo brutal y escandaloso en un pas donde la salud es un privilegio.

Pero esto no es todo. Se ha llegado al colmo que la campaa destinada a defender los pilares del modelo de concentracin de la riqueza e impedir las reformas es alimentada por informes del mismo gobierno. Faltos de perspectivas, los tecncratas de Bachelet coinciden en lo fundamental (y les entregan argumentos) con los economistas neoliberales pagados por las organizaciones empresariales para proponer medidas que favorecen el capitalismo salvaje en el que vive el pueblo de Chile.

Salidos de las mismas universidades, y formados en el pensamiento nico y conformista de la economa neoclsica, los economistas son incapaces de encontrar soluciones que favorecen a las mayoras ciudadanas y trabajadoras, pero que otras sociedades democrticas han sabido darse. Repiten las mismas recetas.

Es as como el ministerio de Hacienda entrega, al mismo tiempo que Valds su titular haca su exposicin, un informe de productividad (la palabrita valija que les sirve para justificar los bajos salarios y mantener altas las ganancias del capital) y dnde se afirma que el aumento de un 5% del alza de la cotizacin previsional con cargo al empleador significara la prdida de 394 mil empleos. Es el titular de El Mercurio en su pgina Negocios. En otros trminos, segn los economistas de la NM y Bachelet, toda reforma para entregar pensiones dignas ser boicoteada por los economistas neoliberales de todos los sectores. Infundir miedo es la palanca de la prensa neoliberal. Mejor no hacer nada y seguir igual por el camino de la capitalizacin individual y de las pensiones de hambre.

La Segunda por su parte, entregaba, el mismo da (ayer), a plena pgina un informe de siete economistas financiados por cuatro organizaciones empresariales acerca de las medidas a aplicar para lograr un crecimiento de 5%. Dems est decir que todos los informes mundiales dicen que el promedio de crecimiento en lo que queda del siglo ser de 2%. China e India pueden tener ms debido a las altas tasas de explotacin a la que son sometidos sus trabajadores.

Cmo se explica entonces que estos economistas pretendan que se pueda obtener un 5 % de crecimiento?. La respuesta es fcil. Se entiende segn la lgica neoliberal de aumentar la explotacin (productividad), bajar salarios, flexibilizar el trabajo (malas condiciones), restringir legalmente la huelga, disminuir los impuestos de los empresarios y no cotizar para las pensiones de los trabajadores. En resume, un crecimiento del 5 % significa aumentar las ganancias de los capitalistas, eliminar la gratuidad, y disminuir salarios y poder adquisitivos de los trabajadores. Junto con pauprrimas pensiones. Los economistas y chantas neoliberales piden ms y ms neoliberalismo!

 

El programa timorato del Frente amplio no confronta al neoliberalismo

Cabe agregar, que a menos de un giro mayor de timn en la campaa, el Frente Amplio decepcionar. ste adopt como poltica programtica la moderacin para captar votos de las llamadas clases medias, sociolgicamente definidas a partir de una esencia conservadora y ganada definitivamente a la versin de Carlos Pea, Lagos y Piera de la modernidad capitalista y del ciudadano-consumidor soberano y feliz.

La alianza con la clase trabajadora que se exprese en un discurso que la convoca no existe, porque la direccin del FA es de carcter pequeo burguesa. No la ven como estratgica. La direccin del FA no traduce en polticas y propuestas concretas la retrica anti-neoliberal. Es refractaria a plantear incluso el tema del control democrtico ciudadano o de trabajadores en la empresa: lo que se designa como la democracia radical o autogestionaria.

La falta de empuje es el corolario de las tesis de Carlos Ruiz de Izquierda Autnoma respecto a las clases medias. La coalicin de partidos hegemonizada por Revolucin Democrtica, el Movimiento Autonomista y la Izquierda Autnoma contribuye as a consolidar la percepcin de que stas son, salvo un sector ms consciente, proclives al neoliberalismo y que slo piensan a corto plazo. Por eso hay que ir despacito.

En las primarias del Frente Amplio, con Beatriz Snchez, triunf la concepcin timorata de que el ciudadano piensa con el bolsillo y no es capaz de ver sus intereses de manera global. Lo que implica un gradualismo moderado como hemos dicho. Ahora bien, de eso se trata: de aprovechar el proceso electoral de campaa para ganar conciencias con ideas que irremediablemente confrontan la ideologa dominante del bloque transicional. De trabajar la hiptesis contraria. Que es posible pasar al sector pblico 20% de la propiedad de las grandes empresas estratgicas del pas y del sector financiero (las que corrompen) y tener educacin y salud pblica gratuitas, mejores salarios y un rgimen de pensiones que permita una vida digna. Pero para esto hay que necesariamente construir una fuerza poltica ciudadana y trabajadora, remover las estructuras polticas econmicas y tambin mentales.

El conflicto social es un dato de la poltica. Hay que enfrentarse a los reflejos y habitus anquilosados de una clase capitalista empresarial que slo vive para el lucro y encuentra refugio en un Estado que los protege (es la pega de Valds, fue la de Velasco y de Larran).

Lo que no ha entendido la elite del Frente Amplio es que hay que imponerles los cambios a la oligarqua propietaria y meditica. Con la fuerza social de un proyecto poltico que ofrezca soluciones innovadoras. Y, el Frente Amplio, todo lo indica, a partir de las intervenciones de su direccin y candidata, opt por sacar certificado de buena conducta de nios buenos ante los dueos de Chile. Es parte de la tctica electoral. Al institucionalizarse se adopta el discurso del cambio gradual. Y en ese terreno gana la oligarqua. El fenmeno ocurri con la Concertacin y a menos de una sacudida desde la base del FA, se seguir el camino de la moderacin y la pendiente de la desilusin.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter