Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-08-2017

La Universitat de Valncia publica el catlogo de la exposicin fotogrfica Ni cautivos ni desarmados
Arte, violencia y dolor en el siglo XX

Enric Llopis
Rebelin


Ms de 200.000 personas, segn las cifras de los organizadores, despidieron a la dirigente comunista Dolores Ibrruri Pasionaria en el da de su funeral. La crnica del diario El Pas del 17 de noviembre de 1989, firmada por los periodistas Javier Rivas y Juan Gonzlez Ibez, informa de decenas de miles de personas cantando La Internacional en la madrilea Plaza de Coln; el fretro fue trasladado a hombros en los tramos inicial y ltimo del recorrido, entre la sede del PCE y el Paseo de la Castellana.

El poeta Rafael Alberti hizo lectura de un poema que dedic a Pasionaria, y el entonces secretario general del partido comunista, Julio Anguita, pronunci un discurso de despedida. Entre los invitados de la tribuna se hallaban el ministro del Interior y cofundador del Frente Sandinista de Liberacin Nacional (FSLN), Toms Borge, la direccin del PCE y la familia de la fallecida. La multitud tard dos horas en recorrer el itinerario de un kilmetro, destacaron los periodistas. El grito de No pasarn!, que la presidenta del PCE populariz durante la guerra de 1936 o la cancin S, veremos a Dolores caminar, las calles de Madrid, de Ana Beln, elevaron ms an el punto de emotividad durante el acto.

La fotografa Adis a la Pasionaria (1989), de la reportera grfica leonesa Mara Flrez, capta uno de los instantes del recorrido fnebre. La imagen se incluye en el Catlogo titulado Ni cautivos ni desarmados: Arte, memoria y dolor versus poltica, publicado por la Universitat de Valncia; en el catlogo, de 200 pginas, se recogen las obras expuestas durante tres meses en el Centre La Nau de la Universitat, cedidas por la Asociacin 9915 y la Coleccin Martnez Guerricabeitia. Comisariada por el crtico de arte Alfonso de la Torre, integraron la exposicin ms de 60 obras principalmente fotogrficas, pero asimismo de dibujo, pintura, escultura y audiovisuales. La imagen de Mara Flrez forma parte de la coleccin Alcobendas. En la muestra de la Universitat de Valncia se expusieron otras dos fotografas de la reportera y Premio Nacional de Periodismo en 1981: Las dos Espaas (1979), en la que pueden apreciarse las figuras de Santiago Carrillo y el lder de Fuerza Nueva, Blas Piar; y Dolores y Alberti (1979).

Otra de las fotografas que figuran en el catlogo es la del Che Guevara en Madrid, tomada en junio de 1959 por el fotorreportero Csar Lucas Escribano, quien se iniciaba en Europa Press. Fue en la Ciudad Universitaria; se da la circunstancia que el galeno y lder revolucionario tena inters en visitar la Facultad de Medicina. Un artculo de Carlos Fuentes publicado en la revista ZoomNews (marzo de 2013) explica el contexto de la fotografa, en plena dictadura franquista. El Che se diriga a El Cairo, en su primera gira diplomtica internacional para trabar relacin con los Pases No Alineados. Hizo una parada tcnica en Madrid. Un mes antes el gobierno revolucionario haba aprobado la Ley de Reforma Agraria, en la que el Che particip de modo activo. Hicieron el recorrido en diferentes taxis Ernesto Guevara, sus escoltas, Csar Lucas y Antonio Olano, periodista del diario Pueblo. Eran las siete de la maana, y el fotorreportero tir 42 fotos (cuatro rollos de pelcula) en blanco y negro con su cmara Rolleiflex.

Era una imagen con algo de surrealismo; en aquellos momentos mucha gente no conoca la cara de los revolucionarios cubanos, slo saban que eran barbudos, cont aos despus a Fuentes el autor de las fotografas. stas no llegaron a publicarse en la poca, sino aos despus, en 1996, en el proyecto Las fuentes de la memoria. Actualmente el retrato forma parte de la coleccin Himalaya-Julin Castilla. De vuelta a La Habana, el Che Guevara pas de nuevo por Madrid. La tercera vez ya fue de incgnito, bajo el disfraz del ciudadano uruguayo Ramn Bentez, cuando en 1965 se diriga al Congo. No era muy hablador, s buen observador, con preguntas interesantes, constat Csar Lucas. El franquismo le haba concedido al Che un permiso de 20 horas, siempre que no participara en actos polticos.

El recorrido podra continuar con el cineasta, escritor y fotgrafo Carlos Saura, autor de un trabajo documental sobre la Espaa de los aos 50; la serie fotogrfica es consecuencia de los viajes que realiz en la poca. En el Catlogo de la Universitat de Valncia figuran cinco fotografas de la serie: El rastro (1954), La tarde del domingo (1955), Monjas viajeras (1955), Nios pidiendo limosna (1955) y El regreso de Buuel a Espaa (1962). La exposicin Carlos Saura. Espaa Aos 50, abierta al pblico hasta el tres de septiembre en el Museo Cerralbo de Madrid, describe del siguiente modo las imgenes: Una Espaa msera, de pueblos con calles sin asfaltar, con casas de adobe y piedra, de campesinos que se resguardan del fro con mantas; de mendigos, de mujeres vestidas de negro; pero tambin una Espaa de gentes abiertas, sencillas y trabajadoras. Adems de dirigir pelculas como La caza, Cra cuervos o Ay Carmela!, Saura trabaj de reportero grfico: cubri los festivales de Msica y Danza, de Granada y Santander. Alguna de sus imgenes, destaca la citada exposicin, se publicaron en la portada del diario ABC.

Es la misma sencillez que transmite la joven miliciana retratada por Alberto Korda, fusil en ristre, durante el desfile del Primero de Mayo en la Plaza de la Revolucin de La Habana, en 1962. No se incluye en el Catlogo, pero el gran fotgrafo de la Revolucin Cubana hizo otra clebre fotografa a una joven miliciana, en esta ocasin con su anillo. Tambin a guerrilleras y campesinas. A las concentraciones de la Plaza de la Revolucin, Korda acuda con varias cmaras; Una para fotografiar a Fidel y a los otros lderes y oradores; y otra con la que se pona a buscar, entre el grupo de personas, a las mujeres, cont la hija del fotgrafo, Diana Daz, a la periodista de TVE Laura G. Torres.

Algunas de las fotografas se construyen a partir de un gesto mnimo, pero que socialmente se considera ilegal y subversivo. ste es el caso de la serie Dnde dormir, obra del artista Eugenio Ampudia y realizada durante ocho aos. La primera obra del conjunto, fechada en 2008 e integrada en la coleccin Pilar Citoler, tuvo como escenario el Museo del Prado. All, bajo Los fusilamientos del tres de mayo, de Goya, el mochilero enfundado en su saco de dormir pas la noche. No se trata de una accin banal: Se esconde una posicin poltica y de resistencia hacia ciertas ficciones sociales o convencionalismos, destaca el autor. En 2009 el gesto y la fotografa se trasladaron a la Alhambra de Granada; en 2013 a la Feria ARCO de Madrid, con el fin de resignificar un espacio dedicado al mercado, en un contexto elitista dedicado exclusivamente a las ltimas tendencias del arte contemporneo. El destino siguiente fue la Biblioteca del Palacio Nacional da Ajuda, en Lisboa; en 2015, el Palau de la Msica de Barcelona; La ltima pernoctacin de Eugenio Ampudia se produjo en 2016 en el Museo Anahuacalli de Ciudad de Mxico, diseado por el muralista Diego Rivera.

En 1996 el fotgrafo y pintor Simen Saiz Ruiz present por primera vez en la galera madrilea Fcares la exposicin Jest un je. Se trataba de un conjunto de cuadros de gran formato sobre las guerras de Yugoslavia, que acontecieron entre 1991 y 2001. Se present como una serie inicial de diez pinturas, en las que el autor distorsionaba las imgenes tomadas de la televisin y los peridicos; sin embargo, los procedimientos pictricos fueron dejando paso a la imitacin del pxel televisivo. En todo caso, el eje de las representaciones fueron la guerra, la violencia, la identidad y la muerte. Ejemplo de trabajos de Saiz Ruiz son Matanza de civiles en Sarajevo por proyectiles cados junto al mercado principal el lunes 28 de agosto de 1995; vctima en la barandilla; la obra, de 1998, toma como punto de partida una imagen de Televisin Espaola. Otros motivos reflejados por el artista son un error de la OTAN en Grdelica (Serbia) al atacar un tren de pasajeros en abril de 1999; dos nias vctimas de proyectiles de mortero o una mujer croata muerta sobre una alfombra, vctima de un comando bosnio, a partir de imgenes de Antena 3.

La muestra y el Catlogo de la Universitat de Valncia incluyen Vctimas del bombardeo de la crcel de Istok, en Kosovo (1999). Guantnamo, de Joan Fontcuberta, un fotomosaico digital que representa una celda de la prisin estadounidense; dos obras del Equip Realitat: Entierro del estudiante Orgaz (1965-1966) y Las trincheras del frente de Extremadura (1975); otras dos del Equip Crnica: Espectador de espectadores (1972) y Caballero (1981); adems Primera Pgina (2011), de Nuno Nunes-Ferreira; Los nios de la guerra (1955), de Antonio Surez de Arcos; y del mismo autor, Presentacin del Guernica a la prensa (1981). Asimismo piezas clsicas como Muerte de un miliciano (1936), de Robert Capa, entre otras.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter