Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-08-2017

Autocriticar a los dems

Anbal Malvar
Pblico


Tras los ataques terroristas de Catalunya, toda la Espaa meditica y poltica est invocando a ese extrao magma llamado unidad. Lo que sucede, a mi corto entender, es que esa unidad se traduce en falta de autocrtica. Somos los buenos y por tanto no tenemos nada que replantearnos. As decimos las cosas que decimos. Todos unidos, largando chorradas (me incluyo). Me he enterado por los medios de la mucha relacin que existe entre la barbarie de esta semana y el procs. No me digis que no es para quedarse un tanto atnit

o.

Editorial de El Mundo de ayer, titulado of course Unidad y firmeza en la lucha contra el yihadismo en toda Europa. Dice as: Catalua es la autonoma en la que, segn los servicios de informacin del Estado, la comunidad islmica muestra ms sntomas de fundamentalismo y mantiene mayores vnculos con grupos extremistas en toda Europa. All, adems, es donde los procesos de radicalizacin son ms rpidos y, segn los expertos, representa el primer lugar de Espaa en el que el Estado Islmico (IS) mantiene una intensa movilizacin, a travs de muchas mezquitas descontroladas y de la impunidad con la que la propaganda yihadista se propaga por las redes cibernticas. Estos datos tendran que hacer reflexionar a las autoridades catalanas sobre una poltica de acogida en la que han primado a veces los intereses electoralistas, vinculados al independentismo, sobre la seguridad nacional.

O sea, que son las polticas de acogida, mal practicadas por los intereses electoralistas vinculados al independentismo del gobierno cataln, las que nos obligan a reflexionar tras los atentados de estos das. Nada se dice, por ejemplo, de que el Gobierno de Mariano Rajoy, por cicatera politiquera, sigue negndole a los Mossos dEsquadra competencias para acceder a las bases de datos antiterroristas de la Interpol.


En el editorial del mismo da de El Pas tampoco se habla de esta anomala policial, pero s se sermonea sobre la vinculacin inequvoca entre el independentismo cataln y estos atentados. Como no me vais a creer, os lo transcribo. Primero el diario de Prisa alaba a Mariano Rajoy, el que niega secretitos a los Mossos para investigar y prevenir. Es largo y triste, como toda la mala literatura: Celebramos, por tanto, que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, haya decidido encabezar, junto con la Delegacin del Gobierno en Catalua, la supervisin de las operaciones de respuesta ante el ataque. Es lo mnimo que se espera ante una crisis como la que se abre en La Rambla. Hasta aqu todos de acuerdo.

Pero despus El Pas si entra en el terreno de la autocrtica, aunque autocriticando a los dems. As contina: Sin embargo, pensamos que las consecuencias de este atentado deben ser de ms hondo calado e ir ms all del momento coyuntural. Lamentablemente, el brutal atentado terrorista que ha vivido Barcelona coincide con un momento de mxima confusin poltica en Catalua. Un ataque de esta magnitud tiene que ser un aldabonazo que devuelva a la realidad a las fuerzas polticas catalanas que, desde el Govern, el Parlament o los movimientos por la independencia han hecho de la quimera secesionista la sola y nica actividad de la agenda poltica catalana en los ltimos aos. Es hora de acabar con los sinsentidos democrticos, la violacin flagrante de las leyes, los juegos de engaos, los tacticismos y los oportunismos polticos. Si no fuera porque hay mucha sangre de por medio, sera de aplaudir tanta pirueta intelectual.


Hasta el ABC es ms suave vinculando el procs con el atentado, aunque tambin practica este contorsionismo en su editorial de hoy. Y adems, lo hace despus de que Puigdemont tuviera el inelegante (por no decir sucio) gesto de advertir en pblico que los ataques no cambiarn la hoja de ruta del procs. Contesta as el torcuatiano diario: No es la independencia ni la ruptura con Espaa el debate que conviene a Catalua en esta situacin []. El debate independentista es un cuerpo extrao en el dolor de Catalua por los dos atentados de Barcelona y Cambrils.

Tras el 11-M se enturbi la unidad contra el terrorismo con las mentiras del PP ante la inminencia de las elecciones, intentndonos convencer de que ETA haba volado los trenes para asegurarse la mayora absoluta. En el 17-A, se enfanga la verdad con el debate cataln, que nada tiene que ver con el asunto. Nadie denuncia que en la lucha contra el terrorismo yihadista perseguimos al causante, pero jams se analiza la causa. En eso s que estamos unidos, como borregos. Y, tristemente, en nada ms.


Fuente original: http://blogs.publico.es/repartidor/2017/08/19/autocriticar-a-los-demas/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter