Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: El Imperio recurre al Califato: el Estado Islmico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-08-2017

Como surgi el ISIS, quien lo financia, qu intereses hay detrs

Varios autores
Kaosenlared


Ante la enorme actualidad que ha adquirido el terrorismo yihadismo a raz de los atentados de Catalunya, publicamos varios artculos de hace un tiempo que pueden aportar luz sobre este fenmeno politicosocial, estrechamente relacionado con las intervenciones militares occidentales en Oriente Medio, el papel central de EEUU y el rol de las monarquas petroleras en su desarrollo.

Cmo surge el ISIS, cmo se financia, quines hacen la vista gorda (1)

Olga Rodrguez

El ISIS naci al calor de la ocupacin y la fragmentacin de Irak. El desmantelamiento de las fuerzas armadas iraques por parte de EEUU contribuy a su fortalecimiento. Y la guerra siria fue clave para su crecimiento.

Turqua y Arabia Saud, aliados de Occidente, son territorios epicentros de la financiacin del ISIS. Turqua ha permitido el flujo de camiones que cruzan la frontera cargados de petrleo procedente de los campos sirios controlados por el Estado Islmico

El ISIS ha debilitado y mantenido ocupados a enemigos de Israel, Turqua y Arabia Saud.

Los inicios de lo que despus sera el ISIS

Los antecedentes que dieron lugar al ISIS surgen en el contexto de la ocupacin de Irak. Tras la toma del pas por las tropas britnicas y estadounidenses (y espaolas hasta 2004), se formaron diversos grupos armados para luchar contra los invasores.

Entre ellos aparece la autodenominada organizacin de la base yihadista en Mesopotamia (procedente de Jamaa al Tawhid wal-Jihad, nacida en 1999), conocida en la prensa como Al Qaeda en Irak. Posteriormente se unira a otros grupos bajo el nombre primero de Consejo de Muyaidines y despus, en 2006, Estado Islmico de Irak.

El contexto en Irak

Miles de iraques fueron detenidos en crceles secretas estadounidenses, donde recibieron torturas diarias. Algunos arrestados desaparecan para siempre. Otros reaparecan aos despus devastados por las torturas, y con una sobrevenida, inquebrantable y extremista fe religiosa.

Tras la ocupacin EEUU desarticul inmediatamente las Fuerzas Armadas iraques, criminaliz el partido Baaz e integr a milicias sectarias en las nuevas fuerzas de seguridad iraques para luchar contra la resistencia. Foment las divisiones y entren a integrantes de milicias policiales que sembraron el terror.

Fue lo que se llam los escuadrones de la muerte, comandos que arrestaron a miles de jvenes sunes, muchos de los cuales aparecan semanas despus muertos en las calles de ciudades como Bagdad, con orificios de bala en la cabeza, pies o pulmones, con huesos rotos, crneos aplastados, piel quemada o arrancada, signos de descargas elctricas u ojos fuera de sus rbitas.

Cientos de miles de familias huyeron del pas. En tan solo unos meses ms de cinco millones de iraques se convirtieron en refugiados. Dos millones y medio de ellos se instalaron en Siria.

En poco tiempo Irak, que haba sido un pas donde muchos chies y sunes convivan juntos, donde un elevado porcentaje de los matrimonios eran mixtos, donde no haba grandes tensiones sectarias, se convirti en un infierno. Muchos antiguos integrantes de las Fuerzas Armadas desmanteladas compartieron celda con miembros de grupos religiosos que iban radicalizndose a medida que aumentaba la violencia y la represin.

El grupo de la crcel de Camp Bucca

Abu Baker Al Bagdadi, que se convertira en 2010 en el lder del Estado Islmico de Irak, fue arrestado por los estadounidenses en 2004 en la ciudad de Faluya, duramente golpeada por las fuerzas de ocupacin, que bombardearon viviendas, mercados, escuelas, hospitales y emplearon fsforo blanco, un armamento letal que abrasa la piel de sus vctimas. El dolor provocado en aquella ciudad es recordado hasta da de hoy por sus habitantes.

Al Bagdadi fue enviado a la crcel de Camp Bucca, donde las torturas estaban a la orden del da. Algunos se empaparon all de las doctrinas ms extremistas y desvirtuadas del Islam, como el wahabismo. De aquella prisin saldran muchos hombres listos para integrar las filas del Estado Islmico (ISIS o Daesh).

Las revueltas en Irak

En 2010, en un Irak totalmente roto, irrumpi un movimiento pacfico de protesta contra el gobierno central, que tom fuerza tras el estallido de las revueltas en Tnez o Egipto en 2011.

Entrevist por aqul entonces a uno de los organizadores de aquellas manifestaciones iraques, Udai Al Zaidi, hermano del famoso periodista que arroj un zapato a George Bush y fue encarcelado por ello. Al Zaidi, chi, se manifestaba en Irak con miles de sunes y chies ms, contra un gobierno al que tachaban de corrupto y sectario.

El gobierno de Al Maliki, aferrado al poder, reprimi aquellas multitudinarias protestas empleando balas contra los manifestantes, y apoyado por el Ejrcito estadounidense. Murieron cientos de personas y miles fueron encarceladas.

El Estado Islmico en Siria

La represin gubernamental iraqu contra todo tipo de queja o protesta aument y llev al extremismo a algunos sectores de la oposicin.

Lo mismo ocurri en Siria, donde las revueltas haban estallado en marzo de 2011. El Estado Islmico de Irak envi una delegacin a Siria en agosto de 2011, cuando la guerra civil siria ya estaba en marcha, tras el aplastamiento de las revueltas por Bashar al Assad.

El lder del Estado Islmico de Irak, el clrigo Al Bagdadi, formateado tras su paso por la crcel de Camp Bucca y la guerra, anunci en 2013 la creacin del Estado Islmico de Irak y Levante (Siria).

El auge del ISIS

En 2014 el Estado Islmico se hizo fuerte en Siria e Irak. Miles de hombres del ISIS, armados y protegidos con humvees y tanques, tomaron varias ciudades iraques sin apenas resistencia.

Contact entonces con algunos antiguos efectivos de las fuerzas armadas iraques desmanteladas por EEUU y de varios grupos de la resistencia iraqu. En un momento en el que ellos mismos haban ganado posiciones en territorio iraqu, se hacan la siguiente pregunta:

Interrumpimos nuestra lucha contra nuestro enemigo, el gobierno de Al Maliki [apoyado por EEUU], para luchar contra el Estado Islmico, superior en nmero y fuerza a nosotros, o nos unimos al Daesh, a pesar de nuestras diferencias, para evitar ser derrotados?

La respuesta elegida por muchos fue la segunda. Prefirieron ser cmplices que enemigos.

Quin les iba a decir a algunos oficiales de las fuerzas del laico Baaz iraqu en 2003 que aos despus combatiran mano a mano con yihadistas extremos que proclamaban un Califato y dictaban las normas ms violentas y medievales en nombre de un distorsionado e instrumentalizado Islam.

La toma de ms territorio

Grupos sunes de diversa procedencia, solo unidos por un enemigo comn, terminaron integrando las filas del Daesh. Tomaron varias ciudades iraques y llegaron muy cerca de Bagdad. Apenas encontraron resistencia por parte del ejrcito iraqu, marcado por la corrupcin:

Los militares se fueron corriendo, no haba aviones, no haba nada que los parara. Para ser sincero, los nicos que hicieron algo para detener [al Daesh] fueron los militares iranes y las milicias chies, confesaba recientemente el exministro de Defensa iraqu Ali Allawi en un documental de Al Jazeera.

Desvincular Irak como contexto y desarrollo del Daesh sera hacer un anlisis cojo de su evolucin. En 2014, tras la toma de un amplio territorio en Irak, el Daesh proclam el Califato del Estado Islmico de Irak y Siria, controlando un espacio similar al de Jordania. A sus filas se unieron chechenos, musulmanes procedentes de los Balcanes, del norte de frica y de Asia.

En agosto de 2014 lleg la respuesta internacional. Obama prometi acabar con el Daesh, y una alianza militar integrada por EEUU, Arabia Saud, Emiratos o Jordania empez a bombardear focos supuestamente controlados por el grupo terrorista.

La vista gorda y la financiacin

El Daesh ha sido visto por algunos actores regionales -Israel, Turqua, Arabia Saud, etc- como un arma potencial contra Irn. Ha mantenido dbil al rgimen chi de Irak y ha tenido ocupados a grupos enemigos de Israel, como Hezbol, que lucha en Siria contra diversos grupos de la oposicin, entre ellos el Daesh.

Turqua, integrante de la OTAN, ha hecho la vista gorda ante el Daesh. El primer ministro Erdogan ha querido ver en movimientos islamistas radicales una forma de detener tanto la influencia chi en la zona como a los kurdos. Ha permitido el paso de yihadistas por su frontera, ha bombardeado a las YPG kurdas -unidades de proteccin popular- cuando se supona que esos ataques tenan que dirigirse al Daesh, y ha permitido el flujo de camiones que cruzan la frontera cargados de petrleo procedente de los campos sirios controlados por el ISIS.

De ese modo cree evitar la posibilidad de una soberana de los kurdos -que estn luchando contra el Daesh- junto a su territorio.

La compra de petrleo en el mercado negro turco ha sido uno de los modos ms eficaces de financiacin para el Daesh, junto con el cobro de grandes sumas de dinero por el rescate de algunos secuestrados.
Tambin recibe apoyo econmico de individuos saudes ante los que el rgimen de Riad hace la vista gorda. Esas personas entregan dinero al Daesh y hacen lobby por l, presionando para que otros lo apoyen.

La guerra contra el terror

Los aliados de EEUU en Siria en la coalicin que bombardea el pas han sido entre otros la monarqua absolutista de Arabia Saud, que sigue consintiendo el apoyo al Daesh desde su pas.

Washington y los saudes tambin operan juntos, con Emiratos, en la coalicin que bombardea Yemen, donde estn creando ms caldo de cultivo para el terrorismo con ataques como el que el pasado septiembre mat a 131 personas e hiri a cientos ms.

Las matanzas como la de Pars son habituales en Oriente Prximo y Medio, ya sea por ejrcitos o por grupos terroristas. La llamada guerra contra el terror, la estrategia de las bombas y las intervenciones, se ha mostrado ineficaz: lejos de menguar, el terrorismo y la violencia crecen.

Franois Hollande deca el sbado que la masacre de Pars es un acto de guerra. En realidad Occidente participa en una contienda desde que se involucr en Afganistn armando a los muyaidines que devinieron en los talibanes. Luego llegaran Irak, Libia, Siria, Yemen Pero al ser guerras que se libran lejos de nuestras fronteras, solo nos acordamos de ellas cuando algn macabro eco llega a nuestros territorios.

16-11-2015
http://www.eldiario.es/zonacritica/ISIS-financia-hacen-vista-gorda_6_452914729.html


El paso al frente de Francia, el crecimiento del ISIS, las injerencias (2)

Olga Rodrguez

Este artculo es la segunda parte de: Cmo surge el ISIS, cmo se financia, quin hace la vista gorda.

La dominacin extranjera, al servicio de intereses ajenos a la poblacin local, nunca fue bien percibida en Oriente Prximo. Las injerencias y operaciones militares actuales tampoco lo son.

En los ltimos aos Pars ha querido situarse en 1 lnea de la geopoltica, impulsando operaciones militares en Libia o Mal, con consecuencias nefastas.

El paso al frente de Francia

Dijo Hollande que la masacre de Pars es un acto de guerra, pero lo cierto es que Francia lleva participando en guerras desde hace tiempo.

En los ltimos aos nuestro pas vecino ha querido situarse en primera fila de la geopoltica, en busca de una mayor influencia internacional. Para ello abander la defensa de la intervencin militar en Libia, de la mano del filsofo Bernard-Henri Levy, quien ayer mismo peda, en una huida hacia adelante, ms tropas en el terreno sirio y ms guerra.

Con la excusa de liberar una ciudad de las garras del ejrcito de Gadafi, una coalicin militar liderada por Francia y Reino Unido -con compaeros de dudosa reputacin- arm en 2011 a grupos yihadistas y a individuos que antes haban participado en la guerra contra EEUU en Afganistn.

Aquella operacin prosigui durante meses y no par hasta el asesinato extrajudicial de Gadafi. Fue llamativo que Estados Unidos y Francia se disputaran, cual botn, la autora del ataque contra el convoy en el que viajaba el dictador libio, en el que murieron varias personas. Un drone estadounidense tripulado desde Las Vegas y dos jets franceses atacaron los vehculos. Gadafi pudo salir de su coche, fue apresado a unos 200 metros, arrestado y tiroteado por rebeldes libios.

Llegamos, vimos, muri

Libia qued fragmentada y dividida en milicias armadas por Occidente, algunas de ellas extremistas. No import. Hillary Clinton no pudo evitar aquello de llegamos, vimos y muri, comentando el asesinato de Gadafi. El salvaje oeste volva a ser reivindicado. Para qu hay crceles y tribunales cuando se puede ejecutar a alguien sin ms?

Libia se convirti en arsenal de yihadistas armados que participaran en el horror actual que vive tanto ese pas como Siria.

Francia tambin impuls una intervencin militar en Mal en 2013, enviando tropas galas al terreno.

Los papeles en Siria

Desde 2011 varios servicios secretos occidentales, as como unidades especiales de EEUU, estuvieron presentes en Siria, estudiando a qu grupos de la oposicin apoyar y armar.

Ya en 2012 escrib en el libro Yo muero hoy. Las revueltas en el mundo rabe cmo Francia o Reino Unido, as como Arabia Saud, Emiratos o Qatar, estaban ofreciendo apoyo logstico, militar o de inteligencia a diversos grupos rebeldes, algunos de ellos yihadistas.

La apuesta de Obama fue la estrategia del desgaste: dejar que los bandos implicados se debilitaran entre ellos, apoyando a determinados grupos de la oposicin pero sin facilitar armamento pesado y evitando un desenlace.

En 2014 comenz una campaa de bombardeos areos por EEUU y aliados del Golfo y en septiembre de este ao se uni Francia. No es la primera vez por tanto que aviones franceses atacaban posiciones del Daesh.

Irn y Rusia estuvieron presentes respaldando al rgimen de Bashar al Assad, que no dud en golpear duro en sus bombardeos sobre zonas urbanas en un intento por acabar con la oposicin, a costa de muerte y destruccin, lo que contribuy al aumento del extremismo.

El Daesh en Siria

Con la llegada a Siria de una delegacin del Estado Islmico de Irak en agosto de 2011 se puso en marcha el Estado Islmico de Irak y Siria, que se asent en varias reas sunes del pas, algunas de ellas cercanas a la frontera de Turqua, donde han operado los servicios secretos turcos, que han hecho la vista gorda ante las idas y venidas de los yihadistas. Como apuntaba en la primera parte de este artculo, varios actores regionales se han beneficiado de la existencia del ISIS.

En 2013, tras la toma de algunas ciudades importantes de Irak, el ISIS se hizo fuerte y popular entre algunos sectores de jvenes musulmanes marcados por la guerra o por la desafeccin. A ello ha contribuido su sofisticada campaa propagandstica a travs de Internet.

Sykes-Picot

El ISIS ha proclamado en un vdeo que Sykes-Picot se ha acabado, y muchos en la regin opinan que estamos ante un segundo Sykes-Picot.

El acuerdo de Sykes-Picot, llamado as por el apellido de sus dos valedores, fue suscrito de forma secreta en 1916, en la I Guerra Mundial, entre Francia y Reino Unido. A travs de l ambas potencias se repartan el control de Oriente Medio en caso de una victoria militar: Francia ejercera su influencia sobre los actuales Siria y Lbano, y Reino Unido sobre Transjordania (la actual Jordania y Cisjordania), Palestina e Irak.

As lo acordaron y as se hizo, a pesar de que sus promesas a la poblacin local haban sido otras. La independencia ansiada por los rabes cay en saco roto. Sykes-Picot convirti antiguas provincias del Imperio otomano en pases, dibuj fronteras a su antojo y reparti un suculento pastel entre Pars y Londres.

El papel de Francia en la zona

Desde 1920 y hasta la dcada de los 40 Francia ejerci su control sobre la Gran Siria, que comprenda lo que hoy conocemos como Lbano y Siria. En Lbano se impuso un sistema de reparto de poder en funcin de la confesin religiosa fomentado por Pars, interesado en beneficiar a los cristianos.

Ese sistema estableci la presencia en el Parlamento de seis cristianos por cada cinco musulmanes, a pesar de que estos eran mayora en el pas. Aquello estableci una divisin de facto entre las diferentes religiones.

La Cruz sobre la Media Luna

En Siria Francia tambin ejerci su mandato imponiendo sus intereses, violando la independencia que el rey Faisal I haba declarado en 1920 y declarando Siria como su colonia.

El oficial francs Goraud comand sus tropas hasta Damasco, ocup la ciudad y aplast una revuelta popular contra el mandato de Pars, en la batalla de Maysalum. Tras ello, Goraud se dirigi a la tumba de Saladino, la pate y, segn se le atribuye hasta hoy, dijo:

Despierta, Saladino. Hemos regresado. Mi presencia aqu consagra la victoria de la Cruz sobre la Media Luna.

A pesar de la represin francesa, en los siguientes aos se sucedieron varias revueltas en Siria y Lbano en contra de la dominacin extranjera. Es importante tener en cuenta cmo esta lleva siendo percibida desde hace dcadas.

Las injerencias

En 1948, en territorio vecino a Siria, nacera el Estado de Israel, auspiciado por la ONU, las potencias occidentales y la URSS y con la oposicin de los pases rabes de la zona, que vean peligrar sus propios territorios.

Cuatro aos antes, cuando dos rabinos haban ido a la Casa Blanca pidiendo un Estado judo en Palestina al presidente Roosvelt, este dijo: Pensando en ello, dos hombres, dos hombres sagrados, vienen aqu a pedirme que permita que millones de personas sean asesinadas en una yihad.

Tambin entonces Hannah Arendt explic su oposicin al sionismo alegando que las polticas judas en Palestina dependeran de la proteccin de las grandes potencias. Y as ha sido. Occidente ha seguido desde entonces tomando partido por la ocupacin israel, que sigue en Cisjordania, Jerusaln Este, Gaza y los Altos del Goln de Siria.

La permisividad de Occidente con semejantes polticas, en comparacin con sus castigos a los rabes, tiene sin duda consecuencias que habra que valorar.

La era colonial en Oriente Prximo y las injerencias -como el golpe de Estado de la CIA y Reino Unido contra el gobierno democrtico iran de Mossadeq- desembocaron en la creacin de organizaciones rabes de resistencia armada o, en el caso iran, en la revolucin islmica del 79.

En los aos setenta los movimientos rabes seculares dominaban la escena, pero empezaron a crecer algunos grupos religiosos islmicos, impulsados y apoyados por regmenes conservadores que queran menguar la influencia de ese nacionalismo rabe laico predominante hasta entonces.

El punto de inflexin


Y llegamos de nuevo al punto de inflexin: la guerra de Afganistn en los aos ochenta y los integristas islmicos que recibieron armas y financiacin de EEUU o Arabia Saud para combatir a la URSS en suelo afgano.

Al mismo tiempo Israel invada Lbano, lo que provoc la creacin de Hezbol, que en 1983 perpetr un enorme atentado suicida contra el cuartel de los marines estadounidenses en Beirut y contra un puesto de mando francs.

A la vez en Palestina estallaba la primera Intifada y, al calor de la represin israel, surgi la oganizacin de resistencia armada palestina Hams. Tambin nacan la Yihad Islmica y grupos extremistas egipcios.

Pocos aos despus en Argelia, excolonia francesa, se produca un golpe de Estado para impedir que el Frente Islmico de Salvacin, que haba ganado las elecciones en primera vuelta, pudiera gobernar. De ese modo naci el GIA, Grupo Islmico Armado, que protagoniz uno de los primeros atentados yihadistas registrados en Francia.

Todo aquello supuso la consolidacin del islamismo y el extremismo en los grupos armados que luchaban o por la independencia, o contra la ocupacin, o simplemente ya por la yihad. El remate final lo pusieron la invasin de Afganistn en 2001, la ocupacin de Irak en 2003 y el infierno que provocaron.

En 2006 nuevamente Occidente no quiso reconocer al ganador de unas elecciones democrticas cuando Hams arras en los territorios palestinos. Posteriormente en 2013 en Egipto un golpe de Estado respaldado por sectores occidentales derroc al gobierno de los Hermanos Musulmanes elegido en las urnas e instaur una fuerte represin, lo que ha provocado que algunos jvenes egipcios, radicalizados, hayan viajado a Siria para unirse a la guerra.

Lo mismo ha ocurrido en Siria, donde la injerencia y la represin solo han engendrado fanatismo y dolor.

Con cada intervencin


El exgeneral estadounidense Wesley Clark dijo hace unos meses que EEUU us el Islam radical para luchar contra los soviticos en Afganistn. Rogamos a los saudes que pusieran dinero; y lo hicieron.

Tambin este ao un antiguo enviado especial de la ONU, Lakdar Brahimi, que trabaj en Irak y Afganistn, atribuy la emergencia del ISIS a la invasin de Irak:

No haba justificacin para la guerra de Irak y todos pagamos las consecuencias.

Las guerras en las que Occidente lleva aos involucrado no solo no han parado el terrorismo, sino que este ha aumentado.

Con cada bomba sobre determinadas zonas de Siria, con cada discurso desafiante, con cada retrica racista, el ISIS ganar nuevos adeptos no solo en Oriente Prximo, sino tambin en barrios deprimidos de Europa como en el que viva uno de los terroristas de Pars.

Este escrito es un simple repaso, poco completo porque este formato lo impide, pero suficiente para mostrar que, a pesar de lo que algunos insinan en programas y tertulias, el extremismo violento que se ejerce en nombre del Islam no procede de ningn ADN connatural a una religin o a una etnia; que no surge por ciencia infusa de la nada; que todo tiene un contexto poltico e histrico. El fanatismo del Daesh es espeluznante y la responsabilidad del mismo es solo de quienes lo practican. Pero ese horror no surge de la nada. Para buscar soluciones a los problemas hay que analizar sus causas.

http://www.eldiario.es/zonacritica/Francia-crecimiento-ISIS-injerencias-soluciones_6_453264718.html

Noam Chomsky: EEUU es el creador del Estado Islmico

Noam-Chomsky, reconocido escritor y filsofo de Estados Unidos, critic la poltica estadounidense en Oriente Medio y relacion el surgimiento del Estado Islmico (EI) con la intervencin de ese pas en Iraq.

En una entrevista concedida a Truthout sostuvo que La aparicin del EI y la difusin general del yihadismo radical es una consecuencia bastante natural del martilleo de Washington sobre la frgil sociedad de Iraq.

Creo que Estados Unidos es uno de los creadores fundamentales del EIIL. () Sus intervenciones destructivas en el Medio Oriente y la guerra en Irak fueron las causas bsicas del nacimiento del EIIL, declar Chomsky.

En otra parte de sus declaraciones y en alusin al alto el fuego acordado el pasado mes de agosto entre el rgimen de Israel y el Movimiento de Resistencia Islmica Palestina (HAMAS), denunci el incumplimiento del rgimen usurpador, mientras la parte palestina, segn el lingista norteamericano, lo cumple.

Teniendo en cuenta el apoyo militar, econmico, diplomtico e ideolgico de Washington al rgimen de Tel Aviv, acus a las autoridades israeles de llevar adelante sus polticas expansionistas en los territorios ocupados palestinos dejando a los palestinos en cantones desmembrados.

En referencia a la reciente agresin israel contra el pueblo palestino de la Franja de Gaza durante la cual murieron ms de 2160 personas, critic el suministro armamentstico de EE.UU. al rgimen de Israel.

En un momento dado, las armas israeles parecan estar agotndose, y los EE.UU. suministraron amablemente a (el rgimen de) Israel armas ms avanzadas, lo que le permiti seguir la embestida, deplor.

En los 51 das de agresiones israeles, iniciadas a principios del pasado mes de julio contra la nacin palestina en Gaza, no solo perdieron la vida al menos 2160 palestinos como hemos referido con anterioridad, sino que 11.100 resultaron heridos y las infraestructuras bsicas resultaron seriamente daadas.

Creador clave

Chomsky asegura estar de acuerdo con las recientes declaraciones del escritor y exagente de la CIA, Graham Fuller, que acus a EE.UU. de ser uno de los creadores clave del grupo terrorista, como resultado de la guerra contra Iraq emprendida en 2003.

La situacin es un desastre para EE.UU., pero es un resultado natural de su invasin, dijo Chomsky.

Una de las graves consecuencias de la agresin de Estados Unidos y Reino Unido fue la de inflamar los conflictos sectarios que ahora estn destrozando Iraq en pedazos, y que se han extendido por toda la regin con consecuencias terribles, agrega en acadmico.

Chomsky advierte que el fanatismo religioso no se propaga slo en los pases de Oriente Medio, sino tambin en EE.UU., fenmeno del que responsabiliza en parte al Partido Republicano.

No hay muchos pases en el mundo donde la gran mayora de la poblacin crea que la mano de Dios gua la evolucin, y donde casi la mitad de ellos piense que el mundo fue creado hace unos pocos miles de aos, dijo.

Y a medida que el Partido Republicano se ha vuelto tan extremo sirviendo a los ricos y al poder de las corporaciones, que no puede apelar a la opinin pblica para que apoye sus polticas reales, se ha visto obligado a recurrir a estos sectores como una base de votantes, dndoles una influencia sustancial sobre la poltica, denunci Chomsky.

Cubadebate
8-10-2014
http://www.eldiario.es/zonacritica/Francia-crecimiento-ISIS-injerencias-soluciones_6_453264718.html


WikiLeaks publica una carta de Hillary Clinton donde reconoce que Arabia Saudita y Catar financian al Isis

Daniel Bellaco

Segn WikiLeaks, Catar y Arabia Saudita apoyaban con ayuda financiera y logstica a los terroristas del Estado Islmico con el conocimiento de EEUU durante la administracin Obama, premio nobel de la paz.

Segn publica RT, WikiLeaks ha sacado a la luz una de las cartas, que envi en agosto de 2014, Hillary Clinton, exsecretaria de Estado con el asesor de Barack Obama, John Podesta.

Tenemos que utilizar nuestros recursos diplomticos de Inteligencia y ms tradicionales parapresionar a los Gobiernos de Catar y Arabia Saudita, que estn proporcionando apoyo financiero y logstico clandestino al Estado Islmico y otros grupos radicales sunitas de la regin reza la carta titulada Las fuentes, incluyendo las fuentes de Inteligencia occidentales y de Inteligencia de EE.UU. en la regin.

A su vez, en la carta, Hillary Clinton propone a Podesta la posibilidad de equipar al Ejrcito Sirio Libre y a otros grupos.

Ayer lunes, Arabia Saudita, Barin, Emiratos rabes Unidos, Egipto, Yemen, Libia, Maldivas y Mauricio, ha ordenado cortar las relaciones diplomticas con Catar al queacusan de apoyar el terrorismo yihadista.

Esta decisin se ha producido tras una declaraciones del emir de Catar, el jeque Tamim Bin Hamad Al Thani, en las que resaltaba la necesidad de mantener lazos con Irn e Israel.

Julian Assange, fundador de Wikileaks declar en 2016 que Qatar y Arabia Saud financiaron al ISIS y a Clinton. A su vez dijo que Clinton haba destruido Libia en un tuit.

A su vez, asegur que las lites de EEUU no permitiran que Donald Trump fuera presidente. Los medios, la Inteligancia (CIA, FBI) y los bancos estn con Clinton sentenci.

En una entrevista que realiz el periodista australiano John Pilger, emitida por RT, Assange confirm que los terroristas del Isis, Estado Islmico o Daesh haban sido creados mayoritariamente con el dinero de pases de Oriente Medio que dieron recursos monetarios a la Fundacin Clinton.

El periodista australiano seal que en el correo electrnico enviado por Hillary Clinton se detalla como el dinero que financia al Estado Islmico, de Arabia Saudita y Qatar, es distribuido por todas partes, incluido las instituciones mediticas.

Assange, que lleva ms de 5 aos refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres, declar que Donald Trump no tiene a ninguna lite de su parte y que no se le iba a permitir ganar.

Hace pocos das, Donal Trump orden en Arabia Saudita que dejaran de financiar a los terroristas aunque la mayora de los medios nacionales espaoles lo han silenciado. La terrible dictadura saud es aliada de EEUU, Reino Unido, Israel y de la OTAN. Los medios de comunicacin espaoles compran las noticias internacionales aReuters, agencia de noticias britnica que suministra informacin financiera e internacional.


https://www.digitalsevilla.com/2017/06/06/wikileaks-publica-una-carta-hillary-clinton-donde-reconoce-arabia-saudita-catar-financian-al-isis/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter