Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-08-2017

Cambian hbitos energticos en las ciudades latinoamericanas

Mario Osava
IPS


El taxi elctrico de Alejandro Casas en una calle de Montevideo. El vehculo le cost 63.000 dlares, pero con un crdito a pagar en cinco aos y el beneficio de la carga gratis, en una iniciativa apoyada por la empresa elctrica estatal y la alcalda de la capital uruguaya. Crdito: Vernica Firme/IPS

BELO HORIZONTE, Brasil, 21 ago 2017 (IPS) - El calentador solar de agua le gust tanto a los esposos Vaz-De Souza que lo adoptaron como su misin y su negocio, y este prosper con el auge de la innovacin en su ciudad, Belo Horizonte, reconocida como la capital de la energa solar en Brasil.

En 1998 fundaron la empresa Maxtemper que ya instal ms de 40.000 de esos sistemas en viviendas, piscinas, empresas e instalaciones pblicas en el oriental estado de Minas Gerais, la mayora en Belo Horizonte, donde se multiplicaron proveedores similares.

El xito se debi a que el mineiro (natural de Minas Gerais) es pan duro (ahorrativo), l hace sus cuentas, opin Cornelio Ferreira Vaz, de 62 aos y copropietaro de la empresa. El ahorro de electricidad amortiza la inversin inicial en un mximo de dos aos y el aparato dura dos dcadas, detall a IPS.

Es un bien atractivo por sus beneficios econmicos y ecolgicos, para el bolsillo de uno y la naturaleza, acot su esposa y socia, Aildes de Souza, de 59 aos.

El sistema residencial, con colector solar, depsitos trmicos de agua, tuberas y accesorios de control, cuesta cerca de 1.000 dlares para una familia de cuatro o cinco personas y un consumo diario de unos 400 litros de agua caliente, estim.

Su uso empez en los aos 70, pero prolifer tras el apagn que forz un racionamiento de electricidad entre julio de 2001 y febrero de 2002 y elev su costo, en este pas de 207 millones de personas.

Nuestra facturacin se multiplic por cinco entonces, record De Souza. Luego Maxtemper logr un contrato con la estatal Compaa Energtica de Minas Gerais (Cemig) para instalar 14.000 calentadores en nuevas viviendas de programas sociales del gobierno.

La empresa lleg a tener 110 empleados, reducidos ahora a siete por la recesin econmica brasilea de los tres ltimos aos, que provoc muchas quiebras. Sobrevivimos porque an hay consumidores buscando ahorrar electricidad y dinero, reflexion Vaz.

Ese aprovechamiento de la insolacin, no siempre incluido en los balances energticos, beneficia tambin a todo el sistema elctrico nacional, al sustituir a las duchas elctricas, muy extendidas en Brasil.

Esas duchas consumen mucha energa y provocan un pico de demanda en el comienzo de la noche, cuando se baa la mayora de la poblacin, forzando una mayor capacidad de suministro.

Cinco por ciento de las viviendas brasileas, 3,4 millones, ya disfrutan agua calentada por el sol, segn la Asociacin Brasilea de Refrigeracin, Aire Acondicionado, Ventilacin y Calefaccin.