Portada :: Europa :: Fortaleza Europa. La UE contra los inmigrantes
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-08-2017

Activistas denuncian una alimentacin y atencin mdica muy deficientes en el campo de refugiados griego
Los refugiados se quejan de la situacin inhumana que se vive en Ritsona

Enric Llopis
Rebelin


En la antigua base area de Evia, a unos cien kilmetros de Atenas, se halla el campo de refugiados de Ritsona, en el que viven 750 personas procedentes de Siria, Irak y Afganistn, de las que cerca del 30% son menores y una treintena, nios y nias no acompaados. Cmo es el da a da en la lucha por la supervivencia de las personas refugiadas, en este campamento organizado en medio de una zona arbolada? Constituido en marzo de 2016, al principio contaba con tiendas de campaa, que se sustituyeron por unas estructuras metlicas de tamao reducido, y que operaban a modo de vivienda. Aunque poco a poco estas casetas se fueron ampliando con tiendas de campaa anexas.

Los cambios dan cuenta de la evolucin de este campamento administrado por el ejrcito que, en un comienzo, se pens para la estancia temporal; pero lleva camino de convertirse en permanente. Activa en Murcia y Zaragoza, la Asociacin de Amigos de Ritsona informa de la presencia en el campo de bebs, mujeres embarazadas, enfermos crnicos, personas discapacitadas y ancianas. Los refugiados se quejan de las condiciones inhumanas en que all se vive, destacan los activistas. Nosotros a esto lo llamamos un campo de concentracin.

La asociacin ha estado presente en cuatro ocasiones durante el ltimo ao en este campo emplazado a 17 kilmetros del municipio costero de Chalkida, en el sur del pas. De la ltima estancia, volvieron el pasado 12 de agosto. Han podido entrar y salir sin problemas, para entablar relacin con las personas refugiadas; algo que no pudieron hacer en el campo de refugiados de Skaramagas, a diez kilmetros de Atenas y tambin gestionado por militares. Intentamos entrar este verano tres veces y no nos dejaron, afirma el sacerdote Joaqun Snchez, miembro de la Asociacin de Amigos de Ritsona. En la pgina Web el colectivo informa de las deficiencias del campamento de Ritsona, sobre todo respecto a la atencin mdica; en cuanto al suministro de electricidad y agua corriente, en ocasiones se interrumpe o es objeto de cortes; tampoco funcionan las lavadoras y se hallan aislados, en una zona sin transporte pblico en los alrededores.

Hemos visto mucha desesperanza, resalta Snchez, ya que saben que Europa no est cumpliendo con los cupos de acogida. Por ejemplo el estado espaol, que a falta de un mes para que termine el plazo para la acogida de 17.373 refugiados comprometidos con la UE, slo haban llegado a mediados de agosto 1.724 (el 10%), segn inform la Agencia Efe. Es decir, para cumplir con los compromisos, Espaa tendra que acoger antes del 26 de septiembre a una media de 390 personas al da. Frente a la inaccin del Reino de Espaa, 150 organizaciones sociales han impulsado la campaa Venid Ya. En Ritsona, subraya el cura murciano, se debaten entre quedarse en Grecia y el peligro de la deportacin a Turqua; ante esta disyuntiva, prefieren volver a Siria o a un pas que no est inmerso en una guerra; sienten que Europa se ha olvidado de ellos.

Muchos de las personas con los que contact la Asociacin de Amigos de Ritsona llegaron huyendo de la guerra de Siria, que a lo largo de seis aos ha provocado centenares de miles de muertos y cinco millones de refugiados. Casi todos los que conocieron en el campamento provenan de Alepo, la mayor ciudad del pas, donde el ejrcito sirio y sus aliados se enfrentaron a los grupos llamados rebeldes entre el verano de 2012 y finales de 2016. Ayer el ejrcito ruso inform de que la provincia de Alepo ha sido liberada completamente de los terroristas del Estado Islmico. Uno de los huidos de Alepo con los que convers Joaqun Snchez acredit que tena un hermano en Francia, sin embargo ACNUR le dijo que su destino era Blgica; o de lo contrario, tendra que quedarse en Grecia. En Ritsona malviven familias enteras, con una media de entre cuatro y seis hijos por ncleo familiar; algunos de ellos han nacido en el campo de refugiados. Han escapado del Daesh y de los bombardeos internacionales, subraya el sacerdote. De hecho, han visto cmo los terroristas cortaban cabezas y cuellos para jugar al ftbol con ellas. Por eso manifiestan un dolor enorme cuando se les asocia al Daesh. Nosotros les decimos que esas palabras las pronuncian los gobiernos con el nimo de confundir, afirma el religioso.

Los activistas denuncian que la Cruz Roja permanece en el campamento desde las 9,00 hasta las 17,00 horas, ya que el gobierno griego no les permite estar ms tiempo. Mencionan el ejemplo de una mujer que dio a luz a las doce de la madrugada en el campo de Ritsona, y la ambulancia no lleg hasta las 9,00 horas. En este caso y otras urgencias, los refugiados han de esperar a que algn voluntario de las ONG les traslade al hospital de Chalkida. La pgina Web de la asociacin informa tambin de la comida escasa y de mala calidad que proporciona el ejrcito griego, lo que ha provocado algunos casos de intoxicaciones alimentarias.

Adems se han producido recortes en el suministro, critica Joaqun Snchez, lo que se apreciaba en la fisonoma de las personas refugiadas; a medida que pasaban los das mirabas, y te dabas cuenta de que los cros estaban ms delgados. Cuando los miembros del colectivo pudieron observar las vituallas distribuidas, se trataba de una especie de lquido con algo de arroz, que ni siquiera se saba muy bien qu era. Con otras ONG compraron zumos, harina para que los refugiados elaboraran pan y en colaboracin con iniciativas como Caf Rits- ayudaron al reparto de alimentos bsicos (arroz, azcar, t o patatas). Al final las organizaciones sociales hemos de compensar los dficit terribles en la alimentacin, concluye Snchez.

Adems, la poblacin adulta no se enfrenta a demasiados quehaceres en el da a da del campamento. El sacerdote traslada, en conversacin telefnica, esta sensacin de hasto en forma de parbola: Cada da que amanece, su corazn muere un poco ms. Muchos de los refugiados que conocieron trabajaban, en Siria, en el mrmol y la piedra. Algunos contaban con una importante cualificacin profesional, como un nacional del Kurdistn iraqu, ingeniero de caminos, que en las conversaciones trataba de agricultura y la cuestin de los viedos. Pretenda alcanzar territorio alemn, y por eso se afanaba en estudiar la lengua germana. Los activistas tienen claro que la situacin en Ritsona, que califican de inhumana, no es casual, sino que revela el mensaje que pretende trasladar la UE; primero, que las frontera se hallas cerrada; adems, los que alcancen el viejo continente se encontrarn con campos de concentracin; en conclusin, mejor que los refugiados no arriesguen su vida en el Mediterrneo, sino que busquen puerto seguro en Siria u otro pas, pero no en Europa.

Ante tal panorama, cuando se les pregunta quedan pocas opciones ms que someterse a las mafias. Te dicen que sta es la nica esperanza. Afirman que la falsificacin de un pasaporte puede costar entre 2.500 y 3.000 euros. Hace pocas fechas, un refugiado sirio de Ritsona que se diriga a Francia con pasaporte irregular, result descubierto en el aeropuerto de Atenas y devuelto al campamento. Aquel que se niegue a quedarse en Grecia pasa a convertirse en un ilegal, denuncia Joaqun Snchez. Qu destino supone actualmente el pas heleno para las personas refugiadas? Las llegadas han disminuido. De los 120.137 inmigrantes y refugiados que entraron en Europa por mar entre enero y el 20 de agosto de 2017, segn la Organizacin Internacional para las Migraciones (OIM), 13.320 llegaron a Grecia; sin embargo, en el mismo periodo de 2016 alcanzaron territorio griego 162.000 personas. ACNUR advirti de que al convertirse Grecia en una opcin menos atractiva para migrantes y refugiados, la alternativa eran rutas ms peligrosas y mortferas.

Adems del campamento de Ritsona, los defensores de derechos humanos visitaron Atenas durante la primera semana de agosto. Les acompa, durante una parte del recorrido, una voluntaria de la ONG local, Khora. Vimos la realidad de numerosas familias enteras de refugiados, jvenes y menores no acompaados, que permanecan abandonadas en la calle; adems, no tenan para comer ni dnde dormir. Al pasar varios meses en esta situacin, se convierten en carne de can para las mafias, la prostitucin y los robos; tambin de posibles secuestros y violaciones por parte de bandas, ya que actualmente Atenas es una jungla, subraya el sacerdote y activista contra los desahucios. A ello se agregan las batidas de refugiados que promueven grupos neonazis en la ciudad. Han visto como personas refugiadas se cobijan por la noche en los soportales atenienses, con el fin de protegerse. Adems, en los jardines de la Plaza de la Victoria de Atenas han comprobado los riesgos de la pederastia. Temo que, con el tiempo, se conviertan en lobos entre ellos; y que si una mano amiga se les acerca, terminen por morderla, ya que no sabrn diferenciarlas, concluye el religioso.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter