Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-08-2017

Los ltimos das de Santiago: cuatro testimonios que desmienten la hiptesis del gobierno

lavaca


Tres personas vieron a Santiago Maldonado en dos eventos distintos el 27 y el 29 de julio en El Bolsn. Otra cuenta en exclusiva que llev al joven en auto a la Pu Lof en Resistencia en la maana del 31, un da antes de ser visto por ltima vez. lavaca reconstruy estos testimonios que desmontan la operacin del Estado respecto a las hiptesis que difunden los medios comerciales sobre que Santiago no estuvo en la comunidad o que fue herido das antes, para desviar el eje: la desaparicin forzada en manos de Gendarmera. En tanto, la CIDH otorg una medida cautelar para que el Estado adopte las medidas necesarias para determinar la situacin y el paradero del joven y estableci un plazo de 10 das para que informe peridicamente qu est haciendo para buscar a Santiago. La familia exigi a travs de un comunicado su participacin activa y el control en la investigacin.

Luego de negar que Santiago Maldonado fuera vctima de una desaparicin forzada, difundir los datos personales de un testigo protegido y defender el accionar de Gendarmera del 1 de agosto diciendo que no iba a tirar ningn gendarme por la ventana, la ministra de Seguridad de la Nacin, Patricia Bullrich, sugiri la posibilidad de que el joven de 28 aos haya sido herido el 21 de julio en un ataque atribuido a la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) a un puestero de Benetton de la localidad chubutense de Epuyn. La versin tom impulso en los medios comerciales que, lejos de apoyarse en los testimonios de la comunidad, la familia, la Defensora Federal y los organismos de derechos humanos, propagaron que Maldonado podra haber sido herido hasta de muerte- a cuchillazos. Incluso, el periodista de La Nacin, Francisco Olivera, lleg a preguntarse al aire en el programa Odisea Poltica del 21 de agosto qu pasa si a Santiago Maldonado no lo mat la Gendarmera, sino un mapuche.

Sergio Maldonado y Andrea Antico -hermano y cuada de Santiago- dijeron a lavaca que esa hiptesis busca desviar el eje de la participacin de Gendarmera en la desaparicin forzada: Qu van a hacer? Decir que estuvo ah y que la sangre es de l? Si van a hacer eso, ya est: ya sabemos cmo es. Que inventen otra cosa.

El director ejecutivo del CELS, Gastn Chillier, dijo en otra entrevista que la desaparicin forzada funciona, en general, para encubrir otro delito. Si vos no manejs esa hiptesis y la rechazs de plano, ests favoreciendo la impunidad. Eso es grave y ms grave an que est sucediendo cuando los hechos estn siendo investigados. Nos parece gravsimo cmo se est manejando el caso de Santiago Maldonado desde el Gobierno. A esta altura podramos decir que despleg una campaa de desinformacin para desviar la investigacin.

lavaca habl con tres personas que confirmaron haber visto y estado con Santiago en dos fiestas distintas el 27 y el 29 de julio en El Bolsn. Una cuarta revela que fue quien llev a Santiago hasta la Pu Lof el 31 de julio por la maana.

Estaba impecable

Una de las personas que vio a Santiago es Mara Eva Babarini, del Colectivo FM Alas.

A Santiago lo conoc en un folklombe, una noche de folklore y candombe que hicimos en la Estacin de Cerveza de El Bolsn. Fue el 27 de julio. Es una estacin que se hizo en el predio de la Feria Franca donde todos los jueves de la no temporada se hacen eventos para compartir msica regional y que se extienden viernes y sbado. Son espacios muy lindos, donde va gente grande, chiquitos, adolescentes, de mediana edad. Ese jueves nos juntamos a las 9 de la noche y estuvimos hasta las 2 de la maana. Es un lugarcito reducido y Santiago estaba sentado en uno de los banquitos sobre el piso, tratando de ver de qu se trataba la chacarera. De hecho, se sum con una de las chicas para tratar de aprender a bailar unos pasos. Una persona muy agradable, muy dulce, muy amorosa. Y cuando empezaron las marchas por la aparicin de Santiago, que ah nos enteramos que era el mismo chico que habamos visto, me entero que el 13 de julio l le haba hecho un tatuaje a uno de mis hijos y a otros amigos. l tatuaba a domicilio en El Bolsn. Pasaron un da hermoso, diez horas juntos. Ese es Santiago.

-Vos lo viste el 27 de julio?

-S. Estaba impecable, perfecto, caminaba muy bien, se relacionaba con la gente maravillosamente, no tena ningn tipo de rasgo de haber tenido algn encuentro desagradable con nadie y, mucho menos, que lo hayan lastimado en el cuerpo.

-Y vos te enteraste en la marcha que era el joven que estaba desaparecido?

-Cuando sale la primera foto de Santiago, que se hace viral y pblica, se lo ve con muchas rastas, la barba larga. No era el Santiago que vimos ese jueves. Estaba con el pelo recogido, bastante menos barba, otra mirada. Yo me di cuenta en la primera marcha. Estbamos en la calle, todos mal, angustiados. Se acerca una amiga y me dice: Viste quin es Santiago? Estuvimos con l, el 27. Ah me cae la ficha. A la tarde me llama mi hijo, llorando: Ma, viste el chico que te cont? Es Santiago.

El pibe de los tatuajes

La amiga de Eva que le avisa en la marcha es Yanina Aleuy, docente. Haba visto a Santiago en una feria en junio: Es muy sociable. Me habl de sus tatuajes. Hay mucha informacin que por ah sale y es grave: dicen que Santiago haba ido a apoyar a la RAM. Y no es cierto: es una ms de las mentiras que estn armando.

Qu records del 27?

-Estbamos escuchando msica. Alguien me toca el hombro, me doy vuelta y lo saludo: era Santiago. Charlamos un ratito, de cmo andbamos, qu estbamos haciendo, de la vida, de los viajes, que haba llegado haca poco. Lo vi un rato largo en el lugar. l estaba con un grupo de chicos. Estaba ah: entero. Yo no saba que l era Santiago Maldonado: me doy cuenta cuando llega su foto. l era El Brujo ac. Ese da (el 1 de agosto) llega un mensaje diciendo que en la Lof estaban reprimiendo, que haba un desaparecido, pero nos llegaba un mensaje con un dato, despus con otro, porque al principio lo buscaban con el apellido de la madre: Peloso. Hasta que lleg la foto. Y ah dije: Ese es el pibe que yo vi, el pibe que hace los tatuajes.

Estuvimos tomando unas cervezas

Facundo Herrera Aquino conoci a Santiago en junio en la casa de unas amigas. Nos juntamos una noche y ellas se iban a tatuar. l viajaba de esa manera: tatuando y compartiendo con la gente. Ah nos vimos por primera vez. Entre charla y charla quedamos buena onda y me pas su nmero porque me quera tatuar. Cuando le dije que no tena plata, me dijo que l no siempre aceptaba: haca trueque. Me dijo: Si tens algo para darme yo te lo acepto y hablamos. Le pregunt qu necesitaba y me dijo que una campera. Yo tena, as que se la pas y empezamos.

-Cmo sigui la relacin?

-Nos empezamos a cruzar bastante seguido, en FM Alas, en la plaza del centro. Nos quedbamos charlando. Me cont que tena ganas de irse de El Bolsn, que estaba juntado plata. Siempre deca: En un mes ya me voy. Fines de julio, principios de agosto. Su idea era irse a su casa en Buenos Aires para visitar a su mam y a su abuela que andaban diciendo que lo extraaban mucho. La ltima vez que lo vi fue el finde antes que desaparezca. Lo vi el sbado y todo esto sali el martes.

-El sbado era 29 de julio. Dnde lo viste?

-En un evento en Alas de rap femenino. Estuvimos charlando un rato, tomando unas cervezas. Siempre muy sonriente, de hacer chistes. Muy buena onda. Saba mucho de geometras sagradas y, cuando hablaba de tatuajes, deca que a unos amigos les tatuaba cosas que no tenan que ver con la otra, pero todas unidas armaban sistemas de proteccin. Para las malas energas y la vida en general.

-Sabas que iba a ir a la comunidad?

-No. Me enter el martes con la primera imagen que vi que compartan todos: Santiago Maldonado, su DNI, la historia de represin, Gendarmera, ltima vez que se lo vio, difundir. Me qued: Esto es mentira, pens. Lo compart. Vea comentarios y todos ponan lo mismo: Apareci? Apareci?. De repente, se empez a correr ms la bola. Empez a ser ms serio. Me dej medio shockeado: lo haba visto dos das atrs.

-Cmo lo viste?

-Te juro que lo vi saltando, agitando. Estaba disfrutando, cantando, bailando. Como siempre. Es sper energtico: el chabn no se quedaba quieto ni un segundo. Si lo hubieran apualado no habra podido hacer las cosas de esa manera.

Vamos para la Lof

L.T no se llama L.T. Prefiere mantener su nombre bajo reserva. Su testimonio permite unir las voces que ubicaban a Santiago en El Bolsn con los hechos que sucedieron el 1 de agosto: es la persona que llev en auto al joven hasta la recuperacin el 31 de julio. Dentro de la desinformacin del Estado y las operaciones de prensa, su relato es uno ms que se ajusta a lo que desde el minuto uno ha denunciado la familia, la comunidad, los abogados, los organismos de derechos humanos y la Defensora Federal.

Esto es: a Santiago lo vieron por ltima vez el 1 de agosto en medio de una violenta irrupcin de Gendarmera sin orden judicial a la comunidad de Vuelta del Ro. La principal hiptesis sigue siendo la misma: desaparicin forzada.

Dice en exclusiva a lavaca:

Al Brujo lo conoc en el verano. En marzo. Justamente lo conoc cuando por la zona haba problemas de tierras y se hizo una movilizacin a Viedma de comunidades mapuche. Recin estaba llegando de viaje de Chile. Era amigo de uno de mis hijos. Estaba parando en la Bilio (la Bilioteca del Ro, el espacio que allan el juez Otranto en El Bolsn). Nos vimos un par de veces ms porque iba para all, le dejaba algo, nos quedbamos charlando y entonces empec a conocerlo un poco ms. Que contara las vivencias que haba tenido. Te contaba historias que te hacan morir de risa. l siempre me deca: Cuando tengas un pedacito vamos para la Lof. Yo saba que era vegetariano, entonces bromeaba: Ests loco, te vas a espantar: son todos carnvoros. Siempre que l quera ir estbamos muy llenos por una cosa o por la otra. Unos das antes de todo el despiole, fuimos para Esquel y vio el campo de pasada. En Esquel conoci a algunos de los que iban y qued mucho ms enganchado de conocer el lugar. A la vuelta, lo dejamos en la Biblioteca. Quedamos en que el lunes iba a haber una movida y que yo iba a salir temprano para el campo. Entonces pas a buscarlo a l y a un amigo.

-La primera vez que ingres a la comunidad fue el 31?

-S.

-Cmo fue ese da?

-Lo paso a buscar a la maana. En el camino levantamos a ms gente. Alguna gente que tena ganas de ir porque se estaba pidiendo la liberacin de Facundo (Jones Huala, en ese momento haca poco ms de un mes que estaba preso). Llegamos al campo.

-A qu hora?

-Entre 9:30 y 10 habr sido. l estaba con su amigo. Se lo presenta.

A partir de aqu el relato de L.T coincide con lo que la comunidad describi a lavaca en su visita a la Pu Lof: comenzaron los cortes de ruta parciales, mientras desde Bariloche llegaba la informacin de nueve personas detenidas en la represin a la protesta que exiga la liberacin del lonko frente al Juzgado Federal de esa ciudad. A la tarde lleg Gendarmera: leyeron por megfono que tenamos que despejar la ruta.

L.T cuenta que Santiago pas la noche en la guardia de la comunidad. Es una casita de madera. Al no ser mapuche, no poda adentrarse en el territorio. No estaba solo.

A la maana, comenz la represin.

Vimos que la Gendarmera avanzaba por toda la ruta. Todos los lamienes (hermanos y hermanas) estaban del lado de adentro. La comunidad relat a lavaca que los gendarmes siguieron disparando a pesar de que ya estaban dentro del campo

-Qu pas despus?

-Empezaron a hacer autodefensa con hondas de revoleo. Busco a mis hijos, al Brujo, a otro chico ms, y cuando quiero ver si estn bien por si necesitan algo, baja una balacera. Me cubr con una capucha para que no me diera en la cabeza. No s cmo no me dio, pero al lado mo cayeron dos piedras que tiraron desde la ruta. De pronto escucho que gritan la tranquera. Fueron segundos. Los veo a todos los gendarmes en fila. Veo el Unimog y escucho un ruido como que chocan algo. Veo que entra y no vi nada ms porque lo nico que hice fue correr para la guardia porque estaban mis nenes afuera. Cuando voy me cruzo al Brujo que agarr su mochila y sali corriendo para abajo. Nos metimos con mi hija a la guardia. Lleg un gendarme re sacado, empez a revolear todo preguntando dnde los tenamos escondido. No haba nadie. Sali afuera y empez a dar directivas para todos lados. Alcanzo a ver que sale un Unimog y veo que se estaciona con la culata para el lado del ro. Llega una camioneta despus, hacen un cordn de gendarmes. Todo esto mirando de lejos. Veo que suben algo y la camioneta arranca. No supe que faltaba el Brujo hasta las 6 de la tarde.

El derecho a saber la verdad

La familia de Santiago emiti un comunicado junto a su abogada Vernica Heredia.

En ese sentido, exigen a las autoridades judiciales y polticas que se tomen todas las medidas necesarias para garantizar:

Diez das

Horas despus que la ministra Bullrich, el ministro de Justicia, Germn Garavano, y el secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, Claudio Avruj, se levantaran de una reunin con organismos de derechos humanos que exigan una respuesta clara ante la desaparicin forzada de Santiago, la Comisin Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorg una medida cautelar para la proteccin de los derechos del joven. Fue en respuesta a la solicitud que la organizacin Naturaleza de Derechos present ante el organismo el 7 de agosto. La CIDH tom en cuenta las denuncias de los solicitantes, que sostienen que el joven fue objeto de una desaparicin forzada.

La CIDH solicit al Estado que:

Naturaleza de Derechos calific de pauprrimo y vergonzoso el informe presentado por el Estado argentino en respuesta al requerimiento elevado por la CIDH.

Por esa razn -subraya la organizacin-, para la CIDH el Estado argentino no cumpli con la carga de demostrar que la persona afectada -Santiago Maldonado- no se encuentra en una situacin de gravedad, urgencia e irreparabilidad. Los hechos del 1 de agosto se sumaron a un expediente en curso que la CIDH abri luego de la violenta represin de Gendarmera a la Pu Lof el 10 de enero.

Ahora, el organismo le otorg al Estado un plazo de 10 das al Estado para que informe de forma peridica qu acciones est tomando para buscar a Santiago Maldonado.

Fuente: http://www.lavaca.org/notas/los-ultimos-dias-de-santiago-cuatro-testimonios-que-desmienten-la-hipotesis-del-gobierno/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter