Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-08-2017

La filosofa de la praxis como proyecto de emancipacin

Diana Fuentes
Memoria


La filosofa de la praxis de Snchez Vzquez forma parte de una tendencia muy crtica en el marxismo y de la lista de autores que dedicaron relevantes reflexiones al asunto de la filosofa en la teora marxista, tales como Labriola, Lenin, Gramsci, Korsch, Lefebvre o Lukcs. Sin embargo, su obra se caracteriza, como l reconoci, por tener como fuente primera y fundamental los textos de Marx, en concreto del joven Marx. Textos que, ledos bajo la influencia del marxismo de los aos veinte y de los autores que criticaron el marxismo oficial de la Unin Sovitica, le permitieron concebir al ser humano como ser prctico y creador, as como producir una reflexin profunda y metdica sobre los fundamentos de una filosofa marxista. Por ello, el impulso del anlisis crtico de Snchez Vzquez es inseparable de su intencin por redefinir el marxismo en la perspectiva de la reivindicacin de un proyecto de emancipacin social que permitiera la superacin del capitalismo.

Tal redefinicin implic un estudio concienzudo de los textos marxianos, de los cuales a su parecer no se haba hecho una interpretacin adecuada. El origen de este esfuerzo se remonta a una obra de 1961, Ideas estticas en los Manuscritos econmico-filosficos de Marx. Al ao siguiente (1962), gracias a la traduccin al espaol de los Manuscritos econmico-filosficos de 1844 por Wenceslao Roces, inici un curso monogrfico que contribuy al texto que despus se incluy en el libro Las ideas estticas de Marx, de 1965. Para 1967 public la primera edicin de Filosofa de la praxis, que fuera el resultado del trabajo de su tesis doctoral y reeditado en 1980 con algunos cambios que buscaban actualizar el texto 1 . Ese ao apareci otra obra de particular inters, Filosofa y economa en el joven Marx, que en 2003 volvi a ver la luz como El joven Marx: los Manuscritos de 1844. 2

En una justa valoracin, hoy observamos que la empresa iniciada por Snchez Vzquez con su tesis doctoral no representa un intento de generar un acercamiento exegtico ms entre las diversas disquisiciones de los marxlogos; por el contrario, el objetivo expreso fue desentraar los conceptos que permitieran fundamentar una filosofa marxista para una prctica poltica revolucionaria, tal como se expres en la elaboracin de su Filosofa de la praxis al ubicar el carcter medular del concepto praxis para el marxismo, abrevando directamente de las lecturas de Las tesis sobre Feuerbach, los Cuadernos de Pars y los Manuscritos econmico-filosficos de 1844. Su reconocimiento demand la demarcacin de los alcances de dicha categora, como el elemento central y distintivo del marxismo frente de cualesquiera otras filosofas. 3

Snchez Vzquez coloca el marxismo como el nico pensamiento con capacidad de vincular la teora y la prctica. El propsito explcito del nexo es la transformacin radical de la sociedad como una especie de emplazamiento que determina las posibles relaciones entre ambas. Para ello se sirve del vocablo praxis, que designa la actividad caracterizada por ser un acto consciente (subjetivo) que transforma la realidad (objetiva), a diferencia del trmino prctica, que alude la actividad humana en un sentido utilitario. La prctica sin ms se refiere en todo caso a la conciencia ordinaria, la del hombre comn que posee una perspectiva unilateral e inmediata para la que todo acto prctico debe generar una utilidad material, sin que dicho acto se comprenda como resultado de una accin humana. En oposicin y como una forma superior, la praxis representara un acto consciente al que se ha llegado a travs de un proceso histrico. Es ella, por esto, la forma histrica de la unin entre teora y prctica.

Por supuesto, el gran problema terico al que atiende la filosofa de la praxis se halla en la determinacin de las mediaciones: las interrelaciones y las formas particulares que adquiere el vnculo entre teora y prctica. Snchez Vzquez localiza, por ejemplo, una serie de relaciones equvocas entre ambas que permiten pensar en los efectos de su separacin. Si se considerara que la teora por s misma es prctica, caeramos en la filosofa idealista que Marx critic por confundir el concepto con su materializacin. Si en cambio se identificara la prctica con la teora, si se afirmara que cualquier prctica es ya de suyo terica o que en su devenir produce teora o pensamiento conceptual, se incurrira en el error de confundir, como se seala en la tesis VIII sobre Feuerbach, la prctica y la comprensin de esa prctica. La prctica no habla por s misma 4 , dice Marx. Esto significa que se necesitan conceptos, categoras o hasta sistemas que nos permitan dar razn de lo verificado en el actuar. A su vez, la teora escindida de la prctica est constitutivamente incapacitada para transformar la realidad. De este modo, en esta relacin cuasi dialgica, la prctica sirve como criterio epistemolgico, como criterio de verificacin de la teora, y la teora alumbra y da cuenta del sentido del actuar, por supuesto solo al establecerse dicha relacin.

Sin duda, la gran apuesta de Snchez Vzquez est dirigida a reivindicar la dimensin subjetiva de toda accin poltica, sin perder de vista que a fin de que sta tenga radicalidad suficiente para modificar las relaciones sociales vigentes, se debe atender a la efectiva constitucin de la realidad social. Tal cambio es producto no de un hecho nico, momentneo y fulminante sino de una sucesin de actos que enfrentan lo establecido y demandan permanente trabajo de anlisis frente a lo imprevisto o a lo ni siquiera visto antes. Se trata de una apuesta por la prctica individual y colectiva conscientes, la cual demanda de la teora, antes de lanzarse a la accin, que proporcione conocimientos para determinar el cmo, el cundo, el por dnde y el porqu de la transformacin. Esas condiciones siempre son parte de un proceso histrico-social que marcan los lmites y las coincidencias entre teora y prctica: los modos o las formas concretos de la praxis.

Por todo esto, la Filosofa de la praxis de Snchez Vzquez, en tanto reflexin sobre la compleja dialctica entre la subjetividad y el mundo objetivo, tiene gran vigencia, afirma como un proyecto de emancipacin social. A cien aos de su nacimiento y a casi medio siglo de la publicacin de su obra ms destacada, las preguntas pareceran en muchos sentidos las mismas: cmo el pensamiento terico contribuye o no a la transformacin de la realidad?, cmo la prctica produce experiencias concretas que transforman el pensamiento? Para Snchez Vzquez, la forma de pensar estas dos dimensiones puede ser verdaderamente radical solo si en la relacin de ambas se tiene siempre como finalidad construir un proyecto social capaz de subvertir las relaciones de explotacin contemporneas. Ese proyecto para l fue siempre el socialismo y su discurso terico no poda ser otro que el marxista.


 

Notas

1 En el prlogo de la edicin de 1980, Snchez Vzquez seala sobre la primera edicin de la obra que sus objetivos fueron, primero, deslindar el marxismo del que filosficamente lo reduca a una interpretacin ms del mundo; segundo, marcar distancias respecto de un marxismo cientificista; y, por ltimo, revalorizar el contenido humanista del marxismo. Snchez Vzquez, Adolfo. Filosofa de la praxis, Mxico. Siglo xxi, p.19.

2 Por supuesto que en ms de cuarenta aos de produccin terica Snchez Vzquez public un sinnmero de obras y ensayos sobre esttica, filosofa poltica, filosofa moral y anlisis poltico entre otras materias.

3 Filosofa de la Praxis, p. 63.

4 Ibdi., p. 311.

Fuente http://revistamemoria.mx/?p=550

 




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter