Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-08-2017

Ciudades cubanas carecen de opciones sostenibles en energa

Ivet Gonzlez
IPS


Rai Garca, uno de los dos socios fundadores de la empresa ecolgica Arbio, especializada en el diseo, ejecucin y mantenimiento de ecosistemas verticales, atiende un jardn en construccin ubicado en el interior del proyecto cultural Fabrica de Arte cubano, en La Habana, en Cuba. Crdito: Jorge Luis Baos/IPS

LA HABANA, 23 ago 2017 (IPS) - Cuando se pasea por las ciudades cubanas, resulta raro ver algn calentador solar de agua en sus azoteas u otros indicios del consumo de energas limpias, mientras que en las zonas rurales s aprovechan cada vez ms el biogs y programas estatales instalan paneles fotovoltaicos en comunidades aisladas.

Hoy las urbes cubanas, que acogen 76 por ciento de la poblacin de 11,2 millones de habitantes, dependen de la electricidad generada con hidrocarburos y gas licuado, petrleo y querosn para cocinar los alimentos, entre otras causas por la casi nula oferta de equipos que usen radiaciones solares, vientos u otras fuentes no convencionales.

Este pas insular caribeo obtiene ms de 95 por ciento de su electricidad de combustibles fsiles.

No vemos en Cuba una diversidad de opciones de tecnologas sostenibles o ecolgicas. Es una tarea pendiente, dijo a IPS la arquitecta Alejandra Pino, que junto a Rai Garca, impulsa desde 2016 un negocio privado, que es pionero en instalar los llamados jardines verticales, que crecen sobre paredes y fachadas de edificaciones.

La propuesta de Arbio, como Pino y Garca nombraron su emprendimiento, funciona como una doble piel que acta como un efectivo aislante trmico y puede disminuir en cinco grados Celsius la temperatura interior de los locales.

Para hacer ms verde y amigable la ciudad, los dos socios esperan por proyectos de mayor envergadura que demuestren su aporte en la sostenibilidad energtica. Si instalramos jardines en las fachadas ms soleadas de un inmueble climatizado, sin dudas el ahorro energtico sera notable, explic Pino.

La emprendedora observa un fuerte desconocimiento sobre ecologa en la poblacin. Los jardines que hemos instalado han sido solicitados por sus valores estticos y ambientales, y no por su impacto ecolgico, aunque este es un valor aadido que nosotros nos encargamos de resaltar, detall.

Arbio sustituy el uso de plstico por un material ms amigable para el ambiente, pero Pino estim que sus jardines pudieran ser ms ecolgicos si contaran con otras ofertas en el mercado local. Si el sistema de riego pudiera funcionar con energa solar sera un sueo alcanzado, puso como ejemplo.

Esa aspiracin de Pino pudiera realizarse este ao gracias al gubernamental Programa de Fuentes Renovables de Energa , que persigue elevar del cuatro por ciento actual a 24 por ciento en 2030 la electricidad generada con fuentes renovables.

El plan incluye el incremento de ventas minoristas de calentadores solares y, por vez primera, la posibilidad de adquirir sistemas fotovoltaicos con capacidad de conectarse a la red elctrica.

Cada vez ms extendidos en el mundo, estos sistemas fotovoltaicos se alimentan de paneles solares colocados sobre todo en las azoteas de las viviendas unifamiliares o multifamiliares y otras edificaciones, con el fin primordial del autoconsumo.