Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-08-2017

Corrupcin

Antonio Quezada Pavn
El Telgrafo


Votamos por Lenn y lleg a la Presidencia con el compromiso primario de luchar contra la corrupcin. Escrib varios artculos sobre este tema estableciendo claramente su gran responsabilidad ante la patria y el mundo. Debo reconocer que tena la ligera esperanza de que no fuera tan grave lo que se escuchaba, con lo cual admito que ca en los mitos que normalmente tenemos acerca de lo que es la corrupcin. Es verdad, normalmente pensamos que no es nada ms ni menos que el abuso de una posicin de confianza para beneficio personal, de amigos, familia y muy posiblemente financistas de campaas polticas. Y por cierto, hemos sido muy mal educados respecto a la corrupcin, y nosotros, como ciudadanos y como seguidores de la Revolucin Ciudadana, debemos tener el coraje de aceptarlo y cambiar la forma como lidiamos con ella.

Para empezar, muchos creen que ser corrupto no es realmente un crimen. Nos preocupa la delincuencia, los crecientes feminicidios, los espectaculares asaltos bancarios, pero no hablamos de la corrupcin como un crimen. Qu equivocacin! La corrupcin es un crimen. Es un crimen econmico que afecta a todos los que pagamos impuestos, especialmente a los ms pobres. Y hay corrupcin del sector pblico, pero tambin la hay en el sector privado en el cual me he desenvuelto casi toda mi vida, y mucho me temo que ah tambin es masiva. Las coimas y sobornos que se dan en el sector pblico no son exclusividad de Odebrecht; son muy comunes en el sector privado y son peores con aquellos que negocian con el Gobierno.

Y muy frecuentemente tendemos a minimizar el problema de la corrupcin, asumiendo que es solamente un pequeo problema. S, reconocemos que es un problema, pero es tan pequeo que no supera el 10% o el 15% de los haberes que estn en juego. Por favor! Si hablamos de que en esta pasada dcada el Gobierno ha tenido ingresos por $ 360.000 millones, el impacto es de unos $ 36.000 a $ 54.000 millones, que es casi el presupuesto nacional de este ao.

Si seguimos pensando que la corrupcin no es un crimen; que es tan pequea e insignificante; que siempre ha existido en el pasado y continuar igual en el futuro, podramos concluir que no tiene sentido pasar leyes para controlarla o detenerla, pues es muy poco lo que se puede hacer al respecto. Es una barbaridad que nos podra acostumbrar (si es que ya no lo ha hecho) a aceptar la corrupcin como algo natural. De ninguna manera! Debemos estar muy molestos y enojados con lo que est pasando y descubrindose. Si no lo estamos, es porque no hemos prestado atencin, pues nos han deslumbrado las obras y logros, que pueden ser buenos, pero no se puede negociar la tica con la eficacia. Hay principios y valores que no son negociables.

No podemos aceptar bizarras ecuaciones (al final del da, soy matemtico) que nos den un modelo de gasto pblico al que le hemos quitado la rendicin de cuentas y que opera en ausencia de transparencia, pues eso es igual a corrupcin y la corrupcin es un gran problema. Es un funesto y letal crimen socioeconmico y debemos perseguir y sancionar legalmente a quienes lo han cometido. Pero sobre todo frenar su pernicioso influjo para poder tener una sociedad estable y sostenible.

Fuente: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/columnistas/1/corrupcion-4



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter