Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-08-2017

Desideologizacin de lo econmico y neoliberalismo en Cuba: de verdad?

Pedro Monreal
El Estado como tal (Blog)


Es conocida la preocupacin de la direccin poltica del pas con la dimensin ideolgica del proceso de transformaciones econmicas y sociales que se anhela acometer en Cuba. Eso implica inevitablemente una discusin sobre el tema y las discusiones siempre se producen entre personas concretas.

Parecera ser que algunos de los que se han colocado en el borde delantero de esa discusin ideolgica consideran que tienen un amplio margen de maniobra para decir lo que se les ocurra, pero es conveniente llamar la atencin acerca de varias cosas.

Entre las novedades analticas sobre Cuba que nos trajo este verano hay dos cuestiones interesantes. La primera es que parece existir una escuela de pensamiento que considera como una forma de utilitarismo desideologizado el reclamo de una atencin priorizada a la restructuracin econmica del pas. Sin embargo, ello no es bice para que paradjicamente se les endilgue una supuesta afiliacin ideolgica determinada sea neoliberal, socialdemcrata, o cualquier otra- a esos mismos de quienes se ha dicho que, por defender la atencin priorizada de lo econmico, postulan un relativismo desideologizado.

La segunda novedad es que ha estado denuncindose la existencia de economistas neoliberales en los debates sobre el pas, entre ellos el autor de este blog.

Lo primero pudiera expresar holgazanera intelectual. Los analistas simplemente parecen no haberse tomado el trabajo de leer con atencin los supuestos textos economicistas, pragmticos y carentes de principios que creen estar denunciando. La incongruencia del discurso lgico que con frecuencia hacen (denunciar una desideologizacin y al mismo tiempo decir ms bien todo lo contrario) as algo que tambin deberan dedicarse a resolver.

Lo segundo -la cuestin del neoliberalismo- pone en evidencia la falta de ilustracin econmica y la ausencia de capacidades analticas de algunos exponentes de esa nueva hornada de comentaristas ideolgico-econmicos.

No intento hacer una valoracin general sobre el asunto y por tanto me referir especficamente a tres artculos:

Cuba: Revolucin vs. Centrismo. Procesos culturales y estrategias polticas. Por Jorge ngel Hernndez Prez, La Jiribilla, 8 de julio de 2017.

Ideas en el centro del debate. Por Elier Ramrez Caedo, La pupila insomne, 20 de julio de 2017.

Divertimentos acadmicos. Por Carlos Luque Zayas Bazn, La pupila insomne, 17 de agosto de 2017.

Intentar hacer anlisis tocando de odo

El primer texto se refiere al neoliberalismo, pero sin hacer explcito qu articulo y autor concreto pudiera estar criticndose.

Lo que esencialmente se dice en ese texto es que el llamado centrismo funciona como un caballo de Troya del neoliberalismo

Hernndez Prez no ofrece la menor pista para poder entender cmo los centristas -o quien sea- estn fomentando la ideologa neoliberal desde adentro. Simplemente dice Hernndez Prez que otros han dicho eso y l se limita a repicar esa campana.

Por supuesto que no se aclara quines son los otros que se han referido al caballo de Troya del neoliberalismo en el contexto del denominado centrismo en Cuba. Quizs pudiera tratarse de Ileana Gonzlez, la autora de uno de los textos ms triviales de la compilacin Centrismo en Cuba: Otra vuelta de tuerca hacia el capitalismo, que es donde ha podido localizarse la utilizacin de una expresin parecida.

Es decir, que no hay que prestarle atencin al texto de Hernndez Prez en esta cuestin del neoliberalismo. Se trata de un intento fallido de vender una superficialidad como si fuese un anlisis.

Una discrepancia respecto al mtodo de anlisis

El texto de Ramrez Caedo (20 de julio de 2017) incorpora comentarios que ambos hicimos el da anterior en Cubadebate a propsito de un texto de Enrique Ubieta (Las falacias en su centro, Cubadebate, 18 de julio de 2017).

Ramrez Caedo plantea dos ideas bsicas respecto a la desideologizacin y el neoliberalismo.

  1. La prioridad de las soluciones econmicas como una engaifa desideologizante
  1. La identificacin (no especificada) de textos relativos al debate en Cuba que estaran expresando variantes de una ideologa socialdemcrata o neoliberal.

Mi respuesta al primer punto (desideologizacin) la ofrec inmediatamente en un artculo publicado en el blog El Estado como tal, el 20 de julio de 2017, con el ttulo Debates en Cuba: ideologa sin protenas? https://elestadocomotal.com/2017/07/20/debates-en-cuba-ideologia-sin-proteinas/

No repito aqu lo que entonces expuse.

Solamente agrego que modestamente trato de orientar mis anlisis sobre la base de cinco aspectos del mtodo marxista que considero que son relevantes para el debate econmico en Cuba: a) la distincin entre las manifestaciones y su esencia, y el entendimiento de que el sistema de ideas con el que cada sistema econmico y social se auto percibe (ideologa) tiene una funcin esencialmente justificadora y por tanto la cuestin es cmo asegurar la funcin critica del anlisis en un contexto como el cubano donde tiende a ideologizarse muchas cosas; b) tratamiento de los problemas econmicos, sociales y polticos de conjunto, en su interrelacin; c) abordar los problemas econmicos como problemas histricos que deben ser explicados socialmente y concebir las regularidades econmicas de manera histrica especfica; d) utilizacin de la dialctica en el anlisis, con nfasis en explicaciones apoyadas en contradicciones y crisis, y adoptando una perspectiva materialista; y e) concebir el desarrollo econmico como un proceso de conflicto y cambio, alejado de visiones armnicas. (Esto es algo que he expresado anteriormente. Ver comentarios al artculo La realidad doblada como un papel: mana clasificatoria y debate poltico en Cuba, Cuba Posible, 23 de marzo de 2017 https://cubaposible.com/monreal-debate-politico-cuba/) .

Considero que ese enfoque tiene puntos comunes con aspectos planteados por Ramrez Caedo, por ejemplo, que la mejor manera de hacer ideologa es cuando esta se materializa en la prctica y que la visin debe ser totalizadora, pero entiendo que diferimos en cuanto a la primaca de lo econmico. Es un tema legtimo de discusin, pero probablemente se haya alcanzado un punto muerto en ese aspecto del debate con Ramrez Caedo.

Respecto al segundo aspecto, no niego que en textos relativos al debate pudieran existir las posiciones ideolgicas a las que se refiere Ramrez Caedo. Lo que respetuosamente sugiero es que identifique los textos concretos en los que se han expresado esas posiciones y que se haga una crtica razonada. Un anlisis ideolgico, econmico, o de cualquier esfera social, solamente es creble cuando es concreto.

En cualquier caso, mis discrepancias con el texto de Ramrez Caedo son esencialmente relativas al mtodo de anlisis.

Alguien dijo anlisis?

El caso ms interesante es el texto de Luque (17 de agosto de 2017), el cual se complementa con un comentario que hizo a un artculo publicado al da siguiente por Javier Gmez Snchez (Una prensa sin ideologa?, La Pupila Insomne, 18 de agosto de 2017).

La imagen que proyecta el texto es la de asociar mi nombre a la nocin de un intelectual orgnico del neoliberalismo. Se dice que hay que prestar atencin al enfoque repetido continuamente por este economista

Adicionalmente, el anlisis no deja otro margen que asumir que se refiere a m cuando en el comentario al texto de Gmez Snchez (18 de agosto de 2017) se dice que tenemos a un neoliberal hablando de autogestin obrera e intereses de los desposedos.

Considero que se hace una referencia a mis opiniones porque en mis comentarios al texto publicado en Cubadebate -2 de noviembre de 2016- expres que la legitimidad poltica del trabajador cubano debe ser la predominante y debe estar basada en el ejercicio del poder poltico que descansa en su condicin de propietario de los medios de produccin fundamental del pas. Es ms, agrego que siempre que se pueda, esa legitimidad debera estar asentada en mecanismos directos de poder obrero, o sea de democracia obrera directa.

Obviamente, no hay necesidad de perder mi tiempo para explicarle al analista que no soy un intelectual del neoliberalismo, ni orgnico ni inorgnico, ni de cualquier tipo. Lo que har es tratar de ayudar al analista a que entienda que su texto del 17 de agosto no tiene nada que ver con un anlisis.

Ese texto del 17 de agosto expresa insuficiencia conceptual sobre el tema que se cree estar analizando (ni siquiera se presenta un concepto adecuado de neoliberalismo) y exhibe un notable dficit metodolgico para el anlisis, revelado en una eleccin insuficiente y sesgada de datos, la manipulacin de citas, y el enunciado de conclusiones que no logran validarse.

Antes de pasar a comentar brevemente algunos detalles, llamo la atencin acerca de que parece ser demasiado casual que el texto se circunscriba a tomar como base una serie de comentarios sueltos que hice a una vieja publicacin y que no se haya referido a las decenas de artculos que he escrito sobre temas econmicos cubanos en los ltimos aos.

Solamente en el blog El Estado como tal (iniciado en abril de 2017) hay ms de 40 textos de mi autora y en Cuba Posible hay ms de 30. Material para buscar donde hacer crticas no es precisamente lo que ha faltado.

Probablemente, el analista no lo conoce, pero eso tiene una denominacin precisa en el contexto de los anlisis espurios: prejuicio de amplificacin de conclusiones con datos mnimos. No necesariamente implica mala fe, puede ser el resultado de la falta de conocimiento.

Adicionalmente, el texto del 17 de agosto parece expresar un reciente acto de iluminacin respecto al neoliberalismo que festinadamente se me atribuye pues, en aquel intercambio de opiniones que sostuvimos en la seccin de comentarios del texto publicado en Cubadebate el 31 de octubre de 2016, no se hizo la imputacin que ahora se expresa, mientras que la denuncia diferida que hoy hace se basa casi ntegramente en aquel intercambio de opiniones.

Adems de los casi diez meses que tard en brotar la iluminacin, el hecho es que el analista tuvo entonces espacio suficiente para expresar lo que quiso decir pues sus comentarios de octubre de 2016 ocuparon ms del doble del espacio de mis comentarios (exactamente 2,4 veces mayor, medido por el nmero de palabras).

En realidad, los comentarios del analista, en respuesta a los mos, fueron mucho ms extensos (casi un 60% ms extenso) que el propio artculo que se estaba comentando. Tanto nadar para morir en la orilla?

El neoliberalismo es. (ahorita me acuerdo!)

En relacin con el tema que cree estar analizando, el texto del 17 de agosto propone dos aproximaciones al concepto de neoliberalismo:

  1. El pensamiento neoliberal se distingue por su concepcin del vnculo que existe entre ideologa y desarrollo, entre economa y sociedad.
  2. "El capitalismo neoliberal considera que es la sociedad la que debe adaptarse y subsumirse a las exigencias del imperativo econmico capitalista. De all se origina la fe desmedida en los nmeros, los datos macroeconmicos, y las estadsticas como una forma de medir el crecimiento material, que igualan al desarrollo humano.

Ambas son aproximaciones conceptuales superficiales y muy insuficientes del neoliberalismo. La segunda de ellas incluye un sinsentido acerca de las estadsticas que revela ignorancia no solo respecto a la economa sino tambin sobre las ciencias contemporneas, las cuales, por cierto, son parte de la cultura a la que tanto se refiere el analista.

El punto es que ni la aproximacin (a) ni la (b) proporcionan una definicin aceptable del neoliberalismo, sobre todo cuando el propsito del analista es clasificar ideolgicamente el trabajo de otros. Andar por la vida colgando etiquetas sin saber a ciencia cierta de qu se trata el asunto es, adems de una irresponsabilidad, un irrespeto a la inteligencia de otros.

El analista no es capaz de conceptualizar correctamente lo que piensa que est criticando. Cataloga sin saber acerca de qu es el catlogo.

En cualquier caso, procurarse una definicin adecuada de neoliberalismo es algo que le correspondera hacer al analista.

A falta de pan, casabe

Identificar la ideologa neoliberal en un texto econmico no es algo particularmente complicado. Bastara con poder detectar lo que es distintivamente neoliberal en el tipo de premisas conceptuales, las prioridades y mecanismos de polticas pblicas que se rechazan y que se defienden.

Naturalmente, eso requiere tener un concepto adecuado de neoliberalismo y poder disponer de textos que se tomen como objeto de crtica en los que la ideologa neoliberal pudiera estar presente. Si falta cualquiera de esas cosas, no se llegara a parte alguna.

Las conclusiones del analista, adems de no basarse en un concepto apropiado de neoliberalismo, tampoco se apoyan en textos criticados de los que puedan extraerse citas que contengan formulaciones distintivamente neoliberales.

La imposibilidad de localizar esas formulaciones en los textos del autor de este blog pudiera ser la razn por la que el analista los ha evitado y utiliza en cambio una base reducida y sesgada ( comentarios sueltos), en vez de acudir a las decenas de artculos del autor de este blog dedicados a la pobreza, la desigualdad, la justicia social, el consumo familiar, el empleo, los salarios, las pensiones, el subsidio a la canasta alimenticia familiar, la utilizacin socialmente efectiva del presupuesto nacional, la restructuracin del sector estatal y su relacin con el sector privado y el mercado, temas que son la anttesis del neoliberalismo.

El analista ha sorteado esa dificultad con imaginacin. Como no tiene una cita a mano simplemente se manipula el escaso material seleccionado y cuando se necesita, se inventan prioridades, remisiones, y mensajes que se atribuyen a quien es objeto de su crtica, o sea, que el analista incurre en falsedades.

Solamente a modo de ejemplos:

  1. Se dice que se le otorga una supuesta prioridad al estudio de las insuficiencias de la propiedad social, estatal y a su comparacin con las bondades de la propiedad privada.
  2. Se afirma que el autor de este blog se remite slo al momento actual de Cuba, lo que desea es poner slo poner slo en la columna del debe del socialismo cubano sus problemas econmicos y con ello demeritar las ideas socialistas.
  3. Se concluye -supongo que haciendo gala de la parapsicologa y de otras artes ocultas- que el mensaje subliminal, y en ocasiones franco, tiene estos componentes: (a) slo el capitalismo puede lograr la prosperidad, (prosperidad segn su propio concepto), (b) slo la propiedad privada es eficiente, el resto esideologa y, (c) el socialismo, que es la nica esperanza de la humanidad, est condenado al fracaso.

Dado que no existe un solo texto del autor de este blog de donde pueda sacarse una cita sobre las bondades de la propiedad privada, demeritar ideas socialistas, o mensajes de que slo el capitalismo puede lograr la prosperidad y que el socialismo est condenado al fracaso, no puede concluirse otra cosa que se trata de una farsa del analista.

Se prometi un anlisis, pero lo que se entrega es un cuento de camino.

Es saludable discutir acerca de criterios distintos, pero falsear datos para sostener conclusiones fraudulentas no es admisible en el marco de una discusin seria.

No se trata de que exclusivamente se est dispuesto a privilegiar a los autores cuyo prestigio intelectual aparezca indexado en las instituciones acadmicas sino que el debate razonado y lgico no puede basarse en un timo intelectual como el presentado en el texto del 17 de agosto.

De nada vale que se cite a Polanyi, Pascal y Lenin para tratar de emperifollar un simulacro de reflexin intelectual.

Unas preguntas a modo de conclusin

El texto del 17 de agosto incluye una nocin lingsticamente entendible en s misma- que parecera aproximarse al pseudomarxismo: Porque por donde hay que empezar el anlisis de cada cuestin econmica es por el campo ideolgico y cultural.

Dnde deja eso la concepcin materialista como mtodo para el anlisis crtico de la sociedad?

De qu manera, exactamente, un anlisis marxista sobre lo ideolgico es verosmil si no se basa en la consideracin de las relaciones sociales concretas de produccin y de las clases que en ellas operan?

Es que acaso ha llegado la hora de descartar El Capital y de reemplazarlo por una antologa sobre el centrismo?

Es eso?

Fuente: http://elestadocomotal.com/2017/08/23/desideologizacion-de-lo-economico-y-neoliberalismo-en-cuba-de-verdad/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter