Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-08-2017

Barcelona-Terrorismo
La realidad estalla en la manifestacin contra el terrorismo yihadista

Javier Cortines
Rebelin


Cuando pareca que todos estaban unidos como una pia para mostrar su dolor por la muerte de los inocentes que cayeron a manos de macabros asesinos, la realidad, esa cosa tan desagradable que nos fastidia la siesta, nos estall a todos en la cara dejndonos en pelota viva.

El mensaje solidario de todos somos Barcelona, esgrimido en la manifestacin celebrada el ltimo sbado de agosto, fue interpretado por los saboteadores como un Caballo de Troya para conquistar la urbe. As, lo que era bueno y bello, se convirti en algo letal: en una pistola que acab disparando tiros por la culata. Si no nos entendemos entre nosotros, como vamos a entender a los dems?

Puigdemont, que es ms testarudo que un buey que ignora los caminos que llevan al precipicio, se ha visto aupado por las esteladas (banderas independentistas) y los pitidos que jalonaron la manifestacin de duelo, mientras Mariano Rajoy, alelado con la cabeza debajo del ala, despert y onde la bandera pirata, anunciando su desembarco en Rocadragn.

Una parte de catalanes, nada despreciable, quiere fundar en suelo liberado la primera repblica catalana del siglo XXI. Intuyendo el coeficiente intelectual de nuestros gobernantes, no hace falta ser adivino para adelantar que se nos viene encima un espectacular choque de trenes.

Como ambos lados se parecen a los jabatos que tiran de los extremos de la misma cuerda, y luchan por tumbar al oponente haciendo el mnimo uso de materia gris, nos espera un otoo, muy, muy caliente.

Pronto Rajoy volver a amenazar a los ms vulnerables, empezando con los pensionistas (les dir que peligra su supervivencia), y Puigdemont, flamante presidente de la Generalitat, culpar de todas las desgracias de Catalua a Madrid y al heredero de Franco, el ilustre gallego que se considera mucho, mucho espaol.

Ya que Madrid y Barcelona no hallan puntos de encuentro Por qu no buscar un mediador imparcial que entienda a las dos partes, y que tenga visin para detener el vuelo de la esperanza antes de que abandone la Caja de Pandora?

Me temo que ya se ha perdido mucho tiempo sin ofrecer alternativas y ahora, visto lo que somos y lo que tenemos, slo nos queda contemplar desde el Gran Teatro del Mundo cmo se despellejan los Hunos y los Otros.

Y vuelve a cantar Quiquiriqu el Noble Gallo Beneventano para anunciar que Rajoy ya ha soltado al Cuervo de Tres Ojos y que ste lleva un mensaje, cargado de plvora, para minar los pilares de la utpica repblica. Puigdemont, por su parte, sigue guardando un as en la manga: su fe en la torpeza capitalina.

 

Blog del autor: http://www.nilo-homerico.es/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter