Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Siria
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-09-2017

La coalicin liderada por EEUU rechaza el llamamiento de la ONU a hacer una pausa, por motivos humanitarios, en los combates de Raqqa

Wladimir Van Wilgenburg
Middle East Eye

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez.


Edificios daados durante los enfrentamientos con los combatientes del Desh en la ciudad vieja de Raqqa, Siria, 19 de agosto de 2017 (Reuters)

Ain Al-Isa (Siria)

La coalicin dirigida por EEUU que combate al grupo del Desh en Raqqa ha rechazado el llamamiento de las Naciones Unidas para hacer una pausa humanitaria en la lucha porque slo servira para provocar ms vctimas civiles, segn los comandantes declararon a MEE.

La ONU estima que entre 10.000 y 20.000 civiles permanecen atrapados en la ciudad, soportando condiciones terribles y sobreviviendo a duras penas con los menguados suministros de que disponen, mientras las Fuerzas Democrticas Sirias (FDS), una coalicin de kurdos y rabes apoyada por EEUU intenta arrebatar al Desh el control de la ciudad.

Desde que empez la campaa en Raqqa, los grupos por los derechos humanos y los observadores han denunciado altas cifras de vctimas civiles como consecuencia de los ataques areos de la coalicin, habindose informado de 100 muertes en un perodo de 48 horas durante la pasada semana.

El nmero de vctimas es muy alto porque los ataques areos estn alcanzando las barriadas situadas en el centro de la ciudad que estn densamente pobladas de civiles, declar a la agencia de noticias AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio por los Derechos Humanos con sede en el Reino Unido.


Shawaj Al-Omar, un hombre internamente desplazado que result herido mientras hua de Raqqa, se encuentra ahora en el campo de refugiados de Tawayneh, al oeste de Raqqa, 18 de agosto de 2017 (Reuters)

La semana pasada, el asesor especial de la ONU, Jan Egelend, dijo: No puedo pensar ahora en un lugar peor sobre la tierra que esas cinco barriadas en las que hay atrapadas 20.000 personas, e inst a la coalicin a hacer una pausa en los combates para que la gente pudiera escapar.

Es hora ya de pensar en posibilidades, pausas o cualquier cosa que pueda facilitar la huida de los civiles, sabiendo que los combatientes del Desh van a hacer cuanto puedan para utilizarlos como escudos humanos, aadi el alto funcionario de la ONU, instando a la coalicin a facilitar que la gente pueda escapar.

Sin embargo, al haber recuperado alrededor del 60% de la ciudad que fue la joya de la corona en el autoproclamado califato del Desh-, la coalicin y los oficiales de las FDS declaran que retrasar los combates slo servir para ayudar al Desh a recuperarse y reorganizarse, y que eso implicara la prdida de ms vidas civiles.

En estos momentos, el Desh est completamente asediado por las FDS y no tiene salida alguna.

Si vamos ms despacio, retrasaremos la liberacin y, por consiguiente, ms civiles perdern la vida, dijo a MEE en una entrevista el coronel estadounidense Joe Scrocca, director de asuntos pblicos de la Fuerza de Trabajo Conjunta y Operacin Resolucin Inherente (CJTF-OIR, por sus siglas en ingls).

La coalicin est de acuerdo en que hay que proteger a los civiles y por ese motivo Vd. podr ver cmo cada da las fuerzas de la coalicin y nuestros aliados arriesgan su vida para salvar a los civiles. Es un equilibrio delicado, dijo, aadiendo: No hay una frmula perfecta.

Los comandantes deben medir el ritmo de las operaciones para equilibrar la necesidad entre cumplir la misin y el riesgo de nuestras propias fuerzas y la proteccin de infraestructuras y no combatientes.

La coalicin dice que los francotiradores del Desh estn disparando deliberadamente contra mujeres y nios y que los civiles se estn muriendo de inanicin mientras esperan que les rescaten.

En muchos casos, la nica esperanza de los civiles es que las fuerzas de liberacin lleguen rpidamente hasta ellos antes de que se mueran de hambre o el Desh les dispare por la espalda cuando tratan de huir, dijo Scrocca.

La nica forma de salvar a la gente es liberarles del Desh. Cuanto ms tiempo tardemos, ms sufrir la gente que se halla atrapada, aadi.

El Desh no permite que los civiles se marchen

Omar Aloush, un alto funcionario del Consejo Civil de Raqqa, afiliado a las FDS, subray a MEE que se advirti a los civiles antes del inicio de la operacin de Raqqa.

A travs de la radio les aconsejamos que se marcharan y distribuimos octavillas advirtindoles de que los combates iban a ser duros, dijo.

Los que no se fueron, se quedaron a robar o a ayudar al Desh o no pudieron marcharse, aadi, hablando con MEE en su oficina de Ain al-Isa, situada a pocas horas de Raqqa.


Aoun, de Raqqa, con su familia frente a la tienda en la que viven en un campo para personas desplazadas por la guerra contra el Desh (Foto: Save the Children)

Segn el funcionario, el Desh va a impedir que los civiles abandonen la ciudad, aunque se haga una pausa en los combates.

El motivo de la tardanza en liberar Raqqa es la presencia de civiles dentro de la ciudad. Si supiramos que los civiles podran marcharse, pararamos la lucha, pero el Desh no se lo va a permitir porque los utiliza como escudos humanos, dijo.

Segn el funcionario, slo quedan en la ciudad entre 7.000 y 8.000 civiles, una estimacin mucho ms baja que la de la ONU, que no ha podido verificarse.

El Desh no quiere que los civiles salgan, en caso de que la coalicin les abra camino, dijo Idris Mohammed, uno de los lderes de las Fuerzas de Seguridad Interna de Raqqa (RISF, por sus siglas en ingls), que se encargar de controlar la ciudad una vez liberada.

Hay 10.000 civiles dentro de la ciudad, si no les ayudamos nosotros, nadie lo har, aadi.

Vamos avanzando de forma muy lenta debido a la presencia de civiles, no por causa del Desh, dijo.

Si no hubiera civiles, puedo decir que liberaramos Raqqa en diez das, aadi, sugiriendo que esta es una de las razones por las que el Desh no va a permitir que los civiles se vayan.

Al final de la operacin Manbij, en agosto del ao pasado, las FDS permitieron que los combatientes del Desh que quedaban escaparan de la ciudad junto a cientos de civiles para poner fin a la lucha y evitar ms destruccin en la ciudad.

Pero parece improbable que esto suceda en Raqqa, ya que la ciudad es para el Desh un lugar mucho ms estratgico, segn funcionarios como Aloush.

Los oficiales de la coalicin han hecho hincapi en su punto de vista de que los miembros del Desh que permanecen en Raqqa tendrn que elegir entre rendirse o morir en la ciudad.

Debido a los civiles que el Desh utiliza como escudos humanos y a un gran nmero de tneles y suicidas-bomba, los combates son muy complicados, dijo Mustafa Bali, un portavoz de las FDS.

Raqqa es una de las ltimas ciudades que el Desh controla, por eso estn defendindola de esa manera, aadi.

Espantosa situacin en Raqqa

Para los civiles que permanecen en la ciudad, la situacin es sin duda terrible; adems de la situacin humanitaria, los vecinos tienen tambin que soportar las brutales tcticas del Desh, incluidos los francotiradores y las minas.

Segn una valoracin realizada por la ONG Reach el 17 de agosto, la situacin en las barriadas pobladas de Raqqa contina deteriorndose.

Los vecinos arrostran constantes amenazas a su seguridad, incluidos ataques areos, fuego indirecto, explosivos improvisados, minas y disparos de francotiradores, deca el informe.

Adems, dependen de productos almacenados en el pasado, por lo que prcticamente no disponen de alimentos frescos ni de agua.

Egeland, el asesor de la ONU, pidi tambin a la coalicin que no atacara las barcas que se utilizan para escapar.

No pueden atacar las barcas que van por el ufrates, la gente que escapa no puede saber de antemano cundo van a producirse ataques areos ni de dnde van a venir, afirm Egeland.

Anteriormente, en la campaa para tomar la ciudad, el comandante general de EEUU en la operacin, el teniente general Stephen Townsend afirm que iban a disparar contra cualquier barca que vieran. Si quieren salir justo ahora de Raqqa, debern construir una balsa de ponchos. (Una balsa de ponchos es una balsa improvisada de la marina estadounidense hecha con dos ponchos atados.)

Amnista Internacional ha pedido tambin a la coalicin liderada por EEUU y a las FDS que slo disparen contra objetivos que sepan que son hostiles y que pongan fin a la prctica de atacar a toda clase de objetos civiles, como las barcas.

Hay que proteger a los civiles

En su reciente informe, Amnista instaba a la coalicin y a las FDS a adoptar todas las precauciones posibles para minimizar el dao a los civiles, incluyendo advertencias efectivas anticipadas de ataques inminentes en las zonas en las que hay civiles.

Hana, una madre de cuatro hijos que huy de Raqqa a principios de junio, cont a Amnista que su primo Yaser, padres dos nios pequeos que trabajaba trasladando a la gente que hua de la ciudad a travs del ro, muri asesinado en un ataque areo del 10 de junio.

Un avin atac la barca y le mat a l y dos mujeres y un hombre a los que trasladaba. Pocos das antes, nos haba llevado a m y a mi familia al otro lado del ro. Eso es todo lo que l haca, ayudar a la gente a escapar, dijo.


Edificios destruidos en la zona rural al este de la ciudad de Raqqa (Foto: Wladimir van Wilgenburg/MEE)

Corra muchos riesgos con ese trabajo porque el castigo que el Desh impone por hacer eso es la muerte, pero al final fue un avin lo que acab con su vida, aadi.

Sin embargo, el coronel Scrocca neg que la coalicin ataque a civiles.

La coalicin slo dispara contra embarcaciones manejadas por los combatientes del Desh, utilizando distintos medios para distinguir entre civiles y combatientes, lo que incluye la identificacin visual a travs de la vigilancia area, dijo.

Segn el coronel: La coalicin realiza esfuerzos extraordinarios para identificar y atacar objetivos militares de forma que se minimice el riesgo de vctimas civiles. Evitar vctimas civiles es una prioridad cuando llevas a cabo ataques contra objetivos militares legtimos con municin de precisin, a diferencia de la naturaleza indiscriminada de las tcticas del Desh que provocan una cifra enorme de muertes civiles evitables.


Wladimir van Wilgenburg es analista de la poltica kurda para la Fundacin Jamestown y periodista freelance. Est informando actualmente desde Erbil, en el Kurdistn iraqu, al norte de Iraq.

Fuente: http://www.middleeasteye.net/news/us-led-coalition-rejects-un-call-raqqa-fighting-pause-says-battle-must-continue-1030692015

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y a Rebelin.org como fuente de la misma.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter