Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-09-2017

El trabajo creado es insuficiente, de baja calidad, mal pagado, ms vulnerable y con menos derechos
La falacia de la "primavera del empleo" de Ftima Baez

Agustn Moreno
Cuarto Poder


Sostiene Ftima Bez que La recuperacin de Espaa es slida, sana y social y que el empleo que llega con la recuperacin es de mayor calidad que el que se fue con la crisis. Es evidente que confunde la calidad del empleo con que dependientes, camareros o teleoperadores tengan carreras universitarias. Pero lo de la ministra de Trabajo no es simple demagogia, es un insulto a millones de parados y de trabajadores pobres en esta economa de chiringuito en la que han convertido a Espaa. Y, sobre todo, es una gran mentira porque el empleo creado es insuficiente, de baja calidad, mal pagado, ms vulnerable y con menos derechos.

La llamada recuperacin solo ha recuperado el 57,8% del empleo fijo perdido. La crisis destruy 1,3 millones de puestos de trabajo indefinidos y se han creado 777.000 empleos de estas caractersticas. En los ltimos diez aos la poblacin ocupada ha cado en 1.940.100 empleos y el propio ministro de Economareconoce que se tienen que crear 2 millones de empleos para que el mercado de trabajo tenga igual tamao que en 2007.

Es decir, la creacin de empleo ha sido insuficiente y seguimos con casi cuatro millones de parados en Espaa. Si no fuera por el trabajo a tiempo parcial (forzoso en el 70% de los casos segn la EPA), que ha crecido en medio milln a costa de las jornadas completas, la tasa de paro llegara al 30%, segn sugiere el Banco de Espaa. Hay otro dato muy preocupante: un tercio de la cada del paro se debe a que la poblacin activa ha perdido 765.300 activos en los ltimos cinco aos. Sin olvidar que, segn Eurostat, la tasa de empleo en Espaa es la cuarta menor de la UE-28, con un 63,9% frente al 78,2% de media.

El empleo que se crea es de mala calidad. Ms del 90% son contratos temporales y de ellos un 23% tiene una duracin inferior a una semana. Con las dos ltimas reformas laborales de Zapatero y de Rajoy, el abaratamiento del despido y el aumento de la desregulacin de la contratacin han convertido este pas en el reino de la precariedad. Y, como venimos denunciando algunos, un trabajo precario es una vida precaria.

Tambin es un empleo muy mal pagado La poltica aplicada ha producido una gran devaluacin salarial hasta el punto de que las rentas del trabajo han cado en picado en su participacin en el PIB. As, los salarios han pasado del 51% de antes de la crisis al 47% en 2016. Pasando a lo micro, tres millones de trabajadores cobran menos de 820 euros al mes. Es decir, tener un trabajo no asegura poder vivir dignamente. A ello no son ajenos los nuevos contratos basura, el subempleo que obliga a muchos a trabajar en empleos de mucha menos cualificacin de la que tienen y, sobre todo, la desproteccin producida por las reformas del Estatuto de los Trabajadores.

Las reformas laborales y la supresin de la ultraactividad de los convenios han debilitado la negociacin colectiva, el papel de los sindicatos y el poder de los trabajadores. La estrategia neoliberal es eliminar garantas contractuales e incluso de tutela judicial y administrativa. Ello hace que se pierdan derechos laborales conseguidos en las empresas y sectores tras aos de lucha.

El empleo que se est creando es muy vulnerable. La mayora es temporal y a tiempo parcial, en sectores como el turismo y el comercio, que son intensivos en mano de obra de escasa cualificacin. Sin turismo no habra esta recuperacin, especialmente en algunas zonas. No es tan exagerado decir que Espaa se est convirtiendo en un pas de camareros cuando el 13% del total de los contratos es para esta labor. Esta situacin es preocupante porque una nueva crisis cclica hara desaparecer muchos de estos puestos de trabajo.

La prueba de que no estamos en ningn paraso es el aumento de la pobreza y las desigualdades sociales. Existe una gran bolsa de parados de larga duracin, mayores de edad y con una fuerte componente de gnero, que supone la mitad del total de parados; ello hace crecer la marginalidad y tiene consecuencias negativas en la cohesin social. La tasa de riesgo de pobreza ha pasado del 19,8% en 2008 al 22,3% en 2015, segn la encuesta de condiciones de vida del INE. Organizaciones como Critas nos advierten sobre el riesgo de que se consolide la pobreza como algo natural en Espaa. Otros datos a tener en cuenta es el aumento de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, y que Espaa se sita como uno de los pases con ms bajas laborales en el mundo.

Por todo lo anterior, cuando Bez habla de primavera del empleo, se refiere al imperio del empleo basura creado por el PP y a la imposicin de la ley de la selva en el mercado laboral: un regalo para el neoliberalismo ms rampante. Si la generacin de jvenes mejor preparada de la historia de este pas se tiene que ir al extranjero o est tan desmoralizada que siete de cada diez ven probable tener que trabajar en lo que sea de qu paraso hablan? Nos mean y quieren que digamos que llueve. Pues no. Pero no basta solo con desmontar las mentiras. Es preciso aunarse para el cambio poltico y reconstruir un movimiento sindical que garantice una defensa insobornable de las clases trabajadoras. El trabajo tiene que ser digno, seguro, saludable y con derechos para que haya una sociedad ms justa y habitable.

Fuente: http://www.cuartopoder.es/ideas/opinion/2017/08/31/empleo-paro-espana-fatima-banez-falacia-primavera/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter