Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-09-2017

La enseanza de la Historia: Inventario preliminar

Felipe de J. Prez Cruz
Rebelin


Aprecio que a escala social y en no pocos medios masivos se habla de los problemas de la Enseanza de la Historia en forma catrtica. Abundan generalizaciones donde una y otra vez aparecen incriminados las maestras y los maestros, las escuelas y el sistema de la educacin escolarizada (1). No siempre se incorpora junto con el anlisis de la enseanza, una mirada crtica hacia la propia historiografa como sujeto disciplinar (2), ni se coloca como variable de anlisis el conjunto de falencias y retos no resueltos por la Ciencia Histrica, que tambin inciden en la problemtica de la enseanza. En general permanecen fuera del escenario de anlisis un conjunto de problemas-variables extraescolares cuya consideracin merece atencin. La sobrevaloracin de unas causales y la invisibilidad de otras lastran la imprescindible totalidad en la consideracin de los problemas de la Historia y su enseanza (3).

Poco vale el debate si este no contribuye a evaluar las soluciones en curso, si no se propone y avanza sobre lo que realmente existe. El perfeccionamiento de la enseanza de la historia, como otros asuntos que tienen junto con un carcter controversial la unanimidad de sus urgencias, precisa adems de concretar y acompaar el hacer rectificador. Considero que las soluciones no solo ataen a las y los directivos del MINED y el MES, tambin a muchos cubanos y cubanas que estn acostumbrados a ver los problemas y plantearlos como asuntos que segundos y terceros les deben resolver.

Las fortalezas presentes

La Revolucin Cubana en medio siglo de realizaciones tiene en la educacin uno de sus ms importantes bastiones. Toda comparacin seria con el entorno latinoamericano y mundial nos coloca en posiciones de avanzada, con parmetros de equidad y calidad que an estn por alcanzar en la mayora de las naciones, incluidos los Estados Unidos de Amrica y otros ricos estados capitalistas.

La promocin de la enseanza de las Ciencias Sociales y de la Historia en la educacin general cubana, se asienta en una tradicin de memoria histrica patritica nacional popular-que se refugi y afianz en la escuela desde los tiempos en que se forjaba la nacin frente a los poderes coloniales y neocoloniales. Tras el triunfo de 1959, como parte sustantiva de la reforma de la educacin burguesa, la enseanza de la Historia de Cuba se fortaleci en todo el sistema de la educacin nacional. El establecimiento de la carrera de Historia en las universidades, y en la formacin pedaggica media y superior, sentaron las bases para repotenciar el valor cognoscitivo y la impronta axiolgica de la enseanza de la Historia en la formacin de las nuevas generaciones.

En Cuba se imparte Historia en la enseanza general y universitaria, se habla y se hace cultura revolucionaria desde la Historia, en resistencia y lucha contra un contexto regional e internacional sumamente adverso. Como parte del proyecto de dominacin ideolgico cultural neoliberal, la mercantilizacin, cosificacin y enajenacin de las conciencias, constituyen flagelos que contaminan la sociedad capitalista contempornea, y desestructuran y empobrecen sus espacios culturales y educacionales. En cuanto a la Historia predomina una propuesta educacional limitada tanto en el orden historiogrfico como en el pedaggico. En particular la enseanza de Historia nacional no pasa de exponer resmenes apologticos sobre el aporte de oligarcas y burgueses.

La educacin cubana super con creces los deteriores de la enseanza, presentes en la mayora de los pases del capital y sus periferias. Sin embargo en este como en otros muchos temas, la comparacin con lo que otros carecen si bien no puede soslayarse porque es una verdad que orienta y compromete, no resulta suficiente para avanzar sobre lo que nos falta, incluidos los deterioros que se han producido. La crtica a nuestras debilidades, las soluciones de problemas acumulados y de nuevos retos debe resultar en la direccin fundamental del hacer revolucionario.

Si de la defensa y construccin de la idealidad revolucionaria se trata, la enseanza de la Historia est entre los temas de ms ineludible atencin. No por casualidad este tema es uno de los que ms preocupa a los cubanos y cubanas (4) si de la formacin de las nuevas generaciones se trata. Ha ocupado espacio en los Congresos del Partido Comunista de Cuba, en la Primera Conferencia Nacional del Partido (5) y en los debates de la Asamblea Nacional. Es hoy por hoy uno de los que ms se discuten en las organizaciones partidistas, sindicales y sociales de nuestra sociedad educadora, entre pioneros y estudiantes y en particular en el seno de las familias. En esta direccin las insatisfacciones existentes estn entre las demandas ms consensuales que se le hacen al sistema de la educacin.

El inventario

Un mencionado, pero generalmente mal aplicado axioma marxista afirma que no hay mejor prctica que una buena teora, lo que subraya la necesidad de contar con evaluaciones slidas, con inventarios detallados de los problemas, antes durante y despus de los cursos de accin. De insumos insuficientes para la toma de decisiones solo podrn salir medidas parciales. Soy de la opinin de que nos falta la visin de totalidad, y una falencia de partida est en que carecemos de un inventario del conjunto de problemticas-variables en interconexin. Me refiero a problemticas escolares y extraescolares, acadmicas, culturales, polticas y sociales (6).

En temas tan controversiales nadie posee la ltima palabra de autoridad. La verdad se comparte y construye en colectivo. Defiendo la necesidad de adelantar los criterios que se tengan, promover el debate, y sobre todo, los acuerdos sobre las discrepancias y errores de apreciacin que nos puedan acompaar. Desde mi perspectiva estamos ante una situacin problmica multifactorial, en la que se pueden listar un grupo de problemas-variables:

I En cuanto a la enseanza:

Un acumulado histrico de situaciones adversas en el sistema de la educacin nacional signado por cinco conjuntos problmicos:

Problemas de enfoque sobre la Historia en el sistema de la educacin:

  1. Problemas disciplinares de orden poltico-ideolgico: Para qu impartir historia? qu historia impartir?

  2. Problemas disciplinares de orden cienciolgico: terico y metodolgico: Desde qu filosofa de la Educacin, desde qu epistemologa de la Educacin, desde cul enfoque pedaggico y didctico, se plantea la disciplina Enseanza de la Historia?

  3. Qu filosofa de la Historia, qu epistemologa, cul enfoque historiogrfico, y cules conocimientos histricos conforman la plataforma cognoscitiva de la Enseanza de la Historia?

Problemas de la disciplina Enseanza de la Historia:

  1. Asuncin acrtica del discurso historiogrfico.

  2. Universo cognoscitivo en la clase de Historia circunscrito al libro de texto.

  3. Problemas inherentes a las debilidades en la enseanza y la formacin en ciencias sociales.

  4. Presencia de enfoques esquemticos, teleolgicos y simplistas.

  5. Persistencia de enfoques positivistas.

  6. Persistencia de los enfoques reduccionistas del llamado marxismo-leninismo (causas y consecuencias).

  7. Sobredimensionamiento del discurso axiolgico.

Problemas de enfoques, ausencias y errores en la historiografa escolar:

  1. Composicin limitada de los colectivos de autores de los libros de texto.

  2. Validacin limitada de los libros de textos.

  3. Materiales audiovisuales, clases y teleconferencias en las que predominan los enfoques bancarios.

  4. Problemas de acceso a la historiografa nacional e internacional.

  5. Colecciones envejecidas y desactualizadas en la bibliotecas escolares.

  6. Impacto en escuelas y universidades de la propaganda histrica contrarrevolucionaria.

Problemas en la formacin de los docentes y de los profesionales de la Historia:

  1. Problemas en la formacin y profesionalizacin de las maestras y maestros de Historia.

  2. Problemas en la capacitacin de las maestras y los maestros de Historia.

  3. No atencin al perfil pedaggico en la formacin y profesionalizacin de los profesionales de la Historia.

Problemas de organizacin de la cooperacin:

  1. Problemas en las relaciones y en las formas de cooperacin entre el Ministerio de Educacin (MINED), el Ministerio de Educacin Superior (MES), el Ministerio de Ciencia, Tecnologa y Medio Ambiente (CITMA,) el Ministerio de Cultura (MINCULT), los centros de investigacin, los maestros y maestras de Historia y los historiadores e historiadoras.

  2. Falta de proyectos concretos del MINED y el MES con las asociaciones no gubernamentales de historiadores, escritores y artistas, con la Unin de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), la Unin Nacional de Historiadores de Cuba (UNHIC), y la Asociacin de Historiadores de Amrica Latina y el Caribe (ADHILAC).

II En cuanto a las Ciencias Sociales y la Historia

Problemas no resueltos en las investigaciones sociales e histricas, en la produccin e introduccin de los resultados, que pueden intentar organizarse en cuatro conjuntos problmicos:

Problemas de las ciencias sociales y la historiografa:

  1. El retroceso del marxismo en Cuba como base filosfica, epistemolgica y metodolgica.

  2. Problemas de la Historia como ciencia.

  3. Reiterada subvaloracin de la funcin analtico prospectiva de la Historia.

  4. Problemas de la historiografa sobre Historia de Cuba, Historia de Amrica e Historia Universal.

  5. Dficit de estudios y sistematizacin sobre la Historia de Revolucin Cubana.

  6. Debilidades en el ejercicio de la crtica historiogrfica

  7. Persistencia de enfoques positivistas y dogmticos en la historiografa que se produce.

  8. Dbil dilogo con las actuales corrientes y tesis historiogrficas del marxismo y del movimiento revolucionario latinoamericano y mundial.

Problemas de organizacin y financiamiento:

  1. Problemas con el aseguramiento material, la preservacin y el acceso a los archivos y otras fuentes histricas.

  2. Destruccin sistemtica de documentacin en instituciones estatales y no gubernamentales.

  3. Insuficiencias de la poltica editorial.

  4. Dbil presencia de revistas acadmicas dedicadas a la Historia.

  5. Limitada introduccin y gestin de las nuevas tecnologas de la cooperacin cientfica.

  6. Dficits de debate crtico y dilogo cientfico entre los colectivos de historiadores e historiadoras.

Problemas de lucha poltica e ideolgica dentro de la produccin historiogrfica:

  1. Asuncin acrtica de corrientes y tesis de la filosofa e historiografa burguesa contempornea.

  2. Importacin acrtica de la literatura histrica burguesa contempornea.

  3. Persistencia de los enfoques machistas, sexistas y racistas en la produccin historiogrfica nacional.

  4. Ausencia de la crtica a la colonialidad del saber que persiste en la produccin historiogrfica nacional.

  5. No atencin por los historiadores e historiadoras a la promocin y divulgacin histrica de sus resultados (7).

  6. Persistencia de actitudes academicistas y otras debilidades en la construccin colectiva del dilogo cienciolgico y poltico (8).

Problemas del enfrentamiento a la subversin ideolgico-cultural en el campo de la Historia:

  1. Reescritura liberal, y pro colonialista de la Historia colonial de Cuba.

  2. Reescritura liberal anticomunista de la Historia neocolonial de Cuba.

  3. Desmontaje del eje nacional popular y revolucionario de la Historia de Cuba (9). Ataque al aporte y las ideas de Jos Mart y de las principales figuras revolucionarias.

  4. Escritura liberal, anticomunista y contrarrevolucionaria de la Historia de la Revolucin. Ataque al aporte y las ideas de Fidel Castro y Ernesto Che Guevara.

  5. Recurrente llamado a la amnesia histrica, a demeritar la tradicin histrico cultural y fomentar la desvalorizacin de la funcin analtico prospectiva de la Historia.

III En cuanto a la formacin y promocin de la historia a escala social

Tres conjuntos problmicos generales cuya incidencia sobre la enseanza y la formacin de la memoria histrica de las nuevas generaciones no aflora suficientemente en el debate en curso:

Problemas de prioridad a escala poltico estatal:

  1. Problemas objetivos de falta de recursos financieros que enfrenta el Estado cubano.

  2. Problemas de falta de cultura econmica y de nominalizacin en los planes de la economa del financiamiento necesario y posible.

  3. Problemas de deterioro y desatencin de los museos y del patrimonio local, regional y nacional. Vandalismo y robos.

Problemas de resquebrajamiento de tradiciones sociales:

  1. El debilitamiento de la funcin de educacin histrica en la familia cubana.

  2. Problemas de deterioro de la memoria histrica local, regional y nacional.

  3. La influencia del entorno de cosificacin, nihilismo, colonialismo y enajenacin cultural, prevaleciente desde el mundo burgus (10).

Problemas de trabajo poltico-ideolgico y la divulgacin

  1. Predomina la divulgacin histrica poco atractiva en forma y discurso.

  2. Divulgacin histrica que reproduce enfoques desacertados y errores.

  3. Dficits de programas televisivos y radiales atractivos dedicados a la Historia.

  4. Dbil estmulo y promocin del periodismo histrico (11).

  5. Dbil estmulo y promocin de la creacin artstica y literaria de contenido y/o inspiracin histrica.

  6. Creciente produccin y circulacin en las redes infocomunicacionales de la propaganda histrica contrarrevolucionaria.

  7. Insuficiente niveles de articulacin, organizacin y respuesta a la actividad enemiga en el campo de la Historia, desde la institucionalidad gubernamental revolucionaria, las organizaciones polticas y las sociedades profesionales de historiadores e historiadoras.

El inventario en positivo

El inventario como instrumento analtico y prospectivo no solo propone el ngulo de las negatividades y de los retos a vencer. Puede leerse tambin como lo que ya est en atencin y curso de soluciones. No vivimos en Cuba en medio del no hacer, ni predomina la incapacidad y el inmovilismo. El sistema de la educacin nacional avanza en un serio trabajo de perfeccionamiento de su propuesta de enseanza; la televisin, la radio y la cinematografa cubanas nos han regalado recientemente con entregas de alta calidad esttica, la confianza de que es posible producir y colocar al alcance de los jvenes y de la familia cubana el mensaje audiovisual y toda la belleza que se necesita. Las familias y muchos jvenes- que acuden en este verano a los programas de las rutas y andares de las Oficinas histricas de los gobiernos en La Habana y en otras provincias, la inauguracin de museos como el Memorial de la Defensa, regalo del Ministerio del Interior a los maestros y maestras de Historia, al pueblo y sus hijos, dan el inventario que confirma la movilidad en positivo que tiende a prevalecer.

El inventario no puede absolutizarse. Es solo un instrumento que siempre ser rebasado por la vida. Qu es lo ms lindo que recuerdas de tu infancia?, le pregunt recientemente a una amiga hacedora de ternuras, que con emocin me respondi: Mis idas maaneras a la escuela con mi abuelito. Me iba contando historias sobre todo lo que veamos a nuestro paso, la historia de una casa, del rbol frondoso, de cuando se construy el camino.

El inventario en positivo permite vernos por dentro para tejer las unidades en la accin. Comienza el 4 de septiembre un nuevo curso escolar, alistmonos en las organizaciones partidistas y revolucionarias, en los colectivos de pedagogos, de historiadores, artistas y publicistas, en la familia cubana, para continuar creando lo definitivamente progresivo, barrer los dogmas y el hacer burocrtico en la escuela, la universidad y la sociedad. Demos a los maestros y maestras de Historia el respeto y la colaboracin que precisan como hacedores de patria, sintmonos convocados todos y todas a la fiesta del conocimiento y el amor que debe ser cada clase de Historia, cada texto, cada programa

Notas

(1) Ver: Mario Valds Navia: Historia Oficial, o Historia no oficial: esa es la cuestin?, La joven Cuba, septiembre 6 del 2010, https://lajovencuba.wordpress.com/2010/09/06/; Margarita Barrios: Blsamo contra la desmemoria, Juventud Rebelde, La Habana, 5 de Octubre del 2011, http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2011-06-27/ ; En Cuba: La Historia al revs: Bohemia, La Habana, Ao 103. Mircoles 5 de octubre de 2011, http://www.bohemia.cu/2010/02/05/encuba/valores1.html; La nia de los ojos de la nacin, Bohemia, La Habana, Ao 103. Mircoles 5 de octubre de 2011, http://www.bohemia.cu/2010/02/05/encuba/valores2.html.

(2) Asumo la disciplina como una categora organizacional de la actividad cientfica. En tanto posee epistemologa y lenguaje muy especficos (principios, leyes, categoras y tesis). Delimita sus sus fronteras a travs del objeto de estudio, y elabora, utiliza y perfecciona mtodos, tcnicas y procedimientos propios

(3) Ver del autor: La historiografa universal en Cuba revolucionaria y Los historiadores y la historiografa en la Revolucin, en coautora con la Dra. Mildred de la Torre. En: Rolando Rensoli (Comp.): La historiografa en la Revolucin Cubana. Reflexiones a 50 aos, Los historiadores y la historiografa en la Revolucin Cubana, Editora Historia, La Habana, 2010. Han sido debatidos en los eventos: La historiografa universal en Cuba revolucionaria. Mesa: 50 aos de historiografa cubana. Encuentro de historiadores. Feria Internacional del Libro en La Habana, La Habana, febrero del 2009; Los Historiadores y la Historia. Palabras en acto de inauguracin del Encuentro Provincial de Historia de la Federacin de Estudiantes Universitarios (FEU), Universidad de Ciencias Pedaggicas enrique Jos Varona, 6 de marzo del 2009; Los historiadores y la historiografa en la Revolucin Cubana. (Coautora de Mildred de la Torre); Taller: La historiografa sobre la Revolucin cubana, XIX Congreso Nacional de Historia, Ciego de vila, 27 de marzo del 2009; La repblica, historiografa y enseanza. IV Taller por la Enseanza de la Historia. Universidad de Ciencias Pedaggicas Enrique Jos Varona, Centro de Capacitacin de la Direccin Provincial de Educacin, Ciudad Libertad, La Habana, 30 de marzo del 2011; La enseanza de la Historia. V Taller por la enseanza de la Historia en nuestra Universidad, Universidad de Ciencias Pedaggicas Enrique Jos Varona, Museo de la Revolucin, La Habana, 23 de febrero del 2012; La enseanza de la Historia: una responsabilidad compartida, Revista Calibn, No. XII, enero-abril, 2012, http://www.revistacaliban.cu/articulo.php?article_id=136&numero=12.

(4) Delia Reyes y Vladia Rubio: Los jvenes harn su propia Historia, Bohemia, La Habana, Mircoles 5 de octubre de 2011, http://www.bohemia.cu/2010/02/05/encuba/valores.html; Olga Daz Ruiz: Conocer la Historia de Cuba: una responsabilidad ciudadana, Granma, La Habana, 3 de octubre de 2011, http://www.granma.co.cu/2011/10/03/nacional/artic05.html; Eusebio Leal Spengler: Comparecencia en el espacio de debate Catalejo, que auspicia la Delegacin ramal de la Upec en la Prensa Escrita Nacional. Disponible en: http://www.cubaperiodistas.cu/index.php/2015/12/el-subdesarrollo-genera; Ernesto Limia Daz: Sobre los desafos que enfrenta Cuba en materia del conocimiento de su Historia, Granma, La Habana, 29 de septiembre de 2016,http://www.granma.cu/opinion/2016-09-29/sobre-los-desafios-que-enfrenta-cuba-en-materia-del-conocimiento-de-su-historia-29-09-2016-23-09-07;

(5) Donde se precis en el Objetivo No. 64: Perfeccionar la enseanza y divulgacin de la Historia de Cuba y de la localidad en el inters de fortalecer la unidad nacional y promover la comprensin sobre el origen y desarrollo de la nacin, la consolidacin de un pensamiento propio y la tradicin patritica, cultural, solidaria e internacionalista de nuestro pueblo. Profundizar, adems, en la Historia de Amrica y Universal para una mayor comprensin de los procesos que rigen el desarrollo de la humanidad. Ver: Partido Comunista de Cuba: Objetivos de Trabajo del Partido Comunista de Cuba aprobados por la Primera Conferencia Nacional, Editora Poltica, La Habana, 2012, p 7.

(6) La determinacin de las problemticas-variables precisa de la utilizacin de varios procedimientos de acopio y procesamiento de la experiencia existente. He utilizado la consulta con 40 expertos: maestros de base, metodlogos, historiadores, muselogos y publicistas dedicados a la promocin de la historia. A estos criterios suman los trabajos de clase y evaluaciones de 65 cursantes de postgrados impartidos en la Universidad de Ciencias Pedaggicas Enrique Jos Varona en La Habana, y la Escuela Provincial del PCC Cndido Gonzalez Morales y la Universidad de Camagey.

(7) Es deber de los historiadores incursionar en el periodismo. La historia debe ser divulgada y llevada a las multitudes para que estas la conozcan, analicen, interioricen y debatan. El historiador no debe contentarse con la publicacin de libros excelsos y documentados para especialistas. La historia en la prensa, llmese escrita, radio, televisin o digital, genera el necesario intercambio pueblo-historiador, del que ambos se retroalimentan. Ver: Ren Gonzlez Barrios: Historia y medios audiovisuales. Una mirada desde Cuba en el 2015. Ponencia presentada en la II Convencin de Radio y Televisin Cuba 2015, La Habana, Palacio de Convenciones, 26 de octubre del 2015.

(8) Ver del autor: Comentarios al Acta del XXII Congreso Nacional de Historia. Sobre poltica cientfica y tica, Rebelin, 13-10-2016, http://www.rebelion.org/noticia.php?id=217888

(9) Ver: Ren Gonzlez Barrios: El desmontaje de la historia y como enfrentarlo (I y II Parte), Revista Bohemia, Nos. 23 y 24, Ao 106, Octubre y Noviembre. La Habana, 2014; Lizbeth Garca Castelln: El desmontaje de la Historia de Cuba como parte de la Subversin Poltica Ideolgica. Su conceptualizacin y direcciones principales., Archivo Histrico Provincial Villa Clara, 23 Marzo 2016, http://archivohistorico.vcl.cu/index.php/investigaciones/77-ae/195-el-desmontaje-de-la-historia-de-cuba-como-parte-de-la-subversion-politica-ideologica-su-conceptualizacion-y-direcciones-principales.

(10) La presin ideolgica colonialista se manifiesta tambin en la historiografa y textologa escolar en lo que se refiere a la Historia Universal. Ver: Gabriel Prez Tarrau: Introduccin. En Historia de las relaciones internacionales 1815- 1914. Documentos. Editorial Pueblo y Educacin, La Habana, 1991. A este particular me he referido en: Hacen falta ms y buenos libros de Historia sobre la II Guerra Mundial, Cubarte. La Habana, 10 de marzo del 2010; Oficio y deber, ciencia y conciencia en el historiador y la historiadora cubanos. Los retos de la contemporaneidad, La Polilla Cubana, La Habana, marzo 22 del, 2012

(11) Por ejemplo, en el concurso periodstico nacional desapareci la convocatoria del gnero histrico.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter