Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-09-2017

Pensando sobre las ultimas sesiones de la Asamblea Nacional

Ricardo J. Machado
Sin Permiso


No podemos admitir que sucedan los problemas, tengamos conocimientos de ellos y no realicemos investigaciones profundas para saber por qu y cmo sucedieron.

Ral Castro Reunin ampliada del Consejo de ministros Granma 2 de mayo de 2012.


Las notas que siguen estn divididas en dos grupos. Uno relativo a las discusiones en el seno de las comisiones en la ltima semana de mayo y primera de junio dedicadas a la conceptualizacin del modelo cubano de desarrollo. El otro a las sesiones del parlamento realizadas en la segunda semana de julio incluidas las de las comisiones- del IX periodo ordinario de la sptima legislatura que examinaron unos 80 temas. Como hay algunos puntos de contactos entre ambos momento se incluirn comentarios interrelacionados entre ellos as como referencias al contenido de los debates que han aparecido en las redes sociales sobre asuntos de poltica y economa de actualidad.

Tras los pasos del modelo cubano. reas de mejora; la concentracion de la propiedad y la diferenciacin entre funciones estatales y empresariales

A lo largo de este ao de 2017 se estuvieron recogiendo opiniones de la ciudadana sobre las caractersticas del modelo cubano de desarrollo.

Durante la ltima semana de mayo y primera de junio en la segunda sesin extraordinaria de la Asamblea Nacional del poder popular se profundiz en los anlisis de la conceptualizacin del Modelo Econmico y Social Cubano de Desarrollo Socialista y los lineamientos de la poltica econmica y social del partido para el periodo 2016 -2020 .

Aqu examinamos algunos factores o situaciones que en nuestra opinin tienen o tendrn influencias en distinto grado sobre el despliegue positivo del modelo. El factor comn a todos es que necesitan estudios o investigaciones urgentes, de cierto calado, como premisa para ejecutar medidas a corto y a largo plazo que sirvan de fundamento a decisiones que ya no admiten dilacin.

As por ejemplo entre los temas que se debatieron se mencionan entre otros un par de ellos de medular importancia; uno relativo a la concentracin de la propiedad y otro sobre la necesidad de esclarecer los conceptos: funciones estatales, gubernamentales y empresariales.

Entre ambos existe un complejo de interrelaciones que hace muy difcil dilucidar uno sin profundizar al mismo tiempo en el otro. No pueden ser examinados por separado, puesto que la administracin efectiva de las diferentes formas de propiedad, estatal y no estatal, depende del esclarecimiento de contenidos y los lmites entre las funciones estatales y las empresariales.

En el caso de ambos temas se recomend en el primero de ellos- que en el proceso de implementacin se creen las condiciones que permitan una regulacin efectiva de los niveles de concentracin de propiedad (Granma, viernes 2 de junio de 2017)

En el segundo la recomendacin fue la revisin del uso indiscriminado de los conceptos mencionados. (Granma, de la misma fecha)

No se mostr evidencia de que tan complicados asuntos fuera objeto de una investigacin, cuya naturaleza sera inevitablemente transdisciplinaria. En esa zona de interaccin entre el Estado, el Gobierno (es un componente del Estado) y las empresas, tienen mucho que decir los investigadores de algunas ramas de las ciencias jurdicas como la Teora General del Estado, el Derecho Administrativo en especial el tema dedicado a los procedimientos- y la ciencia de la administracin, tres disciplinas claves para fundamentar las decisiones en esta esfera de las relaciones entre los procesos polticos, econmicos y sociales .

Pienso que en los dos casos la recomendacin adecuada hubiera sido para ser consecuente con las ideas del presidente- investigar a fondo ambos asuntos. Creo que a la Asamblea le hace falta un grupo de alto nivel profesional de investigadores, como tienen casi todos los parlamentos del mundo, que realicen o convenien estudios con otros centros de investigacin sobre cada temtica a discutir y que sirvan de fundamento a la toma de decisiones.

Se sabe que esto ya se ha hecho en algunos problemas como el relativo a los riesgos de la estructura demogrfica del pas, el cambio climtico y recientemente el realizado sobre control de inventarios por la facultad de ingeniera industrial a solicitud del MINCIN.

No es conveniente que nuestros ministros sean dueos y seores de la informacin clave para valorar su trabajo, sin que exista una contrapartida competente que los obligue a explicar asuntos importantes que a menudo permanecen en penumbras, aunque ello se discuta a camisa quitada en el seno de las comisiones, sin que necesariamente todo tenga que salir a la luz pblica. No se trata de dudar de la integridad de nuestros ministros, que esta fuera de toda duda, sino que la experiencia de los que trabajamos con la obtencin y procesamiento de informacin sabemos cun difcil es a veces garantizar su autenticidad, sobre todo de la primaria. Basta un pequeo error en la seleccin de las tcnicas de anlisis o una falta de concentracin en el proceso de interpretacin de los datos para que la verdad se nos escape .Y si esto puede suceder en el uso de mtodos cientficos de investigacin, qu dejaremos para la simple aplicacin de entrevistas, una de cuyas exigencias es disponer de entrevistadores profesionales de vasta experiencia en el oficio. Hay que buscar alternativas diferentes para la interpretacin de cada problema y escuchar opiniones distintas pero bien fundamentadas.

Aunque se evidencia una elevacin del nivel de anlisis-como se percibi en algunos momentos de las discusiones en el seno de las comisiones -todava no se percibe que exista un grado de intensidad de la confrontacin en los debates que inevitablemente deben acompaar a asuntos tan complicados.

Hay que incrementar la profundidad de los intercambios de criterios en el parlamento lo que no puede lograrse sin un programa de investigaciones orientado a desentraar las esencias del funcionamiento de los rganos estatales, empezando por el desempeo del gobierno. Por otra parte coincidimos con aquellos que consideran que sus sesiones son muy cortas, para la amplitud y complejidad de los asuntos a tratar .En estas ltimas sesiones segn inform la prensa se analizaron 80 temas, casi todos sin investigaciones previas, si juzgamos a partir de las reseas periodsticas diarias.

No podemos seguir dependiendo solamente de las entrevistas que realizan los parlamentarios a lo largo del pas ni de la simple exposicin de opiniones diferentes por muy serias que sean las intenciones de los parlamentarios- en el seno de las comisiones. El despliegue efectivo del modelo solo puede alcanzar sus objetivos si sus decisiones se apoyan en datos primarios de alto nivel de autenticidad, solo accesibles a la investigacin.

Sobre la concentracin de la propiedad y su administracin

La importancia decisiva para el desarrollo saludable del socialismo de la concentracin de la propiedad es vlida tanto para la privada como para la estatal. Pero al parecer se considera que el peligro se expresa solo en la privada. La propiedad estatal, ineficiente de manera sostenida, tambin es un riesgo para la viabilidad del sistema socialista.

En este tema, el aspecto de la necesidad de administrarla con eficacia afecta tanto a la una como a la otra, de ah que est inevitablemente vinculado a la calidad de la gestin y las dimensiones de ambas formas de propiedad, factores que determinan sus niveles de eficiencia y el nivel de los impactos que puedan tener en los sectores econmicos de la sociedad.

Por ejemplo, una concentracin excesiva del volumen tanto de la propiedad estatal como de la privada en el seno del socialismo puede actuar como un mecanismo de frenaje del desarrollo econmico y de alejamiento del momento en que alcancemos los niveles de prosperidad que anhelamos, as como dificultades insuperables para lograr su adecuada administracin.

El investigador cubano Luis Marcelo Yera probablemente uno de los estudiosos ms serios en el pas sobre esta temtica asegura en uno de sus textos ms importantes (Repensando la economa socialista; el quinto tipo de propiedad empresarial. Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 2015) que el tema bsico de la construccin y la viabilidad del modo socialista de produccin es la organizacin cientfica de la propiedad social en la esfera empresarial.

Esta opinin la compartimos muchos de los que hemos estudiado las formas de funcionamiento de la sociedad socialista. Ahora la pregunta que procede a partir de la aceptacin de esta tesis es la siguiente: Cul es la causa de que el socialismo no haya sido capaz de alcanzar una direccin cientfica de la propiedad social en la esfera empresarial?

La base histrica a estudiar es la del socialismo fracasado de la experiencia europea, que tambin tuvo aciertos, los cuales al parecer nadie quiere reconocer. El examen de esta cuestin permite llegar a identificar una causa fundamental y principal, la causa de las causas, la ms general: el sistema no fue capaz de producir un sector dirigente en el ms alto nivel que dispusieran de los requisitos intelectuales y ticos que les permitiera administrar eficazmente la propiedad social (la totalidad de organizaciones que dependen del Estado) como base para la gobernabilidad y sostenibilidad del sistema en su conjunto.

Al programar cada una de las nuevas estrategias en los diferentes congresos de los partidos por ejemplo la perestroika de Gorbachov- no se percataron que cada nueva etapa necesitaba nuevos patrones de conducta, de resolucin para establecer otras formas de comportamiento humano mediante modelos de formacin de las personas que estuvieran en correspondencia con los principios que sustentaban el modelo de sociedad a la que aspiraban, principalmente en las empresas.

Esta incompetencia condujo a que la empresa el corazn de la economa y sustento de la sociedad toda- fuera venida a menos y considerada la cenicienta de las organizaciones sociales, como ha sucedido tambin en nuestro pas, hasta ahora. Los soviticos se dedicaron a la produccin de los mejores ajedrecistas y bailarines de ballet del mundo, pero al mismo tiempo produjeron los peores empresarios del planeta.

Esta causa estuvo asociada a una profunda incomprensin acerca de cmo funcionan las empresas y la subestimacin de los planes de formacin y desarrollo de los directivos a nivel de empresa y tambin del estado. Ello a su vez fue el resultado del desprecio a las ciencias que se ocupan del comportamiento humano como la Administracin, la Sociologa y la Psicologa. Sus investigaciones no eran tomadas en cuenta para la toma de decisiones en los diferentes niveles de la estructura social. Aqu actuaba un estilo de direccin sin base cientfica, que era una combinacin de los caprichos con las amenazas. Los investigadores chinos all sucedi tambin durante la direccin de Mao- se refieren a ella como la etapa de las decisiones subjetivas.

Estos comentarios del autor provienen en gran medida de su experiencia personal, de una parte, por haber vivido cuatro aos en un pas socialista del este Alemania Democrtica- y de otra, por mantener en los aos posteriores, contactos relativamente frecuentes con mis antiguos condiscpulos alemanes, checos y polacos, aspirantes a doctor de la facultad de economa de la universidad Humboldt de Berln.

Durante casi veinte aos conversamos, fuera epistolarmente o durante visitas de trabajo a sus respectivos pases. En esas conversaciones recog muchas ancdotas y experiencias de sus propias bocas de lo que estaba pasando en el seno de sus respectivas sociedades. En aquella poca esas cosas no sucedan en Cuba. La valoracin de esas experiencias me permiti comprender aos ms tarde porqu nuestro socialismo no haba fracasado e identificar al mismo tiempo las mismas clulas malignas que lamentablemente podemos encontrar en la sociedad cubana. Conservamos la esperanza que puedan ser extirpadas a tiempo .

Entre las que ms me impresionaban estaban las relacionadas con la insensibilidad de la burocracia ante los problemas de la poblacin y la indefensin de los ciudadanos ante sus arbitrariedades. Nunca llegaron a crear tribunales a los que la gente agredida pudiera llevar a los funcionarios del Estado, como sucede en muchos pases. El gobierno chino ya tom hace tiempo esa medida. Aqu, nuestra realidad la est pidiendo a gritos.

El maltrato impune y diario a miles de ciudadanos va generando un malestar que se generaliza a amplias capas de la poblacin pues afecta a la vctima y a sus familias. Una ola de falta de confianza y de credibilidad invadi en aquellos pases a amplios sectores de la poblacin, daando en profundidad el clima poltico de la sociedad y trabajando a favor de los enemigos internos y externos del sistema. Un asunto vital como este tampoco se discuti en la asamblea la que por su propia naturaleza de tipo ideolgico debiera estar en su agenda de manera permanente.

Sobre las estructuras definidas para la empresa cubana

Las dimensiones elefantisica de las empresas estatales tambin representan un obstculo al ritmo de desarrollo del pas, pues crean dificultades, a veces insuperables para lograr una gestin satisfactoria. Como sucede con frecuencia en la mayora de los asuntos humanos la cuestin est en encontrar el punto de equilibrio.

Hace ya varias dcadas que la tendencia internacional general en cuanto al tamao de las empresas es a disminuir su tamao para permitir una mayor agilidad de reaccin ante la extrema movilidad de los mercados. Las grandes transnacionales se la arreglan para crear unidades de negocio descentralizadas, con principios claros y gran capacidad de movimiento. Tanto Lenin como el Che coincidieron en tomar como modelo sus estructuras, pues son principios organizativos que carecen de implicaciones ideolgicas. Pero aqu no nos hemos dado por enterados.

No pocas de las OSDE creadas recientemente estn sobredimensionadas y alcanzan una amplitud tanto en variedad de perfiles tcnico econmicos como en fuerza laboral- que obstaculizan una gestin efectiva. Entre otras razones por la dificultad de encontrar cuadros preparados para asumir la responsabilidad de dirigir grupos empresariales con perfiles demasiado heterogneos cuyos procesos ignoran hasta en sus aspectos bsicos.

En mayo del 2014 la Gaceta Oficial de la Repblica de Cuba public el decreto ley 252 y el decreto 281. Son las normas jurdicas que regulan el funcionamiento de la empresa cubana. El estudio de ambos documentos permite comprobar muchos aciertos de los redactores de la ley, sobre todo en cuento a las nuevas facultades y funciones para el sistema empresarial del pas. Pero en la experiencia personal del autor la mayora de los empresarios no las han estudiado a fondo, y no pocos ministerios promueven su estudio .

Creo que una lnea de trabajo ms racional -en lo que se refiere al desarrollo del sistema empresarial incluyendo el privado sera de una parte ofrecer mayores espacios de autonoma e iniciativas para ambos sectores. Es necesario ampliar las posibilidades para que el talento gerencial pueda desplegarse a plenitud tanto en un sector como en el otro y para ello sera indispensable de una parte reducir el tamao de las empresa estatales hasta que alcancen magnitudes de ms fcil manejo y de otra permitir a las privadas crecer hasta tamaos razonables, pero bien estudiados, a fin de que desplieguen todo su potencial.

Ello no implica la reduccin del volumen total del sector estatal de la economa sino solamente la de las empresas hasta hacerlas ms gobernables.

Por cierto que en su discurso de clausura el Presidente hizo alusin al hecho de que una misma persona tiene ya dos, tres o hasta cinco restaurantes; no en una provincia, sino en varias, una persona que ha viajado ms de 30 veces a distintos pases, de dnde sac el dinero? Creo que el asesor que le meti el diablo en el cuerpo al presidente debi responderse antes varias preguntas Existe una regulacin especfica que lmite la cantidad de restaurantes? Se hizo una auditora a dicho propietario para comprobar si haba ilegalidades?

La clave est en la pregunta del Presidente de dnde sac el dinero? As como esta otra, a cuantas personas ese propietario trajo bienestar y desarrollo personal? En no pocas entidades estatales hay funcionarios cuya conducta est ms orientada a vigilar y desconfiar de la prosperidad de los ciudadanos que a preocuparse por los islotes de pobreza que an existen en nuestra sociedad. Aqu habra que recordar -aunque nos moleste- el principio chino de que el camino hacia el bienestar de todos, pasa por la riqueza de unos.

No parece creble la idea de que alguien por su talento gerencial posea 5 o ms restaurantes, pueda poner en peligro la estabilidad de nuestro sistema. Por otra parte la preocupacin de que haya ciudadanos que viajen ms de 30 veces al extranjero nos pondra en la disyuntiva de limitar la cantidad de viajes mediante una regulacin? Nos hara candidatos a ubicarnos en los record Guinness de las ingenuidades administrativas (al igual que la compra de una memoria flash en algunos lugares deba ser autorizada por un viceministro).

Volviendo sobre el asunto; el despliegue de las estructuras de las entidades estatales -empresas y aparato central del Estado- no puede considerarse como algo acabado, sino que debe estar sometido a un monitoreo continuo a fin de lograr optimizar la capacidad de las estructuras para elevar de manera estable la calidad del proceso de toma de decisiones.

Durante el ao anterior se produjeron cambios estructurales en el sistema empresarial- estatal. El diseo de estructuras es un proceso complejo que necesita la realizacin de estudios previos realizados por personal especializado. No tenemos noticias que estos cambios hayan sido fundamentados mediante investigaciones realizadas con anterioridad. Ha habido improvisacin y pragmatismo en no pocas entidades y no se han investigado los resultados, es decir si han aumentado o no la eficiencia de los proceso de trabajo y direccin. Es una importante tarea pendiente a la que el parlamento no ha dado prioridad.

Ricardo J. Machado Socilogo y profesor investigador cubano.

Fuente: http://www.sinpermiso.info/textos/cuba-pensando-sobre-las-ultimas-sesiones-de-la-asamblea-nacional



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter