Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-09-2017

Legalizar el paramilitarismo, otra vez?

Yolanda lvarez
Insurreccin


Por estos das en Colombia, est en debate el Proyecto de Acto Legislativo nmero 4 de 2017, que se tramita en el Congreso de la Repblica y que tiene como finalidad prohibir el paramilitarismo en la Constitucin Poltica del pas.

Prohibir la conformacin, creacin, promocin, instigacin, organizacin, instruccin, financiacin, apoyo, tolerancia, encubrimiento o favorecimiento de estos grupos paramilitares, no debera generar resistencia u oposicin en ningn sector de la sociedad, si la verdad sobre la estrategia paramilitar se le contara al pas masivamente y no persistiera el negacionismo sobre su actual expansin.

La fusin de dos escuelas

El paramilitarismo ha sido una antiqusima tctica anti subversiva en la que, las elites colombianas son expertas, practicada desde antes del surgimiento de la guerrillas revolucionarias de los aos 60. Hay que recordar la existencia de los Pjaros o Chulavitas, grupos paramilitares impulsados por la extrema derecha violenta, con el propsito de exterminar la oposicin, en el periodo de La Violencia (1946-1958).

No debe olvidarse que en 1960, un Equipo de investigacin enviado por el gobierno de Estados Unidos produjo un informe sobre la situacin de seguridad en Colombia, en el que registr la preocupacin por la presencia de las guerrillas de la poca y dos aos ms tarde el Ejrcito de Estados Unidos envi otra misin al mando de William P. Yarborough, en la que recomend la conformacin de estructuras de civiles armadas de ndole clandestinas o paramilitares, para realizar acciones terroristas contra los comunistas.

El marco legal del paramilitarismo en Colombia inici en 1965, con el conocido Estatuto para la Defensa Nacional (Decreto 3398 de 1965), expedido por el gobierno de Len Valencia (1962-1966), que habilit a las Fuerzas Armadas a conformar grupos armados de civiles a su cargo y dotarlos de de armas de uso privativo de las Fuerzas armadas.

As las Fuerzas Armadas colombianas vincularon a poblacin civil en acciones contrainsurgentes; adecuaron sus manuales y reglamentos militares. Crearon crueles grupos de autodefensa, y uno de los ms sangrientos fue la Alianza Americana Anticomunista (AAA).

La alianza con el inframundo

En la dcada de los 80, los grupos paramilitares se fortalecieron y sus actuaciones se hicieron ms pblicas en varios territorios colombianos. Los grupos paramilitares que ms se extendieron fueron los creados por terratenientes y narcotraficantes; entre los que se destac el MAS (Muerte a Secuestradores) creado por el Cartel de la cocana de Medelln. Se estima que a 1987 en Colombia ya existan 128 grupos paramilitares.

En 1989, tras la masacre de una Comisin de jueces en La Rochela, la Corte Suprema de Justicia y el Consejo de Estado emitieron sentencias en las que dejaron sin base legal aquellos decretos que haban dado lugar a la conformacin del paramilitarismo, por considerar que ello iba en contrava del monopolio de las armas en manos del gobierno.

Sin embargo, en 1994 nuevamente renace a la vida jurdica el paramilitarismo. El presidente Csar Gaviria (1990-1994) expidi el Estatuto de Vigilancia y Seguridad Privada, que brind las bases para que su sucesor Ernesto Samper (1994-1998) en diciembre de 1994, autorizara la conformacin de las conocidas Asociaciones Comunitarias de Seguridad Rural (CONVIVIR), con el derecho a portar armas de uso exclusivo de las Fuerzas Militares y con el fin de colaborar con la Fuerza Armadas en la seguridad y lucha contrainsurgente. Se estima que en ese momento las mafias, ganaderos, terratenientes y gremios econmicos crearon ms de 400 de estos grupos paramilitares.

La invencin del ejrcito 'contra'

En 1997, los distintos grupos paramilitares se agruparon en lo que se conoci como Autodefensas Unidas de Colombia, siguiendo el mismo objetivo contrainsurgente; quienes en alianza con empresas, terratenientes, fuerza publica y la mayor parte de la institucionalidad, incursionaron a sangre y fuego en la mayor parte de territorios rurales contrarios al rgimen, marcando el peor periodo de la historia de violencia del pas, dejando millones de vctimas con su accionar.

Luego, en el ao 2005, el presidente lvaro Uribe (2002-2010), mediante la Ley de Justicia y Paz, gener una estrategia para resolver la situacin jurdica e indultar a los miembros de estos grupos narco paramilitares.

Como se puede observar, es evidente que el paramilitarismo ha sido permitido legalmente. En 52 aos, slo durante cinco aos (1989-1994), no hubo sustento legal de su accionar.

No le dan la cara a las vctimas

El debate suscitado en oposicin al Acto Legislativo que prohbe constitucionalmente el paramilitarismo, demuestra que persiste un sector de la elite que sigue reivindicando y justificando su existencia; corriente negacionista de la abrumadora evidencia histrica sobre el dao que han proporcionado al pas y sobre la responsabilidad que le atae al rgimen dominante.

El Estado colombiano es responsable del paramilitarismo porque:

a) lo cre, arm, fortaleci y le dio un marco legal;
b) por accin y omisin de los agentes del Estado, evidenciada por la connivencia permanente con l;
c) Por no haberlo desmantelado an; y
d) Por la magnitud de la impunidad con que los ha favorecido.

El arrepentimiento universal

Hay que aprender de otras experiencias del mundo, por ejemplo de la experiencia vivida luego del Holocausto. El Estado alemn prohibi la simbologa nazi, incluida la esvstica, smbolo, que representa una ideologa nazi bajo la cual millones de personas en Europa fueron asesinadas.

Es necesario que en la mxima norma del pas se prohba expresamente el paramilitarismo, como una de las garantas de no repeticin. Lo que est prohibido, no est permitido, de esa manera se avanza en sacar la violencia de la poltica; lo que requiere de hechos concretos de persecucin, y transformaciones profundas y estructurales. Por esto mecanismos como los que hemos planteado en la Mesa de Quito, como el Sistema de Alerta y Ataque (SAA) que vincula la accin.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter