Portada :: Cultura :: Leer
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-09-2017

"Mujeres de Kurdistn. La Revolucin de las hijas del sol" de la Editorial Sudestada
La danza como ritual de resistencia identitaria

El Furgn


La editorial Sudestada acaba de publicar Mujeres de Kurdistn. La revolucin de las hijas del sol, un libro compilado por Roma Vaquero Diaz y Leandro Albani. En El Furgn publicamos como adelanto el artculo La danza como ritual de resistencia identitaria, de Roma Vaquero Diaz.

En enero de 2015, milicianos y milicianas kurdas de las YPG/YPJ celebran la victoria en Koban danzando sobre los escombros de la ciudad. Tomados y tomadas de las manos sonren y festejan mientras cantan. Por qu eligen esta manera de celebrar? Por qu la msica y la danza se encuentran presentes en cada uno de los momentos de la vida del pueblo kurdo?

El Kurdistn es un pueblo que se ha establecido durante miles de aos en la parte septentrional de Medio Oriente, entre los ros Tigris y ufrates, y en las alturas de las montaas de Anatolia y los montes Zagros. Despus de la Primera Guerra Mundial este territorio se reparti entre Turqua, Siria, Irn e Irak, naciones que desde ese entonces intentaron e intentan separar y desaparecer al pueblo kurdo.

Las expresiones culturales kurdas se han prohibido infinitamente, pero el pueblo las retoma y resiste a travs de ellas. La msica y danza kurda no existen una sin la otra. Ambas son la expresin del sentir, de la lucha y de la historia del pueblo kurdo. Ambas son una facultad de resistencia para proteger la identidad de su sociedad. Ante todo intento de prohibicin y de destruccin contra su cultura, el arte es la herramienta constituida a travs de la herencia. Los pueblos de Kurdistn bailan y cantan porque el arte y la cultura son la transferencia testimonial de su historia y de su identidad.

Cuando en los hogares la msica y la lengua kurda estaban prohibidas, las mujeres les cantaban a sus hijos para transmitirle sus races. Histricamente, las mujeres han sido quienes mantuvieron vivo el arte, transmitindolo de generacin en generacin.

Para el pueblo kurdo la expresin cultural es un arma de autodefensa, por este motivo en Rojava se crearon centros culturales donde se coordinan talleres que estaban prohibidos antes de la revolucin de msica, danza, dibujo, poesa, teatro y escultura. En cada centro cultural se cre una coordinacin de mujeres y una academia por y para la cultura y el arte de las mujeres, ya que estas, ms all de haber sido las transmisoras histricas, se enfrentan a formas de represin patriarcales y capitalistas que subestiman sus haceres.

Existen diferentes estilos de danzas kurdas en las cuatro regiones del Kurdistn: algunas tratan acerca del amor, de la belleza de la naturaleza, de las escenas de la comunidad; de tareas cotidianas como preparar el pan, el ordee de las vacas, la relacin con los animales y el trabajo en el campo. Cada una de las danzas representa los elementos propios de la cultura y en s mismas son la historia viva del pueblo. Aqu nos interesa adentrarnos en las Govend, para entender cmo estas danzas funcionan no slo como poder identitario sino tambin como construccin poltica y colectiva.

Espirales colectivas y fraternas

Todos los 21 de marzo, con el equinoccio de primavera, se celebra el Newroz que indica el ao nuevo para los pueblos de la Mesopotamia. En este festejo, los y las participantes danzan alrededor del fuego como smbolo de vida y de resistencia.

Recuerdo mi primer Newroz en la ciudad de Buenos Aires: luego de que los kurdos residentes en Argentina pronunciaran palabras de acompaamiento a la lucha de su pueblo y en demanda por la liberacin para Abdullah calan, uno de ellos tom un pauelo y sali a bailar; espontneamente, los y las presentes comenzaron a sumarse, y yo decid hacerlo tambin: al acercarme al crculo, este se abri y me brindaron un espacio. Al dar el primer paso, los dedos meiques se encontraron sujetos y las manos tomadas comenzaron a dibujar crculos en el aire y cerca del pecho. Los pies, por su parte, como si conocieran los pasos de lo colectivo, se dejaron guiar por el flujo del corro. As, ms despierta y presente, percib cmo mi energa se modificaba y se senta reflejada en cada una de las sonrisas de este cuerpo comunitario en celebracin.

Las danzas Govend, presentes en cada Newroz, afirman el tiempo circular de renovacin de la vida y de los lazos sociales, pero sobre todo sostienen la identidad del pueblo.

La manera en que cada pueblo danza con los integrantes de su comunidad, en que aproximan sus cuerpos y se organizan en el espacio, da cuenta de la cosmovisin en la que se encuentran sumergidos en su presente y denota aquellos elementos sobre los cuales pudieron sostenerse a lo largo de la historia como identitarios de su cultura. En las danzas kurdas no existe segregacin por sexo ni por edad como si, de alguna manera, en la rtmica ritual de una Govend, ya se encontraran latentes las ideas con las cuales calan pens el Confederalismo Democrtico. El lder del Movimiento de Liberacin de Kurdistn sostiene que no puede lograrse una sociedad libre de todas las formas de opresin mediante la continuacin de las estructuras existentes del Estado-nacin, el patriarcado y el capitalismo; y que la alternativa a estos sistemas existentes es el Confederalismo Democrtico. Este modelo basado en la idea de una sociedad construida sobre la democracia, la ecologa y la liberacin de las mujeres, y una coexistencia pacfica entre todas las etnias y religiones, es evocado a travs de las Govend, donde la mirada est puesta en la comunidad y en lo colectivo. As, unidos y unidas entre s, a travs de la danza, la revolucin del pueblo kurdo forma crculos inmensurables que se acrecientan al comps del erbane, pandero percutido principalmente por las mujeres.

Las Govend son danzas comunitarias y grupales donde hombres y mujeres de edades dismiles bailan juntos en crculo, en semicrculo o en lnea recta, direccionando el movimiento hacia la derecha; y se unen entre s tomndose por las manos, en contacto hombro con hombro, entrelazando los dedos meiques o mediante la colocacin de las manos en la espalda. Las y los danzantes se encuentran siempre simblicamente alrededor del fuego y dan cuenta de la forma de vida de los kurdos y de las kurdas a travs de miles de aos, ya que, al tomarse de las manos, entre sus dedos circulan siglos de cultura, lucha y resistencia. Al mismo tiempo, personifican la unin de los pueblos a travs de la historia. Este tipo de danza se pone en acto para celebraciones especiales, compromisos, bodas, el Newroz y los momentos de victorias. En este tipo de manifestacin, no hay diferencia de roles salvo con uno de los partcipes: el Serchopi, quien se encuentra a la cabeza del crculo y es el encargado de guiar la danza y modificar la dinmica a lo largo de la prctica. En su mano derecha sostiene un objeto alusivo, generalmente un pauelo donde se encuentran presentes los colores del Kurdistn, amarillo, verde y rojo que simbolizan el sol, la naturaleza y el fuego, respectivamente. Nadie puede ocupar su lugar hasta que haya completado una vuelta al crculo, de manera tal que quien entra a la danza se ubica entre el resto de las y los danzantes, llamados Gawan.

La danza es la transformacin de funciones y expresiones comunes en movimientos fuera de lo habitual para propsitos extraordinarios. Incluso una funcin bsica de locomocin como el caminar se realiza en la danza de una forma mtica, en crculos o en un ritmo concreto y dentro de un contexto especial. Las Govend son cadenciosas, siempre a tempo, y quienes las danzan no slo acompaan con el canto, sino tambin con las tpicas vocalizaciones Tilili que se producen al vibrar las cuerdas vocales y movilizar la lengua rpidamente, dentro de la cavidad bucal, hacia arriba y hacia abajo. Ondulando en marcha acompasada, estas danzas pueden versionarse en Dilan, Sepe o Chapi: en las Dilan, el paso de danza se encuentra ms cercano a la tierra y se realiza sincrnicamente, aunque la energa y calidad de movimiento se va modificando segn la dinmica rtmica de la msica; en las Sepe, los pies derechos acentan la rtmica y se dirigen hacia el centro del crculo; y en las Chapi, el traslado consiste en dar dos pasos hacia adelante con el pie izquierdo y luego dos pasos hacia atrs con el pie derecho, mientras se mantiene el curso circular.

En este tipo de prcticas, la danza y la msica van unidas de manera tal que la dinmica de una modifica a la otra. El ritmo binario se refleja en ambas, el pulso es marcado por la entrega de peso del pie derecho y del pie izquierdo alternadamente, mientras que las manos y el torso se unen a la subdivisin rtmica. Las danzas se desarrollan en series continuas y repetitivas de pasos cortos mientras se desplazan en el espacio. Los y las bailarinas discurren en la repeticin de movimientos y en la reiteracin de las clulas rtmicas, afirmndose a s mismos y a s mismas en su identidad, enfatizando la unidad y la continuidad donde ningn tiempo ni movimiento es ms importante que otro, y donde la danza es una totalidad que los comuniona.

Por lo tanto, esta circularidad puesta en comn a travs de la danza se presenta tanto en el tiempo como en el espacio construyendo una sensacin de comunidad, fraternidad e identidad.

Silvia Citro y Adriana Cerletti en Las danzas aborgenes siempre fueron en ronda, sostienen que danzar colectivamente en crculo, repitiendo simultneamente los mismos movimientos y unidades musicales, usualmente promueve sentimientos de fraternidad y cercana entre los performers (Citro Cerletti, 2012, pg. 163). As la accin colectiva se encuentra sobre la individual, idea que se presenta tanto en los haceres cotidianos de la agricultura o el amasado de pan, como en el paradigma del movimiento kurdo que busca una democracia colectiva y comunitaria. Siendo as, el foco de la danza es interno y se encuentra entre quienes danzan y el espacio que los contiene. No es para ser mirados ni miradas, no es para un pblico, sino que es para ellas y ellos mismos: un cuerpo colectivo para ser vivido y no para ser espectado.

Smbolo de identidad y prctica de resistencia

Las Govend nacieron junto al pueblo kurdo a travs de su historia y de su geografa, son danzas que tienen ms de 5.000 aos de antigedad. En su serpenteo colectivo y mixto, donde los pies se desplazan y las manos unidas se mueven como manivelas en el aire, se constituye una sensacin de unidad y comunidad que ana al pueblo y lo empodera. A travs de este acto intangible y fugaz, los cuerpos se fusionan en desarrollo del respeto mutuo. Mediante el ritual, el pueblo y el territorio se vuelven continuos uno del otro. Esta accin que involucra al cuerpo les permite conectarse con su esencia trascendente y volver una y otra vez al origen de su civilizacin. Al mismo tiempo, todo ritual cultural permite vincularse con lo sagrado y tomar conciencia del s mismo colectivo. De esta manera, el espacio cotidiano se torna espacio mtico y de autodefensa, creando un puente entre sociedad y vida, entre pasado y presente, reforzando la pertenencia cultural. Es decir, mito y ritual acompaan los momentos importantes de la vida del pueblo kurdo y ello sostiene su existencia, a la vez que actualiza los relatos propios de su sociedad.

La danza kurda en el contexto de la guerrilla, de la lucha y de las victorias, es un poderoso smbolo de identidad, es una prctica de resistencia y complicidad que da cuenta de lo que el imperialismo cultural no pudo deshacer. Si en la danza se reflejan las caractersticas de un pueblo y de su tierra, la regularidad de sus ciclos y la temperatura de sus das; las danzas colectivas kurdas reflejan no slo el movimiento del sol y la sabidura de las montaas, sino tambin el deseo de fraternidad y de libertad, el anhelo de un paradigma basado en la igualdad y el respeto; el saber vivencial, la alegra y la lucha.


Para consultar sobre el libro: http://www.revistasudestada.com.ar/edicion/316/mujeres-de-kurdistan/

Fuente original: http://elfurgon.com.ar/2017/08/31/la-danza-como-ritual-de-resistencia-identitaria/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter