Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-09-2017

Corea, la prxima vctima?

Arthur Gonzlez
Martianos


Solo un desequilibrado mental aplaudira las acciones que pueden provocar una guerra nuclear, pero muchos perdieron la memoria respecto a quien empez la crisis en la pennsula coreana.

Despus del ltimo lanzamiento de misiles por el ejrcito de la Repblica Popular de Corea, el presidente Donald Trump, amenaz con una intervencin militar al afirmar que: todas las opciones estn sobre la mesa.

Una guerra contra Corea del Norte arrastrara a China, Rusia y Japn, algo que nadie puede pronosticar cmo acabara, debido al potencial militar y nuclear existente en la regin.

Para ser justo y recordar quien tir la primera piedra, hay que refrescarle la memoria al Presidente de los Estados Unidos con algunos hechos que al parecer olvid.

La pennsula de Corea fue ocupada por Japn desde 1910 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, cuando el Imperio japons se rindi a Estados Unidos, en agosto de 1945, despus del criminal ataque nuclear a Hiroshima y Nagasaki.

En 1948 qued dividida la pennsula por el paralelo 38, el norte ocupado por tropas soviticas y el sur por tropas estadounidenses, algo que nunca debi suceder, pues Corea era antes de la ocupacin japonesa una sola nacin.

Como resultado, el pas qued dividido en norte y sur, por un acuerdo de los aliados, tras la conclusin de la Guerra del Pacfico, al finalizar la 2 Guerra Mundial. Desde esa fecha el mencionado paralelo marca la frontera divisoria de un mismo pueblo. Las familias coreanas pagaron esas acciones, al quedar separadas a la fuerza y sin comunicacin.

De 1950 a 1953 se libr otra guerra entre la Repblica de Corea del Sur, apoyada por los Estados Unidos y la Organizacin de las Naciones Unidas, contra la Repblica Popular Democrtica de Corea del Norte, con la finalidad de ocupar toda la pennsula coreana, dado el inters de Washington de acercar sus armas a China y a la URSS en su afn por dominar la zona del Pacfico.

El ejrcito estadounidense no pudo lograr su objetivo y sufri una aplastante derrota, con la prdida de miles de sus soldados que no saban porque tenan que navegar tantas millas, en una guerra sin sentido para ellos.

La Repblica Popular de Corea no fue a invadir a Estados Unidos, ni provoc la destruccin de ciudades norteamericanas y muchos menos dividi su amplio territorio.

A partir de aquel momento, Estados Unidos potenci su podero militar en el rea del sudeste asitico con decenas de bases militares en la regin, en su intento por cercar a China y la URSS. En ese contexto invadieron a Viet Nam, Laos y Cambodia, volviendo a perder esa guerra imperialista que dej una larga lista de muertos, mutilados y enfermos mentales dentro de sus soldados.

Hoy el podero militar de los Estados Unidos en el mundo no tiene parangn en la historia, poseen 587 bases militares en 42 pases del mundo, lo que demuestra su inters de convertirse en amos del mundo. A eso hay que sumarle las 4 mil 154 bases abiertas en su propio territorio, ms las 114 en 7 territorios considerados de ultramar, como el caso de Guantnamo.

No se puede olvidar que en octubre de 1962 Estados Unidos estuvo a punto de desatar una guerra nuclear, al detectar la instalacin de cohetes soviticos con ojivas nucleares en Cuba, a solo 90 millas de su territorio, algo que el gobierno revolucionario permiti debido a que el presidente J.F. Kennedy haba aprobado el Plan Mongoose en enero 18 de 1962, el cual contemplaba la invasin a Cuba por parte del ejrcito norteamericano, algo que no dicen, pero consta en sus documentos desclasificados.

Estados Unidos posee cohetes nucleares muy cercanos a Rusia y China, sin embargo, no se ha repetido la llamada crisis de octubre de 1962. Corea del Sur es un claro ejemplo de ello.

La Repblica Popular de Corea es vctima constante de la hostilidad de las fuerzas de Estados Unidos enclavadas en Corea del Sur, y desde la muerte del presidente norcoreano Kim Jong-il, Washington reforz sus confrontaciones, agudiz las tensiones e increment el nmero de tropas en sus bases surcoreanas con armamento nuclear, por tanto, tiene el derecho de preparar su defensa.

La poderosa maquinaria propagandstica yanqui se ha encargado de satanizar a Corea del Norte, pas que nunca ha invadido a nadie ni lanzado bombas nucleares como hace Estados Unidos, sin ser sancionado por la ONU.

Para elevar an ms las tensiones, Estados Unidos acaba de construir una impresionante base militar en la ciudad surcoreana de Pyeongtaek, como preparacin para un posible conflicto armado con Corea del Norte.

El Coronel Scott Mueller, Comandante de la nueva guarnicin denominada Camp Humphreys, declar:

Hemos sido capaces de crear las instalaciones necesarias para mantener el ritmo de la guerra moderna y la tecnologa de comunicaciones actual.

La nueva base, mucho ms grande y moderna que las anteriores, cost 11 mil millones de dlares y albergar a 45 mil personas entre militares y trabajadores de servicios. Posee zonas deportivas, escuelas, un hospital, reas infantiles, billares, un bar, un campo de golf e incluso un parque acutico.

Ya est aprobada la construccin de otras dos nuevas bases militares en Corea del Sur, las que valdrn no menos de 133 mil 400 millones de dlares, con el fin de garantizar la seguridad de sus aliados del Sur ante las amenazas del Norte.

La prensa al servicio de los gobiernos occidentales demoniza a Corea del Norte, pero la realidad es que solo Estados Unidos amenaza la paz de la zona y tiene los peores antecedentes de destruccin y muerte, debido a las guerras justificadas solamente por su afn de alcanzar el poder geopoltico del mundo.

Mucha razn tena Jos Mart cuando sentenci: Los Estados Unidos se han palpado los hombros y se los han hallado anchos.

Arthur Gonzlez, especialista en relaciones Cuba-EE.UU., editor del Blog El Heraldo Cubano.

Fuente: http://auto-hermes.ning.com/profiles/blogs/corea-la-pr-xima-v-ctima-por-arthur-gonz-lez

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter