Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-09-2017

[Crnicas sabatinas] Contra la jornada antidemocrtica del 1-O, por la fraternidad
La vampirizacin secesionista de la manifestacin unitaria de duelo del 26 de agosto (con un apunte sobre el despido de Gregorio Morn)

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Para Bertolt Brecht, in memoriam. Porque el internacionalismo no es ni ha sido nunca un nacionalismo secesionista, excluyente y antidemocrtico.

Para Juan Carlos Gonzlez Pont, por sus ayudas.

Las palabras no son tan inocentes como pueden parecerlo. Las palabras, por lo pronto, no van nunca -o no cuentan nunca- solas, sueltas: cuentan slo en unas estructuras, los lenguajes (cotidianos o tcnicos), que se presentan y funcionan como reproduccin elemental e implcita de la realidad, porque son ellos mismos la articulacin de conceptos ms generales con que los hombres perciben y piensan la realidad.

Manuel Sacristn (1968)

El hecho de que durante meses se hayan almacenado ms de 100 bombonas de butano para hacer un atentado masivo que, afortunadamente y por azar, no culmin, no habla bien de los cuerpos policiales tres- implicados en la investigacin del yihadismo. Es llamativo que los mossos, que no paran de realizar grandes operaciones contra un anarquismo armado cataln que nunca acaba de existir, no supieran nada de la casa de Alcanar -en un primer comunicado, tras la explosin, slo se subray que era una casa "ocupada"-, y que tardaran horas en relacionar ese alijo de explosivos con un atentado. Polica, Guardia Civil y Mossos son cuerpos altamente politizados. Eso supone un lastre en su funcionamiento? () Un Estado que ha realizado unos recortes sociales fabulosos y que tiene, histricamente, serios problemas en la inclusin de minoras, puede garantizar una cohesin social no sustentada en la unidad esa que claman los medios y los polticos? La autonoma que inici, antes y con mayor brutalidad, los recortes, y que los inici suprimiendo el PIRMI --una paga social, fundamentalmente para inmigrantes; al hacerlo se recalc que eso se haca, precisamente, porque eran emigrantes, unos vividores y bla-bla-bla-, tiene algo que aportar a la cohesin social que no pase por la unidad institucional de marras?

Guillem Martnez (2017)

El 25 de mayo de 2014 se convoc en 130 municipios de Catalua un referndum sobre diferentes cuestiones sociales, que fue prohibido por la Junta Electoral Central y el Tribunal Supremo porque se solapaba con las elecciones europeas; ese da los Mossos dEsquadra, enviados por la Generalitat de Artur Mas, paralizaron el referndum y requisaron urnas. Hubo 500 ciudadanos identificados y 10 denunciados por desobediencia. Para Sanz, este hecho es la demostracin del cinismo del llamado derecho a decidir, que slo se aplica a lo que interesa a los dirigentes catalanes () Para que la gente exprese su opinin sobre cuestiones sociales, no se pueden poner urnas; pero, para que la clase dirigente catalana tenga un estadito donde lo controlen todo y el 3% pueda quedar impune, s. A ese cinismo se aade otro, quiz ms sangrante, y es que los dirigentes independentistas fingen no saber que la democracia no consiste nicamente en votar, que votar es una condicin necesaria pero no suficiente para la democracia, y que un referndum no es en s mismo un instrumento democrtico: si lo fuera, Hitler y Franco seran demcratas, porque ambos convocaron y ganaron referendos; pero los dirigentes independentistas fingen muy bien esa ignorancia, y de ah que mucha buena gente crea en Catalua que un referndum antidemocrtico es el colmo de la democracia.

Javier Cercas (2017)

 

Disculpas de nuevo por la extensin. Si quieren ir al asunto directamente vayan al punto que empieza por Nuestro tema....

Recordamos los acuerdos Bara-Qatar? Re cordamos los ejes bsicos de la poltica interior y exterior del rgimen de Qatar? Vemos los nios, adolescentes y jvenes (tambin mayores) con su camiseta del Bara y la publicidad Qatar Airways? Permtanme una sugerencia: lean esta sabatina sin olvidarlo.

Les cuento uno de los mejores chistes del ao, de la dcada y el siglo. Sesin parlamentaria del pasado 31 de agosto. Diputado Carles Campuzano: Seguramente en la desafeccin catalana que vivimos en los ltimos aos la trama Grtel tiene mucho que ver. Diputado Joan Tard: Por qu cree que nos queremos ir?Porque estamos hartos de la corrupcin! Que se creen, que somos imbciles?. Campuzano es la voz d el PDCat, la ex Convergncia, el partido de gobierno en Catalua, el de Pujol, el del 3%, el del caso Palau, el de la corrupcin generalizada durante dcadas. Tard es miembro de ERC, el partido que viene apoyado al partido ms corrupto de la historia de Catalua estos ltimos aos. La pregunta: s e creern ellos, el seor Tard en concreto, que nosotros somos imbciles? (En la misma lnea, otro buen chiste: Sabadell desecha el informe que peda retirar una plaza a Machado. Una de l as razones: El gobierno de Sabadell entiende que la polmica generada en los ltimos das en torno al contenido de un informe externo lo invalida como la herramienta inicial de trabajo que deca ser. Eso es lo que lo invalida? Que haya generado polmica? No la barbaridad en s, para s y para cualquier persona sin ceguera nacionalista extrema?)

Dejo la ley fundacional del nuevo Estado para prximas sabatina, al igual que la afirmacin presidencial sobre la necesidad de un ejrcito para la nueva Catalua (S e ha de tener una poltica de defensa moderna, democrtica y homologable a la de las naciones aliadas, palabras del presidente Puigdemont ) . No me olvido de l a situacin de Eulen, la lucha de los trabajadores de Eulen y la represin e intransigencia patronal. El llamamiento, la plataforma contra la independencia lanzada por Lpez Bulla, Ra y otros compaeros, lo dejo para la semana que viene.

Para calibrar argumentos, anlisis e incluso sensaciones, otra sugerencia: la conversacin del pasado martes -29 de agosto, 9:25 de la maana- de la cadena SER con Joaquim Forn, el conseller de Interior del gobierno de la Generalitat de Catalunya. Una de sus afirmaciones, casi al final de la entrevista : El 1-O, el proceso en general, es necesario para la subsistencia de Catalua. Subsistencia ha dicho se le pregunt; s, subsistencia, fue su respuesta.

Me centro, me he ido un poco.

La primera fotografa que he incluido se justifica por s misma (autora, dos jvenes muy viajeras y algo germanistas: Irene y Laura Iglesias Daz-Gonzlez). Tampoco las citas necesitan aclaraciones complementarias. La segunda imagen,un montaje segn los responsables de Interior de .Cat, un intento de desprestigiar a los Mossos (les suena la formulacin?), requiere mayor explicacin. Esta por ejemplo (volveremos tambin sobre ello en otras sabatinas y no aado ningn comentario personal por el momento):

El 'conseller' de Interior, Joaquim Forn, y el 'major' de los Mossos d'Esquadra, Josep Llus Trapero, han reconocido este jueves (31 de agosto) que la polica catalana s recibi una alerta sobre un posible atentado en la Rambla de Barcelona. Tambin que esta alerta lleg el 25 de mayo. A mbos han aseverado que este aviso no lleg de la CIA sino por "otras fuentes" -que no han querido revelar- y que, tras contrastarlo y valorarlo, concluyeron que tena una "muy baja credibilidad". Forn ha detallado que la Conselleria d'Interior comunic este aviso al Estado, que tampoco dio "veracidad" a la amenaza. No se habl de ello en las reuniones de las mesas de evaluacin antiterrorista del 25 de mayo y el 8 de junio. Tampoco en la junta de seguridad que se celebr en Catalunya en el mes de julio. A pesar de esto, s que ampliaron el dispositivo de seguridad en la Rambla. L a nica comunicacin entre Mossos y el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) acerca de este aviso, segn ha remarcado Trapero, tuvo lugar despus de los atentados del 17 de agosto. Durante la conversacin entre el CITCO y los Mossos, tras el 17 de agosto, no se estableci una conexin entre el aviso y lo ocurrido en la Rambla. El conseller, que ha denunciado una campaa de "intoxicacin" contra los Mossos d'Esquadra, ha calificado de "montaje" el documento que aparece este jueves en la portada de este diario. Trapero ha ido ms lejos y ha asegurado que esta informacin se ha publicado "dictada" y con la intencin de "desprestigiar" a los Mossos (http://www.elperiodico.com/es/politica/20170831/forn-trapero-reconoce-alerta-cia-mossos-atentado-barcelona-rambla-6256095)

El asunto trae cola, traer cola. Los secesionistas estn que trinan. Cmo alguien goza meterse con los Mossos!

El comentario que anunciaba el ttulo: el inadmisible despido de Gregorio Morn de La Vanguardia a travs de un burofax (anuncio acaso de otros ms o menos inmediatos?) es un duro y evidente ataque a la libertad de expresin. Un compaero de Espai Marx, Jordi Torrent Bestit, ha usado la expresin ms adecuada: lo han despedido de una manera miserable, cosa que feia temps es veia a venir (cosa que haca tiempo se vea venir). Ha aadido:

No soy, ni de lejos, un lector acrtico de los libros y artculos de Moran (en esta lista he hecho alguna nota sealando alguno de sus despropsitos mal informados destinados a pater la galerie), pero, con todo, creo que sus sabatinas (tan irritantes como se quiera, pero no por ello -o quiz por ello- menos solicitadas de forma apremiante cada sbado en esta misma lista) han contribuido, aunque sea de forma indefinible, a hacer descender un poco de su impdico pedestal porttil a no pocas de las pretendidas luminarias intelectuales y polticas (derecha e izquierda) de este desdichado pas. Larra, segn propia confesin, siempre ha sido su modelo periodstico: no creo que se haya apartado demasiado.

Suscribo el comentario de Jordi Torrent y les recuerdo el artculo censurado de Gregorio Morn de finales de julio. Como seguramente recuerdan, hablaba de la situacin poltica catalana.

Cinco apuntes pensando en la manifestacin del 26A y tres reflexi ones.

1. Conviene y es necesario insistir en estos momentos previos al 1-O: los secesionistas perdieron su apuesta -el voto de tu vida, decan; si queris independencia, votadnos a nosotros remarcaban- el 27S. Algunos de ellos lo reconocieron (aunque ahora ya lo han olvidado); otra vez ser dijeron la misma noche electoral. No dur mucho su aceptacin. Su derrota electoral la han convertido en una mayora parlamentaria con una arista inaudita. Un partido revolucionario que se dice radical y socialista da su apoyo a una fuerza densamente neoliberal, corrupta y manipuladora que defiende un programa que no era el que anunciaron y presentaron a lo largo de la campaa electoral del 27S de 2015. El 1-O no slo es un proceso antidemocrtico en sus procedimientos, ocultaciones, amenazas e ilegalidades sino que lo es tambin en sus aspectos bsicos. No tienen mayora alguna, digan lo que digan, que les respalde; no anunciaron en sus programas lo que ahora quieren hacer o dicen que quieren hacer.

2. Vieron alguna alusin en la manifestacin del pasado sbado a las relaciones Qatar-Bara? El asunto no es balad para nuestro asunto. Qatar es uno de los pases que ha financiado el ISIS. Un enlace para su informacin: http://www.publico.es/internacional/assange-quienes-financian-isis-son-financiaron-fundacion-clinton.html. (Juan Carlos Gonzlez Pont me ha enseado y ayudado en este punto).

3. Durante aos, muchos y en difcil minora, un colectivo de ciudadanos y ciudadanas catalanes, vinculados a compaeros del resto de Espaa, nos hemos mantenido firmes en la defensa y reclamacin de la III Repblica espaola. En la UCR por ejemplo. En nuestras acciones, que las hubo, cada 14 de abril por ejemplo, la presencia del mundo secesionista (ahora republicano y antimonrquico) brillaba por su ausencia..

4. La crtica a la fabricacin y venta de armas viene tambin de lejos y no del mundo secesionista precisamente. A ttulo de ejemplo: Manuel Sacristn, Realismo fantasmagrico (apareci en el nmero 5 de mientras tanto y fue reimpreso posteriormente en Pacifismo, ecologa y poltica alternativa, Icaria, Barcelona, pp. 93-95).

5. No hay ninguna duda de la difcil lucha frontal de muchos colectivos ciudadanos contra la poltica del PP (etapa Rajoy o etapa Aznar). Conviene recordar que ese partido que llaman neofascista o trmino similar en el lenguaje secesionista tuvo en varias ocasiones el apoyo de la ex CiU y que el primer gobierno Mas cont con el aplauso entusiasta del PP de Catalua para implantar sus impas polticas anti-obreras. Es a este partido, a su organizacin heredera, PDCat, a la que dos fuerzas que se dicen de izquierda, ERC y CUP, dan apoyo. Todo vale; todo por la patria, un lema que nos es conocido. Es decir, que el contra Rajoy exigira muchos matices.

Las reflexiones que les anunciaba. La primera es de Martn Alonso, el autor de El catalanismo, del xito al xtasis. Ahora, con Barcelona, es ttulo del autor. Con humanidad, con civismo, contra la instrumentalizacin, sealando inmoralidades.

Uno, que ha dedicado algn tiempo a analizar la sociologa del procs despus de haberlo hecho con la violencia poltica, se encuentra de sbito sacudido por la embestida criminal de Las Ramblas. Uno sabe que se trata de un episodio ms de una serie que ha tenido escenarios con los que estamos familiarizados y otros con los que apenas lo estamos y de los que apenas tenemos noticia: la fila de la toponimia de la atrocidad es larga y seguir creciendo. Uno sabe tambin que vivimos en un mundo convulso donde la geopoltica burda, la economa criminal, la desigualdad, la inhospitalidad y los fundamentalismos han desplazado a la humanidad y a la justicia. Uno sabe todo eso y conoce tambin el repertorio motivacional que da cuenta del proceso de radicalizacin de los perpetradores. Y podra ampliarse la lista como en esos documentos de organizaciones internacionales que incorporan un largo prembulo de considerandos antes de llegar al artculo que contiene la sustancia de la declaracin o la norma.

Pero cuando aparece la figura de la vctima todas estas consideraciones se difuminan. El grado cero de la humanidad y del civismo se cifra en prestarla un apoyo incondicional. Ninguna circunvalacin por el contexto, ninguna explicacin de los motivos de los actores, ninguna invocacin de responsabilidades ajenas exime de esta obligacin elemental de humanidad. Desde luego cualquier asociacin de las atrocidades de Barcelona y Cambrils con las vicisitudes del procs es indeclinablemente inmoral. Son dos piezas tan alejadas que no debe aceptarse ninguna instrumentalizacin, oportunismo o condescendencia al respecto. Las vctimas merecen reconocimiento categrico, sin matices, sin que importen los colores y las sensibilidades en otros terrenos.

Ahora, con Barcelona quiere decir, tambin, que ahora lo que importa es la expresin de esa solidaridad con las vctimas y con lo que representan: la vigencia de los derechos humanos. Los victimarios pueden invocar unas u otras consideraciones; ninguna, ninguna en absoluto, puede avalar la destruccin de una vida. Sabemos que la frmula cualitativa del terrorista vara segn las circunstancias. Pero eso ahora es irrelevante. En el momento del dolor, las vctimas y sus familias nos representan a todos, en nuestros valores y en nuestro empeo de vivir de acuerdo con unas pautas de respeto y en particular de respeto a la intangibilidad de la vida. Ese es el marco que ahora se impone y en ese punto debemos encontrarnos cuantos, sea cual sea nuestra posicin respecto a otros asuntos incluido el procs, tenemos clara la jerarqua de los valores en juego. Es el plano ms bsico al que nos devuelve la figura de la vctima de una motivacin poltica asesina. Es lo que expresan los compases de esas msicas que dicen, al final de nuestras manifestaciones de apoyo, lo que no aciertan a formular las palabras. Es lo que toca.

La segunda reflexin es del historiador y profesor de la UAB, Jos Luis Martn Ramos. Con la mayor claridad posible, con el mayor coraje poltico que cabe exigir a un ciudadano comprometido:

El problema no es la reivindicacin de independencia, el problema es la hegemona absoluta que ha establecido el nacionalismo cataln, engullendo en ella a la mayor parte de la izquierda radical y a buena parte de las clases populares. Ese hegemonismo es el que lleva a la flagrante inmoralidad poltica de aprovechar el atentado para sumar rditos al "proceso" y a que tantos y tantos que criticaron en su da las manipulaciones de Aznar, no se hayan dado cuenta de que han hecho lo mismo . Peor, de hecho, porque pretenden hacerlo desde la democracia... y la comunidad, la nica que consideran legitima, esa mitad de Catalua que pretende tener la nica razn. No hay ningn problema en la denuncia de la hipocresa de los traficantes de guerra y armas. Pero no es eso lo que han hecho los dirigentes del proceso y tantos y tantos abanderados de la estrella solitaria [el nfasis es mo].

La ltima reflexin es del profesor Miguel Candel:

No es la primera vez en la historia que a una derrota de la izquierda como la que estamos sufriendo en el mundo en general, y en Espaa en particular desde el felipismo (gonzalismo), le sigue una sacudida mesocrtica en la que se amalgaman elementos tomados del ideario de la izquierda con valores tpicamente burgueses, antiigualitarios y chovinistas. Si molesta (por obviamente exagerada) la comparacin con el fascismo italiano, tenemos otro ejemplo histrico sociolgicamente pertinente, uno bien estudiado por Marx: el segundo imperio francs, el de Luis Napolen. Y no es de extraar que medios de comunicacin de todo el mundo jaleen lo que pasa aqu: eso debera ser un indicio suplementario de que no se trata esencialmente de un movimiento de izquierdas. Si lo fuera, se silenciara cuidadosamente como se silenci el ao pasado la gigantesca huelga general que tuvo lugar en la India, por ejemplo, o se ninguneara como se ningunea, una vez derrotado el intento de impedirla, la consolidacin del nuevo proceso constituyente en Venezuela. Y no olvidemos que el movimiento secesionista cataln no es slo ni fundamentalmente un movimiento de abajo hacia arriba, sino un movimiento originalmente de base, minoritario hasta hace cinco aos (sus adherentes no pasaban del 15%) al frente del cual decidi ponerse en 2012 todo un gobierno de la Generalitat con su aparato meditico a tope (bsicamente para envolver en la senyera estelada sus vergenzas de corrupcin y sus polticas antisociales de recortes, pioneras en Espaa). S que fuera de Catalua cuesta verlo, salta ms a la vista la impresentable poltica general del gobierno del PP. Pero conviene no perder de vista que no siempre los enemigos de mis enemigos son mis amigos [el nfasis es tambin mo].

Suscribo estos tres comentarios sin apenas cambiar un punto o una coma.

Nuestro tema (por fin pensaran!), la manifestacin del pasado 26 de agosto. Tomo pie esta vez, me apoyo todo lo que puedo, en unas reflexiones del amigo y compaero machadiano de ASIC/ASEC Domnec Benet ( y, ms que un hombre al uso que sabe su doctrina, /soy [es] , en el buen sentido de la palabra, bueno). Ni que decir tiene que solo yo soy el responsable de lo qu e afirmo a continuacin. Por lo dems, incluso el ttulo de esta sabatina le ha roba do una palabra: vampirizacin.

1.La manifestacin convocada para el sbado 26 por la tarde era una manifestacin unitaria, prcticamente todo el mundo la apoyaba, para manifestar el rechazo a los atentados del pasado 17 de agosto en Barcelona y Cambrils. Para la alcaldesa de Barcelona, el no tinc por, el no tengo miedo, significaba, la llamada a que Barcelona continuara siendo lo que siempre fue y contina deseando ser, es decir, una ciudad abierta, plural, diversa y solidaria. No est claro que la actual Barcelona sea eso (sobre todo si pensamos solidaria en trminos de equidad) pero se entiende y se puede compartir lo que quiso decir Ada Colau.

2. Pronto se vio que la cosa no iba a ser as. Colectivos secesionistas, ANC y OC entre ellos, la CUP por descontado, sin olvidarme de ERC y PDCat. la transformaron en una manifestacin secesionista. El rechazo a Felipe VI, al trfico de armas y a las relaciones borbnicas con dirigentes de la casa real saudita eran instrumentales.

3. No hubo ni una sola crtica por descontado a las acciones y prcticas del gobierno de la Generalitat. Ni una, cero. No tocaba? Tocaba entonces lo que hicieron?

4. Ni una sola referencia, ni una sola, a las relaciones de la multinacional Bara con Qatar en la manifestacin. No hay nada que permita afirmar que el sistema poltico de Qatar sea superior al de Arabia Saudita. Pero Qatar s de i a casa nostra De eso no tocaba hablar. Los que hemos hablado de ello en otras ocasiones (con incomprensin y algn insulto), pensbamos que la manifestacin tena otras finalidades.

4.1. Una fuerza radical, caera y revolucionaria como la CUP no tiene informacin sobre este punto? Serra, Gabriel, Reguant y otras dirigentes no son futboleras? Sus compaeros de lucha tampoco? Viven en otro mundo?

5 . N o es im pensable, ms bien lo contrario, que si en lugar de asistir el Rey hubiera asistido el presidente de una deseable Repblica espaola hubieran obrado del mismo modo. El punto esencial, central, bsico es que es espaola, no que sea Monarqua o Repblica.

6 . La intervencin-vampirizacin no fue en absoluto espontnea. Supieron organizarse y lo lograron, lograron salir en los medios de informacin situados en la cabe cera de la manifestacin.

6 .1. Desde donde algunos amigos de ASIC/ASEC y yo mismo emprendidos la marcha, el cuadrante Paseo de Gracia (por ambos lados), Roselln, Provenza, el nmero de esteladas era muchsimo menor. No creo que me equivoque si hablo de 10 o incluso menos en todo el conjunto sealado de manifestantes.

7 . Carlos Zenn, me recuerda D. Benet, lo ha descrito muy bien: ... Tocaba exhibir msculo. Y sacar banderas. Todas menos la de las vctimas. Ah fallaron los cerebros porque quizs ya nos habamos olvidado de ellos o casi nos estorbaran. La sensacin que se tena era de que la mayora quera que aquella pantomima acabara pronto para poder volver a pelearse a gusto. Y es que esto est roto. Roto no quiere decir que conseguiremos estar unidos o separados. No, roto quiere decir roto. ( La Vanguardia , 27/8/17).

8. La bandera secesionista que onde durante la intervencin de Andrea Levy Soler encaja en este escenario que estoy describiendo; la tricolor, que tambin onde en algn momento, mucho menos. Quin tuvo esa ocurrencia? A qu vino?

9. No se entiende la incapacidad de algunos colectivos organizadores de la manifestacin (pienso ahora en las instituciones convocantes y en los partidos que forman parte de ellas) para repartir, por ejemplo, 50 mil senyeres (no estelades) con crespones negros de duelo, o incluso combinaciones de la bicolor (que no es precisamente mi bandera) con senyera y con el crespn.

10. Ganaron por goleada los secesionistas? La pregunta es ticamente infame. La respuesta: ganaron... y pierdieron. Para mucha gente, la destruccin y reconversacin de la manifestacin de duelo y de crtica del terrorismo que llevaron a cabo es, bsicamente, un acto de perversin poltica. Tambin para mi. Yo mismo asist a esa manifestacin por las finalidades que fue convocada, no para hacer el juego ni ap lau dir sus objetivos de aniquilacin de un demos comn. No hubiera asistido de haberlo sabido. Que no me cuenten, que no nos cuenten a muchos.

10.1. Algunos secesionistas provocaron a los asistentes no nacionalistas que mostraron abiertamente su rechazo. Yo mismo fui saludado con el brazo en alto a modo de insulto por parte de un estelado. Nadie cay afortunadamente en sus provocaciones.

10.2. Hubo, creo, un pequeo altercado entre un pequeo grupo que llevaba una bicolor grande y un colectivo secesionista. Los Mossos intervinieron.

10.3. Y la izquierda no nacionalista de Catalua ? Dnde? Qu comentarios, qu reflexiones? Silencio absoluto?

Una parte de esa izquierda estuvo y se mantuvo fiel a las finalidades de la manifestacin. Y no es que no hayan sealado argumentos crticos (y prcticas) contra la Monarqua, el gobierno Rajoy o el trfico de armas. De hecho, a lgunos llevaban pequeas pancartas, sin banderas, con este tema: Contra los fanatismos; no al terrorismo, Contra el terrorismo, no al trfico de armas.

11. Los comentarios de Xavier Domnech y Pablo Iglesias tras finalizar la manifestacin enrojecen a la persona con cara ms plida. Se trataba de defender la libertad de expresin de los asistentes? Se trataba de decir, una vez ms, que la ciudadana es plural? Slo esto y ya est dicho todo? Como seala D omnec Benet: que tendr que ver la libertad de expresin con la manipulacin descarada de una manifestacin de duelo y repulsa de los asesinatos! Por qu no denunciaron X. Domnech y P. Iglesias lo que era, a todas luces, ms que denunciable?

12. Tampoco se entiende (y si se entiende los pelos se ponen de punta) que esa misma noche no slo cenaran en casa del capitalista, que se dice de izquierdas, Jaume Roures en compaa Oriol Junqueras (y otros invitados que desconozco), sino que difundieran luego el encuentro como un marco de negociacin para expulsar a Rajoy del gobierno. Ese era el da, ese era el momento? Ah haba que ubicar el foco esa tarde-noche o al da siguiente? Pactos con ERC, sabiendo lo que sabemos y teniendo en cuenta lo que estn haciendo? Esa es la estrategia de la izquierda para enviar al gobierno Rajoy a la oposicin?

13. Catalua, segn diferentes medios, ha exportado en los ltimos tres aos entre el 24 y el 26 por ciento de todo el material calificado como armas, municiones y sus partes accesorios que sali de Espaa (datos oficiales que publican las Cmaras de Comercio y Aduanas, dependiente de la Agencia Tributaria). En 2016, Catalua, es decir, empresas armamentsticas que operan aqu, factur casi 45 millones de euros en este tipo de armas, de los que 1,6 millones de euros los pag el gobierno saud. El mejor cliente de las armas made in .Cat fue un etstado muy pacfico, los Estados Unidos de Amrica, con 23,8 millones de euros. Catalua es la segunda comunidad que ms armas, municiones y sus partes y accesorios vende, superada por el Pas Vasco.

Una informacin antigua, de 2013 puede ayudar a situarnos en este tema. Pere Ortega, Las empresas que tienen lneas de produccin militar han recibido 19 millones de euros en ayudas los ltimos 10 aos". http://www.eltriangle.eu/es/notices/2013/07/-las-empresas-que-tienen-lineas-de-produccion-militar-han-recibido-19-millones-de-euros-en-ayudas-lo-208.php

Acabo (voy acabando) aqu. Una recomendacin fuera de tema: Juan F. Martn Seco, Hemos salido de la crisis?. http://www.elviejotopo.com/topoexpress/salido-la-crisis/ Bien mirado, tambin tiene que ver con el asunto de hoy.

PS. Un ejemplo de manipulacin (y con pica-pica) de tot un conseller, hijo de Alfonso Carlos Comn por cierto.

Otro ejemplo en la misma lnea. Todo vale para conseguir participacin y votos favorables el da de agitacin nacionalista del 1-O.

Les dejo finalmente con una conexin ms. La informacin es de la revista La Marea, no es ma. La resumo:

Qu relacin tienen Pilar Rahola y Helena Rakosnik, la esposa de Artur Mas, con Arabia Saud? Pues que son vocales del patronato de la Fundacin Rosa Oriol, vinculada a la empresa Tous, dedicada a la comercializacin de joyas, relojes, carteras, bolsos y accesorios. El grupo Tamkeen Retail, que tiene su sede central en la ciudad rabe de Jeddah, tiene la franquicia para la venta de los productos Tous en los pases del Consejo de Cooperacin del Golfo: Arabia Saudita, Kuwait, Emiratos rabes Unidos, Qatar, Bahrein y Omn. En Arabia Saudita, Tous tiene tiendas abiertas en Jeddah, Al Khobar y la capital, Riad. Pilar Rahola, afirma la revista, es una militante sionista convencida y no desaprovecha ninguna ocasin para criticar el mundo rabe y el Islam, pero esto no es obstculo para que forme parte del patronato que preside su amiga Rosa Oriol. Adems de ella y Helena Rakosnik, que es vicepresidenta de la Fundacin, tambin forma parte de la misma la monja Luca Caram, la que mostr su apoyo a Junts pel s.

La Marea reproduce una frase de la periodista: "Arabia Saud es la metfora de nuestra debilidad miserable. Necesitamos su veneno para garantizar nuestro modelo de sociedad, sabedores de que este veneno intenta destruirnos. Es una tirana feroz que promociona ideas totalitarias. Pero es una tirana poderosamente rica, y cuando este adverbio y este adjetivo rematan la frase, el sustantivo ya no importa". No es posible e se comentario as ? Tal vez no. No entro. Puedes comprobarlo y contextualizarlo ustedes mismos: http://www.lavanguardia.com/opinion/20170707/423940160642/durmiendo-con-el-enemigo.html

L a Fundacin Rosa Oriol tiene, adems, el apoyo del departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat y del Ayuntamiento de Manresa. Las redes son las redes. http://www.eltriangle.eu/cat/notices/2017/08/quina-relacio-tenen-pilar-rahola-i-helena-rakosnik-amb-arabia-saudita-46169.php.

Ms informacin como les deca: Antonio Maestre, Arabia Saud, el huevo dorado de la serpiente (2) http://www.lamarea.com/2017/08/23/arabia-saudi-el-huevo-dorado-de-la-serpiente-parte-2/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter