Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-09-2017

Apuntes desde Amrica Latina
La entrada en vigor de la Convencin de Minamata sobre Mercurio (2013)

Derechointernacionalcr.


El 16 de agosto del 2017 , ha entrado oficialmente en vigor la Convencin sobre Mercurio suscrita en el 2013, en la localidad japonesa de Kumamoto. Cabe precisar que, a diferencia de los convenios multilaterales firmados en las capitales de los Estados, este instrumento se suscribi en una pequea localidad: Kumamoto es la ciudad en la que la se ubic la corporacin Chisso que opt por vertir grandes cantidades de mercurio en los aos 40 y 50, impactando la Baha de Minamata, y sus pobladores.

Muchos aos despus (y muy lejos de Kumamoto), en el marco de la reunin de la Comunidad de Estados de Amrica Latina y del Caribe (CELAC) celebrada en La Habana en enero del 2014 , se ley en la declaracin final que los Estados de la CELAC

"34. Celebramos la reciente suscripcin de la nueva Convencin de Minamata sobre Mercurio, como el primer instrumento vinculante negociado en el mbito de Naciones Unidas en los ltimos doce aos, y el primero de la agenda post Ro+20 sobre desarrollo sostenible, destacando que la misma supone un gran paso en el desarrollo del derecho ambiental internacional, al tener como objetivo la proteccin de la salud humana y el medio ambiente ante los riesgos del mercurio, instando muy especialmente a los pases miembros a tomar medidas que hagan posible la pronta entrada en vigor y su efectiva implementacin ".

Con respecto a la ltima expresin usada en la cita anterior, en este artculo del 2014 , se puede leer que: " Amrica Latina no se toma en serio el acuerdo para limitar las emisiones de mercurio: el peligroso metal sigue suelto en la explotacin artesanal de oro y de combustibles fsiles y es objeto de contrabando. La Unin Europea prohibi la exportacin de mercurio en 2011, y Estados Unidos lo hizo en 2013, lo que dispar el comercio dentro de Amrica Latina."

Al saludar la entrada en vigor de la Convencin de Minamata, las autoridades sanitarias uruguayas indicaron (vase comunicado oficial ) que: " En el da que entra en vigor el Convenio de Minamata 16 de agosto de 2017, en Uruguay se captaron las primeras madres embarazadas a las que se le realizarn los estudios de mercurio en pelo, orina, sangre, y en sangre del cordn umbilical, residentes del departamento de Flores. Un estudio de alcance nacional que busca determinar el nivel medio de mercurio en mujeres embarazadas y recin nacidos que involucra a instituciones de salud y ambiente de nuestro pas (MSP, ASSE y Mvotma, entre otros) y permitir obtener los primeros datos con valor estadstico de los niveles de mercurio en la poblacin vulnerable de Uruguay ".

La realidad del comercio del mercurio en Amrica Latina, de cara a la entrada en vigor de este instrumento internacional plantea una serie de desafios para los Estados de la regin que sern esbozados en las lneas que siguen, no sin antes presentar de forma resumida la peculiar historia de esta convencin.

Minamata: un homenaje a las vctimas de una tragedia

El ttulo dado a esta convenin de "Convencin de Minamata" alude a esta comunidad costera japonesa que se di a conocer cuando se reconoci oficialmente en 1968 una de las peores tragedias humanas causadas por este metal pesado, al consumir sus integrantes peces con altos niveles de mercurio. La historia de las vctimas de Minamata es tambin la lucha por no dejar que un silencio oficial, amenazas, intimidaciones y presiones de todo tipo logren esconder la verdad.

No fueron sino las fotos del reportero norteamericano Eugene Smith, las cuales fueron tomadas en 1971 (vase algunas de ellas en este enlace ), las que interpelaron al mundo ante este drama humano, pese a los esfuerzos en Japn para que no trascendiera mayormente (vase nota sobre el libro de Eugene Smith y las amenazas que recibi).

En este artculo del New York Times de 1991 , titulado " Japan and the Mercury-Poisoned Sea: A Reckoning That Won't Go Away ", se puede leer que:

"For years now Japan has tried to sweep beyond the horrors that made the name Minamata synonymous with industrial disasters. In the official histories of Japan's industrial resurgence after World War II, the story of how the Chisso Corporation dumped tons of mercury into one of Japan's richest fishing grounds was long ago relegated to brief mention. The question of why it took nearly a decade and 1,000 deaths before the Government took significant action is almost never discussed ".

En este artculo de 1997 , se lee que Japn logr silenciar en los aos 50 lo que debi reconocer oficialmente en 1968 :

"Japan's Government, which has been accused of worrying more about economic development than the health of its citizens, did not officially recognize mercury pollution as the cause until 1968. When one study group came to that conclusion in 1959, the Government dissolved the group the next day ".

Una intensa batalla legal en Japn logr finalmente que, en el 2004 , la justicia japonesa responsabilizara tambien al Estado por su omisin en la atencin a esta tragedia (vase nota del Japan Times). Para algunos abogados, esta batalla legal no ha an concludo y no estn registradas todas las vctimas. Hace pocos meses, en diciembre del 2016 , se pudo leer en este artculo que:

"Toshihiro Yamaguchi, Tsudas lawyer, said Minamata victims could number as many as 470,000 people. Many have already died. Only about 2,200 have been officially certified as victims, often after arduous court battles. Sixty years is a long time, Yamaguchi said. Many have endured suffering every day



Foto extrada de la presentacin de la Dra. Astrid Andersen (Dinamarca), "La enfermedad de Minamata", filmina 24. Presentacin disponible aqu.



Las asociaciones de vctimas y familiares de vctimas y el Estado difieren sobre el nmero de personas afectadas y que deben ser compensadas: para las primeras, son varios cientos de miles, para el Estado, no superan la cifra de tres mil. Por ejemplo, en este estudio publicado por las autoridades japonesas sobre los alcances en Japn de la enfermedad de Minamata, se lee que:

"Hasta finales de mayo del 2013, el nmero total de pacientes certificados era de 2.977 (1.784 en la Prefectura de Kumamoto, 491 en la Prefectura de Kagoshima y 702 en la Prefectura de Niigata), de los cuales 646 (330 en la Prefectura de Kumamoto, 130 en la Prefectura de Kagoshima, y 186 en la Prefectura de Niigata) siguen con vida. Mientras tanto, el 16 de abril de 2013 el Tribunal Supremo dict una sentencia para dos casos que demandan la anulacin de las decisiones respectivas del gobierno de rechazar la solicitud de la certificacin bajo la Ley de Indemnizacin" (pgina 10).

La renuencia de cientficos de un Estado y de sus autoridades para que se conozca el alcance de un drama por contaminacin con mercurio no es una exclusividad japonesa. En este artculo publicado en Canad en el 2016 sobre comunidades arborgenes en Ontario, se lee que: " Esos detalles se preservan en los trabajos de investigacin del Dr. Masazumi Harada, un cientfico japons que nunca dej de dar seguimiento a los efectos de la contaminacin por mercurio en las personas de la comunidad de Grassy Narrows, mucho despus de que los investigadores canadienses cerraron sus archivos. Ellos han estado estudiando a los miembros de una comunidad aborigen, que sin saberlo coman pescado contaminado con mercurio proveniente de una planta de celulosa, hace ms de cuarenta aos ".

La Convencin sobre Mercurio en breve

Fue a partir de reuniones de expertos de la FAO y de la OMS sobre los daos a la salud humana, a los suelos y a las aguas provocados por el mercurio (vase nota del 2003 ), que se hizo imperioso contar con un instrumento internacional vinculante con respecto a esta sustancia. Las negociaciones sobre su conveniencia y luego sobre su contenido duraron diez aos.

El convenio suscrito en el 2013 (vase texto y anexos , versin en espaol) establece una serie de obligaciones para prevenir daos a la salud humana en los Estados partes causados por el mercurio limitando o prohibiendo su uso. El artculo 7 refiere a obligaciones relacionadas a la extraccin de oro artesanal y a pequea escala. El artculo 11 refiere a los desechos de mercurio y el artculo 12 a la necesidad de identificar y evaluar sitios contaminados.

Se preve tambin un sistema de limitaciones progresivas a la produccin e importacin de ciertos productos que contienen mercurio. Al respecto, la fecha del 2020 estipulada en el Anexo 1 obliga a tomar medidas comerciales a mediano y corto plazo. Hace unos pocos meses, la Unin Europea (UE) acord prohibir el uso de implantes odontolgicos con mercurio en nios y mujeres embarazadas a partir del 2018, con miras a su prohibicin total (vase nota de prensa y comunicado de prensa de la UE que abarca otras de las medidas tomadas).

Esta convencin multilateral obliga a los Estados a regular y a limitar el uso del mercurio, un mbito en el que en muchos Estados, no existe regulacin alguna. Por ejemplo, en el caso de Costa Rica , en este reciente artculo sobre la situacin del mercurio con relacin a las regulaciones costarricenses, se indica que:

" Son muchos los productos y sustancias con mercurio que se importan al pas y contar con los datos exactos de las importaciones de estos es una tarea compleja, ya que la descripcin comercial de las partidas y subpartidas arancelarias de productos, que podran contener este elemento, tiene informacin vaga y deficiente para identificarlos a cabalidad" (pgina 158).

De la misma manera, en este informe de las autoridades de Chile del 2009 titulado " Plan Nacional para la Gestin de los Riesgos del Mercurio " (vase texto completo), se lee que:

"En Chile actualmente no se producen productos con contenido de mercurio, por lo tanto, el mayor problema radica en la importacin de stos. Los principales productos importados y que contienen mercurio son pilas, termmetros, manmetros, medidores, barmetros, sensores, interruptores, fuentes de luz con mercurio, productos farmacuticos de uso humano y veterinario, qumicos y equipos de laboratorio. En todos los casos, no existe regulacin para el ingreso y/o contenido de este metal"(pgina 14).

Breves precisiones sobre quines no firman, firman y no ratifican, y quines s ratifican

A la fecha de su entrada en vigor, este convenio internacional de Minamata cuenta con 128 firmas y 74 ratificaciones (vase estado oficial de firmas y ratificaciones).

Como era de esperar, ni Argelia ni Kirguistn han tan siquiera firmado este texto.

El continente africano figura como la regin con mayores Estados que han ratificado el texto: se trata de Benn, Botswana, Burkina Faso, Chad, Congo, Gabn, Gambia, Ghana, Guinea, Lesotho, Madagascar, Mali, Marruecos, Mauritania, Niger, Rwanda, Senegal, Sierra Leone, Swazilandia, Togo, Yibuti y Zambia.

Si bien lo han firmado, no aparecen en la lista de Estados que hayan ratificado esta convencin los siguientes Estados: Alemania, Australia, Blgica, Corea del Sur, Espaa, India, Italia, Irlanda, Marruecos, Nueva Zelanda, Polonia, Reino Unido, Rusia, Singapr, Sudfrica y Turqua; a diferencia de Eslovenia, de Estados Unidos, de China, de Francia, de Hungra, de Irn, de Japn, de Paises Bajos y de Rumana, entre otros, que s lo han hecho.

Porqu no ratificar este instrumento sin ms preludios? Cul duda an persiste desde el 2013 sobre los efectos del mercurio en la salud humana y en el ambiente por falta de regulaciones? Estas y algunas otras son preguntas muy vlidas, que las organizaciones sociales deben hacer a sus respectivas autoridades.

En Amrica Latina, despus de Uruguay, primero en la regin en ratificar esta convencin (setiembre del 2014), seguido por Nicaragua (octubre del 2014), Mxico y Panam (setiembre del 2015), figuran como Estados Partes Bolivia, Brasil, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Honduras, y Per. Ntese que en la regin, ni Cuba ni Hait han optado por firmar tan siquiera este instrumento, acto que s ha realizado, como un primer paso, Repblica Dominicana.

En este enlace est disponible un detallado informe sobre la implementacin de esta convencin en Amrica Latina y en el Caribe.

Como se puede apreciar, con la notable excepcin de Guatemala, Centroamrica es parte a este novedoso instrumento, que llama a reforzar la cooperacin para limitar el comercio del mercurio y su circulacin. No es el caso de la regin andina, en la que Chile y Colombia (al igual que Argentina) han optado por no someterse (an) a este tratado. De igual forma, la regin amaznica adolece de Estados como Colombia y Venezuela. Recientemente, en Costa Rica, las autoridades detectaron que el mercurio usado por quines se dedican a la minera artesanal ilegal proviene de Nicaragua (vase nota reciente de La Nacin).

Ntese que Canad, Estados Unidos y Mxico son Estados partes, por lo que la armonizacin de nuevas reglas comerciales podra ser ms fcil de acordar en este bloque subregional, que en la actualidad ha procedido a renegociar su principal acuerdo comercial (el NAFTA). Regiones que deseen librarse de los efectos del mercurio podran a su vez renegociar los anexos de algunos productos includos en sus acuerdos comerciales o condicionar la vigencia de algunos de estos acuerdos a enmiendas a aprobar especficas al mercurio. Es de sealar que la Unin Europea (UE) ha ratificado esta convencin como organizacin internacional.

En el caso de Guatemala, la lectura que se hace de los efectos de la convencin de Minamata sobre su comercio exterior es algo peculiar, al leerse en el 2016 en este documento oficial de sus autoridades que: " Con base a la informacin estadstica que se anexa en el presente documento, que incluye las exportaciones e importaciones de los productos de mercurio del Convenio de Minamata, se recomienda que la Direccin de Administracin del Comercio sea la que efecte la opinin correspondiente para determinar si es viable o no adherirse al Convenio de Minamata para no contravenir con los Tratados de Libre Comercio, como administradores de los Tratados ".

La peculiaridad radica en el hecho que en este mismo documento de las autoridades guatemaltecas, se reconoce que la participacin de dichos productos en las exportaciones representa tan solo 93,347 US$ en el 2015.

Mercurio, productores y consumidores

Segn la descripcin dada por la Oficina de Proteccin Ambiental en Estados Unidos (EPA), " Mercury emissions know no national or continental boundaries. Mercury emitted into the air can travel thousands of miles in the atmosphere before it is eventually deposited back to the earth in rainfall or in dry gaseous form " (vase ficha tcnica : se sugiere al lector completar los datos de la EPA con la f icha tcnica elaborada por Ecured/Cuba). Se considera que los mayores productores de mercurio a nivel global son Espaa, seguida por Kirguistn, Argelia y China (vase recuadros en pginas 5-6 de este informe al 2003 ).

Muchos de los Estados en los que se extrae oro de manera no regulada e informal (o bien en zonas en conflicto o disputadas) ven grandes cantidades de mercurio liberado por los oreros: en este artculo sobre el mercurio en Colombia publicado en el 2015, se lee que:

"Prcticamente todo el mercurio que entra al pas va a las minas ilegales, porque las legales utilizan cianuro, dice el profesor de la Universidad del Rosario Leonardo Giza, bilogo y abogado experto en minera".

A modo de ejemplo sobre el oro extrado en zonas en conflicto y los graves problemas suscitados por la falta de control estatal, remitimos al lector a la gua elaborada por la OCDE en el 2016 sobre el oro colombiano, titulada " Debida diligencia en la cadena de subministros de oro colombiana: perspectivas generales ", disponible aqu . Es muy probable que el caso del oro colombiano no sea sino un simple reflejo de lo que ocurre en muchas otras latitudes de Amrica Latina y del planeta. Por ejemplo, con respecto a las comunidades aledaas al ro Beni en Bolivia, se lee en este reportaje que: " La contaminacin de la minera ilegal que se da en Madre de Dios en Per corre por el ro Madre de Dios, cruza la frontera y pasa el ro Beni en Bolivia. Como lder indgena yo he ido a la zona y he recibido denuncias de mujeres con cncer al vientre, hermanos con cncer al estmago y nios que han nacido con el rostro desfigurado debido a la ingesta de mercurio. En Bolivia, como en Per, se utilizan estas bombas de succin que remueven el ro y usan el mercurio para extraer el oro, explica Lpez".

Ahora bien, el problema del mercurio est muy lejos de circunscribirse a zonas de extraccin de minerales como el oro. Sobre los daos a la salud humana del mercurio, vase daos y patologas asociadas al mercurio, reseadas por la Organizacin Mundial de la Salud (OMS). En este ltimo enlace, se lee que:

"La principal va de exposicin humana es el consumo de pescado y marisco contaminados con metilmercurio, compuesto orgnico presente en esos alimentos ".

Mercurio y otros metales pesados y salud humana

El mercurio, al igual que otros metales pesados, suele ser absorbido o inhalado por el ser humano en cantidades que superan los valores mnimos al estar en contacto directo o bien expuesto a sustancias qumicas que lo contienen, como vapores, polvo de ciertos cementos, aceites y grasas y otras sustancias qumicas usadas en la industria, o bien al consumir agua contaminada o productos del mar u otros, a travs del fenmeno conocido como "bioacumulacin", entre otras formas de ingerirlo. En esta interesante gua para ONG sobre contaminacin con mercurio, se lee que:

"El metilmercurio (CH3 Hg+ ) es la forma de mercurio con mayor responsabilidad por la contaminacin con mercurio de los peces y mariscos, y de las aves y mamferos que se los comen. Cuando una persona ingiere metilmercurio, el estmago y los intestinos lo absorben en forma mucho ms completa que el mercurio inorgnico" (pgina 17).

En esta tsis doctoral presentada en el 2010 en Francia sobre la insospechada contaminacin con mercurio del ro Beni en Bolivia, la autora concluye proponiendo a los gegrafos una metodologa propia para estudiar las cuencas hidrogrficas incorporando el parmetro del metilmercurio (pgina 236 y subsiguientes).

La ingesta o inhalacin de metales pesados en cantidades superiores a las recomendadas afecta el sistema nervioso y varias funciones cerebrales del ser humano. Con relacin a un metal pesado como el plomo , en este " Manual de Pruebas Neuroconductuales " (vase texto completo) publicado en Costa Rica en el ao 2000 y cuya lectura recomendamos al ser Costa Rica uno de los mayores importadores de plaguicidas y pesticidas en Amrica Latina, se seala que:

"Un ejemplo de un efecto neurotxico temprano es la disminucin del coeficiente de inteligencia (CI) en nios con niveles elevados de plomo en la sangre. Un gran nmero de estudios ha puesto en evidencia la relacin entre el nivel de plomo en la sangre de nios y la disminucin del coeficiente de inteligencia en ausencia de una enfermedad clnica" (pgina 9).

Un artculo de opinin publicado en 1999 en Costa Rica reseaba las muertes y accidentes laborales producidos por el Gramoxon (tambin conocido como Paraquat), sin provocar mayor reaccin en prensa de las autoridades costarricenses. El Paraquat figura entre los plaguicidas con mayor volumen de importacin en Costa Rica (vase informe del IRET al 2006, p.13). El IRET es una entidad acadmica en Costa Rica que usualmente detecta sustancias qumicas en el agua que no detectan los anlisis realizados por las autoridades ( Nota 1 ).

Con relacin al cadmio, este informe resea las diversas formas de ingerirlo o inhalarlo, y sus graves efectos en la salud humana.

El plomo, el mercurio, el cadmio, el titanio, el arsnico y muchos otros metales pesados se encuentran liberados, mezclados a otras sustancias, sin que se sepa a ciencia cierta en qu proporciones, pero con efectos devastadores para la salud humana. La contaminacin causada a la comunidad de La Oroya en Per se tramita actualmente ante el sistema interamericano de derechos humanos (vase nota de AIDA y ampliacin a nuevos beneficiarios de las medidas cautelares, ordenada por la Comisin Interamericana de Derechos Humanos en mayo del 2016).

Cuando los desechos electrnicos y elctricos, los residuos de centros hospitalarios as como muchos otros conteniendo metales pesados no son adecuadamente tratados o reciclados, el agua sirve de colector, en particular en las zonas tropicales, concentrndose gran cantidad de metales dispersos en quebradas, ros, lagunas y lagos, pero tambin en acuferos. Por efecto de la escorrenta, polvos de cementeras, minas, industrias diversas o las partculas que liberan los motores del parque automotor tambin terminan en los cuerpos de agua.

Desde el 2014, un Relator Especial de Naciones Unidas sobre Derechos Humanos y Sustancias Txicas est sistematizando informacin sobre el tema, adems de recibir denuncias y visitar Estados, ante los desafios que plantean, en materia de derechos humanos, las sustancias txicas usadas en la industria y en la agricultura (vase sitio oficial ).

Los metales pesados en Costa Rica liberados en los cuerpos de agua

Pese a diversas comunicaciones enviadas por Costa Rica a instancias internacionales sobre iniciativas en materia de metales pesados (vase por ejemplo nota del Ministerio del Ambiente (MINAET) del 2009 colgada en este enlace de Naciones Unidas), resulta evidente que el tratamiento de residuos constituye an todo un desafo, incluyendo los metales pesados. No se conoce de algn dato sobre la cantidad de bateras (pilas) recicladas en Costa Rica con relacin al volumen importado, para dar tan solo un ejemplo (que podramos extender a las bateras de vehculos o acumuladores).

En su informe del 8 de abril del 2014, a raz de su visita a Costa Rica en el 2013, el Experto Independiente John H. Knox de Naciones Unidas sobre la cuestin de las obligaciones de derechos humanos relacionadas con el disfrute de un medio ambiente sin riesgos , limpio, saludable y sostenible , seal en su informe (Documento A/HRC/25/53/Add.1 disponible en la red) que:

"Segn un estudio realizado por el Instituto de Recursos Mundiales en 2011, Costa Rica tiene el ms alto uso per capita de plaguicidas del mundo . Estudios recientes han descrito los efectos adversos que el uso de plaguicidas agrcolas est teniendo en los ecosistemas fluviales, entre otras cosas debido al deterioro del hbitat y la calidad ecolgica de comunidades de macroinvertebrados, el escaso crecimiento vegetativo y los elevados niveles de residuos de fungicidas y herbicidas . Como consecuencia de ello, Costa Rica tiene algunos de los ros ms contaminados de Amrica Latina . Sus humedales tambin necesitan ms proteccin" (punto 59).

Con relacin a los cuerpos de agua, en este informe de la Contralora General de la Repblica (CGR) sobre los controles defectuosos del Estado costarricense con relacin a la calidad del agua, del ao 2013 , se puede leer que:

"Se determin la presencia de contaminantes diversos, en 25 de las 34 cuencas del pas. Estos contaminantes son materia orgnica, nutrientes y slidos, metales, sustancias qumicas y orgnicas, y microorganismos peligrosos" (punto 2.69, pg. 24). De inters resulta este informe con relacin a la poca fiscalizacin del Estado en materia de vertidos en cuerpos de agua por parte del sector industrial.

Hubiese sido muy interesante por ejemplo, adems de los hallazgos de la CGR, saber cunta del agua declarada como potable (y cobrada como tal) es objeto de un monitoreo permanente con relacin a la presencia de metales pesados. Se sabe por ejemplo que los anlisis sobre la potabilidad del agua en el cantn de Santo Domingo de Heredia (acueducto municipal) incluyen siempre un anlisis bacteriolgico, pero que los anlisis fisico-qumicos son realizados de manera muy espordica: desde febrero del 2012, las autoridades de salud de este cantn herediano se mantienen sin responder a una solicitud realizada por una entidad local (vase nota del CBAE de San Miguel).

Al verterse al mar, desde las desembocaduras de los ros, grandes volmenes de agua contaminada con metales pesados y muchas otras sustancias provinientes del Valle Central, el estudio de peces y especies marinas tambin revela los efectos de la contaminacin fluvial, con investigaciones (espordicas) sobre metales pesados cada vez ms preocupantes, y escasamente divulgadas en Costa Rica.