Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Siria
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-09-2017

Varias mujeres describen los abusos sufridos a manos de las fuerzas sirias
Violadas bajo una foto de Asad

Amadla Thomas-Johnson
Middle East Eye

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez.





Aida fue arrestada por vez primera por la Guardia Republicana de Siria en un control de Alepo, desde donde la trasladaron a su sede local y all, bajo una foto del presidente Bashar al-Asad, fue golpeada, atada y despus violada.

Fue conducida a un hospital para que le trataran la hemorragia producida por las violaciones, pero siete das despus y en contra del consejo de los doctores, las fuerzas de seguridad la llevaron a una prisin donde la encerraron en una celda con otras veinte mujeres.

Aida soport tres meses de violaciones repetidas y un mes de confinamiento en solitario, aunque comparti la celda con un cadver en descomposicin. All encontr una cuchilla con la que intent quitarse la vida.

En dos ocasiones fue sometida a la infame alfombra voladora (un tabln de madera al que se ata a la detenida arquendola hacia atrs); tambin la obligaron a observar cmo abusaban sexualmente de jvenes detenidos utilizando botellas.

Cuando la dejaron libre, se encontr con que su marido la haba abandonado y se haba casado de nuevo. Las autoridades la obligaron entonces a firmar el compromiso de abandonar Siria y no volver nunca.

Aida es una de las ocho mujeres que por primera vez han hablado de su tragedia en manos de las autoridades sirias.

Sus historias se incluyen en un nuevo informe elaborado por la ONG Abogados y Doctores por los Derechos Humanos (LDHR, por sus siglas en ingls) que incluye horrendos detalles sobre repetidas violaciones, violencia sexual extrema y torturas. Sus nombres se cambiaron para proteger sus identidades y las de sus familias.

Comentando estos casos, Toby Cadman, jefe de gabinete del Guernica 37 International Justice Chambers, que est ofreciendo apoyo jurdico a LDHR en los mismos, dijo a Middle East Eye: Es lamentable que en estos momentos no exista un mecanismo internacional que haga rendir cuentas; tendremos que crearlo.

Todo el mundo est trabajando unido por la justicia, y por la historia ya sabemos que la justicia y la rendicin de cuentas llegan finalmente un da, aunque tome su tiempo. Luchar para que se impongan y poner fin a la impunidad es absolutamente esencial para una futura Siria democrtica basada en el imperio de la ley.

Las experiencias que han tenido lugar todas durante conflicto que asola al pas- han dejado a las mujeres con indelebles cicatrices psicolgicas y fsicas, convirtindolas en marginadas dentro de sus propias comunidades.

Datos sobre la detencin de mujeres en Siria

(Marzo 2011-febrero 2017)

Al menos hay an 7.571 mujeres bajo arresto o desaparecidas.

Ms del 80% de esa cifra han sido detenidas por el gobierno sirio (5.158 mujeres y alrededor de 319 nias).

El 12,2% se hallan en poder de facciones de la oposicin armada (813 mujeres y 108 nias).

El 4,7% en poder de grupos islamistas extremistas:

- Estado Islmico: 3,8% (271 mujeres y 17 nias)

- Frente Fatah Al Sham (antes Frente Al Nusra): 0,9% (64 mujeres y 5 nias)

El 1,5% se halla en poder manos de las fuerzas kurdas autogestionarias principalmente el YPG Unidades de Proteccin Popular- (61 mujeres y 55 nias).

(Fuente: Syrian Network for Human Rights/sn4hr.org)

Estas mujeres estn todava, sin excepcin, atrapadas en el terror de la detencin y se han convertido en personas retradas, temerosas y llenas de ansiedad, expone el informe.

Todas las mujeres fueron mdicamente evaluadas por doctores de LDHR formados para afrontar esos traumas. Los expertos mdicos determinarn si los hallazgos son consistentes con los estndares internacionales de violencia sexual y tortura a fin de que puedan servir de prueba ante los tribunales.

Cuando se hallaban detenidas, las mujeres no eran tratadas de forma diferente a los hombres. El informe seala que no hubo consideracin alguna ante sus diferentes necesidades personales y sanitarias.

En un trasfondo de desnudez forzosa a su llegada y el espectro del acoso sexual y los insultos en sus celdas, en los aseos y en los pasillos, sus cuerpos ya no les pertenecan, se aade.

Hay muchas barreras culturales y sociales que impiden debatir sobre la detencin y la estancia en prisin y lo que all sucede, especialmente en el caso de las mujeres. Por desgracia, en vez de recibir cuidados y apoyo, las mujeres que han estado detenidas se enfrentan al estigma y la vergenza en sus comunidades.

Matadero humano

El informe es el ltimo de una serie de revelaciones que han ido surgiendo en los ltimos aos sobre el funcionamiento interno de las depravadas prisiones sirias.

Hace unos meses, Amnista Internacional declar que hasta 13.000 personas haban muerto a causa de la tortura y el hambre en la prisin de Saidnaya, cerca de Damasco, descrita como un matadero humano. Y que los cadveres haban sido incinerados en un crematorio gigante para ocultar la escala de los asesinatos y abusos masivos.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos (SOHR, por sus siglas en ingls) estim que slo dentro de las prisiones podran haber muerto asesinados hasta 45.000 opositores al gobierno de Asad.

No obstante, la justicia para las vctimas y sus familias sigue brillando por su ausencia, segn declaraciones de los activistas por los derechos humanos.

Rusia el patrocinador principal de Asad- ha vetado las propuestas hechas en el Consejo de Seguridad de la ONU para que se creara un tribunal similar a los establecidos para los conflictos de Ruanda y Yugoslavia.

Siria tiene an que ratificar el Estatuto de Roma, que permite que el Tribunal Penal Internacional procese delitos internacionales graves si el Estado en el que se han producido no lo hace.

En febrero pasado, abogados del Guernica 37 con sede en Madrid, que representaban a la hermana de un sirio torturado hasta la muerte en una prisin de Damasco en 2014, presentaron una querella criminal contra nueve miembros de las fuerzas de seguridad siria ante la Audiencia Nacional de Espaa.

El caso consigui ver la luz despus de que un desertor conocido como Csar escapara de Siria en septiembre de 2013 con ms de 50.000 fotografas que documentaban la muerte de ms de 6.000 personas.

Se piensa que es el primer caso que se presenta ante un tribunal occidental contra las autoridades sirias. Y fue posible llevarlo ante el tribunal porque la hermana del hombre es ciudadana espaola y, bajo el derecho internacional, los familiares de vctimas de crmenes contra la humanidad perpetrados en cualquier lugar son tambin considerados vctimas.

Pero el mes pasado, los tribunales espaoles revocaron la anterior decisin de conocer el caso. Guernica 37 ha apelado.

Cadman dijo que Guernica 37 estaba trabajando en una serie de investigaciones relacionadas con Siria y que en el informe de LDHR se describan como muy crebles y centradas en cuestiones verdaderamente preocupantes.

Vamos a continuar trabajando con la sociedad civil siria y con las organizaciones de derechos humanos para documentar estos casos y presentarlos ante tribunales nacionales, desarrollando un marco institucional que permita que un da sea Siria quien haga rendir cuentas a los responsables de estas acciones.


Amandla Thomas-Johnson es un periodista que trabaja para Middle East Eye. Ha elaborado diversos documentales para Vice News, Channel 4 Dispatches, Aljazeera y BBC Radio 4.

Fuente:http://www.middleeasteye.net/news/raped-beneath-picture-assad-syrian-women-describe-abuse-hands-syrian-forces-926313745

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y a Rebelin.org como fuente de la misma.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter