Portada :: Espaa :: Inmigracin
(defendiendo el libre mercado)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-09-2017

La Asociacin Pro Derechos Humanos de Andaluca denuncia la alarmante pasividad del Estado espaol y la Unin Europea
Cuatro mujeres porteadoras mueren aplastadas durante 2017 en la frontera de Ceuta y Marruecos

Enric Llopis
Rebelin


Bakkali Touria y Rmili Karima. Es el nombre de las dos mujeres, de 45 y 34 aos, que murieron el 28 de agosto durante una avalancha en el paso fronterizo de El Tarajal, entre Ceuta y Marruecos. Otras cuatro personas resultaron heridas, por lo que tuvieron que recibir asistencia hospitalaria, inform la Agencia Efe. Soad el Jatabi, de 22 aos y nacionalidad marroqu, tambin era porteadora: mujeres que transportan las mercaderas a la espalda (una media de 50 kilogramos) desde Ceuta a las localidades fronterizas de Marruecos. Realizan el trabajo a cambio de una comisin, o bien laboran por cuenta propia. Soad el Jatabi llevaba dos aos dedicndose a portear el gnero cuando pereci, el pasado 26 de marzo, en el Hospital de Tetun, tras resultar pisoteada durante una avalancha en la frontera. Dej hurfano a un nio de cinco aos.

El pasado 24 de abril la Agencia Efe dio cuenta del entierro en Fnideq (Castillejos), cerca de la frontera con Ceuta, de la cuarta porteadora fallecida en 2017; tambin despus de caerse y resultar aplastada por un alud humano. Su nombre, Batul el Hichu, de 40 aos de edad; muri en el paso fronterizo Tarajal II, y desde haca cuatro aos porteaba mercancas. Su marido padece una minusvala fsica. Adems, una decena de personas resultaron heridas como consecuencia de la avalancha. Tras la muerte de Batul el Hichu, los gobiernos espaol y marroqu acordaron el cierre temporal del paso Tarajal II hasta el dos de mayo, con la idea -afirmaron- de adoptar medidas de seguridad.

Ante el goteo de muertes, la Asociacin Pro Derechos Humanos de Andaluca denunci el pasado 29 de agosto la alarmante pasividad de las instituciones, en referencia al Gobierno de Espaa, Ceuta y la Unin Europea. As, sealaron en un comunicado que ante la reclamacin de que se investiguen las muertes de las porteadoras en la frontera, slo han recibido evasivas y ningn compromiso concreto. En el balance, siete porteadoras fallecidas por aplastamiento desde finales de 2008, entre Ceuta y Melilla, segn la APDHA. A las cuatro muertes de 2017, se agregan las de Zhora Boudoghya, de 53 aos, y Bossra el Meriouti, de 33, las dos fallecidas en 2009 en el polgono del Tarajal (Ceuta); y la de Safia Azizi, de 41 aos, que muri en el paso del barrio chino, en Melilla, en 2008. Estos son los casos que han podido documentarse, matiza la asociacin, pero algunas porteadoras entrevistadas por la ADPHA afirman que se han producido otras muertes por aplastamiento o la violencia policial.

Actualmente, la gestin de la frontera contina siendo nefasta y reina el caos, concluye la organizacin de derechos humanos. De muy poco han servido las continuas aperturas y cierres de frontera, el reparto de tickets y la falta de entendimiento con los comerciantes del polgono de El Tarajal a la hora de realizar un plan de seguridad, aseguran. Adems critican que las supuestas mejoras se hayan limitado a la colocacin de unos toldos que proveen de sombra en el espacio reservado, mientras esperan a poder cruzar el paso fronterizo. La APDHA considera que la situacin ha empeorado desde que el pasado 27 de febrero se procediera a la apertura del nuevo paso fronterizo del Tarajal II.

El pasado 29 de noviembre la Asociacin Pro Derechos Humanos de Andaluca inici la campaa Porteadoras: la injusticia a la espalda, para denunciar la violacin de los derechos humanos a la que se ven sometidas estas mujeres. El mismo da present el informe Respeto y dignidad para las mujeres marroques que portan mercancas en la frontera de Marruecos y Ceuta. El porteo es una actividad actualmente considerada alegal, de ah que una de las reivindicaciones apunta a que a las porteadoras se las considere trabajadoras con derechos.

El documento de la APDHA aborda la situacin de estas mujeres marroques, que cargan fardos -como equipaje de mano- desde el polgono del Tarajal (Ceuta) hasta los municipios marroques fronterizos; entre 7.000 y 9.000 mujeres se ven sometidas diariamente a vejaciones, abusos, trato degradante e, incluso, acoso sexual a las ms jvenes, por parte de los cuerpos policiales a ambos lados de la frontera, destaca el informe. Las organizaciones sociales tambin han sealado la exigencia del pago de sobornos, el rechazo al sellado del pasaporte y los casos de requisamiento de la mercadera (por parte de la guardia civil y la gendarmera marroqu).

El documento explica que las porteadoras cargan con fardos de entre 60 y 90 kilogramos de peso durante horas; en verano han de esperar, en muchas ocasiones, horas al sol en la playa del Tarajal, sin disponer de servicios bsicos como agua potable, baos pblicos ni tampoco zonas de sombra. En un recorrido que se prolonga durante horas, asegura la APDHA, son insultadas, acosadas y menospreciadas, obligadas a mantener las filas y golpeadas en caso de no hacerlo. Las porteadoras realizan este penoso itinerario por una remuneracin inferior a los diez euros diarios de promedio, agrega el documento. Por ejemplo, las mujeres que portean por comisin pueden ganar entre 15 y 30 euros al da, pero a esta cantidad hay que descontar los costes de desplazamiento.

El informe ha sido presentado en el estado espaol, Marruecos y Alemania. El pasado 21 de junio la APDHA y la Asociacin Europea de Derechos Humanos lo llevaron a Bruselas ante las instituciones comunitarias -el Parlamento y la Comisin Europea- para pedir su implicacin; asimismo la organizacin de derechos humanos mantuvo reuniones con eurodiputados de Podemos, Izquierda Unida y Equo, y trataron de recabar apoyos entre los grupos parlamentarios en el Congreso espaol. As, el grupo Unidos Podemos- En Com Podem- En Marea present a finales de junio una Proposicin No de Ley para mejorar la situacin de las porteadoras. En toda esta batalla, el informe de 110 pginas se ha convertido en una poderosa herramienta de denuncia. Otra fuente relevante es el Informe sobre la Frontera Sur publicado, con textos y vdeos, en abril de 2017 por el Centre per la Defensa dels Drets Humans Irdia, el Insituto Novact y Fotomovimiento.org. Tambin dedica un apartado a las mujeres porteadoras.

La investigacin de la APDHA sita el polgono del Tarajal como uno de los epicentros de la violencia fsica y verbal- por parte de la polica. La justificacin reside en un supuesto mantenimiento del orden, entendido como la organizacin en fila de las porteadoras y los ritmos de salida de las mercaderas por el paso del Biutz. As lo expresa Ftima: Cuando estamos en la cola si salimos de la cola, te agarra y te dice: Vuelve atrs, y no habla contigo te pega a veces cuando no pega, tiene un cuchillo y te rompe la cuerda y tienes que recoger toda la mercanca y volver al final.

Otro testimonio recopilado es el de Sanaa: En el tnel (paso del Biutz) a una mujer mayor el polica marroqu le quiso romper el bulto la cuerda y le cort el cuello; y la pusieron en una silla, la llevaron a Sania de Rmel, la llevaron a Rabat y ah falleci. Los investigadores sobre el terreno de la APDHA escucharon las siguientes palabras -en relacin con las trabajadoras- de agentes de la UIP (polica antidisturbios espaola): Las porteadoras son como ratas; slo entienden el palo (porra). Resultan frecuentes, segn el informe, expresiones vejatorias como animales o borregos de los agentes hacia las mujeres.

Segn Nadia, a la salida de la frontera del Tarajal: s, la polica espaola me llev la mercanca, la guardia civil y estos das nos estn rompiendo las mantas, con cuchillo, y yo as (se cubre la cara) con el bastn pero la polica marroqu te la agarra as, y empiezan a tirar la mercanca. Las porteadoras oscilan en su mayora entre los 35 y 60 aos, tienen entre dos y cinco hijos y proceden principalmente de la Wilaya de Tetun (naturales de Fnideq, Mdiq, Martil o Tetun), aunque tambin de Tnger y el interior de Marruecos. Estas mujeres humildes son viudas, estn divorciadas o son las encargadas de allegar recursos al hogar familiar, dado que el marido no trabaja. En el trato con la polica, estos establecen jerarquas: Si hay alguna que sea joven, guapa y que le haya gustado, le pone la primera, es la verdad.

Imgenes: Fotomovimiento.org

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter