Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-09-2017

Los plsticos inundan el Mediterrneo

CTXT


La produccin de plstico no ha dejado de aumentar ao tras ao, situndose ya cerca de los 300 millones de toneladas anuales. Muchos de los envases de este material que utilizamos diariamente estn destinados a un solo uso, lo que hace que se genere una gran cantidad de desechos. Aunque la mayor parte de ellos son incinerados o reciclados, demasiados acaban todava en vas fluviales u ocanos como consecuencia del drenaje urbano, el abandono deliberado de residuos, el vertido accidental de barcos o las aguas residuales. El informe de Greenpeace Un Mediterrneo lleno de plstico ofrece algunos datos preocupantes: entre el 60 y el 80% de los residuos marinos mundiales estn constituidos por plsticos.

El Mediterrneo acumula una gran cantidad de plstico, lo que impacta de forma muy negativa en su biodiversidad, servicios ecosistmicos, sociales y visuales, adems de en su valor econmico. Segn el estudio de la ONG ambientalista, la cuenca de este mar presenta una densidad media de plstico de 1 fragmento por cada 4 metros cuadrados, lo que es comparable a la acumulacin de residuos plsticos en los cinco giros subtropicales, zonas de acumulacin de residuos que se dan por ejemplo en el Pacfico.

En el informe se seala que las estimaciones indican que entre un 21% y un 54% de las partculas de microplsticos en el mundo --lo que equivale a entre el 5 y 10% de la masa global-- est en la cuenca del Mediterrneo. Los microplsticos, fruto de la fragmentacin de plsticos grandes, se clasifican en primarios (aquellos que se crearon de ese tamao) y secundarios (los que proceden de la descomposicin de un trozo ms grande).

Estrangulacin de especies marinas

Algunos de los efectos de los microplsticos sobre las especies marinas, las que ms sufren esta contaminacin, son el enredo, la asfixia, la estrangulacin y la malnutricin. Numerosos animales pueden confundir esas bolas microscpicas de plstico con alimento o sencillamente aspirarlas. Aunque sean los ms afectados no son los nicos. Tambin, las personas. Segn una estimacin recogida en el informe de Greenpeace, al menos 170 especies marinas vertebradas e invertebradas ingieren este tipo de desechos, lo que provoca que los compuestos txicos y qumicos del plstico lleguen tambin a nuestros organismos.

Parece evidente que hace falta poner en marcha un plan de accin que aborde el tema. Greenpeace propone, en su informe, una serie de medidas a desarrollar por los gobiernos y las empresas de la regin. En primer lugar, la asociacin ecologista habla de establecer prohibiciones y restricciones legislativas a los microplsticos. Una propuesta en sintona con las intenciones de la Comisin Europea, que est considerando la prohibicin de estas micropartculas en cosmticos, como ya hicieran Francia, Reino Unido y Estados Unidos. El informe de la ONG hace hincapi en las microesferas, pequeos fragmentos de plstico presentes en pastas de dientes, geles, o cremas que terminan en el mar. El estudio tambin apuesta por otras medidas como incentivar econmicamente el consumo responsable de plstico, aumentar la transparencia en el etiquetado y caminar hacia una cultura que deje atrs el usar y tirar.

-----------------

Espacio de informacin realizado con la colaboracin del Observatorio Social de la Caixa.

Fuente: http://ctxt.es/es/20170830/Firmas/14767/Mediterraneo-plastico-contaminacion-Greenpeace.htm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter