Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-09-2017

La extrema polarizacin de la sociedad estadounidense y el hundimiento de Trump causarn un gran enfrentamiento civil

Yorgos Mitralias
Rebelin

Estamos a un paso de lo que ayer era impensable, el alejamiento -de una manera u otra- del 45 presidente de EEUU de la direccin de su pas, slo siete meses despus de su llegada a la Casa Blanca! La constatacin no es en absoluto arbitraria y tiene fundamentos slidos. Se funda en el hecho de que el famoso 1% de los ultraprivilegiados a los que Trump se ha propuesto hacer an ms ricos gracias a sus espantosas reducciones fiscales y otros regalos impresionantes, le abandona ahora en masa, retirndole espectacularmente su apoyo y dando a entender que no le quiere ms en la Casa Blanca!


Y en efecto, la lista de las ratas (millonarias) que abandonan el barco es ms que impresionante. No se trata de algunos de los grandes patronos, sino de la flor y nata del gran capital norteamericano e internacional. Uno tras otro, los presidentes de Merck, IBM, General Motors, Intel, 3M, Blackstone, Apple, Walmart, General Electric, Pepsi, Coca-Cola , y de decenas de otras, as como los de los colosos bancarios -que hacen y deshacen gobiernos- como JP Morgan Chase y Goldman Sachs (!) han anunciado en el espacio de 2-3 das, no slo que condenan categricamente las declaraciones escandalosas de Trump, sino tambin -y sobre todo- que dimiten de las comisiones econmicas, polticas y patronales que aconsejan tradicionalmente a los presidentes de EEUU. Y el colmo es que queriendo prevenir la dimisin de los restantes miembros de estas comisiones, evento sin precedente histrico, Trump se ha apresurado a disolver estas comisiones para facilitar -como l mismo ha declarado- la labor de sus miembros.

Evidentemente, los grandes medios dirn que todo ha comenzado cuando Trump ha impactado a todo el mundo tomando la defensa de las estatuas de las celebridades del Sur esclavista y descubriendo a buenas gentes entre las filas de racistas y otros neonazis participantes en las provocaciones (mortales) de Charlottesville. Sin embargo, la realidad es muy otra. Esta flor y nata capitalista de EEUU ha sido forzada a abandonar finalmente a Trump gracias a la presin -organizada y asfixiante- ejercida sobre ella da tras da y durante meses por decenas de organizaciones y movimientos ciudadanos! Los medios utilizados han sido tanto tradicionales (peticiones con cientos de miles de firmas) como ms movimentistas, como la ocupacin de la sede de JP Morgan o las intervenciones espectaculares de los manifestantes en las asambleas de los accionistas de estas multinacionales. Y todo esto coordinado por el sitio Corporate Backers of Hate (Empresas Patrocinadoras del Odio), que se ha dirigido prioritariamente a los dirigentes de las nueve empresas ms proTrump

La presidencia de Trump est pues agnica y el escenario ms probable es que sea forzado a dimitir quizs antes del fin de este ao . Pero atencin: No hay que creer que el alejamiento de Trump de la Casa Blanca har volver a la superpotencia mundial a la situacin existente antes de su eleccin, porque una cantidad enorme de cosas ha cambiado, algunas radicalmente, en EEUU en estos 20-25 meses.

Para empezar, incluso en ausencia de Trump en la Casa Blanca, en EEUU, existe ya y continuar desarrollndose un movimiento de masas racista, xenfobo, antisemita, misgino, ultraconservador, oscurantista y de extrema derecha que goza de importantes apoyos entre una gran parte de los medios, la polica y colectividades locales. Una prueba suplementaria no solamente de su existencia, sino tambin de su profundo enraizamiento en la sociedad norteamericana la tenemos en el hecho de que las recientes declaraciones provocadoras de Trump con motivo de los sucesos de Charlottesville, que han provocado tantas reacciones negativas en EEUU y en todo el mundo, no han hecho bajar, sino al contrario, han hecho pasar su popularidad del 33% al 39%! La conclusin no es difcil: Dado que este movimiento racista y violento de extrema derecha constituye de aqu en adelante un componente estructural de la realidad norteamericana, los que lo ignoren en sus anlisis y -sobre todo- en sus proyectos polticos no slo edifican sobre la arena sino, lo que es ms grave, socavan -de hecho- el combate de los que resisten y luchan por otro mundo posible

Productos directos de la extrema polarizacin de la sociedad norteamericana, el fenmeno Trump y -an ms- el desarrollo de un movimiento de masas racista y de extrema derecha demuestran la magnitud de la crisis sin precedentes que hace temblar al Partido Republicano. Una crisis que amenaza ya con el hundimiento del bipartidismo en EEUU , es decir, el pilar del sistema poltico que asegura, desde hace dos siglos, que la dominacin de la clase dirigente de la superpotencia mundial se perpete sin mayores problemas. Y al mismo tiempo estamos asistiendo al rpido desarrollo de otro movimiento diametralmente opuesto y an ms masivo que el anterior, que tiende a organizarse de forma independiente y contra el Partido Demcrata!

As que no es casualidad que, a la vista de los acontecimientos cataclsmicos que se perfilan en el horizonte, la direccin del Partido Demcrata -que se identifica en gran medida con el establishment poltico, econmico y meditico del pas- se prepare ya para los combates de maana declarando la guerra a Bernie Sanders! La razn es evidente: Bernie no para de batir rcords de popularidad , mientras que sus enemigos declarados en la cabeza del Partido Demcrata logran una verdadera hazaa siendo todava menos populares que Trump! Al mismo tiempo, el programa de reformas progresistas de Bernie goza a partir de ahora del apoyo de la gran mayora de los ciudadanos americanos y de una parte sustancial de la base plebeya de Trump! Y esto porque la mayor parte de los ataques reaccionarios, xenfobos, misginos y antiobreros perpetrados por Trump durante estos ltimos 7 meses han encallado por la movilizacin y la resistencia popular, lo que ha conducido a resultados diametralmente opuestos a los deseados por Trump. Dos ejemplos: El intento (abortado) de abolir el sistema de salud (ya modesto e insuficiente) de Obama se ha chocado contra una fuerte reaccin popular que ha conducido a la creacin de un movimiento en favor de un sistema de salud nico que cubra sin excepcin a todo el mundo, el cual goza del apoyo de la gran mayora de la poblacin norteamericana. Asimismo, el intento de blanquear y de rehabilitar las tradiciones racistas del pas, conduce ahora a derribar o a apartar los monumentos del Sur esclavista uno detrs de otro, as como al desarrollo de un movimiento antirracista y antifascista de masas sin precedentes

Una de las consecuencias de la extrema polarizacin poltica, de la radicalizacin galopante de la sociedad y del hundimiento en curso del bipartidismo tradicional es el desarrollo de grandes movimientos sociales progresistas que luchan en varios frentes sociales y otros, mientras que asistimos a la explosin de un fenmeno que sera impensable hace solamente dos aos: La gran popularidad de la que disfruta la palabra socialismo y su contenido emancipador, sobre todo entre la juventud norteamericana, lo que provoca fervor   por las organizaciones y partidos que se reivindican del marxismo, del socialismo democrtico y de la lucha de clases!

Emblemtico de esta nueva realidad es el caso de los Socialistas Demcratas de Amrica (DSA) , una organizacin de izquierdas fundada hace 35 aos, que subsista hasta hace poco. Aprovechando el entusiasmo por el movimiento que ha apoyado la candidatura de Bernie Sanders, DSA ha quintuplicado su base organizada en el curso de los ltimos 20 meses, consiguiendo reagrupar actualmente a 25.000 miembros, la gran mayora de los cuales de menos de treinta aos! Tambin es de destacar que en su Congreso celebrado en Chicago a mediados de agosto, la DSA ha efectuado un espectacular viraje a la izquierda, lo que constituye un hecho muy prometedor el cual refleja, por cierto, la fuerte radicalizacin de la juventud norteamericana, las mujeres, pero tambin las minoras como los pueblos indgenas, los Afroamericanos y los Latinos (con o sin papeles).

La conclusin es tan evidente que nos hace esperar que incluso esta izquierda europea desanimada, derrotada y fatalista podra hacerla suya para liberarse de su pasividad, encontrar la inspiracin y comenzar a salir de sus impasses: La crisis de la superpotencia mundial ya ha sobrepasado todo precedente histrico creando una situacin totalmente indita, as como un nuevo paisaje poltico y -evidentemente- nuevas tareas para la izquierda tanto en el interior como en el exterior de EEUU, a escala mundial. A partir de ahora, todo es posible. Tanto lo peor como lo mejor. Como nunca antes

 Notas: 

1. Decenas de textos y de vdeos sobre la situacin de EEUU, la crisis de la presidencia de Trump y del bipartidismo norteamericano, as como el desarrollo cotidiano en el interior del movimiento radical de masas que resiste, todo est publicado da a da en el Facebook:

https://www.facebook.com/EuropeansForBerniesMassMovement/
Lo recomendamos vivamente a quien quiera tomar el pulso de lo que pasa en EEUU a travs de textos, vdeos e imgenes de primera mano del propio movimiento norteamericano de masas.

Traduccin: Ftima Martn

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter