Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-09-2017

El Papa llega a Colombia, para qu?

Rubn Ramos
Rebelin


Nadie medianamente informado pone en duda que en todos los tiempos, desde el advenimiento del cristianismo a nuestros das, la Iglesia ha sido y es la institucin clave para imponer, antes, el colonialismo genocida ms despiadado contra la civilizacin, la cultura y los hombres y mujeres del Nuevo Mundo, de frica y de Asia y, hoy da, el neocolonialismo de las transnacionales y la globalizacin.

Tampoco, nadie medianamente informado, pone en duda que en todos los intentos de los pueblos por su liberacin y sus luchas por una verdadera independencia y libertad para decidir sobre sus propios destinos, la Iglesia y sus jerarquas eclesisticas han sido y son las que auspician, encubren e instrumentalizan la sedicin, la corrupcin y el terrorismo de los llamados partidos o grupos de oposicin y de sus mercenarios, movidos y pagados por la alianza sionista internacional.

Uno de los beneficiarios directos de cuanta guerra, tirana o dictadura hay en el mundo es la alta jerarqua eclesistica de la Iglesia paulina que representa y maneja el Papa, y las diferentes iglesias protestantes y evanglicas. Juntas vertebran, ideolgica y polticamente, la avanzada de la alianza sionista euro-estadounidense-israel-saud, contra la paz y en pro del supremacismo racista.

La visita del Papa Jesuita a Colombia no slo significar ms terror y muerte de lderes populares y campesinos, tal como ha ocurrido en cuanto lugar ha llegado, sino tambin la venia para atacar, desde territorio colombiano a Venezuela usando las bases militares estadounidenses all instaladas.

Llama la atencin, en este sentido, lo que la prensa llamada alternativa dice sobre esta nueva visita del Papa. En un artculo publicado en la web de Telesur, por ejemplo, el articulista hace suya las palabras de un sacerdote venezolano apellidado Molina y las pone para el consumo del pueblo sin la menor reflexin exigible en estos casos.

El Papa no visita Colombia luego del proceso de paz alcanzado entre la insurgencia colombiana y el Gobierno sencillamente porque esta paz no existe. A no ser que la paz suponga asesinatos selectivos de lderes campesinos y movimientos sociales que ya van por 200 en lo que va del ao y de dirigentes de la ex-FARC-EP, que ya son cuatro. O suponga territorio invadido por fuerzas mercenarias y bases militares. Al respecto, slo dir que un medio alternativo lo es en la medida de su deslinde con cualquier tipo de eclecticismo.

La visita del Papa a Colombia tampoco expresa o significa apostolado alguno. El Papa es un jefe de Estado como cualquier otro de los strapas del Nuevo Orden Mundial Capitalista. Que agrega a su condicin de tal, ser el jefe del nico Estado Teocrtico de Europa y del ms pequeo de los microestados europeos cuyo poder manipula, sin embargo, al mundo entero.
El Papado no es solamente reconocido como el inveterado aliado de las dinastas del poder mundial cuyas races se hunden en los orgenes del cristianismo (Concilio de Nicea), las cruzadas, los templarios, los Iluminati, los jesuitas, los masones. Es ella misma una dinasta, familiar y, sobre todo, poltica. No de otra manera ha podido construir su magno poder, su sistema corrupto y enajenador de la Fe y sus vnculos con el poder dinstico hasta nuestros das. Baste recordar, como ejemplo, el Papado de los Borja o Borgia con Alejandro VI que gobern la Iglesia y el Vaticano entre 1492-1503 sucediendo a su to Calixto III.

No abundar aqu en la historia tirnica de esta dinasta y de las que le antecedieron y sucedieron. Slo dir que de las instituciones erigidas sobre el terror y la muerte, la ms cruel y corrupta de todas estas es, sin lugar a dudas, la Iglesia y su alta jerarqua. A no ser que alguien pretenda contradecir a la realidad y a los hechos. A esa realidad y a los hechos que marcaron los cristianos y conversos que llegaron a la parte sur de Amrica para extinguir sus poblaciones y su civilizacin; y que marcaron, en el norte, los llamados protestantes (pero igualmente judeocristianos) con igual furia y sintindose enviados de Dios. O la realidad y los hechos de cuanto cardenal hizo del poder de los reyes la ms sangrienta cacera de infieles, herejes y brujas. O la que hizo de las guerras entre protestantes y catlicos una matanza de inocentes o fieles de uno y otro bando durante siglos.

El Papa Francisco que representa a esa misma Iglesia (que no pertenece al pasado sino que vive en el presente) llega a Colombia a bendecir a los mercenarios que se alistan en Colombia para invadir Venezuela. Tal como su antecesor Juan Pablo II hizo en 1983 con los mercenarios estadounidenses llamados "contras" que desde Honduras invadan Nicaragua para "acabar" con la Revolucin Sandinista.

El Papa llega a Colombia para asegurar con el gobierno entreguista de Santos los intereses de la alianza sionista que maneja Estados Unidos en su patio trasero; los del Vaticano y la jerarqua eclesistica; y los de las oligarquas y los criollos colombianos.

No dir algo que pueda distanciarlo de estos sus fieles devotos. No denunciar (aunque s har retrica) sobre la violencia y el crimen institucionalizado en ese pas; tampoco dir algo sobre las bases militares, a sabiendas de que no es posible hablar de alguna posibilidad de paz en un territorio y un pas ocupado militarmente por fuerzas de empresas privadas mercenarias pagadas por las oligarquas nativas, la USAID, la NED, el Congreso estadounidense, la UE, a travs de sus ONG; por fuerzas militares del Comando Sur y de la OTAN. Sobre esto, el Papa latinoamericano callar en espaol, latn e italiano.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter