Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-09-2017

Comentarios a un articulo de Gustavo Gordillo

Gaston Pardo
Rebelin


En su artculo de (26.08.17) La Jornada, el economista mexicano Gustavo Gordillo analiza como pocos compatriotas nuestros lo han hecho, los componentes de la crisis por la que pasa el Sistema econmico y social que en trminos planetarios pierde firmeza. De entre las nociones que son la materia de su anlisis, brilla por su ausencia la de democracia, no obstante que hoy es imprescindible para contrarrestar el alcance demencial de su manoseo por las oligarquas polticas para manipular a su antojo la realidad.

Democracia es un sistema de convivencia nacional ordenada, basada en la igualdad de oportunidades declaradas reales para todos, que slo puede ser construido por la nacin y supletoriamente por el Estado, y de ninguna manera por los partidos polticos, sus coaliciones y mucho menos por los gobiernos.

Los partidos se dedican al reparto de favores envueltos en palabras carentes de contenido preciso por su uso intencionado en la arena pblica con el objeto de domesticar y manejar a la poblacin. La socialdemocracia, de la que se reclaman en Mxico dos formaciones pblicas mayores es la que mejor falsifica la realidad con palabrera desaseada.

La socialdemocracia es la fuerza partidaria que ms ha contribuido al desprestigio de la palabra democracia, a la que suele recurrir para calificar slo sus logros particulares. Lo cual tiene una explicacin histrica propuesta por los camaradas del Centro de Estudios Socialistas Karl Marx:

El problema de y las discusiones sobre las relaciones entre socialismo y democracia, tan vivos en estos ltimos aos, distan mucho de ser una novedad, sobre todo para los marxistas. Baste recordar los famosos debates entre Rosa Luxemburgo y Kautsky al comenzar el presente siglo, as como los enfrentamientos, desde diversos ngulos, de Rosa Luxemburgo y Kautsky con Lenin.

La crispacin de esos debates, particularmente el segundo, puede apreciarse claramente desde el ttulo mismo del texto polmico de Lenin La revolucin proletaria y el renegado Kautsky. Al abordarse en la polmica las relaciones entre socialismo y democracia, en el fondo se trataba de concepciones opuestas sobre el significado de la teora de Marx, sobre la idea del socialismo y sobre la estrategia de la socialdemocracia y del bolchevismo en su opcin prctica por el socialismo. No nos detendremos en el saldo que arroj el debate. Simplemente las recordaremos por un momento para subrayar cmo estaba presente en ellas, desde perspectivas opuestas, la necesidad de poner en relacin y en la relacin insoslayable socialismo y democracia.

En las dcadas siguientes, la II Internacional, socialista, se aferr a una concepcin de la democracia que exclua la revolucin, en tanto que la III Internacional, comunista hizo lo propio con la concepcin leninista de la actualidad de la revolucin, segn la expresin lukacsiana de los aos veinte. Esta concepcin aparta la preocupacin por la democracia, as en la conquista como en el mantenimiento del poder hasta que, mediada la dcada de los treinta, vuelve a ponerse sobre el tapete en el VII Congreso de la Internacional Comunista con una concepcin instrumental la del Frente Popular de la democracia.

La recuperacin de la reivindicacin de la democracia por los sectores radicales de la izquierda que orientan su pensamiento y su accin por una alternativa socialista, es un hecho relativamente reciente que contrasta con la despreocupacin o menosprecio de que fue objeto en dcadas pasadas. Las experiencias histricas de los ltimos tiempos ha contribuido a la revaluacin de la democracia en su conexin con el socialismo, no slo como reivindicacin necesaria en la sociedad actual, sino tambin en la vida interna de los partidos que aspiran al socialismo y, sobre todo, como ingrediente inseparable del socialismo que se pretende construir sobre las cenizas del Sistema social y econmico que todo lo que toca lo contamina.

Entre estas experiencias histricas se hallan la brutal anulacin de todo vestigio de democracia en los regmenes fascistas de ayer y en los militares o autoritarios, tan frescos en nuestra memoria, de Amrica Latina.

Estn asimismo los recortes de la democracia en los pases capitalistas (Estados Unidos, Alemania Federal) donde cierto status democrtico constitua ya una tradicin burguesa aparentemente inconmovible, aunque como acabamos de recordar el capitalismo no dud en los aos treinta en Italia y Alemania en desembarazarse violentamente de ella cuando lo juzg necesario.

Lingistica y democracia. Las deformaciones que desvan la tendencia democrtica

Cada palabra es un significante con un significado. Y cambiar el significado o el sentido de las palabras, dice el jurista Antonio Garca Trevijano, es un arma poltica que las lites utilizan para imponer sus valores, principios y verdades, sobre los de la mayora social, hasta conseguir que esta ltima asuma aquellos valores, y acepte voluntariamente los mismos como algo natural y conveniente, incluso que los adopte y los convierta en propios.

El uso reiterado de eufemismos suaviza a conveniencia la percepcin psicolgica de la realidad, aunque esta sea agria o delictiva, y abona la interiorizacin de mitos colectivos. No llamar a las cosas por su nombre, inventar palabras o expresiones para identificar o describir determinadas cosas o situaciones, es un medio para disfrazar y distorsionar la realidad.

No hay artculo periodstico o comentario en los medios de comunicacin que no utilice algn trmino o concepto con un significado diferente del original o del que ha adquirido con el paso del tiempo, y no se trata de meras licencias literarias. Esta tcnica manipuladora cuenta con el objetivo de disfrazar y dulcificar la realidad, y presentarla bajo parmetros de lo que la socialdemocracia considera polticamente correcto, el paro es tasa de desempleo; la crisis desaceleracin econmica, crecimiento negativo o crecimiento decreciente; la rebaja de salarios devaluacin interna; los despidos colectivos son flexibilidad laboral; el cierre de empresas cese de actividad; la explotacin laboral economa sumergida; la supresin de derechos sociales reformas estructurales; desfalco es desvo de fondos; pobre persona en riesgo de exclusin social; soborno trfico de influencias; separacin matrimonial cese temporal de convivencia; vctimas inocentes son daos colaterales; atentado terrorista un accidente mortal; un aborto interrupcin voluntaria del embarazo, eutanasia muerte digna; sacerdote tcnico espiritual de grado medio.

La ruptura de la correspondencia entre el significante y el significado de las palabras es una de las herramientas que las ideologas utilizan para captar adeptos. La socialdemocracia emplea magistralmente este recurso, tanto para presentarse y ofrecerse, como para describir la realidad dentro de los parmetros que considera polticamente correctos.

Aunque los planteamientos actuales de la socialdemocracia, estn muy alejados de los que hicieron surgir esta ideologa, s ha conservado sin embargo la tcnica de manipular el lenguaje. Veamos, comenz por disfrazar el significado de la ideologa de la que trae causa; inicialmente mantiene la marca marxista, y a la vez que se autoproclama representante y defensora de la clase trabajadora se integra y participa de los beneficios de los regmenes liberales capitalistas; Lenin dir con amargura que la socialdemocracia slo toma partido por los trabajadores y se pone de su lado cuando estos ltimos no lo necesitan. Tras la Segunda Guerra Mundial la socialdemocracia abandona el marxismo y se centra en administrar el denominado estado del bienestar, que alimentar en la medida y en la direccin que le permite mantener y controlar el poder poltico.

La socialdemocracia como prototipo de ideologa pura del poder; apropiada e ideal para amparar y sostener a los polticos oportunistas; se caracteriza por presentar una realidad edulcorada por valores que pueden ser unos y los contrarios, y ambos adems al mismo tiempo; todo es posible y defendible, depende del momento y de quin lo hace, es el relativismo prctico y la moral efectista. El cmico neoyorkino Marx, sin ser conciente de ello, pero encarnando al perfecto socialdemcrata manifest: mis principios son estos, pero si no le gustan no se preocupe que tengo otros consigui una sntesis genial de la suplantacin.

Y cuando la manipulacin del lenguaje resulta insuficiente para lograr el objetivo, las lites socialdemcratas no dudan en recurrir a la mentira burda: el aumento de la deuda pblica de los estados est provocado por el exceso de gastos sociales, por las polticas econmicas neoliberales, neocomunistas.

Los medios de comunicacin dominados por esas lites socialdemcratas siguen al pie de la letra el principio goebbeliano de una mentira repetida mil veces, como poco, adquiere apariencia de verdad; repitiendo machaconamente los trminos que distorsionan la realidad que se trata de ocultar o manipular, hasta lograr que algunos de esos trminos se incorporen al vocabulario de los ciudadanos, integrndose inconcientemente en la argumentacin que estos ltimos, sin casi darse cuenta, interiorizan y utilizan como propia. Inmediatamente se percibe que determinados adjetivos comienzan a repetirse; de repente casi todo debe ser sostenible, la economa, el crecimiento, el empleo; todo es integral, progresista, avanzado, multi o pluri. Desde luego, el eufemismo por excelencia es el recurso a la palabra democracia que sirve para procurar la intocabilidad de una situacin arbitraria.

En su articulo de La Jornada (09.09,17) Gustavo Gordillo aborda el drama de la prdida de sentido de la lengua espaola nacida en Castilla hace un milenio. Esta aportacin coloca al comentarista sabatino entre los reformadores polticos que ven en el empleo de la lengua un instrumento de control y mediatizacin de los electores. dice Gordillo: "Lo distintivo del newspeak es la separacin radical del lenguaje del discurso poltico tanto del lenguaje de la vida cotidiana como de los lenguajes cientficos y tcnicos.

"El newspeak "democrtico". Considera a la poltica como mercado. Su frase favorita resume toda su sabidura: "as es la poltica". Consigna de campaa y sustento conceptual que naturaliza al mundo como es, en vez de imaginar y construir otros mundos posibles. La visin dominante define la poltica a travs de una metfora: la poltica es un mercado poltico en el cual se intercambian ofertas electorales ante demandas ciudadanas".

Estamos a la espera del abordaje de Gordillo del tema de la democracia.

Que estos comentarios nuestros sean una aportacin para que su anlisis por parte de un poltico experimentado como Gustavo nos aclare el panorama formado por algunos conceptos jurdicos y de teora poltica, Estamos ante un autor mexicano que ha dado la orden de salida a la crtica profunda del Sistema econmico y social que irremediablemente se desarticula en el vaco y cuyos valores rectores exige que sean salvaguardados.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter