Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-09-2017

El conflicto entre Catalua y el estado espaol, en el marco de la Unin Europea
Sin soberana econmica, la independencia es una ficcin

Diosdado Toledano
Rebelin

Intervencin del autor en el Foro Internacional celebrado en la localidad de Chianchiano-Terme en Italia, el 1 de septiembre 2017


Gracias por la invitacin, un saludo a todas las personas asistentes al Foro (1).

La conmocin provocada por el reciente atentado yihadista en Barcelona y Cambrils ha tenido una respuesta cvica de masas en la manifestacin de Barcelona el pasado 26 de agosto, pero junto al clamor de no tenemos miedo, las tensiones del conflicto entre Catalua y Espaa tambin se han hecho visibles.
Nos encontramos ante un excepcional momento de definicin del conflicto entre Catalua y el Estado Espaol que, a diferencia de otros momentos de la historia, tiene una dimensin europea, tanto en sus causas como en las consecuencias.

Como es pblico, est anunciada la convocatoria de un referndum sobre la independencia en Catalua el 1 de octubre. Dicho referndum se va a celebrar tres semanas despus de la movilizacin de la Diada del 11 de septiembre, fecha tradicional donde se reivindican los derechos nacionales de Catalua - hasta el ao 2011 mayoritariamente en defensa del autogobierno y la autonoma- y a partir de 2012 en defensa del llamado derecho a decidir y la independencia.
En estos das, el gobierno de la Generalitat y la coalicin proindependentista formada por Junts pel Si (alianza electoral entre PDeCAT y ERC) y la CUP, definirn el procedimiento de la convocatoria, aprobando el proyecto de Ley del referndum de autodeterminacin que en su art 4, apartados 3 y 4, concede al resultado un carcter vinculante (2). Para una decisin de tal calibre, en este proyecto de ley, no se exige una mayora de 2/3 de miembros del Parlament tal como establece el Estatut de Autonoma para su propia reforma (3), ni siquiera establece un porcentaje mnimo de participacin. Una votacin de mayora simple ser suficiente para declarar la independencia de Catalua.

El gobierno del estado espaol, en manos de un Partido Popular en horas bajas, lastrado por la historia interminable de la corrupcin, ha delegado en el Tribunal Constitucional las acciones jurdicas de respuesta al reto independentista. Polticamente cuenta con el apoyo fundamental del partido liberal Ciudadanos y de la vieja lite del PSOE. En este conflicto, Unidos-Podemos apuesta por el reconocimiento pactado del derecho a decidir (versin light del derecho de autodeterminacin), pero rechaza el carcter vinculante de dicho referndum y, por tanto, la declaracin unilateral de independencia. El PSOE, con la nueva direccin de Pedro Sanchez, ha dado un paso positivo y dialogante al reconocer el carcter plurinacional de Espaa y proponer una difcil -por no decir imposible- reforma constitucional federalizante como salida al conflicto, pero se opone a pactar un hipottico referndum y rechaza el convocado el 1 de octubre.
La opinin de la ciudadana en Catalua ante dicho referndum se encuentra gravemente divida y fragmentada. Segn la ltima encuesta realizada por el Centro de estudios de Opinin, bajo el control de la Generalitat (4) los partidarios del Si a la independencia retroceden un punto del 45,3% al 44,3%, mientras los que rechazan la independencia avanzan ms de dos puntos, desde 46,8% al 48,5%, el porcentaje de poblacin partidaria del referndum ha descendido hasta el 73,6% (en anteriores sondeos super el 85%). La mayora de la opinin de la sociedad espaola no simpatiza con el referndum del 1 de octubre, y puede evolucionar desde la incredulidad a la hostilidad en el caso de materializarse el referndum y la consiguiente declaracin de independencia.

Cules son las causas o factores del ascenso independentista en Catalua?

Las diversas encuestas realizadas por el CEO en Catalua (5) muestran que entre junio del 2005 y julio de 2009 la opcin favorable a la independencia no superaba el 20%, mientras la suma de las opciones federalistas o partidarias de la Autonoma superaban el 70%. Entre principios de 2010 y julio de 2011 la opcin proindependentista creci sin traspasar el 30%, mientras la suma de las otras opciones no independentistas obtena el 66%.

A partir de 2012, la opcin partidaria de la independentista asciende hasta alcanzar su cota ms elevada en julio de 2013 con el 48,5%, superando la suma de opciones no independentistas con el 45,3%. Desde entonces, la opcin independentista ha tenido una evolucin a la baja hasta llegar al 34,6% en el segundo trimestre de 2017, en cambio, la suma de opciones no independentistas recuperaban posiciones hasta alcanzar el 56%.

La evolucin del sentimiento independentista en Catalua es inseparable de una serie de acontecimientos jurdico-polticos, pero especialmente, de carcter econmico-social-polticos:

1.- La sentencia del Tribunal Constitucional el 28 de junio de 2010 sobre el recurso presentado por el grupo parlamentario del PP contra el Nou Estatut de Catalua aprobado en referndum el 18 de junio de 2006 con el 74% de los votos y una participacin del 49,4% (6). Dicha sentencia anula 14 artculos por inconstitucionales, cuando en los estatutos Andaluca y la Comunidad valenciana artculos idnticos no han sido cuestionados.

Este acontecimiento gener un evidente malestar en amplios sectores de la ciudadana en Catalua, la protesta se expres en la calle en la gran manifestacin unitaria de 10 de julio de 2010, con 1 milln de participantes, sin embargo, dicha movilizacin fue puntual y no tuvo continuidad en el corto plazo. La manifestacin del 11 de septiembre en 2010 tuvo baja participacin, alrededor de 10.000 manifestantes (7).

2.- El agravamiento de la crisis econmica y del malestar social y poltico: A partir de 2009 la crisis econmica mundial desatada en EEUU, hace estallar la burbuja inmobiliaria en Espaa, con una rpida destruccin de empleo que elevar el paro hasta la cifra de 4.700.000 personas a finales de 2010.

Las polticas de ajuste y austeridad que aplica el gobierno del PSOE bajo Zapatero, y Artur Mas (CiU) en Catalua, provocarn un gran descontento social que dar lugar al nacimiento del movimiento 15-M de los indignados.

En septiembre de 2011 PSOE y PP aprueban la contrarreforma constitucional del art 135. En esos meses el conflicto socio-poltico antineoliberal hegemonizaba la protesta y la movilizacin social. En Catalua el gobierno de la derecha nacionalista reprimir brutalmente la acampada de los indignados en Pza. Catalua (8), la protesta social ocupa plazas y calles, mientras la manifestacin nacional del 11 de septiembre en dicho ao se mantiene en niveles de baja participacin.

3.- La victoria del PP en las elecciones generales el 20 de noviembre de 2011 dan la coartada a Artur Mas y la mayora de CiU, as como a las fuerzas polticas independentistas, para promover la campaa a favor del derecho a decidir y la independencia de Catalua.

Bajo el lema Espaa nos roba, y el mantra de una Espaa casposa e irreformable, la fuerzas proindependentistas, utilizan todos los medios propagandsticos a su alcance, especialmente el control de la televisin catalana, para manipular los datos fiscales y acusar al estado espaol de un expolio fiscal a Catalua de ms de 16.000 millones de euros anuales (8,5% del PIB de Catalua), cifra posteriormente desmentida por el Consejero de economa del gobierno de la Generalitat Sr.Ms Colell que los redujo a cerca de 3.300 millones (1,5% PIB cat), y lanzar el siguiente mensaje a la sociedad catalana: si la totalidad de la riqueza generada en Catalua se distribuyera entre su ciudadana, y no fuera despojada fiscalmente por el estado espaol, el nivel de bienestar social en Catalua sera superior, alcanzando las cotas ms elevadas de la UE (9).

La omisin deliberada por parte del gobierno de la Generalitat y del independentismo, de los datos de la balanza de exportaciones/importaciones en el seno del mercado espaol entre la comunidad de Catalua y el resto de comunidades (10), con un enorme supervit de 17.548 millones de euros en 2016 (+8,6% PIB Cat)a favor de Catalua, as como los datos de dicha balanza entre Catalua y el mercado exterior (UE y mercado mundial), con un resultado deficitario de -12.683 millones de euros (-6,2% PIB Cat) para Catalua facilit el objetivo de seducir a una parte de la poblacin catalana, que previamente no era independentista, que la independencia de Catalua era la solucin para recuperar el bienestar social perdido.

En la sociedad catalana, hay un rechazo mayoritario a los gobiernos conservadores y post franquistas del PP, que est enraizado en la propia memoria histrica, guerra civil, dictadura, gobierno de Aznar y su apoyo a la guerra imperialista en Irak, recurso contra el Estatut de autonoma, etc. Este sentimiento de rechazo se increment como consecuencia de las brutales polticas antisociales del gobierno de Mariano Rajoy, entre ellas la contrarreforma laboral en 2012 (aprobada con el voto favorable de CiU, antiguo PDeCAT) que destruy ms de 1 milln de empleos, hasta alcanzar la cifra de 6 millones.

Este sentimiento de rechazo, fue utilizado por Artur Mas y su gobierno para tapar los efectos de la crisis de corrupcin del caso Pujol, Palau de la Msica, comisin 3%, que amenazaba ponerlo en el centro de la crtica, as como el malestar provocado por los recortes antisociales aplicados por el gobierno de la Generalitat, sacando de la chistera el derecho a decidir y desviando la atencin pblica y la movilizacin ciudadana al poner en marcha la campaa por el derecho a decidir y la independencia.

La hipocresa del gobierno de Artur Mas alcanz cotas difciles de superar, a la vez que pona en marcha la campaa en defensa de la soberana de Catalua y por el derecho a decidir su grupo parlamentario en el congreso de diputados votaba a favor de la Ley orgnica de estabilidad presupuestaria, concrecin del Tratado de la UE de idnticos objetivos, que otorgaba al estado espaol poderes para intervenir los gobiernos autonmicos en caso de incumplir los objetivos de dficit y deuda marcados, facilitando la recentralizacin del estado espaol.

El impulso de la Generalitat a la campaa proindependentista con el concurso de las organizaciones de la sociedad civil (ANC, Omnium, etc.) obtuvo el efecto deseado: el 11 de septiembre de 2012 la movilizacin independentista alcanz un nivel de participacin histrica. Segn los organizadores se manifestaron 1,5 millones de personas (segn delegacin de gobierno 600.000) en cualquier caso, fue el momento de inflexin del independentismo en Catalua (11), cuya gran capacidad movilizadora continuar en las siguientes convocatorias de la Diada del 11 de septiembre en 2013, 2014, 2015 y 2016, as como en la consulta-referndum de 9 de noviembre 2014 donde votaron 1.8 millones de personas a favor de la independencia (sobre un censo electoral en Catalua de ms de 5.300.000 personas).

4.- La consideracin del factor desestabilizador y/o disgregador de la Unin Europea es fundamental para comprender el avance independentista en Catalua, fenmeno que no es exclusivo del estado espaol, y cuyo contagio se extiende o amenaza expandirse entre otros estados de la UE.

La renuncia a la soberana econmica que signific la moneda nica, el euro, se sumaba a las concesiones en tal sentido realizadas con la puesta en marcha del Tratado de Maastricht, el Tratado de Lisboa, el Pacto euro plus, art 135 de la Constitucin espaola, y el Tratado de estabilidad presupuestaria. Esta traicin, renuncia o cesin de soberana, goz de un amplio consenso y complicidad entre las lites polticas del estado espaol y Catalua. Desde el PP al PSOE, pasando por las organizaciones del resto de la derecha y centro nacionalista, CIU, PNV, etc., y la ausencia de la oposicin del resto, salvo IU en la poca en que Julio Anguita fue coordinador general, junto a otras organizaciones de la izquierda radical y revolucionaria de menor implantacin.

Este autntico contubernio explica el silencio de todos ellos ante el rol decisivo de la UE en la gestin de la crisis y la imposicin de las recetas econmicas que priorizaban la devolucin de la deuda a los pases acreedores, y en consecuencia la reduccin del dficit pblico a toda costa.

En este contexto, las fuerzas independentistas pudieron culpabilizar exclusivamente del malestar social y la crisis econmica a Madrid como smbolo del estado espaol. Un estado, por otra parte, con escasos poderes para imponer una poltica alternativa si permaneca en el marco de la UE.

El cinismo hipcrita de las fuerzas mayoritarias del independentismo en Catalua coaligadas en Junt pel Si, se expresa en su defensa de un proyecto de estado soberano cataln en el marco de la UE. Cuando saben perfectamente que los Tratados de la UE (12) lo hacen sumamente difcil, por no decir imposible.

Pero en el caso, que un milagro lo hiciera posible, el nivel de deuda pblica de la administracin de la Generalitat que alcanza la cifra de 75.098 millones de euros, a la que habra que aadir la parte que le correspondera de la deuda del estado espaol, ms la parte de la deuda exterior (privada y pblica) que asciende a 1,911 billones de euros. La hipoteca de la deuda impedir a Catalua, en el caso de continuar en la UE (lo cual defiende a ultranza Junts pel Si), actuar como un estado soberano independiente al estar obligado a aplicar las polticas dictadas por Bruselas y Berln, so pena de conocer las presiones y chantajes sufridos por Grecia.

En este escenario, determinados sectores de la izquierda radical han idealizado el conflicto nacional haciendo abstraccin del marco condicionante de la UE, y suean que es una oportunidad para desencadenar un proceso de transformacin revolucionaria superadora del capitalismo. En este deseo, no tienen en cuenta que la hegemona poltica del movimiento independentista la detentan partidos y organizaciones que defienden el capitalismo o no lo cuestionan abiertamente (salvo la minoritaria CUP), y que los sectores populares movilizados son fundamentalmente la pequeo burguesa urbana y rural, clases medias, etc. La mayora de la clase trabajadora se mantiene distante, y no se dejar utilizar de carne de can en la aventura independentista, su memoria sigue viva sobre las polticas de recortes sociales y apoyo a la contrarreforma laboral de CIU ahora PDeCat, que han provocado el aumento escandaloso de la desigualdad (13).

Adems, una parte importante de la sociedad catalana teme con razn, que en una sociedad tan integrada econmicamente como la espaola, como demuestra las relaciones comerciales entre Catalua y el estado espaol, la independencia tendra graves consecuencias sobre el bienestar general, y en particular de la clase trabajadora y los sectores ms vulnerables. No se trata nicamente de las previsibles medidas de proteccin del mercado espaol respecto de las exportaciones de Catalua, en ausencia de la necesaria redistribucin fiscal de la riqueza que reequilibre la economa. La cuestin es ms sencilla: el resto del estado espaol no podr comprar productos catalanes porque no dispondr de recursos suficientes, y si lo hace, ser al precio de un grave endeudamiento que no podr mantenerse indefinidamente en el tiempo. Sin contar con los efectos devastadores que ello supondra sobre las deudas respectivas y su credibilidad en los mercados

Ante la previsible derrota independentista y la frustracin resultante Hay alternativas?


Ante el choque de trenes que se avecina, en una confrontacin de poder, tiene ventaja la parte que goza de una fuerza superior, control del estado, instituciones representativas, Tribunal constitucional, fuerzas de seguridad, apoyo de una mayora de la poblacin en el conjunto del estado espaol sobre el tema en conflicto, y respaldo internacional, particularmente de la UE que no se arriesgar a legitimar un proceso que puede contaminar y extenderse entre otros estados que forman parte de la misma.

En esta perspectiva, el desenlace inmediato del pulso es favorable al gobierno del estado espaol. El gobierno de la Generalitat y las fuerzas independentistas van al conflicto, con una sociedad dividida, donde la mayora se posiciona contra la independencia, pero, donde la parte que apuesta por la independencia est super-movilizada.

En el Parlament la opcin independentista cuenta con un voto mayoritario de los grupos parlamentarios, Junts pel Si y la CUP que suman 72 escaos sobre 135, pero esta aritmtica parlamentaria que se beneficia de una ley electoral no estrictamente proporcional, no se corresponde fielmente con la realidad social que en su mayora apoy opciones no independentistas (14).

El aprendiz de brujo Artur Mas, vetado por la CUP (15), contempla junto a la direccin del PDeCAT (antigua CiU) como su base electoral se va rompiendo y estrechando, llena de fugas, retrocediendo hacia la irrelevancia, mientras ERC capitaliza la confrontacin y le ha hecho el sorpasso tal como reflejan las ltimas encuestas.

En el otro lado, el PP busca capitalizar la posible reaccin de la sociedad espaola contra la independencia, presentndose como el baluarte de la defensa de la unidad de Espaa, cuando en realidad el inmovilismo del PP-Mariano Rajoy es el principal estmulo del independentismo.

Sin embargo, los evidentes riesgos que existen alrededor del desenlace de este conflicto, no augura una victoria plena y duradera para la derecha espaola y las fuerzas centralistas.

El desgaste del PP continuar como consecuencia de los episodios de corrupcin y una recuperacin econmica que no beneficia a una mayora social que sigue sufriendo un elevado desempleo, enorme precariedad y pobreza laboral, resultado de la sistemtica devaluacin salarial aplicada.

La previsible crisis poltica que provocar el conflicto con Catalua puede girarse ms pronto que tarde contra el PP, e impulsar un proceso que culmine con una mocin de censura exitosa que fuerce la convocatoria de nuevas elecciones generales (en esta ocasin los diputados de PDeCAT en el Congreso deberan rectificar y votar a favor), y abra la oportunidad de un cambio de gobierno que desplace al PP a la oposicin.

Pero, el victimismo que el resultado de la prohibicin del 1 de octubre producir en una parte de la sociedad catalana, continuar alimentando la voluntad de una parte de la ciudadana de Catalua de proseguir la marcha hacia la independencia en un futuro indeterminado.

Sin soberana econmica la independencia es pura ficcin


El independentismo en Catalua profundiza su camino hacia la incoherencia y la frustracin. En la reciente proposicin de ley de transitoriedad jurdica y fundacional de la repblica (16) presentada conjuntamente por PDeCAT, ERC y CUP, en el art 13 de rgimen jurdico de la continuidad se establece que las leyes orgnicas, del Estatut de autonoma y de la Constitucin espaola que estn vigentes en el momento de entrada de esta Ley, pasan a tener rango de ley ordinaria cuando no se hayan incorporado a esta Ley y siempre que no la contravengan, Por qu no se rechaza explcitamente la ley orgnica de estabilidad presupuestaria o el art 135 de la Constitucin espaola?

La respuesta mplicita a este interrogante se da en el art 14 que tiene como ttulo Continuidad del derecho de la Unin Europea. Este artculo establece:

1. Las normas de la Unin Europea vigentes en Catalua en el momento de entrar en vigor esta Ley seguirn aplicndose respecto de las obligaciones que eran de aplicacin a las instituciones catalanas y de aquellas que se aplicaban en el territorio cataln por parte de las instituciones de la administracin central del Estado espaol en las mismas condiciones que establece el derecho de la Unin Europea.

2. Las normas de la Unin Europea que entren en vigor con posterioridad a la entrada en vigor de esta Ley se integrarn automticamente en el ordenamiento jurdico de Catalua, respecto de las obligaciones que sean de aplicacin en Catalua, en las mismas condiciones que establece el derecho de la Unin Europea.

Nos encontramos ante una confesin de servilismo ante la UE y sus instituciones, de renuncia a la soberana econmica. Los independentistas de Catalua son buenos chicos Sra. Angela Merkel, no tema usted, seguirn aplicando las polticas de recortes sociales necesarias para cumplir con los objetivos de dficit pblico y garantizar la devolucin de la deuda.

Ante esa situacin, la izquierda revolucionaria socialista, soberanista e internacionalista, defendemos una estrategia realista y honesta. Honesta, porque es consciente de la traicin, de la renuncia y prdida de soberana, tanto de Espaa, como de Catalua, en el marco de la actual Unin Europea. Realista, porque entiende que para resolver de manera satisfactoria y democrtica el conflicto entre Catalua y Espaa, es necesario construir una fuerza poltico-social superior a la que poseen las derechas y el centralismo en Espaa.

El sentido comn llama a no despearse en un referndum, que no garantiza las mnimas condiciones de un debate democrtico de todas las alternativas, como demuestra desde hace tiempo la exclusin sistemtica en los medios de comunicacin que controla o influye el gobierno de la Generalitat, de la opinin y alternativa que representa el federalismo de libre adhesin. Con unas reglas de juego impuestas din dilogo ni consenso, participar en el referndum con el voto No, ser utilizado por el independentismo para legitimar dicho referndum y la declaracin unilateral de independencia dado su carcter vinculante. En realidad, es hacer el juego a los objetivos polticos reales de ERC y PDeCAT que aparecern ms pronto que tarde.

Como alternativa a este escenario de hipocresa, estafa poltica, frustracin e impotencia, hay que crear una alianza de pueblos en el estado espaol, que permita recuperar la soberana econmica y poltica, para hacer realidad la democracia, as como desarrollar polticas superadoras de la crisis, y recuperar los derechos sociales y laborales eliminados derogando las leyes injustas. Para ello hay que romper con la UE y el euro.

Este proceso, implica tarde o temprano abrir un proceso constituyente, romper con el rgimen de la monarqua, y elaborar una Constitucin federal de libre adhesin, que reconozca el derecho de autodeterminacin de los pueblos. De este modo se crearn las condiciones de fraternidad y dilogo que facilitarn el encaje de las diversas naciones presentes en Espaa en un proyecto comn libremente compartido.

Paralelamente, debemos avanzar en la construccin de un proyecto de colaboracin con otros pases de la UE, especialmente del Sur, basadas en la igualdad, la justicia y la solidaridad.

Pero, en el conflicto que se va a producir, entre los gobiernos de Catalua y Espaa, que arrastran a importantes sectores de la poblacin, hay un amplio terreno para lo desconocido e imprevisible.

Notas:

(1) En este Foro Internacional intervinieron la diputada de Die Linke Inge Hger con el tema Die Linke es una alternativa a la socialdemocracia, el representante de Invoge Democracy Kunle Olulode de Gran Bretaa con el tema Del Brexit a la afirmacin de J.Corbyn, los representantes de France Insoumise Gabriel Amard y Christian Rodriguez que expusieron el tema por un nuevo patriotismo: la experiencia y la propuesta de Francia Insumisa, el representante de Unidad Popular de Grecia Dimitris Mitropoulos con el tema Despus de Syriza qu?

(2) En el proyecto Ley del referndum de autodeterminacin en su Ttulo III, art 4, apartado 3 se establece El resultado del referndum tendr carcter vinculante. En el siguiente apartado 4 Si el recuento de los votos vlidamente emitidos da como resultado que hay ms afirmativos que negativos, implica la independencia de Catalua. A tal efecto el Parlament de Catalua dentro de los dos das siguientes a la proclamacin de los resultados por la Sindicatura electoral celebrar una sesin ordinaria para efectuar la declaracin formal de independencia de Catalua, sus efectos y acordar el inicio del proceso constituyente. Ver: http://www.elperiodico.com/es/politica/20170704/ley-referendum-cataluna-pdf-6147161

(3) En el ttulo VII del nuevo Estatut de autonoma de Catalua relativo a la reforma del propio Estatut establece un procedimiento en los artculos 222 y 223, apartado b), el que se requiere el voto favorable de dos tercios de los miembros del Parlament para la aprobacin de dicha reforma. El carcter extraordinario de la decisin de convocar un referndum que en caso de ganar el SI y declarar la Independencia, derogara en la prctica el Estatut, exige el respeto democrtico al cumplimiento de lo dispuesto en el mismo. Ver: http://web.gencat.cat/es/generalitat/estatut/estatut2006/

(4) http://www.elperiodico.com/es/politica/20170330/encuesta-independencia-cataluna-ceo-marzo-2017-5936855

(5) Ver: http://es.wikipedia.org/wiki/Independentismo_catal%C3%A1n



(6) Ver resultado y grfico: http://www.elmundo.es/especiales/2006/06/estatuto-catalan/resultados/globales/09/

(7) http://elpais.com/elpais/2010/09/11/actualidad/1284193026_850215.html

(8) http://politica.elpais.com/politica/2011/05/27/actualidad/1306489864_137130.html

(9) Ver la crtica de Josep Borrell en el libro Las cuentas y los cuentos de la independencia). Ver: http://www.infolibre.es/noticias/opinion/2015/09/06/las_cuentas_los_cuentos_independencia_37329_1023.html

(10) Ver Informe trimestral de julio 2017 de c-Intereg: http://www.c-intereg.es/informe_trimestral_cintereg_07_2017.pdf

(11) Ver grfico, evolucin opinin favorable a Catalua como Estado Independiente, en especial en 2012 y 2013:


(12) Art 49 Tratado de Lisboa que establece procedimiento de adhesin a la UE de nuevos estados miembros. Ver http://www.europarl.europa.eu/atyourservice/es/displayFtu.html?ftuId=FTU_6.5.1.html

(13) Ver artculo del profesor Vicen Navarro: http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2017/06/30/el-mayor-problema-que-tiene-hoy-catalunya-del-cual-no-se-habla-la-crisis-social/

(14) Ver resultados ltimas elecciones Generalitat Catalua 27/09/2015:


(15) CUP es una organizacin independentista de izquierda radical que da su apoyo al actual gobierno de la Generalitat a cambio de garantizar la estabilidad del gobierno de la Generalitat mientras este mantenga la ruta hacia la independencia. En este apoyo facilit la aprobacin de los presupuestos antisociales de 2017.

(16) Ver proposicin de ley transitoriedad jurdica y fundacional de la repblica http://www.elnacional.cat/es/politica/documento-texto-integro-ley-transitoriedad-juridica-fundacional-republica_186198_102.html

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter