Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-09-2017

Contra la impunidad en Guatemala
Jimmy Morales, un cmico contra las cuerdas

Manuel Gonzlez Ayestarn
Rebelin


En Guatemala se est librando una disputa entre diversos sectores de sus clases dominantes y de su sociedad en la que se definir la estructura de poder del pas durante las prximas dcadas. Por primera vez la red mafiosa, derivada del perodo de dictaduras militares, ve peligrar su hegemona poltica.  

Guatemala es un pas cuya democracia descansa sobre el olvido de 250.000 vctimas asesinadas o desaparecidas en el conflicto que marc a ese territorio durante el perodo dominado por gobiernos militares socios de Washington. Actualmente, su sociedad se encuentra en plena encrucijada entre dos proyectos de pas. Uno supone una va de mnimos para garantizar la institucionalidad bsica de una democracia liberal, el otro implica el fortalecimiento de la red de impunidad que rige el complejo mafioso-bancario-militar que domina el pas centroamericano desde las mencionadas dictaduras genocidas. El primer proyecto se puede decir que arranc con la creacin de la Comisin Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) en 2006. Es un rgano de carcter internacional, dependiente de Naciones Unidas (ONU), destinado a apoyar al Ministerio Pblico y a las instituciones de seguridad del Estado en la investigacin de casos ligados a la actividad de cuerpos ilegales y de los aparatos clandestinos de seguridad.

El Cicig fue creado durante el gobierno derechista de scar Berger Perdomo, en acuerdo con la ONU, debido a que el elevado grado de enquistamiento de las mafias en el Estado guatemalteco vulneraba en exceso la gobernabilidad del territorio. Esto implica que, desde el inicio de su andadura, este organismo estuvo apoyado por un sector importante de la burguesa nacional interesado en eliminar a estos cuerpos criminales para poder desarrollar sus frmulas de negocio y fomentar la inversin extranjera en el pas. El mismo presidente Jimmy Morales prometi, durante su campaa presidencial de 2015, apoyar a esta institucin en la lucha contra la red de enriquecimiento ilcito dominante.

Sin embargo, la actividad de este organismo ha evidenciado la simbiosis existente entre la delincuencia y el poder econmico, llegando incluso a sealar al mismo presidente Morales y a sus principales apoyos polticos. Desde entonces, las trincheras iniciales de este conflicto se han desdibujado. Lo que est sucediendo es que, a medida que pasa el tiempo, no slo se est trabajando en la desarticulacin de los eslabones ms dbiles de estas estructuras, sino que se est llegando al mismo corazn de las mafias, explic la periodista guatemalteca Marielos Monzn a Caras y Caretas. Cuando estamos hablando del corazn de las mafias estamos hablando del corazn del poder en este pas. Es el sector econmico ms poderoso, integrado por los grupos ms vinculados a la represin, que son los militares de la contrainsurgencia ms duros y que han mantenido su red de control sin haber sido tocados nunca.

Morales contra el Cicig

Esto ha provocado una pugna entre diferentes secciones de la burguesa nacional y del aparato estatal que ha derivado en una crisis de institucionalidad que amenaza con paralizar Guatemala. El epicentro del conflicto pblico se est dando entre el cmico y showman, devenido en presidente, Jimmy Morales, y el actual comisionado de la Cicig, Ivn Velsquez Gmez. Velsquez ya haba trabajado en el caso que tumb al expresidente Otto Prez Molina, el cual termin implicado en 2015 junto a su vicepresidenta, Roxana Baldetti, en una compleja red de corrupcin por cohecho pasivo, asociacin ilcita y defraudacin aduanera. Por tanto, su precedente como titular del Cicig ya supona una amenaza intrnseca para Morales, cuyo partido, el Frente de Convergencia Nacional (FCN), fue fundado por integrantes de la Asociacin de Veteranos Militares de Guatemala (Avemilgua), es decir, los militares vinculados a la represin, al genocidio, a las torturas y las desapariciones.

Actualmente Jimmy Morales se encuentra acorralado en el marco de una coyuntura judicial que lo asola por diversos frentes. Por un lado, al poco tiempo de hacerse con la presidencia mediante una campaa poltica basada en la lucha contra la corrupcin, la Fiscala inici un proceso penal en contra de su hijo, de 20 aos, y contra su hermano y mentor poltico, Sammy Morales, por delito de lavado de dinero u otros activos. Por otro lado, el viernes 25 de agosto, Ivn Velsquez junto a la fiscal general Thelma Aldana solicitaron el enjuiciamiento del mismo Morales por presunta financiacin ilcita de su campaa electoral de 2015 a la cabeza del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nacin). El mandatario fue acusado de haber manejado ms de 600.000 dlares en gastos de campaa electoral no reportados. Esta situacin de asfixia entre la presin judicial sobre los sectores polticos que sostienen a Morales y sobre su propia familia lo ha llevado a buscar personalmente la destitucin del comisionado del Cicig.

As, al conocer la peticin de enjuiciamiento impulsada por Velsquez y Aldana contra su persona, Morales viaj hasta Nueva York para entrevistarse con el secretario general de la Organizacin de las Naciones Unidas (ONU), Antnio Guterres, al que present varias quejas sobre la actuacin de Velsquez al frente del Cicig, relacionadas con la extralimitacin de sus funciones. A su vuelta, sin haber logrado obtener respaldo por parte de Guterres, Morales declar non grato a Ivn Velsquez por presionar a diputados del Congreso para llevar a cabo reformas constitucionales y le orden salir del pas. Sin embargo, esto fue rechazado por la Corte de Constitucionalidad tras varias semanas de intensas movilizaciones populares en las calles en defensa de la actividad del Cicig contra la impunidad.

Segn Marielos Monzn, mientras el comisionado del Cicig y la fiscal general estaban atacando un sector que no era el ncleo duro de poder, Ivn Velsquez era una especie de dios bajado del Olimpo en Guatemala y todos, incluyendo los sectores ms conservadores y la oligarqua, lo apoyaban. Incluso hubo campaas de protestas durante las cuales era comn ver autos de lujo con adhesivos que decan I love Cicig. Pero una vez que las investigaciones se centraron en la estructura econmica que estaba involucrada en estos casos de corrupcin, se rompi el amor y el comisionado empez a ser sealado como parte de un supuesto complot elaborado por la izquierda internacional para colocar un gobierno radical en Guatemala que acabara con los empresarios.

Finalmente, la Corte Suprema de Justicia autoriz el pasado lunes el antejuicio contra Morales. Por tanto, actualmente el retiro de su privilegio de inmunidad depender de lo que se vote en el Congreso guatemalteco en los prximos meses. Este organismo conformar una comisin encargada de elaborar un expediente del caso en base al cual el pleno decidir si da lugar o no al antejuicio del mandatario. En este proceso se definir qu estructura de poder hegemonizar el pas durante las prximas dcadas. Hoy es evidente que Morales y el complejo corrupto econmico-militar-bancario al que representa perdieron el apoyo del establishment internacional y de un sector de la burguesa nacional que ve mayores ganancias en la va de los negocios legales que en la red mafiosa actual.

Todo ello hace que el pas est en riesgo de aislamiento internacional y de paralizacin econmica si el sector de Morales logra imponerse en esta pugna. Esto tambin desembocara en una suerte de purga contra sectores polticos progresistas y contra defensores de derechos humanos, lderes indgenas y campesinos, as como contra fiscales y periodistas -como Monzn-, actualmente amenazados de muerte por las mafias.

Posibles salidas  

Marielos Monzn ha sido amenazada en varias ocasiones debido a sus investigaciones realizadas en el marco de la memoria histrica. En 2002 su vivienda fue allanada sucesivas veces por encapuchados que llegaron a encaonar a su propio hijo, que entonces tena nueve aos. Recientemente ha visto aparecer su nombre junto a los de otros periodistas y defensores de los derechos humanos en una lista intimidatoria que fue difundida en un diario nacional, y que a su vez ha sido entregada a personas acusadas de narcotrfico.

Segn la periodista, actualmente se ha configurado en Guatemala un pelotn proimpunidad compuesto por una gran asociacin entre militares de la contrainsurgencia acusados de graves violaciones a los derechos humanos; militares, tanto retirados como de servicio, vinculados a grandes casos de corrupcin, junto a polticos, empresarios evasores de impuestos y banqueros. A este bando debe agregarse tambin el sector del narcotrfico, el cual conforma un capital emergente cuyas estructuras tambin estn siendo atacadas por esas mismas investigaciones. As, con todo ello se conforma un bando muy fuerte en favor de la impunidad.

Este conglomerado actualmente est defendiendo, a travs de sus grupos mediticos y polticos favorables, que la lucha contra la corrupcin est generando el cierre de empresas y la paralizacin de la economa. Ellos sostienen que la actividad del Cicig est provocando que nadie se atreva a hacer negocios en Guatemala. Sin embargo, para Monzn, lo que est sucediendo es que ellos ven peligrar su manera de hacer negocios basada en los sobornos, las coimas y la corrupcin. Para la columnista de Prensa Libre, este sector est dando un mensaje aun mayor moviendo los hilos de su ttere, Jimmy Morales, ante el organismo designado por la ONU. En palabras de Monzn, este mensaje podra sintetizarse en este es nuestro pas, ustedes ac no tienen cabida, tampoco tiene cabida la democracia, ni la lucha contra la impunidad ni la defensa de los derechos humanos. Este es nuestro pas y no se toca.

Por otro lado, si la agenda de lucha contra la impunidad se impusiese, Guatemala comenzara a recuperar sus instituciones y a dilucidar posibilidades de desarticular esos cuerpos ilegales y aparatos clandestinos. Dependiendo de cmo se resuelva este conflicto, sabremos quin gana en Guatemala: las mafias o la gente que quiere cambiar el pas, concluy Monzn.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter