Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-09-2017

Yo tambin quiero decidir

Vctor Arrogante
Rebelin


Esta semana ha estado cargadita de noticias con un denominador comn: Catalunya y el derecho a decidir. Demasiada invocacin a la Constitucin sobre el soberanismo y poco en defensa de derechos y libertades recogidos en la Carta Magna y que el Gobierno incumple. Esto si es una vergenza democrtica; como el rescate bancario que lo vamos a pagar entre todos, pese a tanta declaracin de que correra a costa de los banqueros. Tambin yo quiero ejercer mi derecho a decidir y avanzar hacia la Repblica federal.

Preguntar no debera ofender ni responder tampoco. Negando el derecho a decidir sobre el modelo territorial, se niega el derecho a decidir sobre el modelo poltico, social y econmico. El Tribunal Constitucional, la Fiscala General, el Gobierno y los partidos que le apoyan, entienden que preguntar si ofende y facilitar el ejercicio de la palabra un delito. La gente, el pueblo, la ciudadana, deben ser libre para decidir su futuro. Soy internacionalista y no defiendo fronteras ni territorios, defiendo a la gente obrera, a la clase trabajadora a la que pertenezco y a la ciudadana soberana.

Se ha puesto de moda el trmino de partidos constitucionalistas, al referirse a los grupos polticos contrarios al soberanismo. Yo pretendo que la Constitucin se cambie por otra acorde con los tiempos y las aspiraciones del pueblo. Defiendo el Estado social y democrtico y que los derechos fundamentales que recoge se hagan cumplir. Tambin que los derechos sociales −De los principios rectores de la poltica social y econmica−, tengan las mismas garantas que los fundamentales y las libertades pblicas. Que las libertades no se vean sometidas a cargas ideolgicas reaccionarias como la ley mordaza, que limita y coacciona la libertad de expresin y el ejercicio de la protesta legtima. Lo que ocurre es una vergenza democrtica y que la vicepresidenta Senz de Santamara no se ha referido a ello y debera hacerlo por dignidad y decencia poltica. Rajoy dice que no tolerar que los catalanes incumplan la ley; incumplir la ley es financiar su partido ilegalmente, incumplir la Constitucin, la Ley de Dependencia o la de Memoria Histrica.

El Tribunal de Cuentas reclama al expresidente de la Generalitat Artur Mas y otros diez altos cargos que asuman el gasto de dinero pblico que autorizaron en 2014 para la consulta del 9-N, y que la Fiscala cifr en 5,1 millones de euros. Han sido citados para fijar la liquidacin provisional y determinar las cantidades sobre las que debe responder cada uno de ellos, y de no hacerlo el embargo de sus bienes. Todo parece que alguien se ha saltado el Estado de derecho y dar un salto cualitativo en su estrategia desesperada de fomentar el miedo para impedir el 1-O.

Enlazando con lo anterior: el Banco de Espaa ha publicado en el ltimo balance, el coste de la crisis financiera. Un total de 14 entidades financieras recibieron 54.353 millones de euros para su rescate o recapitalizacin, de los que se han recuperado 3.873 millones. De otras operaciones, el supervisor prev recuperar otros 10.402 millones. Resumiendo: se van a recuperar 14.275 millones, lo que supone una prdida para el Estado de 40.078 millones de euros y 82.000 empleos. El gobierno, a sabiendas, minti al pueblo al negar que hubiera rescate. Actuar el Tribunal de Cuentas con tanta diligencia como con los gastos del 9-N?

El fiscal general del Estado, garantiz que el ministerio pblico actuar de forma serena y siempre sometida a la norma pero tan firme y enrgica como requiera la defensa de las instituciones del Estado patria comn e indivisible de todos los espaoles. En un acto solemne de apertura del ao judicial y ante Felipe de Borbn, asegur que todas las fiscalas actuarn con celeridad para preservar el orden constitucional, porque no caben vacilaciones frente a la sinrazn de quienes se sitan al margen de la ley. Maza no se acuerda de su amigo el fiscal Moix, el jefe ms nefasto que nunca antes ha tenido la Fiscala Anticorrupcin, que dimiti, pese al apoyo del Fiscal General, en aquella rueda de prensa cargada de falsedades.

El presidente de la Generalitat y los miembros del Govern firmaron el decreto de convocatoria del referndum. La ley del referndum fue aprobada con los 72 votos de Junts pel S y la CUP. Los 11 diputados de Catalunya S Que es Pot se abstuvieron, mientras que los de C's, PSC y PPC abandonaron el hemiciclo para no dar cobertura a una ilegalidad. En ese mismo instante, Mariano Rajoy, firm la orden para que se interponga un incidente de ejecucin de sentencia ante el Tribunal Constitucional, en el que pide la anulacin de los acuerdos y se exijan responsabilidades penales a la presidenta y a los miembros del rgano rector que votaron a favor de la admisin a trmite de la ley. El Constitucional (separacin de poderes?), admiti a trmite los recursos presentados, lo que se traduce en la suspensin cautelar de la vigencia.

En la resolucin del Alto Tribunal, reunido con carcter de urgencia, apercibe a ms de un millar de cargos pblicos, de su deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir la suspensin acordada. El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, ha admitido la querella de la Fiscala contra el president Puigdemont, el vicepresident Oriol Junqueras; y los doce consellers por los delitos de desobediencia, prevaricacin y malversacin de fondos pblicos, castigado con penas de prisin, por la firma del decreto del referndum. El fiscal les acusa no solo de infringir la ley, sino de impulsar una derogacin abierta y deliberada del ordenamiento constitucional.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, queriendo mostrar la dignidad que no tiene, rodeado de los miembros del consejo de ministros, asegur que no renunciar a nada para impedir que los independentistas catalanes liquiden de un plumazo el modelo de convivencia democrtico marcado por la Constitucin y las leyes. Nadie va a vacilar a la hora de cumplir con su deber; la democracia responder, lo har con firmeza, con aplomo, con serenidad y con dignidad. Coincido con Carlos Elordi en que Rajoy no vale para hacer frente a esto; porque no ha negociado; por intereses electorales y por sus propios principios al respecto que mam desde nio en el franquismo. Pese a todo, la consulta se celebrar y quedar al descubierto que la voluntad de un pueblo, vale ms que las amenazas del poder total.

Como no era suficiente con haber aprobado la Ley de Referndum, el Parlament aprob la Ley de Transitoriedad Jurdica y Fundacional de la Repblica, que prev convertir a Catalua en una repblica independiente. La norma sali adelante con los votos de Junts pel S y la CUP, con el rechazo de Catalunya S Que es Pot. Ciudadanos, PP y PSC se ausentaron, al igual que hicieron el da anterior con la aprobacin de la ley del referndum. La Ley se convertira en una Carta Magna de la Repblica Catalana independiente (suena bien), si se llegase a celebrar un referndum y ganase el S a la secesin. Ni el Govern ni la presidenta del Parlament reconocen los dictmenes jurdicos del TC y pretenden seguir adelante en su desobediencia.

No es estar a favor del referndum, sino que estoy a favor del derecho a decidir de los pueblos. Se poda haber formulado de otra forma si hubiera habido voluntad poltica, pero Rajoy, el Gobierno, su partido y quienes les apoyan, no la han tenido. Quieren mantener el modelo de la Espaa franquista, en el que no encaja una nacin como la catalana, indistintamente de que quieran establecer una repblica. Ha habido un incremento del soberanismo precisamente porque cuanta ms poltica reaccionaria hay en Madrid, ms poltica de avance soberanista hay en Catalua.

El fracaso del Gobierno Rajoy, que ha renunciado a la ms mnima iniciativa poltica sobre Catalua, agrava la crisis del Estado hasta tal punto, que amenaza con llevarse por delante las ms altas instituciones estatales. La Espaa de 2017 no es la de 1978, cuando la guerra fra marc los lmites que la transicin no poda rebasar, y los padres de la Constitucin nos metieron a la monarqua de rondn y sin preguntar. Rajoy no solo no ha buscado el dilogo con la Generalitat sino que allana el terreno para el choque entre la legalidad constitucional y la legitimidad democrtica catalana. El autoritarismo del PP ha hecho que en Catalua las fuerzas catalanistas y soberanistas se sumaran para defender la democracia, sentenci Coscubiela. Dos democracias enfrentadas en una realidad poltica en la que ni los buenos son tan buenos ni los malos tan malos.

Por cierto, que en un estado de alerta 4 contra el terrorismo, la Guardia Civil est persiguiendo urnas y papeletas de votacin, muestra el cinismo extremo del Gobierno del PP, presidido por Rajoy. Joan Tard se preguntaba en Twitter y yo con l: Sr. Rajoy qu es ms democrtico, dejar votar a los catalanes como en Escocia o encarcelar a sus representantes electos? Qu nmero de presos polticos necesitar para impedir el referndum de Catalua? Con 500 presos polticos, la mitad de los cargos pblicos a los que ha apercibido el TC, tendr suficiente para parar el referndum? Convertir en presos polticos a los 16.000 voluntarios que se han apuntado como agentes electorales? Si en el referndum gana el No habr elecciones autonmicas y si gana el S entrar en vigor la Ley de transitoriedad, afirma el diputado de ERC.

Respeto a quienes muestran sus razones para no votar el 1-O, porque siendo catalanes no residen Catalua; porque el resultado del refrendo carezca de efectos jurdicos, porque est al margen de las resoluciones de la ONU y de la Comisin de Venecia de la Unin europea, porque entiendan que el procedimiento para aprobar la ley haya carecido de garantas suficientes, porque los soberanistas no representan a la mayora de los catalanes y otros argumentos igual de respetables. Pero reconzcanme que tambin es cierto, que todas las leyes, los sistemas y regmenes, se cambian por la voluntad del pueblo, no solo por los intereses del poder econmico y el poltico a su servicio.

Hay polticos, intelectuales y voceros, que pretenden demostrar que es ms democrtico no votar que votar, cosa que no se entiende, salvo porque no sean demcratas. Tambin yo quiero ejercer mi derecho a decidir y avanzar hacia la Repblica espaola y federal. Mi deseo, es que se celebre el referndum, que tenga una participacin que le de legitimidad democrtica, y que el gobierno reconozca la voluntad del pueblo cataln.

@caval100

Artculos relacionados:

Da de la independencia o Independence Day

Juntos por el derecho a decidir (Catalunya)

Reflexionant sobre Catalunya

Rey Felipe contra Catalunya

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter