Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-09-2017

La diputada de la CUP Anna Gabriel apela en Valencia a una movilizacin permanente en la pugna con el Estado
En Catalua vivimos un estado de excepcin encubierto

Enric Llopis
Rebelin


Se cumple una semana desde que el Tribunal Constitucional admitiera a trmite en una reunin de urgencia- los recursos interpuestos por el Gobierno de Espaa a la ley y convocatoria de referndum del primero de octubre, aprobados por el Parlament y el ejecutivo cataln. La decisin del alto tribunal implic la suspensin cautelar de los acuerdos, lo que en la prctica supona la prohibicin del referndum de autodeterminacin. Adems el Tribunal Constitucional apercibi al presidente Puigdemont, sesenta altos cargos de la Generalitat y ms de 900 alcaldes de la obligacin de impedir cualquier iniciativa para organizar la consulta. Y comenz la vorgine de declaraciones, amenazas y acciones de los tribunales y la fiscala espaola. Ayer la guardia civil procedi al cierre, a instancias judiciales, de la pgina Web oficial de la Generalitat que informaba del referndum del 1-O; tambin el rey Felipe VI rompi su silencio, al afirmar en sintona con el gobierno de Rajoy, el PSOE y Ciudadanos- que la constitucin prevalecer sobre cualquier quiebra de la convivencia en democracia.

Cada da que pasa nos encontramos con un Estado, Consejo de Ministros, Fiscala, Tribunal Constitucional, Fiscala, ejrcito, monarqua y patronal que se expresan de modo incompatible con la democracia, afirm la diputada de la CUP en el Parlament de Catalunya, Anna Gabriel, en un acto pblico organizado por el sindicato Acontracorrent en la Facultad de Historia de Valencia. La activista y parlamentaria apel a las imgenes de efectivos de la guardia civil entrando en imprentas, las rdenes de la Fiscala General del Estado para que declaren, en calidad de investigados, los 712 alcaldes (una treintena de la CUP) que han decidido colaborar en la celebracin del referndum; o la resolucin del Tribunal Constitucional que advierte a medios pblicos como TV3 de la prohibicin de dar difusin a la consulta. Hay en Catalua un estado de excepcin encubierto, una suspensin de manera implcita- de los derechos polticos y sociales; cada da que pasa incrementa el voltaje represivo del Estado, concluy la activista y parlamentaria. Adems seal ejemplos como el de Grecia, donde pudieron votarse en referndum las medidas de austeridad impuestas por Troika, en el verano de 2015. Y aun as, pese a la oposicin de la gente, que vot en un 61% contra los planes de la Troika, despus los gobernantes no atendieron al mandato popular.

Ante las incgnitas sobre lo que ocurrir a partir del dos de octubre, lo nico que tengo claro es que la izquierda independentista continuar militando, afirm Gabriel. Los cambios de raz no se producen en 24 horas; as, cuando decimos que venimos a cambiar un sistema como el capitalista, de explotacin salvaje, y a hacerlo adems desde una alternativa feminista y radical, sabemos que no se trata de una gesta menor. sta batalla por la emancipacin es el gran objetivo, con mayor o menor participacin el 1-O, y se produzca o no una victoria del s풔. En un saln de actos repleto de pblico mayoritariamente joven, la diputada de Sallent de Llobregat subray una de las ideas capitales: dado que una gran mayora de la poblacin catalana quiere votar, para nosotros es clave que el referndum sea vinculante y pueda implicar una ruptura; porque episodios de movilizacin ya ha habido muchos, como la resistencia en Can Vies o las huelgas generales.

Un referndum para romper con el PP? El Estado no es slo el PP, el reto es mucho mayor que echar a un partido, considera la educadora social, activista y diputada de la CUP desde 2015. El Rgimen del 78 se sustenta en unas bases mucho ms slidas, que trascienden los resultados electorales. Seala, entre otras expresiones del viejo Rgimen las siguientes: el hecho de no terminar con la impunidad del fascismo; los cambios constitucionales de urgencia con el fin de priorizar el pago de la deuda a los bancos; los privilegios de la corona; o la situacin que viven hoy las clases populares, que cada vez perciben un menor salario por un nmero mayor de horas de trabajo. Una pregunta del pblico, redactada en una papeleta, se refiere a las posibilidades que abre la independencia; la arquitectura jurdica-institucional de la UE y la pertenencia al estado espaol no permite polticas pblicas a favor de las clases populares; stas slo son posibles a partir de una lectura radical de la situacin; cuando los compaeros acceden a las instituciones, se dan cuenta de que esta arquitectura no les permite margen de maniobra.

Unas horas antes del acto, Endavant (Organitzaci Socialista dAlliberament Nacional) denunci las pintadas de tinte fascista contra la diputada de la CUP aparecidas en la Universitat de Valncia. En una de ellas, segn inform Endavant en su cuenta de twitter, poda leerse tiro a Ana Gabriel adems de simbologa nazi. Pero no ha sido el de Anna Gabriel el nico acto sobre el derecho a la autodeterminacin que ha despertado fobias. El 12 de septiembre un juzgado de Madrid suspendi cautelarmente la cesin de un local por parte del ayuntamiento regido por Manuela Carmena para la celebracin de un acto a favor del referndum, segn inform la Agencia Efe.

El PP madrileo haba presentado un recurso contencioso-administrativo para que la justicia impidiera la reunin en el centro cultural Matadero. Segn inform eldiario.es, el juez firmante del auto, Jos Yusty Bastarreche, estuvo entre quienes rubric el manifiesto fundacional del Movimiento Libres e Iguales, presentado en julio de 2014, entre cuyos objetivos figuraba la movilizacin del conjunto de los ciudadanos espaoles en el grave debate provocado por el secesionismo cataln. La pgina Web de Libres e Iguales atribuye al secesionismo cataln la pretensin de romper la convivencia entre espaoles.

En la Sala Joan Fuster de la Universitat de Valncia, Anna Gabriel advierte que el proceso soberanista implica una ruptura poltica de primer orden, en la que el Estado espaol no ha querido negociar el referndum ni su resultado. As las cosas, cmo ser posible mantener la disputa? Slo con una alta capacidad movilizadora permanente y cotidiana-, ya que en este proceso no se transitar de una ley a otra ley. Conduce la independencia al socialismo?, pregunta por escrito otro de los asistentes. Cada vez tenemos ms claro que la independencia no consiste en poner una frontera e izar la bandera, apunta la activista, que apela a una lectura ms compleja.

As, Anna Gabriel hace mencin al libro Sobiranies. Una proposta contra el capitalisme, publicado por EspaiFbrica, en el que 14 autores defienden una propuesta integral de soberana reproductiva y la transformacin de las relaciones sociales y patriarcales; el libro toma partido por la recuperacin de las soberanas energtica, alimentaria, residencial, cultural y sanitaria. Adems, explica Gabriel, las mejoras en las condiciones de vida de la clase obrera no vendrn con la independencia sino, como siempre, tendr que conquistarlas por s misma; y concluye con una demanda de equilibrio: que no nos pidan una propuesta rpida, completa y acabada de socialismo los defensores de un sistema que llega a ser tan criminal como el capitalista.

Un da antes se exhibieron pancartas en el Nou Camp, en el partido entre el Ftbol Club Barcelona y la Juventus de Turn, con la leyenda Welcome to the Catalan Republic y SOS Democrcia. Hace tiempo que la lite del deporte ha tomado partido. Mientras el tenista Rafael Nadal apela a la unidad de Espaa: Juntos somos ms fuertes, la estrella del Baloncesto Paul Gasol se muestra partidario del derecho a decidir. En la facultad de historia de Valencia, el coordinador de Esquerra Unida i Alternativa (EUiA) y diputado en el parlamento cataln por Catalunya en Com, Joan Josep Nuet, confi en que el 1-O represente la gran derrota del PP, aunque no ser la ltima batalla. Record que entre los partidarios del referndum de autodeterminacin coexisten estrategias diferentes; en unos casos se defiende la consulta para lograr la independencia; sin embargo Catalunya en Com (coalicin formada por Iniciativa per Catalunya Verds, Esquerra Unida i Alternativa, Podemos y Equo) apela a una movilizacin exitosa, que se exprese en el voto y, por tanto, en el derecho a decidir de la gente. Aunque hay un gran acuerdo en que el 1-O representa un punto de ruptura con el Rgimen; es cierto que la mitad de Catalua no es independentista, pero no estamos hablando de independencia, sino de democracia; lo determinante no ser el s a la independencia, sino un grado de participacin alta que demuestre que hay una sociedad implicada que aspira a romper con el Rgimen y echar a Rajoy.

El diputado de izquierdas considera que un proceso soberanista como el planteado en Catalua no ha de ser nada identitario; as, hay importantes barrios populares no incorporados al proceso, en los que la gente todava escucha los cantos de sirena de Ciudadanos o el PP. En consecuencia, Nuet insiste en la importancia de observar el 1-O como una carrera ciclista a largo plazo, que afrontar en quince das un relevante puerto de montaa. Por ltimo, el periodista y documentalista David Segarra destac la relevancia de un movimiento democrtico-popular como el articulado actualmente en Catalua- asociado a derechos como la pluralidad y la autodeterminacin; y ello, en una coyuntura de auge de la extrema derecha en Europa, cuando la UE deriva hacia posiciones cada vez ms racistas y reaccionarias.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter