Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-09-2017

Uruguay, la calma en medio de la tormenta

Crismar Lujano
CELAG


Un dicho popular reza que cuando Brasil y Argentina estornudan, Uruguay se enferma. Hace unos aos esto poda ser cierto, pero hoy da el panorama pinta muy diferente. Mientras que los dos grandes de Amrica Latina sufren embates recesivos reflejados en la cada sostenida del crecimiento del PIB y la destruccin masiva de empleos gracias, en buena parte, a las polticas neoliberales de Temer y Macri; su vecino menor est a punto de completar quince aos de crecimiento ininterrumpido, todo un rcord para un pas que apenas alcanza los 3 millones y medio de habitantes.

Uruguay no tiene petrleo o cobre, pero supo aprovechar el boom de las materias primas y desarroll la resiliencia necesaria para soportar los choques externos. As, durante la ltima dcada, junt sus fortalezas agroganaderas y tursticas y se guind del tirn chino para diversificar su economa y recortar la histrica dependencia de sus imprevisibles vecinos, especialmente de Argentina, pas que en 2016, ha quedado relegado al quinto lugar como destino de las exportaciones uruguayas, detrs de China, Brasil, EE.UU y Pases Bajos. (1)

Si bien la economa no ha crecido a tasas espectaculares, lo ha hecho sin parar: entre 2006 y 2015, el pas creci en promedio 4,8%, con un PIB per cpita que para ese ltimo ao ascenda a US$15.720 (2). Si bien a partir de 2015 la situacin no fue ideal, el frenazo no evit crecer en torno al 1% ese ao y otro 1,5% en 2016. Aunque en este ltimo, tambin se conoci la inflacin ms alta en 13 aos , 11% (3), y el peor resultado en 27 aos para el dficit fiscal que cerr a un nivel del 4% PIB (4).

Por lo pronto, los pronsticos vaticinan un buen 2017 y de hecho ha arrancado en positivo: en el primer trimestre el crecimiento del PIB registr un 4,3% impulsado por el sector turismo, que este ao marc una temporada rcord gracias a la creciente inflacin Argentina. Una espada de doble filo, teniendo en cuenta que la actividad del sector en Uruguay sigue siendo muy dependiente del ingreso de turistas desde su vecino sur -60% del total- al punto que es frecuente que entren ms dlares al pas por turismo que por venta de carne o soja.

En lo social, el pequeo pas tambin es reconocido por su alta calidad de vida. Segn datos del Banco Mundial, de 2006 a 2015 la pobreza moderada se redujo en 22,8% y la indigencia que marca 0,3% es prcticamente imperceptible. En trminos de equidad, los ingresos del 40% ms pobre de la poblacin uruguaya han aumentado mucho ms rpido que el crecimiento promedio de los ingresos de toda la poblacin y alrededor del 87% de la poblacin de ms de 65 aos est cubierta por el sistema de pensiones. Estos resultados han sido posibles con la implementacin de polticas pblicas inclusivas que durante la ltima dcada estuvieron enfocadas en ampliar la cobertura de los programas de atencin social.

Est todo bien?

A la par de la macro y microeconoma, hay otros nmeros que empiezan a tener peso: los sondeos ciudadanos vienen mostrando el descontento creciente de la poblacin con el actual gobierno, presidido por Tabar Vzquez; quien en sta, su segunda gestin, tiene tasas de aprobacin histricamente bajas -en torno al 30%- con algunos escndalos de mala gestin, aunque no de corrupcin, como sus vecinos inmediatos.

Este fin de semana el vicepresidente, Ral Sendic, present su renuncia indeclinable(5) tras verse involucrado en una polmica devenida ante las acusaciones de uso de dinero pblico para beneficio personal cuando estuvo al frente de la estatal petrolera Administracin Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (ANCAP). Hay conmocin poltica, pero se mantiene la calma institucional, especialmente porque en reemplazo llegar Luca Topolansky, senadora titular por el Frente Amplio y la ms votada de la lista despus de su esposo el expresidente Jos Pepe Mujica, quien no podr asumir como vice por haber presidido el poder ejecutivo en el perodo inmediato anterior (2010-2015). Pepe Mujica compar la situacin de Sendic con Brasil: mientras en Brasil aparecen bolsones de plata, nosotros estamos discutiendo unos calzoncillos, por favor se quej.

El tropezn de Sendic, sin embargo, no opacar otros asuntos pendientes que requieren atencin inmediata por parte del gobierno nacional. Tareas que tras un largo perodo de transformacin es necesario completar, para seguir avanzando en la construccin de un Estado de bienestar social de gran potencial econmico.

Mejora de la educacin. Aunque se garantiza el acceso universal en educacin preescolar y primaria, con una cobertura que supera considerablemente el promedio latinoamericano, los ndices de finalizacin de educacin secundaria siguen siendo insatisfactorios y aumentaron muy lentamente en las ltimas dcadas en comparacin con otros pases de la regin. Sumado, hay inequidades muy marcadas basadas en el estatus socio-econmico de los estudiantes. Segn lo indica la OCDE, en 2010, slo el 25 % de quienes tenan entre 15 y 17 aos del quintil de ingresos ms bajos haba completado el ciclo bsico y 7% de los que tienen entre 18 y 20 aos haba culminado Secundaria. Todo esto en contraste con el 85% y 57%, respectivamente, del quintil de ms ingresos.

Modernizacin de los servicios pblicos. La instituciones de la administracin pblica uruguaya exhiben deficiencias en la gestin de sus procesos y organizacin. Fortalecer su transparencia y eficiencia pasa por la informatizacin de los mecanismos con los cuales se pueda agilizar el acceso a servicios electrnicos, optimizar su alcance y hacerlos ms expeditos y asequibles a la poblacin. Recientemente, el Directorio Ejecutivo del Banco Mundial aprob un prstamo al gobierno por una suma de US$12 millones a un plazo de 17,5 aos con un perodo de gracia de un lustro para la implementacin de un plan de modernizacin del sector pblico y sus servicios.

Poder adquisitivo. En un contexto deficitario, el gobierno abog por medidas tributarias para sellar los baches en las cuentas pblicas. La reforma fiscal incluy un alza del Impuesto a la Renta de las Personas Fsicas (IPRF), aumento del impuesto a las rentas del capital, incremento del Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS), cambios sobre el Impuesto a la Renta de las Actividades Econmicas (IRAE) y una baja del Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) para todas las compras con tarjetas de dbito y dinero electrnico. Lo cambios que empezaron a regir a inicios de este ao, contaron con el aval de que en 2016 los salarios crecieron 10,77%, dos puntos por arriba de los precios que cerraron el ao en 8,1%. No obstante, los ajustes tributarios corren el riesgo de impactar directamente en el bolsillo de los uruguayos con la posibilidad de mermar su poder adquisitivo de los asalariados.

Notas:

(1) http://www.uruguayxxi.gub.uy/informacion/wp-content/uploads/sites/9/2017/01/Informe-Anual-de-Comercio-Exterior-2016.pdf

(2) http://www.bancomundial.org/es/country/uruguay/overview

(3) http://www.ambito.com/841895-crece-la-inflacion-en-uruguay-llego-al-11-la-mas-alta-en-13-anos

(4) http://www.elobservador.com.uy/deficit-fiscal-trepo-2016-su-mayor-nivel-mas-dos-decadas-n1024041

(5) https://twitter.com/RaulSendic_uy/status/906525585509437441

Crismar Lujano, investigadora CELAG. @Clujan0

Fuente: http://www.celag.org/uruguay-la-calma-en-medio-de-la-tormenta/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter