Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-09-2017

Ningn ser humano es ilegal

Marco Dvila
Rebelin


Aquellos quienes odiaron, deshumanizaron, lincharon, quemaron incluyendo nios y nias y esclavizaron a los negros (cuando EEUU era grande), son los mismos que hoy odian a los inmigrantes indocumentados; son los mismos que odian a quienes se organizan, a quienes protestan por sus derechos, a quienes en las calles demandan dignidad. Los reaccionarios anti-inmigrantes odian al trabajador indocumentado porque saben muy bien que los indocumentados son un peligro para la derecha retrgrada, son un peligro para la llamada supremaca blanca, son un peligro para la ideologa ultraconservadora de EEUU. Los millones de inmigrantes indocumentados son una amenaza para el intento del retorno a aquellos tiempos nostlgicos, de cuando EEUU era grande, de cuando los blancos (por ley) podan comprar y vender negros como mercanca.

Que le quede claro a los reaccionarios anti-inmigrantes, no, no es culpa de los padres del Dreamer el haberlo trado a EEUU cuando an era muy pequeo. La verdadera culpable es la intervencin norteamericana en Mxico, en el resto de Amrica Latina y en otras partes del mundo. En otras palabras, EEUU es el principal culpable de que 11 millones de personas se hayan visto obligadas a abandonar sus pases de nacimiento.

Que le quede claro a los reaccionarios anti-inmigrantes, EEUU no le da de comer a los inmigrantes, son los inmigrantes quienes le dan de comer a EEUU. El indocumentado no toma ventaja de EEUU, es EEUU quien toma ventaja del indocumentado, al usarlo como mano de obra barata, al explotarlo en su lugar de trabajo, al arrebatarle sus derechos, al usarlo de chivo expiatorio para obtener ganancias en el terreno poltico y luego querer desecharlo.

Ni con muros, ni con deportaciones, ni con discursos anti-mexicanos, ni con discursos anti-inmigrantes podrn detener el flujo migratorio hacia EEUU. Si en verdad quieren poner un alto a la emigracin de mexicanos y latinoamericanos, dejen entonces de derrocar gobiernos, dejen de meter sus grandes narices en otros pases, dejen de asesinar lderes progresistas, dejen de robarse los recursos naturales, dejen de entrometerse en la vida social, poltica y cultural de Amrica Latina, dejen de patrocinar a gobiernos marionetas, aptridas y entreguistas.

Con Bush o sin Bush, con Obama o sin Obama, con Trump o sin Trump, con DACA o sin DACA, con neonazis o sin neonazis, con reaccionarios anti-inmigrantes o sin reaccionarios anti-inmigrantes, la lucha por la liberacin de 11 millones de trabajadores inmigrantes contina.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter