Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-09-2017

En la muerte del filsofo, profesor, maestro y polmata Antoni Domnech

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Temprano levant la muerte el vuelo/ temprano madrug la madrugada/ temprano est rodando por el suelo/

    (Miguel Hernndez, Elega a Ramon Sij)

 

Antoni Domnech (1952-2017), uno de los grandes filsofos espaoles de estas ltimas dcadas y, en mi opinin, de todos los tiempos, nos dej la noche de este pasado domingo.

La nota y fotografa que han publicado sus amigos y compaeros de la revista Sin Permiso, una de sus ms queridas e importantes aportaciones, son estas : Antoni Domnech, editor general de Sin Permiso, ha muerto hoy domingo, 17 de septiembre de 2017. A partir de las 17h. del martes, estar en el tanatorio de Sant Gervasi (Barcelona). El funeral y acto de despedida sern el mircoles 20 de septiembre a las 12:45h en el mismo tanatorio.

Filsofo siempre, profesor, maestro de estudiantes y ciudadanos, introductor de autores esenciales, excelente y admirado conferenciante, reconocido filsofo de la ciencias sociales, autor de decenas y decenas de artculos imprescindibles que muchos de nosotros guardamos en nuestra memoria (y que se guardarn para siempre, sin ninguna duda, en la memoria de la historia de la filosofa espaola), traductor riguroso y selectivo, editor general de sin permiso adems de asiduo colaborador tiempo atrs -una de las almas ms bien- de las revistas Materiales y mientras tanto, ciudadano antifascista siempre comprometido, defensor -y pensador original- de un socialismo realmente transformador, el traductor de Wolfgang Harich (uno de sus maestros junto a Manuel Sacristn y Ernst Tugendhat) es autor de dos de las obras ms importantes que la filosofa espaola ha generado en estos ltimos aos: De la tica a la poltica. De la razn ertica a la razn inerte (Crtica, 1989), su tesis doctoral, y El eclipse de la fraternidad. Una revisin republicana de la tradicin socialista (Crtica, 2004).

No es momento de hacer un balance de su obra (amigas, amigos, compaeros y discpulos suyos mucho ms cercanos que yo estn en mejores condiciones) pero s, tal vez, de dar cuenta de la altura humana de este gran filsofo, de este polmata, de este pensador profundo y singular como pocos. Algunos ejemplos.

Hace ya algunos aos me pas un manuscrito elaborado de El eclipse de la fraternidad. Me pidi opinin. Qu poda decirlo yo, deslumbrado como estaba, sobre aquel texto tan soberbio, tan inusual ? Opt por leerlo con calma, con mucha calma, tomar notas y sealarle, bsicamente, algunas erratas. Nada ms, nada sustantivo. Despus de enviarle mi e-mail con las notas de lectura , me llam, fue una llamada larga desde un restaurante en el que estaba cenando con su hija , para agradecerme mi inters, mi trabajo y mis comentarios. Dej constancia de ello, junto con los nombres de muchos otros amigos, en la presentacin del libro.

Pocos meses despus le importun amos . Xavier Juncosa, Joan Benach y yo mismo estbamos haciendo Integral Sacristn. Queramos entrevistarle sobre su maestro, amigo y compaero. No lo dud ni un instante. Nos cit en su despacho de la Facultad de Econmicas . Le filmamos, d e eso se trataba . Pensbamos en 50 minutos, en una hora como mximo. Nos equivocamos. La convers ac in pareca interminable. Un tema nos llevaba a otro y este ltimo a otro complementario. Tres horas en total. Algu nos momentos, muy pocos, no pudimos incorporar ms, aparecen en algunos de los documentales de Integral. Pero v ale la pena, no es cortesa ni exageracin, ver la entrevista completa. Es un goce intelectual, poltico y humano de primera magnitud.

Toni Domnech tena el detalle de enviar a sus amigos un regalo para fin de ao. Normalmente era poemas o textos escogidos . El mismo lo traduca. Un o de esos ao s, tal vez fuera en 2008, nos regal su traduccin de la Loa a la dialctica. Le ped permiso para usarla. E s el texto que cierra Sobre dialctica , un libro pstumo de Manuel Sacristn editado por El Viejo Topo que creo que no le disgustaba.

La ltima vez que coincidimos fue en la presentacin de la tesis doctoral de un amigo comn, Manel Pau, un trabajo de metodologa de la ciencia, con aristas polticas, que l mismo dirigi. Agradable como siempre, humano como siempre, enseguida que me vio me pregunt por la salud de mi hijo. Slo despus pasamos a otros temas que nos preocupaban. No dej de aconsejarme con cuidado y amistad.

Conferenciante brillante como pocos, un sbado de hace aos le fui a escuchar a una escuela de formacin del PCC. Eramos muy pocos. Unas diez, doce personas. Viejos militantes con dcadas de lucha detrs. Toni habl con el rigor, con el conocimiento, con la belleza de siempre si se me permite, y respondi con la mxima cortesa y delicadeza a algunas preguntas formuladas al viejo-estilo. A pesar de su distancia poltica en determinados puntos, nunca dej de querer y admirar a los resistentes antifascistas y comunistas democrticos, una tradicin de la que l mismo fue parte activa durante aos, pero nunca, eso s, un activista cegado, callado o prudente en sus formulaciones crticas. Ser incmodo en ocasiones, cuando fue necesario, fue uno de sus valores morales ms apreciados.

Despus de su intervencin en este seminario sabatino, me convid a tomar algo. Hablamos mejor dicho, habl de Brecht y, casi al final, me recit en alemn (al poco cambi de idioma) un poema que yo entonces desconoca. Le gustaba, me dijo. Haca mirar y pensar en otro Brecht. Satisfacciones es su ttulo.

Lo escribo ahora de memoria, en su honor. Es traduccin, si no ando errado, de otro germanista como l, Vicente Romano, otro compaero no olvidado que nos dej hace unos tres aos.

La primera mirada por la maana al despertarse

El viejo libro vuelto a encontrar

Los rostros entusiasmados

Nieve, el cambio de estaciones.

El peridico, un perro, la dialctica.

Baarse, nadar, msica antigua.

Zapatos cmodos, comprender, msica nueva

Escribir, viajar, plantar,

sentir, y ser amables.

El, sin renunciar nunca a la mirada crtica, a ser incmodo cuando era necesario, quiso serlo, quiso ser amable. Y le entusiasmaron, siempre, los rostros entusiasmados por ideales de libertad, equidad, feminismo, dignidad, resistencia y fraternidad.

Abrimos y cerramos ahora con Miguel Hernndez: Que tenemos que hablar de muchas cosas,/ compaero del alma, compaero.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter