Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-09-2017

Lavado de cerebro

Margarita Labarca Goddard
Punto Final


Mi nieta me pregunta qu es un lavado de cerebro, porque vio algo en la tele y crea que era lavarse el pelo. Me cost explicrselo, como me est costando ahora.

Hacer un lavado de cerebro es meterle algo a alguien en la cabeza, pero el problema es saber si eso es posible y cmo se hace. Claro que es posible, porque si uno escucha las mismas frases e ideas durante aos y no hay nada que las contrarreste, termina creyndolas. Esto est estudiado y se llama tambin lavado mental realizado por los medios de informacin sobre la poblacin, el cual puede efectivamente tener a largo plazo el efecto de imponer el punto de vista de los medios sobre las personas. Lo mejor para evitarlo es utilizar varias fuentes dentro del posible espectro informativo, lo que no exista durante la dictadura.

En esa poca mucha gente crey que viva bien, por lo menos al principio, porque la nica informacin era la que daban los milicos; no haba ni un diario, ni una radio ni una persona que pudiera rebatir. Porque adems, la Democracia Cristiana, comenzando por sus dirigentes Eduardo Frei y Patricio Aylwin, apoyaba a la dictadura. Y Eduardo Frei dijo: Los militares han salvado a Chile y a todos nosotros. Pero al final l no se salv porque tambin lo mataron.

Hasta hoy subsiste ese lavado de cerebro, del cual se escaparon solamente las personas que estaban fuera de Chile y las que tenan una formacin poltica muy seria y firme. Aunque tambin algunos que estaban afuera, cuando volvieron se aprovecharon de que el pueblo estaba amaestrado. Qu barbaridad: eso se llama felona.

La Concertacin continu lavando cerebros al suprimir de a poco toda la prensa de oposicin que hubo durante la dictadura. Porque una mente abierta al mundo requiere informacin y discusin. Mentes abiertas y crticas es lo que menos quera la Concertacin, porque haba llegado a acuerdos con la dictadura y cedido todo.

El lavado de cerebro tambin incluye el pesimismo. Mucha gente dice o piensa: Aqu no se puede hacer nada, lo que es falso. Pero se lo han dicho durante 27 aos: solo en la medida de lo posible. No se dan cuenta que esa frasecita indica que en realidad nada importante es posible? Porque, naturalmente, no quieren hacer nada importante, no quieren herir los intereses de los poderosos, de las transnacionales, no quieren cambiar el modelo econmico de la dictadura. El aborto no tiene nada que ver con el modelo econmico, por eso se puede discutir ad nauseam.

Y hay polticos jvenes que en lugar de analizar cmo hacer algo que valga la pena, por ejemplo qu hacer con el cobre o cmo democratizar a las fuerzas armadas, se ponen a disputar un cupo parlamentario. Y casi nos hacen morir de vergenza ajena por el que mand el correo y por el que lo difundi, por lo que se dijo y por lo que no se dijo.

Lo que hay que hacer es quitarles ese lavado de sesos a los chilenos. No se trata de ensuciarles la mollera, como podra parecer por el nombre, sino de quitarles las telaraas. Se trata de convencerlos de que s se puede, y si otros han podido por qu nosotros no?

Y cmo lo hacemos? Para comenzar respire profundo, reljese y piense que los cupos parlamentarios importan un pepino y que no vale la pena que usted gaste su tiempo y su energa en preocuparse de ese tema. Y a lo mejor el presidente de la Repblica tampoco importa mucho, porque hasta ahora todos los candidatos son parecidos (menos una, la nica que se atrevi a criticar a Salvador Allende) y van a hacer las cosas en la medida de lo posible, o sea no van a hacer nada. Mejor piense que los cambios revolucionarios hay que hacerlos de abajo hacia arriba y no de arriba hacia abajo. Forme cooperativas, uniones de vecinos, sindicatos. En suma, organcese, que no pasa nada si uno se organiza.

Y hgase un lavado de cerebro al revs usted mismo: piense que Chile es un pas lindo, con gente inteligente y corajuda. Lo que hay que hacer es crear poder popular. Mucho se ha escrito sobre esto, pero cmo? Es fcil decirlo, pero hay que explicar cmo se hace verdad? De otro modo, estaramos hablando sin decir nada serio. En otro artculo, porque aqu no cabe, les voy a contar las experiencias en otros pases. Hay muchas, porque parece que tomarse la Bastilla, el Palacio de Invierno, hacer una huelga general o una guerrilla, son sistemas que ya no se usan, no sirven. Ahora la cosa es la creacin de poder popular. Es complicado pero menos peligroso, porque los poderosos ni se dan cuenta. Que se cree una organizacin para defender la prgola del barrio, o que las mujeres se organicen para estudiar, no les importa mucho, porque no entienden bien lo que es eso. No voy a poner ejemplos ms complicados para no darle luz al gas. Entonces, cuando menos se lo piensan, ya el poder lo tiene el pueblo y ellos se quedaron con un palmo de narices.

Publicado en Punto Final, edicin N 884, 15 de septiembre 2017.

[email protected]

www.puntofinal.cl



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter