Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-09-2017

El barrio de 8.000 habitantes supera el 30% de poblacin en desempleo
Kolectivos del Parque Alcosa (Valencia) se enfrentan al desahucio de un local comunitario

Enric Llopis
Rebelin


El Ayuntamiento de Alfafar, municipio de 21.000 habitantes a seis kilmetros de Valencia, marc en rojo (utiliz tal expresin) el mes de junio de 2014 en el almanaque. La razn es que en una superficie de 37.300 metros cuadrados y con una inversin de 60 millones de euros -celebraba el consistorio- la multinacional sueca Ikea iba a instalarse en Alfafar. En las ltimas elecciones municipales (2015) venci el PP con el 40% de los votos y 10 de los 21 concejales en liza (en 2011, logr 11 sobre 21). Al suroeste de Alfafar se emplaza el barrio de Orba o Parque Alcosa, hijo de la crisis y el paro en los aos 70, y de la herona en los 80, recuerdan algunos vecinos.

Tambin dicen que, aunque el Parque Alcosa diste dos kilmetros del municipio del que administrativamente depende, Alfafar, lo que les separa en verdad es una carretera, una gasolinera, las vas del tren y mil aos de existencia. Con una poblacin que supera los 8.000 habitantes, y que de manera continua flota, el Parque Alcosa es una barriada dormitorio que se levant en la dcada de los 60, durante el desarrollismo franquista, y donde pronto lleg la inmigracin andaluza, manchega y castellana que abandonaba el mundo rural.

Podra afirmarse que el Parque Alcosa es un barrio castigado sin pausa por la crisis, el desempleo y la exclusin social. Lo que llaman recuperacin econmica aqu no ha llegado, s ms contrataciones, pero de un da o un fin de semana, explica un vecino. Durante la crisis, con indicadores de paro (extraoficiales) situados entre el 30% y el 40%, se acentuaron todas las redes de apoyo familiar y comunitario. En este barrio, situado a ocho kilmetros de Valencia, no cesan las reivindicaciones. El 21 de septiembre el Kolectivo Parke Alkosa ha convocado en la Plaza Vieja una asamblea informativa ante la orden judicial de desahucio con fecha 17 de octubre- del local social que autogestionan, de titularidad privada. En la asamblea se plantear empezar por una recogida de firmas, y en un futuro otras acciones.

El local social, actualmente en situacin de deterioro, es la sede del proyecto social y comunitario Nosotras Mismas, que desarrolla el Kolectivo. All se realizan trabajos comunitarios, actividades culturales y la Kooperativa imparte la parte terica de sus talleres; tambin opera un banco de alimentos, un ropero solidario y acta como punto informativo de ayudas. Est clasificado para usos comerciales, aunque nosotros le demos un uso social; pagamos cerca de 400 euros de alquiler al propietario privado, explica Toni Valero, integrante del Kolectivo Parke Alkosa.

El barrio se vincula a una importante tradicin de luchas sociales. Por ejemplo, en diciembre de 2011 dos vecinos iniciaron una huelga de hambre para que la Generalitat y el Ayuntamiento de Alfafar (instituciones regidas entonces por el PP) saldaran una deuda de 300.000 euros con las iniciativas sociales del Parque Alcosa; denunciaban que, por razn de los impagos, una treintena de trabajadores llevaban seis meses sin percibir los salarios. La huelga continu pese a que los dos vecinos fueron desalojados por la polica de un local adyacente a la Catedral de Valencia, donde haban iniciado la huelga.

Pero la accin reivindicativa no se qued en la huelga de hambre. Trabajadores de los proyectos sociales del Parque Alcosa desplegaron durante dos meses una campaa informativa en Valencia, con los siguientes puntos: abono de la deuda, un plan de medidas de urgencia social para el barrio y espacios para debatir los presupuestos municipales; tambin durante aquellas fechas la polica desaloj de manera violenta a un centenar de vecinos del pleno municipal de Alfafar, que debata los presupuestos. Y as, mediante estancias indefinidas, concentraciones en plazas, ocupaciones y huelgas fueron logrando los recursos del Ayuntamiento de Alfafar y la Generalitat- con los que financiar los proyectos.

Hoy, en la asamblea del 21 de septiembre, continan en la batalla. Piden la intervencin del Ayuntamiento de Alfafar, que adquiera el local comunitario y lo ceda al Kolectivo para que continen las actividades; proponen asimismo saldar la deuda con el propietario privado mediante el trabajo social y las tareas de rehabilitacin en el local. Es lo que podemos aportar, nuestro capital humano, resume Toni Valero. Pero por el momento el consistorio no se muestra receptivo (la alcalda no ha respondido a la solicitud de reunin del Kolectivo); recuerdan que durante una dcada pudieron costear el alquiler del local (hoy ya no pueden hacerlo), donde por ejemplo se inici el centro de da para menores, gestionado por el Kolectivo de Jvenes; y donde funciona todava hoy- un servicio de atencin jurdica.

El local sobre el que pende la orden judicial de desahucio sirve, adems, como punto de reunin para grupos informales de un barrio con fuerte tradicin familiar y comunitaria; siempre presente, aunque en los ltimos aos reforzada por la inmigracin magreb y latinoamericana. Fuentes de la Koordinadora de Kolectivos recuerdan todas las barreras que durante aos la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de Alfafar han impuesto a los proyectos: trabas burocrticas, recortes de financiacin, retirada de subvenciones municipales, multas por actos pblicos y retrasos en los pagos por el gobierno autonmico, entre otras.

Las hojas que convocan la asamblea en la plaza plantean diferentes preguntas: Quieren despedir a la Kooperativa social del parque? Quin, cmo, por qu? El problema es la Kooperativa o tal vez que haya ms de 2.000 personas desempleadas en nuestro municipio, y pocas prestaciones y empleo para la comunidad?. Adems de la amenaza de desahucio, el Kolectivo expone en los carteles todos estos riesgos, derivados de las nuevas frmulas de contratacin municipal. Entre 1987 y 2014, el Ayuntamiento de Alfafar contrat con la Kooperativa la limpieza viaria y algunas tareas de mantenimiento (reparacin de fachadas o fuentes, repintado de bancos, entre otras) en el barrio. A partir de 2014, explica Toni Valero, ampliamos los trabajos de mantenimiento urbano al trmino municipal, que continan hoy; pero perdimos la limpieza viaria, ya que el Ayuntamiento de Alfafar la privatiz. Actualmente la Kooperativa tambin lleva a trmino la limpieza de parques y jardines en Alfafar. Trabajan 13 personas, la mayora en turnos rotativos de nueve meses, en un proyecto de insercin con financiacin municipal, subraya Valero. Es lo que hoy est, consideran, en riesgo.

Uno de los principios que inspiran las movilizaciones es romper con la pasividad, aseguran integrantes del Kolectivo. Desde hace tres dcadas tratan, frente al slvese quien pueda, de garantizar la supervivencia colectiva; y, con ese punto de partida, conseguir la mejor venta posible de nuestro producto y fuerza de trabajo; todo ello a partir de la autoorganizacin, el apoyo mutuo y la toma colectiva de decisiones. Resaltan que ms de 500 familias han pasado desde 1987 por la Kooperativa; y que entre 1995 y 2005 se crearon 120 puestos de trabajo mediante diferentes iniciativas laborales.

Otro elemento fuerte de los proyectos es la relacin de comunidad: participan y se mezclan personas magrebs, de etnia gitana, autctonos, ecuatorianos, colombianos y bolivianos, entre otros. En una barriada donde, desde finales de los aos 70, las tasas de paro no descienden del 30%, aseguran fuentes de la Koordinadora de Kolectivos. El problema es que con el nivel de desempleo y drama social de nuestra poblacin, las prestaciones sociales y el empleo son absolutamente insuficientes.

Todo se ha ganado con mucho esfuerzo y lucha. Fue una huelga de hambre, en 1992, lo que hizo que el Ayuntamiento contratara con la Kooperativa la limpieza de las calles. Ya en 1991, cuando naci la Koordinadora de Kolectivos, lo hizo al calor de los juicios contra los incriminados por la ocupacin del supermercado Continente. Desde entonces, la accin directa en la calle ha sido constante. Campaas, acampadas, huelgas de hambre: en 1994 contra los impagos y retirada de ayuda de las administraciones; o tambin entre 2004 y 2006, por los impagos del Servicio Valenciano de Empleo (SERVEF).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter