Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-09-2017

Los indgenas despiertan a una Argentina que los haba olvidado

Daniel Gutman
IPS


Los reclamos territoriales de cientos de comunidades indgenas, que se extienden por casi toda la extensa geografa argentina, irrumpieron sorpresivamente en la agenda pblica de un pas construido por y para descendientes de colonizadores y de inmigrantes europeos, acostumbrado a mirar como ajenos a los pueblos originarios.

Todo comenz con la desaparicin de Santiago Maldonado, un artesano de 28 aos que el 1 de agosto participaba en la surea y patagnica provincia de Chubut en una protesta del pueblo indgena mapuche, que fue desalojada de manera violenta por una fuerza de seguridad. Desde entonces, nada se sabe sobre su paradero.

Ese hecho moviliz a amplios sectores de la sociedad y sac de las sombras un conflicto que en los ltimos aos ha provocado numerosos hechos de violencia pero al que histricamente se le ha prestado poca atencin.

Ojal el hecho desgraciado de Santiago Maldonado sirva para que en la Argentina se entienda que es necesario y posible encontrar soluciones legales y polticas a la cuestin indgena, dijo Gabriel Seghezzo, director de la Fundacin para el Desarrollo en Justicia y Paz (Fundapaz).

Es imprescindible trabajar para desactivar los conflictos, porque si no la violencia va a continuar, agreg a IPS el mximo dirigente de la organizacin que trabaja para mejorar las condiciones de vida de las comunidades que viven en la porcin argentina del Chaco, el gran bosque subtropical que se extiende hacia Paraguay y Bolivia.

Fundapaz fue una de las organizaciones que trabaj durante ms de 20 aos en un reclamo de territorios rurales en la provincia noroccidental de Salta, que culmin en 2014, cuando el gobierno local transfiri la propiedad de 643.000 hectreas a las familias que las habitaban.

Se reconoci la propiedad comunitaria sobre 400.000 hectreas a integrantes de los pueblos indgenas wichi, toba, tapiete, chulup y chorote, mientras que las restantes se otorgaron en condominio a 463 familias campesinas criollas.

Ese suceso, sin embargo, fue apenas una excepcin feliz, ya que la enorme mayora de las comunidades indgenas del pas no tienen ttulo de propiedad sobre sus tierras.

Hace 10 aos, el Estado lanz el Programa Nacional de Relevamiento Territorial Indgena, en el que se registraron 1.532 comunidades. Al da de hoy, solo 423 tienen concluido el relevamiento, aunque no cuentan con ttulo de propiedad, y hay otras 401 que estn en proceso.

Segn el Instituto Nacional de Asuntos Indgenas (INAI), esas 824 comunidades reclaman que se les reconozcan como ancestrales 8.414.124 hectreas. Es una superficie mayor a la de varios pases del continente, como Panam o Costa Rica, pero que equivale solo a aproximadamente tres por ciento de los 2.780.400 de kilmetros cuadrados del territorio argentino.

En el resto de las comunidades, ni siquiera se inici el relevamiento.

As, el Estado argentino est en deuda con su propia Constitucin Nacional, que reconoce la preexistencia tnica y cultural de los pueblos indgenas y garantiza no slo el respeto a su identidad y el derecho a una educacin bilinge e intercultural, sino tambin la posesin y propiedad comunitarias de las tierras que tradicionalmente ocupan.

Esos principios fueron incorporados a la Constitucin en 1994, durante la ltima reforma, y marcaron un cambio de paradigma fenomenal para una nacin que histricamente consider al indio un elemento extrao, al que haba que someter.

De hecho, antes de 1994, la ley fundamental de Argentina instrua a las autoridades a conservar el trato pacfico con los indios y promover la conversin de ellos al catolicismo.

Sin embargo, el extraordinario avance sobre el papel parece haber trado pocas mejoras concretas para los indgenas, cuyo peso numrico en la poblacin argentina es difcil de establecer.

En el ltimo Censo Nacional, en 2010, se reconocieron como pertenecientes o descendientes de un pueblo indgena 955.032 personas, 2,38 por ciento de la poblacin total registrada entonces, de 40.117.096 habitantes.

Pero se cree que los indgenas son ms, ya que no todos quieren reconocerlo, debido a la histrica discriminacin que han sufrido. Los pueblos originarios con mayor poblacin son los mapuches, en el sur, los tobas, en el Chaco, y los guaranes, en el noreste.

Luego de la reforma constitucional que reconoci a los pueblos indgenas, hemos tenido 23 aos de fracaso absoluto de las polticas pblicas para resolver la cuestin indgena. Ha habido una fatal demora de todos los gobiernos que pasaron en este tiempo, dijo Ral Ferreyra, profesor titular de Derecho Constitucional en la Universidad de Buenos Aires.

Para Ferreyra, los conflictos territoriales tienen una matriz clara, que son el avance descontrolado del monocultivo de soja, en el norte del pas, y la extranjerizacin de enormes superficies de tierra, en el sur.

Lo que se necesita es dilogo, pero no hay voluntad ni herramientas, asegur en su dilogo con IPS.

Lo sucedido con la cuestin de las tierras es un buen ejemplo de la distancia que hay entre las normas y la realidad.

En noviembre de 2006, el legislativo Congreso Nacional sancion la Ley 26.160 de Comunidades Indgenas, que estableci la emergencia en materia de posesin y propiedad de los territorios indgenas por cuatro aos.

Durante ese lapso que deba utilizarse para determinar cules son las tierras ancestrales de las comunidades, como paso previo a la titulacin- quedaban prohibidos los desalojos, aun con orden judicial.

Sin embargo, no se avanz en el relevamiento, a pesar de que el Congreso alarg los cuatro aos del plazo original dos veces, y los convirti en 11.

La ltima prrroga vence en noviembre y decenas de organizaciones sociales de todo el pas han pedido su renovacin hasta 2021, mientras el Congreso comenzar a debatir la suerte de la ley el 27 de este mes

El reclamo fue respaldado por cientos de intelectuales, a travs de una carta pblica en la que sealaron que en la Argentina resulta cada vez ms incompatible el reconocimiento de los derechos colectivos de los pueblos indgenas sobre sus territorios ancestrales con la expansin de los territorios rentables para el capital.

De acuerdo a un estudio de la organizacin Amnista Internacional, existen en el pas 225 conflictos que involucran a comunidades indgenas, casi todos por cuestiones territoriales.

En 24 de ellos hubo hechos de violencia con intervencin de fuerzas de seguridad, e incluso muertos. Como Javier Chocobar, dirigente de una comunidad diaguita de la tambin noroccidental provincia de Tucumn, por cuyo asesinato, en 2009, todava no hay culpables.

En todos estos aos, muchos jueces han seguido ordenando desalojos de comunidades indgenas a pesar de lo dispuesto el Congreso Nacional. Por eso creemos que si la emergencia no se prorroga la situacin va a empeorar, explic Beln Leguizamn, coordinadora del rea de Derechos Indgenas de la organizacin Abogados y Abogadas del Noroeste Argentino en Derechos Humanos y Estudios Sociales (ANDHES).

A su juicio, la ley es un paraguas con agujeros, pero un paraguas al fin.

El relevamiento de los territorios indgenas de Argentina ya tendra que estar hecho y hoy deberamos estar estudiando la titulacin. Tenemos que trabajar en la fuerte discriminacin que no solo existe de parte de las autoridades y los principales medios de comunicacin, sino tambin de sectores de la sociedad, plante a IPS.

A ttulo de ejemplo, detall que en las escuelas de la Argentina se sigue enseando que los pueblos indgenas pertenecen a un pasado que ya no existe.

Fuente: http://www.ipsnoticias.net/2017/09/los-indigenas-despiertan-a-una-argentina-que-los-habia-olvidado/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter