Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-09-2017

Deje estar a Siria, seor Macron, usted est out

Bruno Guigue
Le Grand Soir

Traducido por Nathalie Galiana


Ante la asamblea general de la ONU usted acus a Bachar Al-Assad de "criminal" y declar que tena que rendir cuentas a la "justicia internacional". Ha lanzado esta gravsima acusacin al jefe de un Estado miembro de la ONU, defraudando a todos los que crean ver un punto de inflexin en su poltica. Qu jurisdiccin, seor Macron, le ha permitido lanzar una orden de arresto contra dirigentes extranjeros que, dicho sea de paso, le podran ensear bastante? Qu derecho tiene un jefe de Estado europeo, representando el antiguo poder colonial de Siria (1920-1946), de permitirse otorgar certificados de buena o mala conducta a sus homlogos de Oriente Medio?

Esta injerencia es an ms lamentablemente cuando continua, al igual que sus predecesores, complaciendo a las petromonarquas a las que vende armas para masacrar al valiente pueblo yemenita. Denuncia los crmenes que imputa al presidente sirio pero aparta los ojos ante de los cortadores de cabezas, favoritos adinerados de Occidente. Los 10.000 muertos en Yemen, los 500.000 nios que padecen malnutricin, la terrible epidemia de clera provocada por los bombardeos saudes no le perturban en absoluto, ni le provocan ningn remordimiento? Y quiere que nos tomemos en serio su indignacin respecto a Siria?

Todo el mundo sabe de sobra que el drama sirio cuenta con miles de vctimas inocentes, que este bao de sangre ha durado demasiado tiempo y que se tiene que encontrar una solucin poltica una vez eliminado el conglomerado terrorista. Todo el mundo lo sabe de sobra. Mientras usted habla, los rusos, los iranes y los turcos reunidos en Astan trabajan en ello. Pero cuando atribuye este crimen a Assad, de que habla usted precisamente? A partir de la primavera del 2011, las manifestaciones en contra del Gobierno han sido contaminadas por los rebeldes que dispararon contra la polica. La "misin de los observadores rabes en Siria" se desplaz del 24 de diciembre de 2011 hasta el 18 de enero de 2012 a demanda de la liga Arabe. A pesar de las presiones saudes, su informe denuncia las violencias cometidas por ambas partes. En Siria, seor Macron no hay buenos ni malos. El mito de una "revolucin pacfica" ha durado demasiado y sera hora de decir adis a esta visin novelesca.

Esta guerra, premeditada por los patrocinadores de la oposicin, result de un intento de subversin del Estado sirio. El rgimen baasista tena sus defectos, pero Siria era entonces un pas sin deudas, productivo, donde coexistan pueblos y confesiones de diversos orgenes. Las manifestaciones ms imponentes en 2011 fueron a favor del gobierno y de sus reformas. Imputar la responsabilidad de la guerra a un gobierno que hace frente a una insurreccin armada apoyada por el extranjero, es torcer el cuello a la realidad. Es retener nicamente algunos hechos porque son tiles a la narracin que se quiere defender. Basta ya, seor Macron, de seleccionar entre los hechos al igual que hacen con las vctimas! Cruel como todas las guerras, esta ha tenido su racin de atrocidades. Pero quien lleva la responsabilidad, sino los que queran tomar a Damasco para instaurar la charia wahhabita con la ayuda de Estados Unidos, de Francia, de Gran Bretaa y de los reyes del petrleo?

Incluso en los balances publicados por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), un organismo cercano a la oposicin, el 40% de las vctimas -a partir del verano de 2011- pertenecan a las fuerzas de seguridad, el 35% a grupos armados y el 25% de civiles atrapados en el enfrentamiento generalizado. Si una guerra pudiese salvar a civiles, todos lo sabramos. La guerra que Francia apoya no se hace ni tampoco los bombardeos occidentales sobre Mosul o Raqua. Pero acusar al ejrcito sirio de cometer crmenes en contra de su propio pueblo es un insulto al sentido comn. Este ejrcito es un ejrcito de reclutas quienes defienden el territorio nacional contra hordas de fanticos. Mientras usted, seor Macron, perora en la ONU, los "soldados" de Assad" cruzan el Eufrates para arreglar cuentas con Daesh.

Por supuesto, a modo de comodn en este juego de ilusionistas, le queda todava el "false flag" qumico para darle cuerda a la prensa manipuladora. Explotando esta telenovela fabricada por la CIA, usted hasta incluso ha pretendido trazar la "lnea roja"! No le importa que un informe del prestigioso Instituto Tecnolgico de Massachusetts (MIT en ingls) haya demostrado que el ataque qumico del 21 de agosto del 2013 solo poda proceder de la zona rebelde. No le estremece tampoco que los mismos expertos americanos hayan denunciado la vacuidad del informe acusando a Damasco respeto a Khan Cheikhoun (abril 2017). Ni tampoco ha ni tan siquiera ledo la excellente investigacin publicada por el mejor periodista americano, Seymour Hersch, quien desmonta totalmente la versin de un ataque qumico por parte del ejrcito sirio.

Tenga cuidado, seor Macron, porque esta farsa qumica, verdadero mantra de la propaganda occidental al final nos est dando nuseas y derrota en el palmars de las mentirs del Estado al anterior de Colin Powell en el consejo de seguridad de la ONU. Cada da que pasa pierde de su poder nefasto. Quienes creen todava, son los que quieren continuar creyndolo o los que piensan que los gobiernos occidentales nunca mienten. Pero la gran mayora del pueblo sirio no se lo cree y eso es lo importante. Cuando el ejrcito libera una zona, los refugiados vuelven a instalarse en ella, la vida vuelve a su cauce de nuevo y la esperanza vuelve a nacer. Girar las aspas de un molino en la tribuna de la ONU no cambiar nada y ese parloteo intil se pierde ya en el bullicio meditico. Vuestro "grupo de contacto", seor Macron, es un artilugio abortado del cual no se hablar ms dentro de unos das.

Por cierto, quien escucha todava la presidencia francesa? Esa presidencia -poco importa el titular- que, demoniz al gobierno sirio a partir de 2011, alab a los traidores del pas disfrazados de oponentes, apoy la violencia de la oposicin armada, favoreci las salidas de terroristas hacia Siria, cerr el liceo francs de Damasco, se neg en la cooperacin de seguridad con los servicios sirios, entreg armas a grupos extremistas, se neg en combatir al Daesh cuando Daesh combata a Damasco, incit al crimen de un jefe de Estado legtimo, impuso al pueblo sirio un embargo sobre los medicamentos, esta presidencia que ha violado el derecho internacional y reanudado con el peor de los neo-colonialismos. Efectivamente, quien la escucha todava? Francia, eligiendo entrometerse en los asuntos de los dems, se ha puesto fuera de juego.

Abandone seor Macron, usted est out.

Bruno Guigue es profesor universitario de Filosofa en la isla de La Reunin, ex-alto funcionario francs, analista politico especializado en Oriente Medio. Es autor de cinco libros, entre ellos Aux origines du conflit isralo-arabe, Linvisible remords de lOccident, publicados por LHarmattan, y de numerosos artculos.

Fuente: https://www.legrandsoir.info/laissez-tomber-la-syrie-monsieur-macron-vous-etes-out.HTML

 


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter