Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-09-2017

Santiago Maldonado: la disputa por el sentido

Walter Isaa y y Natalia Aruguete
Pgina/12

Walter Isaa y Natalia Aruguete bucean en el tratamiento informativo acerca de la desaparicin forzada de Santiago Maldonado para poner de manifiesto las relaciones transaccionales que existe entre el Poder Ejecutivo, el Poder Judicial y una parte de los medios tradicionales.


Las primeras informaciones sobre la desaparicin de Santiago Maldonado surgen todava sin el formato convencional de una noticia en las pginas de Facebook de apoyo a las comunidades mapuches el martes 1 de agosto, pocas horas despus de la represin en la ruta 40 y en la comunidad Pu Lof en Resistencia de Cushamen. Con el transcurrir de las horas, medios de comunicacin comunitarios, populares y alternativos se apropian del tema para sostenerlo pblicamente hasta hoy.

Con el concepto propiedad sobre un tema nos referimos a la legitimidad de los actores polticos para expresarse sobre ciertos asuntos.

Ya con ms informacin, FM Kalewche de Esquel, FM Alas de El Bolsn, Anred y Cosecha Roja narran la historia de la represin y de la desaparicin de Santiago a manos de Gendarmera. Tambin los medios comerciales de la regin cubren los hechos aunque desde una perceptiva distinta. El intercambio de mensajes sobre #Maldonado en las redes sociales y el tratamiento que hacen las revistas Ctrica y La Vaca, los diarios Tiempo Argentino y PginaI12, y otros medios y redes alternativos de diferentes regiones del pas, motorizan la puesta del tema en agenda. En esta primera etapa, los abogados querellantes, la familia de Santiago, los integrantes de la comunidad mapuche de Cushamen, los organismos defensores de derechos humanos y, en menor medida, los responsables de las fuerzas de seguridad, aparecen como las nicas fuentes del caso.

Luego de cinco das, Clarn y La Nacin lo incorporan a sus ediciones como un hecho policial que desnaturaliza, despersonaliza y desconoce la dimensin poltica de una desaparicin forzada en democracia (La aparicin de un artesano, el otro reclamo del grupo agresor, Clarn, 5 de agosto, pg. 65; La Justicia dice que no est corroborado que Santiago Maldonado haya sido detenido por la Gendarmera, La Nacin digital, 6 de agosto, seccin Inseguridad). Los matutinos de mayor tirada del pas abren as una nueva etapa en la cobertura del caso con el dominio de fuentes institucionales, como el Poder Judicial, el Poder Ejecutivo y las fuerzas de seguridad.

La masificacin de la informacin en medios de prensa y audiovisuales a partir del fin de semana del 5 y 6 de agosto es congruente con el encuadre oficial que niega la desaparicin forzada de Maldonado, atribuye la responsabilidad de los hechos a la comunidad mapuche y reivindica el accionar de Gendarmera. Esta redefinicin de la situacin vulnera el discurso construido en las redes sociales y en las coberturas de los medios alternativos que haba logrado instalarse como legtimo.

A partir de este punto de inflexin, gran parte de la prensa nacional y de programas periodsticos de cable, de radio y de televisin abierta confluyen en una cobertura homognea, saturando sus agendas con informacin que acapara todas las aristas del caso, donde las fuentes oficiales proponen un abanico de explicaciones posibles: Santiago era un terrorista que escap a Chile, un camionero lo llev a Entre Ros, lo mat un puestero o un gendarme suelto y, en el peor de los escenarios, se ahog en el desierto. A estas semejanzas en las coberturas de medios que no slo publican los mismos tpicos sino que los presentan desde una perspectiva similar, las llamaremos consistencia, consonancia, conformidad. En una correlacin de fuerzas desventajosa, los medios comunitarios y alternativos, los diarios PginaI12, Tiempo Argentino y La Izquierda a diario, la AM750, la seal C5N y El Destape Web, entre otros, mantienen la coherencia del inicio en sus narraciones noticiosas.

El proceso de institucionalizacin de esta cobertura se cristaliza con las declaraciones del juez Guido Otranto en una entrevista exclusiva a La Nacin, donde afirma: La hiptesis ms razonable es que Maldonado se ahog (La Nacin, 17 de septiembre, tapa). No slo porque se constituye en el argumento excluyente para decidir su apartamiento del caso sino, y sobre todo, porque pone de manifiesto las relaciones transaccionales entre el Poder Ejecutivo, el Poder Judicial y una parte de los medios tradicionales. Desde entonces, la simbiosis entre Estado y medios de comunicacin coincide con la cada de la intensidad del dilogo poltico en la red #SantiagoMaldonado. La disputa por el sentido alrededor de la desaparicin forzada de Santiago se cobra un captulo. Quines continuarn con la cobertura? Quines seguirn con la bsqueda?

Walter Isaa: Comunicador social, periodista y miembro de la Cooperativa Huvait.

Natalia Aruguete: Investigadora del Conicet, profesora UNQ. Autora de El poder de la agenda. Poltica, medidos y pblico.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/65424-santiago-maldonado-la-disputa-por-el-sentido



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter