Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-09-2017

Whitaker en Arauca
Una visita ingrata

David Moreno Rodrguez
Prensa Rural


La paz de Colombia y del continente requiere el compromiso de las autoridades y el acompaamiento de los pueblos hermanos, no la obstruccin, el sabotaje ni la intervencin del imperialismo.

El embajador de los Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, visit el departamento de Arauca este lunes 25 de septiembre, donde fue recibido con pleitesa por las autoridades civiles y militares del departamento.

Whitaker y su consejera adjunta para asuntos econmicos, Kimberly Harrington visitaron el complejo petrolero de Cao Limn y se reunieron con los directivos de la corporacin transnacional Occidental Petroleum (Oxy).

Los funcionarios gringos estuvieron en las instalaciones de la 18 Brigada, donde se habl de seguridad y cooperacin militar, y dialogaron con el gobernador del departamento, Ricardo Alvarado Bestene.

Las declaraciones a la prensa dejan claros los objetivos de esta visita del virrey a sus peones: asegur que las FARC han incumplido los acuerdos de paz, ya que segn l, no han entregado rutas, cultivos ni laboratorios de coca; elogi el desempeo de la Oxy; y seal que Venezuela no ha tenido voluntad frente a la crisis humanitaria de la frontera.

Parece que el embajador gringo no conoce los acuerdos de La Habana, y por eso exige elementos que no hacen parte de dichos compromisos. Pero lo ms seguro es que sea ste precisamente el inters de la Administracin Trump: entorpecer la implementacin de los acuerdos.

En das pasados, el embajador Whitaker afirm que EEUU no van a apoyar la sustitucin voluntaria de cultivos acordada con la insurgencia. Argumenta razones inslitas, como el hecho de que las FARC sigan en la lista de organizaciones terroristas, siendo una organizacin poltica que entreg todo su armamento y que no se ha sometido a la Justicia Especial de Paz simplemente porque el Estado no la ha puesto en marcha todava.

El inters real de Trump y sus secuaces es mantener la bandera del narcotrfico como caballito de batalla, a pesar de que la cocana ha venido perdiendo importancia en el mercado norteamericano de las drogas ilegales, y disminuye el ndice de adictos a esa sustancia en el pas del Norte. No en vano a diario se fustiga a los gobiernos progresistas del continente con dicho tema, ignorando el papel de fieles vasallos del imperialismo como Mxico o Panam en el entramado del narcotrfico.

Otro asunto que llama la atencin es que Whitaker priorice la supervisin de las unidades militares de la frontera. Es sabido que Colombia, Brasil y Per han venido desarrollando ejercicios militares que contemplan un escenario de guerra en Venezuela, cuya situacin poltica fue el nico tema tratado durante la publicitada cita de sus respectivos presidentes con su jefe Trump el 18 de septiembre en la Casa Blanca. Ser mera casualidad?

La paz de Colombia y del continente requiere el compromiso de las autoridades y el acompaamiento de los pueblos hermanos, no la obstruccin, el sabotaje ni la intervencin del imperialismo.

Hoy el departamento de Arauca necesita que se pongan en marcha la reforma rural y la sustitucin concertada de cultivos; que se solucione el conflicto armado con el ELN; el manejo soberano de los recursos naturales, protegiendo la biodiversidad; y la integracin fronteriza con el pueblo venezolano. Estas banderas estn presentes en la lucha de campesinos, obreros, indgenas y estudiantes, y deben estar en primer plano de la gestin de quienes aspiren a representar a sus comunidades en los cargos electos por Circunscripcin Especial de Paz, nueva figura surgida en los acuerdos para profundizar la democracia y abrir opciones de participacin poltica a las poblaciones tradicionalmente marginadas.


Fuente original: http://prensarural.org/spip/spip.php?article22084


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter