Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-09-2017

Caso Sergio Melnick: Cuando la prensa de derecha defiende a un colaborador civil de la dictadura

Leopoldo Lavn Mujica
Rebelin


La decisin de la candidata presidencial del Frente Amplio de negarse a asistir a un panel televisivo donde participa el colaborador y ex ministro de la dictadura cvico-militar y de Pinochet, Sergio Melnick, ha sido criticada por los medios derechistas y conservadores y tambin por polticos de la llamada centro izquierda concertacionista.

Beatriz Snchez declar sin ambages: no quiero validar que en televisin haya un panelista que fue ministro de un dictador.

Se ha llegado al extremo de sugerir que Beatriz Snchez no estara dispuesta a dialogar con los opositores en un futuro gobierno de la nueva fuerza poltica. Y que al vetar a sus contradictores como Melnick estara negando el valor de la libertad de expresin.

Que lo anterior lo repitan medios de derecha y polticos que sabotearon de manera sistemtica el pluralismo informativo, como lo hizo la derecha conservadora y pinochetista as como la Concertacin, es una muestra ms del cinismo hipcrita de las elites que han controlado la vida poltica postdictadura.

Beatriz Snchez ha hecho lo que se esperaba de una figura democrtica: que rechace de plano darle legitimidad meditica a un individuo como Melnick que guarda en su mochila existencial el prontuario vergonzoso que implica el haber colaborado con un Estado que program la eliminacin fsica y la tortura de ciudadanos y profesionales de la informacin adems del cierre de escuelas de periodismo. Al igual que el gobierno totalitario de Hitler y los exterminadores nazis del pueblo judo.

Que individuos como Melnick, de ascendencia juda, hayan participado de un gobierno que asesin impunemente a sus opositores muestra la calaa del personaje que se sigue paseando en las tribunas que le ofrecen los medios que pontifican acerca de la democracia; como lo hace La Tercera que el sbado pasado sali en su defensa.

Ya es hora que la llamada derecha liberal d muestras de serlo; aquello de liberal: que se deshaga de polticos con un pasado de colaboradores de la dictadura. Con la derecha liberal se dialoga y a los defensores de los regmenes criminales se los mete preso o condena al ostracismo. Es lo que habra que hacer con Melnick.

Ya es hora que los polticos, hombres y mujeres, rompan con los habitus programados por los pactos de silencio y den muestras de entereza tica como lo acaba de hacer Beatriz Snchez y el Frente Amplio.

Leopoldo Lavn Mujica, B.A.en Periodismo y Filosofa y M.A. en Comunicacin Pblica de la Universidad Laval, Canad, Qubec.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter