Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-09-2017

Vitoreado por mafiosos, terroristas y mercenarios
Paso atrs de Trump

Percy Francisco Alvarado Godoy
Rebelin


Las aparentes y supuestas agresiones acsticas contra ms de una veintena de funcionarios y algunos familiares de la Embajada de los Estados Unidos en La Habana han provocado una reaccin apresurada e irreflexiva por parte de la administracin Trump al dar a conocer una serie de medidas que afectan directamente al proceso de restablecimiento de relaciones diplomticas con Cuba, expuestas ayer en un comunicado del Departamento de Estado y en declaraciones annimas de funcionarios de esa entidad.

Con independencia de que las autoridades de ambas naciones llevan investigando estos eventos, hasta el momento no han podido determinar quin es responsable o qu est causando estos ataques. El propio comunicado reconoce: El Departamento no tiene respuestas definitivas sobre la causa o la fuente de los ataques y no puede recomendar un medio para mitigar la exposicin. A la par se reconoce en el mismo la preocupacin cubana por seguir investigando estos ataques. Por ello, tal justificacin para esa decisin es una ambigua medida por parte de USA so pretexto de que Cuba no garantice la seguridad de sus funcionarios diplomticos.

Las medidas adoptadas se resumen a la reduccin del personal diplomtico a un mnimo de funcionarios considerados como personal de emergencia, una advertencia de viaje aconsejando a los ciudadanos de los Estados Unidos para evitar viajar a Cuba, suspensin de las operaciones rutinarias de visado de forma indefinida, as como limitar los viajes de sus funcionarios a Cuba solo a aquellos implicados en la investigacin sobre los ataques contra el personal diplomtico. Asimismo, Estados Unidos no enviar delegaciones oficiales a Cuba ni programar reuniones bilaterales en Cuba por el momento, aunque las mismas s podran realizarse en territorio norteamericano. Tales medidas causaron una reaccin de rechazo por parte del Sindicato de Trabajadores del Servicio Exterior de Estados Unidos, quienes sustentan la postura de que los funcionarios necesitan permanecer en el terreno de juego.

Cuba respondi a travs de la directora para EE.UU. de la Cancillera cubana, Josefina Vidal, quien asever que esa decisin va a perjudicar la relacin, "en particular la cooperacin sobre temas de inters mutuo y los intercambios de diversa naturaleza que tienen lugar". Agreg sin cortapisas: "El Gobierno cubano no tiene responsabilidad alguna con los hechos que se alegan y cumple seria y rigurosamente sus obligaciones con la Convencin de Viena sobre proteccin de diplomticos".

Segn mi punto de vista esta decisin norteamericana responde a los compromisos establecidos por Trump con la ultraderecha norteamericana en el Congreso y a las presiones que recibe la misma de aquellos que le garantizaron su ascenso a la presidencia, sobre todo los sectores ms radicales implicados en la guerra anticubana. Las reacciones de los mismos son elocuentes y demuestran que claman, incluso, por medidas ms radicales como la expulsin masiva de diplomticos cubanos acreditados en EE.UU., la ruptura de relaciones con Cuba y la implementacin de acciones agresivas directas contra nuestra Patria.

El mafioso senador cubanoamericano Marco Rubio se pronunci en Twitter tras conocerse la decisin del Departamento de Estado: Es vergonzoso que el Departamento de Estado retire a la mayora de su personal de la embajada de EE UU en Cuba pero Castro puede quedarse con los que quiera en EE UU. Otro tanto hizo el congresista Carlos Cuberlo. Y habr otros ms que se sumen a la desfachatada comparsa.

Las posturas ms intransigentes han sido expresadas desde Miami por la reaccionaria Asamblea de la Resistencia Cubana, MAR por Cuba, el liderzuelo del Movimiento Democracia el connotado terrorista Ramn Sal Snchez Rizo, el Directorio Democrtico Cubano, entre otros.

Por su parte, un grupo de mercenarios internos han mantenido posturas cercanas a la derecha fascista anticubana, ofreciendo declaraciones en los medios enemigos, especialmente en la mal llamada Radio Mart y su pgina en Internet Mart Noticias, as como Diario de Cuba, como son los casos de Berta Soler, liderzuela de las Damas de Blanco; Ren Gmez Manzano; Martha Beatriz Roque; Ivn Hernndez Carrillo; Ailer Gonzlez Mena; Nelson Gandulla; por nombrar a los ms apresurados en ofrecer sus puntos de vista en busca de protagonismo y ayuda financiera.

Otros, enmascarados en una supuesta preocupacin sobre la afectacin a los cubanos por la prdida de visados y otros supuestos beneficios, dieron declaraciones menos agresivas y han llegado a cuestionar la decisin norteamericana, como son los casos de los contrarrevolucionarios Miriam Celaya, Dagoberto Valds y Manuel Cuesta Mora, por mencionar algunos.

Cuba espera con digna serenidad cualquier medida que adopte unilateralmente la administracin Trump aun cuando conocemos desde ya ciertas presiones que estn ejerciendo contra otras naciones para crear un ambiente meditico desfavorable hacia Cuba, en relacin al cumplimiento de los Acuerdos de Viena, e instndolos a un boicot para retirar a algunos de sus diplomticos y sabr responder con la verdad a cualquier malintencionada y falsa acusacin.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter