Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-10-2017

Discurso de Trump en la ONU
Destruiremos completamente Corea del Norte

Barry Sheppard
Viento Sur

Trump no realiz esta inslita amenaza en un tuit o de manera improvisada, sino en un discurso escrito delante de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Ningn otro Estado miembro de la ONU ha manifestado nunca su intencin de destruir otro pas.


Sumndola a su anterior amenaza de inundar Corea del Norte con furia y fuego, se entiende que esta ltima incluye como poco la posibilidad de un ataque nuclear.

Es cierto que Trump estableci condiciones para llevarla a cabo, como que Corea del Norte amenace a Estados Unidos o a sus aliados. Pero no precis lo que esto significa. Son varias las ocasiones en las que ha repetido que Estados Unidos no tolerara una Corea del Norte con armas nucleares capaz de lanzar un misil al pas norteamericano.

Corea del Norte es un Estado que posee armas nucleares. Sus recientes ensayos con misiles demuestran que est en capacidad de alcanzar Estados Unidos y de bombardear Guam [Isla situada en el oeste del Pacfico, bajo administracin estadounidense]. Corea del Norte ha repetido en numerosas ocasiones que continuar su programa nuclear y balstico a menos que Estados Unidos ponga trmino a la Guerra de Corea firmando un tratado de paz con el Norte.

Ahora bien, desde Bernie Sanders en la izquierda hasta los republicanos ms ultraderechistas (que son muchos), ningn poltico estadounidense est dispuesto a hacer nada que pueda avanzar en esa direccin. Por el contrario, Estados Unidos acaba de concluir con el apoyo de los dos principales partidos sus juegos blicos anuales en Corea del Sur, cuyo objetivo es amenazar al Norte. Estos juegos incluyen al ejrcito del Sur; un ejrcito que est bajo las rdenes de la fuerza ocupante estadounidense.

El nuevo presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, fue elegido tras prometer que intentara dialogar con el Norte y que limitara el despliegue del sistema antimisiles estadounidense Thaad. Pero Trump ha intimidado a Moon para que d marcha atrs en ambas promesas. Ahora, el Sur est desplegando un comando especial cuya finalidad pblicamente admitida es asesinar a los principales mandatarios norcoreanos.

Uno de los propsitos de la amenaza de Trump es obligar a China a que deje de suministrar petrleo a Corea del Norte, lo que devastara su economa y quizs podra obligarla a abandonar su programa nuclear. Con toda probabilidad, esto no ocurrir.

China no quiere que Corea del Norte se vea colapsada, lo cual ocurrira con un embargo petrolero sin fecha lmite. Ello conducira a una invasin estadounidense, que dara a su vez lugar a un Estado unificado dependiente de Estados Unidos y militarizado junto a la frontera china. Incluso si Xi se rebajase ante Trump y cortase el grifo de crudo, lo ms probable sera que el Norte, desesperado y orientado hacia el colapso, devolviese el golpe.

No hay que olvidar que cuando el presidente Roosevelt impuso un embargo petrolero a Japn como parte de la creciente rivalidad entre las dos potencias en aquella poca, el pas nipn respondi atacando la base naval estadounidense de Pearl Harbor, en Hawi, desencadenando as la Segunda Guerra Mundial en el Pacfico.

Es obvio que la creciente tensin entre Corea del Norte y Estados Unidos supone un peligro muy serio y Trump acaba de subir la apuesta con su discurso en la ONU.

Corea del Norte tiene razones slidas para temer un ataque estadounidense, considerando la hostilidad de Washington, que data del final de la Segunda Guerra Mundial. Tras la derrota de Japn, que haba sido el poder colonial en Corea, Estados Unidos intent ocupar la pennsula como botn de guerra. Sin embargo, no pudo ocupar ms que la parte surcoreana, quedando el norte en manos de la URSS. Este callejn sin salida explica por qu hay dos Coreas.

La que acabara llamndose Corea del Sur fue gobernada directamente por las fuerzas armadas estadounidenses entre 1945 y 1948. Mientras, la URSS retir sus tropas del Norte. En 1948, las tropas de Washington organizaron elecciones truncadas en el Sur, instalando as al primero de una larga serie de dictadores hasta 1987.

Al acabar la guerra, Estados Unidos tambin intent ocupar parte de China, de hecho gran parte de lo que previamente haba estado bajo ocupacin nipona. China era el premio ms codiciado por Estados Unidos. No obstante, este plan hubo de abandonarse debido al estallido de una revuelta masiva en las tropas estadounidenses el movimiento del bring us home, devolvednos a casa, que se negaron a invadir a quienes se vea como aliados de Estados Unidos. Estos tenan una influencia real en el gobierno liderado por los nacionalistas chinos.

Luego, en 1949, la Revolucin China arrebat completamente el pas a las garras del imperialismo estadounidense. China se convirti as en enemigo de Washington. Y, poniendo como excusa las hostilidades entre las dos Coreas, Estados Unidos invadi Corea en 1950, penetrando rpidamente en el Norte y amenazando con continuar ms all de la frontera china. China respondi enviando su ejrcito a Corea y par el avance estadounidense.

En ese momento, el presidente estadounidense Truman consider la posibilidad de emplear armas nucleares contra los chinos y los norcoreanos. Se llevaron nueve bombas nucleares a la isla japonesa de Okinawa, ocupada por Estados Unidos, junto a los bombarderos necesarios para lanzarlas. Afortunadamente, Washington decidi que no haba que utilizarlas, dado que ello hubiera supuesto una guerra de grandes dimensiones con China y la URSS.

La guerra continu hasta 1953, cuando un alto el fuego sirvi para reconocer que se haba vuelto a un callejn sin salida. El Norte y el Sur fueron divididos de nuevo siguiendo prcticamente las mismas lneas que antes de la invasin estadounidense. Se firm un armisticio, pero no un tratado de paz. Estados Unidos y su rgimen ttere del Sur permanecan as en estado de guerra con el Norte.

Mientras que China retir sus tropas del Norte, los Estados Unidos han continuado manteniendo sus fuerzas de ocupacin en el Sur hasta hoy en da. Desde entonces, Washington ha continuado con su actitud hostil hacia el Norte, lo que incluye los ejercicios militares que simulan la invasin del Norte.

En 1958, Estados Unidos posicion en el Sur armas nucleares tcticas y estratgicas dirigidas al Norte, y que seran utilizadas tambin contra China o la URSS en caso de guerra nuclear generalizada. En su momento lgido, lleg a haber 950 cabezas nucleares estadounidenses en Corea del Sur. Las armas estadounidenses fueron retiradas en 1991 como parte del Tratado de Reduccin de Armas Estratgicas (START en sus siglas inglesas). A partir de ese momento, la amenaza estadounidense a Corea del Norte residira en las armas atmicas presentes en la flota naval estadounidense del Pacfico occidental, as como en otras partes del arsenal nuclear de Washington.

Adems de la enorme desigualdad entre la pequea Corea del Norte y el muy bien armado Estados Unidos, est la grosera hipocresa de Washington. Estados Unidos fue el primer pas que desarroll armas atmicas, y, al principio, trat de guardar el monopolio de las mismas. Fue lo que dio inicio a la carrera de armamento nuclear.

Estados Unidos es el nico pas que ha lanzado armas atmicas contra civiles, en los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki. El propsito de aquellos bombardeos no tuvo nada que ver con Japn, que ya haba sido derrotado, sino con la voluntad de Estados Unidos de demostrar que tena la crueldad y la voluntad de repetir ataques a ciudades como aquellos primero, como amenaza contra la URSS antes de que desarrollara sus propias armas nucleares; despus, contra China, que hizo lo mismo, pero tambin contra cualquier potencial enemigo de Estados Unidos.

Estados Unidos nunca ha renunciado a utilizar armas nucleares en primer lugar y se opone a todo eventual tratado para abolir tales armas.

El beligerante discurso del Amrica primero de Trump ante Naciones Unidas, dirigido al resto del mundo, inclua mucho ms que la amenaza de destruir Corea del Norte. Inclua amenazas crecientes contra Irn, Cuba, Siria y Venezuela entre otros, pero eso ya se sale del marco de este presente artculo.

21/07/2017

Traduccin: Adrin Moral Saiz para Viento Sur

http://www.europe-solidaire.org/spip.php?article42038



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter