Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-10-2017

A propsito de la matanza de Tlatelolco

Beln Quejigo
El salto

50 aos despus de la matanza de estudiantes en Mxico, aun no hay datos reales sobre el nmero de muertos.


"Ya no ms frases injuriosas, olvdense de los insultos y de la violencia. No lleven banderas rojas. No carguen pancartas del Che, ni de Mao. Ahora vamos a llevar las figuras de Hidalgo, la de Morelos, la de Zapata, paque no digan. Son nuestros hroes. Qu viva Zapata!" (Consigna del CNH durante las protestas).

 

Jvenes estudiantes detenidos por la polica tras la matanza de la Plaza de las Tres Culturas. Imagen de Tlatelolco CCU.

2 de octubre no se olvida. Esta frase recorre el inconsciente social de la repblica mexicana tras la matanza que se produjo en la Plaza de Tlatelolco. An ignoramos el nmero de ejecutados por el ejrcito mexicano. An sigue habiendo muertos desaparecidos. Hoy, como entonces, el Gobierno del PRI cuenta con la impunidad de los tribunales de justicia.

2 de octubre no se olvida aunque los poderes establecidos quieran despolitizar la memoria histrica mexicana. 2 de octubre no se olvida. En Mxico corran los meses y las semanas previas a los Juegos Olmpicos de 1968, y el pas arda en revueltas y manifestaciones obrero-estudiantiles, al igual que Pars, Praga y San Francisco, que se movilizaban para acabar con el autoritarismo a travs de un falso romanticismo donde los adoquines que servan como barricada escondan una hermosa playa. Sin embargo, el 68 mexicano fue distinto y, por ponerlo en perspectiva histrica, podemos decir que se asemej ms a la masacre de Tiananmen que a las revueltas parisinas.

Los que vivieron esos aos bajo el gobierno del PRI partido actualmente en el Gobierno bajo el mandato de Pea Nieto (no exento de sangre tanto como presidente de la repblica mexicana como por su cargo como Gobernador del Estado de Mxico) afirman que lo que no estaba prohibido era obligatorio. Hoy, como en 1968, con el PRI, la libertad est y estaba severamente limitada. El Gobierno presidido por Gustavo Daz Ordaz no saba cmo reprimir al pueblo que llevaba varios meses contagiado del entusiasmo europeo y estadounidense, ya que haba cado en la cuenta de que poda ser ms libre de lo que el sistema les haba impuesto, a lo que se suceden una serie de revueltas en la ciudad.

El 7 de septiembre de 1968, se lleva a cabo el primer mitin en Tlatelolco, denominado "La manifestacin de las antorchas". El 13 de septiembre de 1968 tiene lugar "La marcha del silencio", en la que los manifestantes marcharon con pauelos en la boca para asegurar el silencio absoluto. El silencio era ms impresionante que la multitud en una urbe como la enorme Ciudad de Mxico. El 14 de septiembre de 1968, en un hecho aislado, cuatro trabajadores de la Benemrita Universidad Autnoma de Puebla son linchados en el pueblo de San Miguel Canoa debido a los disturbios estudiantiles en la capital. El 18 de septiembre de 1968, el ejrcito invade la Ciudad Universitaria de la UNAM. El edificio de la Vocacional 5 es ametrallado por comandos policiales vestidos de civil, ocasionando grandes destrozos. En las primeras horas de la noche se inician una serie de choques violentos entre estudiantes y granaderos en las zonas del Casco de Santo Toms, de la Unidad Nonoalco Tlatelolco y de la Unidad Profesional de Zacatenco.

Estos disturbios, das antes del 12 de octubre, cuando daran comienzo los Juegos Olmpicos y Mxico se mostrara como un pas a la altura de cualquier pas desarrollado, el Gobierno urdi una razn de Estado en la cual no iba a permitir que unos estudiantes destruyeran el apogeo que deba aparentar ante las cmaras. Cmo unos simples estudiantes iban a poner en duda la seguridad del Estado mexicano? Por ello naci el Batalln Olimpia, que tena la misin de guardar la seguridad de las protestas sociales que se produjeran.

Sin embargo, pese al empeo del Gobierno, se form una resistencia organizada por la que la autoridad se vea amenazada: insultos al presidente, risas al Estado mayor, continuas marchas de protesta, pancartas por toda la ciudad En ese momento, Daz Ordaz tuvo que escuchar de los estudiantes que era un autntico pendejo. Estos ataques queran slo fomentar la atencin de la presidencia para que se reuniera con los estudiantes y as poder llegar a acuerdos entre ambos bandos y dar por zanjadas las protestas. Sin embargo, este encuentro nunca llegaba a producirse. Fue entonces cuando se tom la mtica Ciudad Universitaria de la UNAM, centro neurlgico del pas y lugar de libertad por excelencia dentro de la repblica mexicana. Pero dej de ser un lugar seguro cuando el ejrcito entr dentro de la UNAM y termin arrestando a ms de 800 estudiantes en los das previos al 2 de octubre de 1968, tal y como relata Bolao en Los detectives salvajes o Elena Poniatowska en La noche de Tlatelolco: Durante los quince das de la ocupacin de la Ciudad Universitaria de la UNAM por el ejrcito se qued encerrada en un bao de la Universidad una muchacha: Alcira, dice Poniatowska. Alcira, Auxilia Lacoture para Bolao, relata los hechos en el bao de la Facultad de Filosofa y Letras sabiendo que ella era la madre de la poesa mexicana, que ella conoca a todos los poetas y todos los poetas la conocan a ella. Cuenta que el ao 1968 lleg a ella, y yo supe, supe. Supe que tena que resistir. As que me sent sobre las baldosas del bao de mujeres y aprovech los ltimos rayos de luz para leer tres poemas ms de Pedro Garfias y luego cerr el libro y cerr los ojos.

La Ciudad de Mxico se hallaba y se halla bajo la ley de un Estado absolutamente represor con la capacidad de dejar vivir, dejar morir, como garante del monopolio intrnseco de la violencia dentro de un territorio. Fue por esa razn por la que los estudiantes promueven un mitin en la plaza de las Tres Culturas, donde se encuentran las ruinas mexicas de Tlatelolco, a las orillas del edificio Chihuahua que sin pretenderlo y por su ubicacin, pasar de nuevo a la historia reciente de Mxico.